el ROMÁNTICO Y OCULTO CEMENTERIO DE LOS Ingleses

Hay cementerios inmensos, monumentales por su arquitectura funeraria, que requieren visitas guiadas para no perderse. Otros resultan inquietantes por las historias y leyendas que albergan, y finalmente hay otros recoletos, románticos y cargados de historia. Este es el caso del Cementerio de los Ingleses, en el Barrio lisboeta de Estrela, cerca del Acueducto das Águas Libres Se encuentra un poco oculto trás una alta tapia, a un paso de la Basílica de Estrela y frente al Parque de Estrela creado con donativos de la realeza lusa e inspirado en estilo romántico inglés.

Un Cementerio nacido de un Conflicto Religioso

En este espacio de casi dos hectáreas se viene enterrando desde su fundación en el siglo XVIII a los protestantes ingleses, ya que entonces no se permitía dar sepultura a nadie en este país que no fuera católico. ¿El motivo? A pesar de ser un país de culto libre para los cristianos desde la Guerra de Restauración en 1640, la católica Portugal consideraba a los protestantes como herejes, por lo que sus difuntos tenían prohibido el acceso a los cementerios, obligando a sus familias a arrojar los cadáveres al mar o inhumarlos en jardines o huertos privados.

exuberante_vegetacion_tranquilo_cementerio
Desbordante vegetación en este tranquilo cementerio en el Barrio de Estrela

En 1654, con la firma del Tratado de Westminster entre Portugal e Inglaterra para fortalecer las buenas relaciones surgidas del incipiente comercio marítimo, se reconoció la obligación de Portugal de crear un cementerio para enterrar a sus muertos. En Portugal existía una destacada comunidad inglesa como hombres de negocio, comerciantes y aseguradoras atraídos por el mercadeo de esclavos, azúcar, especies, oro y plata del Brasil.

Debido a la oposición de la Inquisición, el cementerio no se puso en práctica hasta principios del siglo XVIII, en el que el cónsul Poyntz en Lisboa de S. M. Británica en 1717 pudo informar finalmente a Londres de que había localizado y arrendado un espacio adecuado cerca de la ciudad «para el entierro de nuestros muertos«, al que se le llamó “Cementerio de los Ingleses”.

romantico_cementerio_ingleses_lisboa
Camino principal con tumbas entre los setos

Ubicación del Cementerio Inglés

El lugar se encontraba junto a los terrenos de un monasterio benedictino levantado por los frailes de Tibães en 1596 y, bautizado con el nombre de Monasterio de Sao Bento da Saúde (hoy Asamblea de la República de Portugal) que cubrían íntegramente toda la Rua de S. Bento hasta la Calçada de Estrela. La ubicación era excelente, distaba convenientemente del casco urbano (entonces periferia) y era una zona elevada con aire puro.

Enterramientos a la Luz de la Luna

El “Cementerio Inglés» fue el primer cementerio de Lisboa, ya que hasta entonces los católicos solían enterrar a sus muertos en catacumbas, en los patios de las «misericórdias» (instituciones benéficas) y alrededor o dentro de las iglesias, sin que la ciudad dedicara un lugar ex profeso para su descanso final.

Los ingleses debieron sufrir aún las iras de un clero un tanto cerril e impositivo: Impusieron restricciones como que las tumbas quedaran ocultas tras un tupido perímetro de cipreses, se prohibió además que ni los ritos ni ceremonias fueran visibles a los ojos de los católicos y, por supuesto que los enterramientos se hicieran de noche.

Símbolos de la masonería

Unos años más tarde, la comunidad protestante holandesa residente en Lisboa adquirió con el mismo fin las tierras contiguas al Cementerio Inglés, uniéndose ambas parcelas para dar lugar a un único cementerio, rodeado por supuesto de un alto muro que lo defendía de miradas indiscretas

Con la ampliación se levantó en 1822 la Iglesia de San Jorge, Patrón de los ingleses, para celebrar adecuadamente los servicios religiosos y una pequeña capilla mortuoria, donde suelen guardarse las cenizas de los difuntos hasta que tiene lugar la ceremonia fúnebre.

iglesia_San_Jorge_Cementerio_ingles
Iglesia de San Jorge, la primera iglesia protestante construida en Portugal, para atender las necesidades espirituales de los británicos. Su fachada es neorománicade 1889

Como los límites de ambas propiedades nunca fueron bien definidos, con el transcurso del tiempo las dos parcelas acabaron por mezclarse. Hoy día encontramos no sólo tumbas de ciudadanos británicos y holandeses, sino también de americanos, canadienses, alemanes, suecos o noruegos. Como curiosidad, la tumba más antigua del lugar perteneció a Francis Laroche, un hugonote francés (movimiento calvinista que se extendió a Francia desde Ginebra).

templo_mortuorio_cementerio_ingles
Capilla mortuoria construida a imagen y semejanza de un templo dórico tetrástil

Famosos enterrados en el Cementerio Inglés

La tumba más visitada es la de Henry Fielding, autor de la novela picaresca «Tom Jones» escrita en 1749. Fielding llegó a Lisboa destino habitual de las élites que elegían la capital lusa para practicar el «turismo de salud» por su benigno clima, sensiblemente mas cálido que el resto del continente europeo. Desgraciadamente, disfrutó poco de este «health-resort», ya que aquejado de gota y tisis murió a los dos meses después de su llegada, en 1754.

En el momento de su muerte en 1749 no se le enterró en ninguna tumba especial; sino que hubo que esperar hasta 1830, para que gracias a la comunidad británica y por suscripción popular (el famoso «crowdfunding«)  se levantara la tumba que vemos en la actualidad.

romantica_sepultura_escritor_ingles
Tumba de Henry Fielding, conocido como «el padre de la novela inglesa»

Otro protestante famoso fue Christian August, (1744-1798), Príncipe de Waldeck y Pyrmont (una de las dinastías más antiguas de Alemania) general austriaco masón muerto en servicio en el ejército portugués. Su tumba fue una donación del príncipe regente de Portugal, el futuro rey Juan VI. Los obeliscos y las pirámides sobre su tumba, son referentes masónicos y juegan un papel fundamental en las creencias esotéricas que rodean a la muerte.

tumba_masonica_cementerio_ingles
Las tumbas masónicas adoptaban símbolos de la cultura egipcia para su cultura ritual

Después del Reino Unido, la masonería de Portugal tenía la estructura más antigua de Europa, con un número destacado de logias extranjeras, que junto con las fraternidades masónicas militares gozaban de gran predicamento en el país.

El Cementerio también alberga los restos de los caídos en acto de servicio en la I y II Guerra Mundial, aventureros, espías, artistas, empresarios, gente normal y corriente, en suma … cientos de historias enterradas que forman parte de la historia de Lisboa, y hoy tras sus altos muros yacen en este romántico y escondido cementerio en lo alto de Estrela.

tumba_dramatica
Destila dramatismo…

Riqueza Botánica excepcional entre Tumbas

En Lisboa por su clima templado, existe una gran facilidad para el cultivo de plantas mediterráneas y subtropicales; lo cual propició que en la segunda mitad del siglo XIX se plantaran muchos árboles y arbustos, algunos de los cuales han llegado hasta nuestros días.

Empezando por los cipreses, un clásico del lugar, longevo, con un verdor persistente, símbolo de la inmortalidad y vinculado al duelo; árboles del amor (Cercis siliquastrum) que con el inicio del mes de abril, estallan flores rosas con forma de corazón, palmeras de las islas Canarias (Phoenix canariensis), viejos y maduros olivos (Olea europea) y sobre todo unos venerables Dragos canarios (Dracaena draco).

Por el cementerio se entrecruzan pequeños senderos con algunos bancos entre tumbas de todas las épocas y de todo tipo de personas sin ostentaciones funerarias, donde la hiedra y el musgo tienen un papel importante, y donde todo convive en perfecta armonía con una vegetación a medio camino entre lo salvaje, lo aparentemente abandonado y arbustos colocados “al azar”.

No_flores_plastico_cementerio
El Cementerio Inglés sólo admite flor cortada en su interior

No existen simetrías ni parterres, ni flores artificiales compradas en un “Todo a Cien” ya que están prohibidas, ni suntuosos panteones. No es la costumbre. El jardín se caracteriza por la ruptura con el orden, dando como resultado una naturaleza aparentemente casual. Este “estudiado descuido” está sabiamente dirigido por dos jardineros que pululan por el lugar y que lo mantienen en perfecto estado de revista.

Habilita Espacio para otras Confesiones

Durante casi tres siglos el Cementerio Inglés ha dependido de las aportaciones del Gobierno Británico. Hoy la “Iglesia Anglicana de San Jorge (Lisboa) y San Pablo (Estoril)” forma parte de la Comunión Anglicana y de la Diócesis de Europa adscrita a la Iglesia de Inglaterra. Los gastos del Cementerio Inglés como las restauraciones, la limpieza o la jardinería se cubren con los costes de los servicios funerarios y las donaciones privadas.

En general son lapidas protestantes, aunque hay excepciones; ya que ahora es posible enterrar a católicos junto a su cónyuge protestante, o de otros credos. Además en los últimos años se ha abierto la mano y se acepta que los católicos practicantes del área metropolitana de Lisboa puedan ser enterrados aquí. Para ello, deben aportar en vida una carta de recomendación de su parroquia.

lapida_monoteista_cementerio_ingles
Lápida de un seguidor de Bahá’u’lláh, líder espiritual del bahaismo

El Cementerio de los “Inglesinhos”, como se le conoce cariñosamente, es un pequeño oasis amurallado y oculto en medio de la ajetreada Lisboa, que lo convierten en un lugar tranquilo y verde, por si quieres huir de los típicos lugares turísticos y conocer sitios con historia y poco frecuentados a la vez.

Dirección

Rua de São Jorge, 6 – Lisboa

Entrada

Libre, pero se sugiere un pequeño donativo para sufragar gastos en su mantenimiento

Cómo llegar

Tranvías: 25, 28
Autobuses: 713, 720, 738, 773, 774
Metro: Rato

Horario

Lunes a Viernes: 10.30-13.00 y Domingo: 11.00-13.00

Posts relacionados

Enamorados en el Cementerio de Prazeres (Lisboa)

Modernidad y Tradición en Campo de Ourique (LIsboa)

Localización

Cavacas y otros dulces que probar en Caldas da Rainha

Pastas_te-Caldas_da_Raina

A poco más de una hora de Lisboa en dirección norte, se sitúa Caldas da Rainha (90 km), un destino ideal para disfrutar de sus aguas termales y por supuesto visitar la preciosa villa medieval de Óbidos, uno de los pueblos más bonitos de Portugal

A sólo 8 km está la estupenda playa de Foz de Arelho, destino habitual de muchos lisboetas en sus vacaciones. Aquí las playas son largas y completamente abiertas al mar, lo que implica tomar precauciones durante el baño si hay oleaje.

arte_nova_portugues

Caldas da Raínha tiene un importante conjunto de edificios Modernistas, estilo relacionado con la aplicación de nuevos materiales, como el hierro, el vidrio, y el cemento aplicados en forma ornamental. Es costumbre desde el siglo XVI revestir sus fachadas con azulejos

Caldas da Rainha nació y creció por su estación termal, que fue fundada en el siglo XV por la reina Leonor, prima de nuestra reina Isabel I de Castilla. Hay una importante industria cerámica debido a la abundancia de arcilla, y produce la archiconocida loza decorativa de Caldas da Rainha, inspirada en motivos naturalistas.

coloridas_piezas_ceramica

La ciudad está llena de interesantes tiendas (y Outlets) donde encontrarás vajillas enteras, piezas sueltas, y detalles para regalar

De entre todos los artistas, el más popular sin duda, es Rafael Bordallo Pinheiro con sus coloridas vajillas en forma de verduras y frutas. Sus piezas han pasado de la cocina de la abuela a las casas más »trendy». No se hizo millonario entonces, pero posiblemente sea hoy, cuando su marca goza de una envidiable salud.

Un Caldas da Rainha para Chuparse los Dedos

Después de esta pequeña introducción, hoy os vengo a hablar de los mejores dulces de la ciudad, que cada vez que vuelvo por aquí, voy y pico.

Caldas da Rainha es conocida por sus vinos y gastronomía con productos del mar y de la tierra, pero sobre todo por su repostería tradicional, donde la combinación de sabores «de toda la vida» con la calidad de los productos, dan como resultados ricos y sabrosos dulces elaborados como antaño: «Cavacas das Caldas», «Beijinhos» y «Trouxas de Ovos».

dulces_lusos

«Suspiros de amêndoas» que se funden en tu boca

Junto con sus afamados almendrados a base de merengue y almendras, aquí llamados «Suspiros de Amêndoa» son la delicia de cualquier goloso, acompañados de una Ginjinha, un Carcavelos que es un vino generoso de la zona, o de un vino de Oporto, complemento perfecto para la sobremesa y el café.

Las Cavacas, un Dulce con Historia

Las «Cavacas» de Caldas son los dulces más populares, y que generan una gran atracción entre los turistas y de aquellos que vienen a seguir tratamientos termales. Su origen data de finales del siglo XIX en la cercana aldea de São Gregório, donde nacieron las hermanas Rosalina y Gertrudes Carlota. Ambas eran reposteras en la corte del rey D. Carlos I (antepenúltimo rey de Portugal, asesinado en Lisboa en 1908).

confiteria_portuguesa

Cavacas de Caldas da Rainha, la reina de los dulces

Tras el regicidio regresaron al pueblo, y comenzaron a vender en las inmediaciones del Balneario de Caldas da Rainha los mismos dulces que le hacían al rey, pero esta vez a un creciente turismo termal que en el periodo de la «Belle Epoque» se había puesto muy de moda, gracias a las constantes visitas de la familia real y de la alta sociedad portuguesa. Desde entonces, las «Cavacas» junto con las lozas de Bordallo Pinheiro se han convertido en el símbolo de la ciudad.

dulces_tradicionales

Cavacas y Beijinhos de la Pastelería «Baia, o Rei das Cavacas»

Las «Cavacas» tienen una forma redondeada, están hechas de masa choux, quedando ligeras, esponjosas y huecas por dentro. La parte superior tiene una glasa blanca, es resistente y crujiente. Se caracteriza por estar aromatizada con un ligero sabor a limón. Los «Beijinhos» también llamados «Cavaquinhas» de la misma época, son una réplica de las Cavacas, pero en formato mini y con una fina cobertura de azúcar y limón.

Pastelerías Centenarias en Caldas: Décadas dedicadas a los Oficios del Dulce

La pastelería Machado está situada a pocos pasos del Parque D. Carlos I y presume de ser la más antigua de Caldas da Rainha e incluso de Portugal. Comenzó su actividad en el siglo XVIII (antigua «Casa Fausta») y su interior mantiene aún la estética de los años 50, lo mismo que el papel y cajas de envoltorio. En sus mesas se gestó parte de la actividad artística e intelectual de esta ciudad, y tiene además la particularidad de que la fachada está decorada con azulejos diseñados por Manuel Gustavo Bordallo Pinheiro, hijo del artista Rafael Bordallo Pinheiro.

Pasteleria_tradicional_lusa

Pastelería Machado (Casa Fausta) entonces….

Machado_visita_obligada

Pastelería Machado hoy. Mantiene su vigencia y es visita obligada

Bolsas_diseno_vintage

En la década de los 50, la publicidad de basaba en formas geométricas y dibujos

Con sólo azúcar y yemas de huevo, sabiamente elaboradas y con bastante paciencia y tiempo, se hacen las “Trouxas de Ovos”. No se conoce su origen de ni cuándo aparecieron exactamente, pero a finales del siglo XIX el escritor Eça de Queiroz ya elogiaba este exquisito dulce conventual.

dulce_conventual_luso

Las «trouxas de ovos» es un dulce conventual que sólo se elabora con azúcar y yema de huevo

La Pastelería «Baia, O Rey das Cavacas» frente al Hospital Termal lleva la friolera de tres décadas elaborando confitería tradicional que aún conserva técnicas de producción manual. De su obrador salen «Cavacas» y «Beijinhos», aunque las «Trouxas de Ovos» son su producto estrella.

Pasteleria_de_toda_la_vida

Frente al Hospital Termal, «Baia, O Rei das Cavacas»

Dulces Tradicionales en el Mercado

Y finalmente, el colorido y pintoresco Mercado al aire libre de la Praça da Fruta que lleva asentado en el mismo lugar desde el siglo XV, atrayendo a productores agrícolas locales con sus productos más frescos y más genuinos. Antiguamente, las antiguas «Cavaqueiras» vendían sus «Cavacas» en grandes cestas de mimbres en la estación del tren, lugares de paso, romerías y por supuesto en el Mercado.

Pasteis de Feijão del mercado de Caldas da Rainha

Pasteis de Feijão

Hoy, son unos cuantos puestos los que ofrecen los dulces regionales, entre los que destaca el Pastel de Feijão. Originario de la cercana ciudad de Torres Vedras, tras este exótico nombre se esconde una masa hecha a base de alubia blanca -prácticamente inapreciable- almendra rallada, yema de huevo, azúcar y limón, y que aunque resulte sorprendente, agrada a todo el mundo. 

Localización y Direcciones

  • Pastelaria Machado: R. de Camoes, 41
  • Baia, O Rei das Cavacas: R. da Liberdade, 33
  • Mercadillo diario de 07.00-15.00 en la céntrica Praça da República (conocida como Plaza de la Fruta)

Posts Relacionados

El interesante triángulo de Caldas da Rainha-Foz de Arelho-Óbidos

Óbidos, una de las joyas de la corona lusa

Caldas da Rainha, romance con la cerámica portuguesa con outlets incluidos

Rafael Bordallo Pinheiro, genio y figura hasta la sepultura

El Modernismo también recaló en Graça

à

Cuando te creías que lo sabías todo sobre la villa de las siete colinas, descubres que Lisboa es una fuente inagotable de rincones y sorpresas. Hoy te voy a mostrar una joyita. Se trata de «Vila Berta», una calle con historia en pleno barrio de Graça

Como tantas ciudades europeas, Lisboa vivió un fuerte desarrollo industrial y comercial a principios del siglo XX. Al calor de esta transformación, se desarrollaron pequeños barrios obreros y colonias industriales, para dar cabida a los numerosos trabajadores que llegaban del campo a la ciudad. 

Singulares miradores naturales por Graça

Uno de los atractivos singulares de Lisboa son los miradores naturales de la ciudad. Subirás por escaleras que quitan la respiración, como las históricas escadinhas de la rua Damasceno Monteiro

Graça, Histórico Barrio Lisboeta

Comenzamos en el Barrio de Alfama para iniciar la subida por una inclinada pendiente hasta el Barrio de Graça, con intención de recorrer con calma un entramado de callejuelas adoquinadas, con curiosas tiendas con solera como el taller de Cerâmica São Vicente (Rua S. Vicente nº31), especializado en cerámica y azulejos, de donde seguro te llevarás algún recuerdo de vuelta a casa.

Lisboa como capital de un imperio ultramarino, tenía su principal actividad económica ligada al puerto y al comercio, por lo que Alfama, Graça y São Vicente, cercanos al Tajo (tras la marcha de la realeza del Castillo San Jorge a Terreriro do Paço), se convirtieron en barrios populosos para pescadores y trabajadores; lo que se nota en el desarrollo del barrio, y su influencia en el carácter popular, como de pueblo, de calles tortuosas y laberínticas, de la planta árabe original. 

sabanas_colgando_balcones

De Alfama a Graça, barriadas menos monumentales, pero saboreando la vida humana con sus casas bajas y humildes

El Barrio de Graça es  como un pequeño pueblo dentro de una ciudad, de atmósfera pintoresca, tradicional por sus cuatro costados y lleno de simpáticos hostales, vidilla de barrio, cafés alternativos y bohemios, tabernas familiares y pastelerías. Es un barrio que poco a poco se está nutriendo de nuevos residentes, muchos de ellos extranjeros, que le confiere un ligero «toque» multicultural.

cafes_bohemios_alternativos

Como país con cultura de café, siempre hay lugares agradables donde descansar

Si subes en el mítico tranvía 28, bájate en la Esplanada de Graça, que te deja muy cerca de » Vila Berta» esta pequeña colonia, que por su singularidad ya fue declarada en 1996 un Bien de Interés Público. 

coloridos_tranvias_escalando_Lisboa

A principios de siglo, los eléctricos posibilitaron a la pequeña y media burguesía ocupar áreas periféricas (como Graça), que tenía condiciones de habitabilidad superiores a las de la Baixa

«Vila Berta», entre la Travesía Pereira y la rúa do Sol en Graça, fue construida a principios del siglo XX por Joaquim Francisco Tojal. La idea del «hombre hecho a sí mismo» está inevitablemente unida a la figura de Tojal. Hijo de emigrantes portugueses que marcharon a Brasil, y regresó a Lisboa en su edad adulta, ya como profesional. Arquitecto y padre de cinco hijos, construyó entre 1902-1908 esta colonia, a la que dió el nombre de su única hija, Berta

colonia_industrial_lisboeta

Panorámica de Vila Berta, un microcosmos en Graça

«Vilas Operarias»: Paternalismo industrial

Tojal adquirió unos terrenos en el barrio de Graça (entonces periferia) a un precio de suelo asequible, creando una empresa de construcción civil y levantando una mini colonia con estilillo y diseño integrada en la misma propiedad, para aproximar la vivienda al lugar de trabajo. Era un modelo de área residencial novedosa para la época. Al contrario que muchas barriadas y patios obreros (en Portugal llamadas «vilas operarias»),»Vila Berta» era distinta.

Unas viviendas pasaron a ser ocupadas por familiares y amigos cercanos del entorno de Tojal, y otras por trabajadores especializados, arquitectos encargados de obra, administrativos operarios y maestros de obra (un nivel superior a las vilas operarias en sensu stricto). El propósito era fidelizar a los trabajadores en una perspectiva de largo plazo con la empresa, que permitiera una ejecución de trabajo eficiente.

Esta calle interior escondía dos hileras de casas alineadas a cada lado. Por un lado, adosados de dos alturas, con sótano y mansardas, servicios, una terraza cuadrada y un jardincillo en la parte delantera; y en el otro lado, casas más modestas de dos pisos de esquema similar, pero sin jardín. Tojal vivía al final de la calle, en una vivienda aislada, donde aún viven sus descendientes

casas_adosadas_graca

Jardín, terraza y tranquilidad

Con Toques Modernistas

El Arte Nova (Modernismo) surgió en Portugal entre 1905 y 1920 y fue utilizado por la burguesía urbana como un signo de distinción. Tuvo una fuerte componente ornamental inspirado en la naturaleza, la flora y la fauna. Los detalles modernistas están presentes en «Vila Berta», aunque con un tratamiento más sobrio y esquemático. El empleo del hierro (típico elemento industrial) se utilizó para añadir expresión a la estructura de las viviendas. Pequeñas alusiones y sugerencias al mundo vegetal como en la delgadez de los fustes de las columnas, y sus pequeñas ramificaciones en barandillas, terrazas y verjas. 

casas_con_terrazas_floreadas_lusas

Con el tiempo algunas de estas casas se han ido vendiendo, y otras hoy pueden alquilarse a través de plataformas inmobiliarias turísticas en la red

Y, por supuesto, no podían faltar los paneles cerámicos, un soporte tan tradicionalmente portugués; donde los motivos no solo era florales como en el portón de acceso a la calle y terrazas, sino que también los había de dibujos geométricos.

rotulo_ceramica_modernista

Un rótulo de cerámica elaborado artesanalmente con el nombre de la colonia. El lirio, representa el modelo natural de lo efímero

impactantes_azulejos_modernistas

Hasta 1940, «Vila Berta» mantuvo accesos fácilmente clausurables, con una cancela que recuerda mucho a los típicos adarves o recintos cerrados de algunas juderías, a ambos lados de la calle a modo de protección. Hoy como muestra, solo queda el acceso que da a la Rua do Sol, en Graça 55-59.

rotulo_de_call_lisboeta

Por la zona, no dejes de visitar la Iglesia y Monasterio de São Vicente de Fora de entrada gratuita, con una interesante colección de azulejería barroca del siglo XVIII. Son magníficos los dispuestos alrededor de los claustros, rodeados por dibujo florales y «putti» que ilustran las fabulas de La Fontaine. A 450 m. el Convento de Nossa Senhora da Graça, levantado por los agustinos en un terreno que habría sido el elegido por D. Afonso Henriques, primer rey de Portugal, para que sus tropas acampasen en el asedio a Lisboa en 1147.

convento_barroco

Tras el terremoto de 1755, fue reconstruido en barroco tardío. Magnífico el uso del mármol en esta sala. Ayer capilla y hoy portería (acceso principal)

Y por supuesto, el Miradouro de Nossa Senhora do Monte, levantado sobre la colina de Santo André, la más alta de Lisboa.

Vista infinita de Lisboa

Vista panorámica de Lisboa desde Graça

El mirador debe su nombre a la capilla del lugar, muy visitada por embarazadas, pues dice la leyenda que su Virgen asegura partos sin dolor. La capilla se levanta sobre un pequeño pinar, un lugar perfecto para hacer una parada y contemplar unas vistas excepcionales e inolvidables de Lisboa.

rosario_rodeando_virgen

Detalle del rosario rodeando la capilla de la Virgen

tuc_tuc_descapotable

El Tuk Tuk puede subirte hasta el Mirador, desde donde disfrutarás de unas vistas inolvidables

refrescantes_granizados_lisboetas

Y cuando aprieta el calor, el puesto de «Maria Limao» ofrece granizados de limón, caipirinhas y mojitos

Para terminar el día, nada como una visita «A Tasca do Jaime» (Rua da Graça, 91), una tasca de las de siempre frecuentada por «aficionados que interpretan el genuino «Fado Vadío», que es el fado callejero, el improvisado, el que da más importancia a la expresión y las emociones que a los éxitos comerciales. Aquí se te pone la piel de gallina oyen cantar «saudades » y a amores perdidos

fado_apasionado

A Tasca do Jaime es el lugar donde darnos un baño intenso de fado

Localización

Posts Relacionados 

Llegan las fiestas de Santo Antonio a Lisboa

Serra da Estrela, auténtico 100%

skyline_serra_da_estrela

Escapada a la Serra da Estrela

Nada más apetecible que unos calcetines artesanales para pasar este invierno la mar de calentito. Estos de pura lana, son de «O Abrigo da Serra» una empresa familiar en Sameiro un pueblecito de 340 hab. que produce prendas artesanales de lana, como mantas, bufandas y otros complementos.

calcetines_Serra_da_Estrela

Calcetines artesanales de lana

Esta pequeña aldea, se encuentra en el corazón del Parque Natural de la Serra da Estrela, un lugar de increíble belleza natural, donde a casi 2.000 metros de altura se respira el aire más puro de Portugal. Aquí podrás beber tranquilamente el agua de los manantiales donde nacen grandes ríos portugueses como el Mondego, subir a picos montañosos, admirar valles glaciares como el de Zêzere, o simple y llanamente pasear acompañado por el silencio de las alturas.

Ovejas_blancas

Ovejas por la Serra da Estrela

Seis kilómetros separan Sameiro de Manteigas, un pueblo enfocado en la manufactura artesanal del tejido de lana. De los telares de Ecolã y Burel Factory salen piezas sostenibles y respetuosas con el medioambiente; todo un paraíso para el tacto: Plaids, cardigans, fundas de cojines y sombreros entre otros, de lana virgen tejidos en telares tradicionales.

  • echarpe_hecho_a_mano_portugal
    Echarpe de espiga beige
  • echarpes_artesanales_serra_estrela
    Amplia selección de colorido y diseño
  • Plaids_artesanales_serra_estreña
    Plaids y fundas de cojines para aportar un toque de diseño a tu espacio

Si te gustan las rutas a pie, en sus cerca de 375 kilómetros de sendero y sobre un terreno de inusual belleza paisajística, descubrirás el esplendor de la naturaleza, su variada vegetación autóctona o sus simpáticos rebaños de ovejas.

queso fresco puro de oveja

Queijo da Serra, muy cotizado

Su cabaña lanar produce el producto gastronómico más característico de la región, el exquisito «Queijo da Serra»; eso si, custodiadas por los «Perros de la Serra da Estrela» (raza autóctona similar al mastín español).

perro_pastoreo_portugues

Mastín Portugués

La Serra da Estrela es el ejemplo perfecto de «Desarrollo Sostenible», donde la mayoría de su población se dedica al pastoreo de montaña, los recursos forestales y a pequeñas economías tradicionales como estas empresas laneras.

Aquí el frío se convierte en un elemento de belleza paisajística, por lo que se convierte en un lugar perfecto para gozar de sus vistas, caminar por sus montañas y degustar una excelente oferta gastronómica local.   !Un mundo por descubrir, te lo aseguro!

Y si quieres hacer turismo cultural por la Serra da Estrela, te recomiendo visitar Belmonte, Guarda y Trancoso, que guardan la historia de los últimos judíos sefardíes. Hasta comienzos del siglo XX, se desconocía la existencia de la ultima comunidad cripto-judía iberica. Impresionante ¿verdad?

museo_judaico_belmonte

Museo Judaico: Imprescindible para conocer el rastro de los judíos a este lado de la raya

Localización

Direcciones

  • O Abrigo da Serra: Estrada do Vale (Sameiro). T. +351 275 982 826
  • Ecolã: Rua dos Amieiros Verdes (Manteigas). T. +351 275 981 653
  • Burel Factory: Rua de Benguela (Manteigas). T. +351 098 932

Posts Relacionados

La pétrea Guarda

Tradición culinaria y productos típicos de Trancoso

Regreso a la Edad Media: Cós, Convento con Historia

Exterior_convento_Cos

Monasterios con Historia

Cuando visité por primera vez la zona de Alcobaça realizando la Ruta de los Monasterios en la región Centro de Portugal, quedé impresionada al poder contemplar los más bellos edificios religiosos de Portugal, expresión de ese catolicismo tan enraizado en todas sus expresiones artísticas que existe en la región. Ni que decir tiene que cuando paseé por el casco antiguo de ciudades como Alcobaça, Batalha o Tomar, me perdí entre sus calles imaginando historias de la época medieval, de los templarios, de los monjes cisterciense, de caballeros y damas en sus castillos.

Pero también, la hora de picar algo dulce se hizo una delicia, pues estuviera donde estuviera siempre había un dulce conventual distinto por probar, como el esponjoso «Pão de Ló» (bizcocho) como el que tienen en ALCOA, pastelería que lleva desde 1957 ofreciendo el mejor sabor para endulzar nuestros mejores momentos. Fue un viaje inolvidable.

  • dulce_premiado
    Las monjas utilizaban las claras de los huevos para planchar y crearon ricas recetas para aprovechar las yemas
  • pao_de_lo_alcobaca
    Pão de Ló, dulce conventual, un bizcocho ligero y súper esponjoso ©casanaaldeia

Descubriendo el Convento Medieval

Conocido por el Convento de Cós, la historia de lo que fue esta comunidad es dilatada. Sus orígenes se remontan según unos, hacia 1241 debido a una agrupación de mujeres devotas que ayudaban en las tareas de limpieza del cercano Monasterio medieval de Alcobaça, como el lavado de la ropa de los frailes y otros menesteres. Otros, dicen que fue en 1279 cuando D Fernando, Abad de Alcobaça, cumpliendo una cláusula testamentaria del rey Sancho I de Portugal, levantó este templo dirigido especialmente a todas aquellas viudas que quisieran llevar una vida piadosa

Quiera que fuera, esta comunidad de monjas bernardas, dependiente administrativa y económicamente de Alcobaça, con el tiempo se convirtió en uno de los conjuntos monásticos más importantes de la región y el más importante sin duda de la rama femenina de la Orden de Cister.

En los mejores momentos de su historia este cenobio llegó a albergar a una centena de mujeres, que habían optado por una vida en penitencia por vocación espontánea o impuesta para servir a alguna estrategia de intereses paternos y también como refugio de damas de la nobleza que se instalaban en calidad de «pensionistas» y que gozaban de total libertad para visitar a su familia o viajar a la Corte para ver al Rey. El Convento contaba con espacios anexos para instalación de invitados, personal de apoyo, bodega y granero.

Su ubicación cumplía todos los requisitos del Císter para fundar un nuevo monasterio: Agua potable abundante y permanente para uso doméstico y riego agrícola por su proximidad con el río Cós, estar en un lugar apartado y sus 4 hectáreas de tierras cultivables para autoabastecerse. 

Hoy, lo que antiguamente eran los graneros y bodegas son dependencias de artistas locales, y venta de cuadros y cestería artesanal portuguesa, donde destacan los famosos bolsos tradicionales que se realizan a partir de junco teñido.

Bolso_mimbre_portugues

Bolso de junco siguiendo la tradición portuguesa

La vida monástica se desarrolló sin interrupción hasta 1834, año en el que las monjas fueron exclaustradas, de acuerdo con el decreto de disolución de las órdenes religiosas, firmado por la reina liberal María II.

Convento de suntuoso interior  

De la primera edificación medieval no queda resto alguno, quedando solo en pie la iglesia, la sacristía y vestíbulo, fruto de trabajos realizados sobre todo en los siglos XVI y XVII que dan testimonio de la riqueza de lo que fue esta comunidad, junto con la zona de los dormitorios, tres pisos destrozados por la invasión napoleónica y los múltiples pillajes tras la desamortización eclesiástica. El exterior de un aspecto sobrio y austero contrasta con la ornamentación suntuosa de su interior.  

 

azulejo_figura_avulsa

Revestimiento de azulejo de figura avulsa en el coro. Esta denominación se debe a que la figura representada flota solitaria en el espacio del azulejo, complementada tan solo con un adorno que se repite en las cuatro esquinas de la pieza

La realeza y nobleza mantuvieron un interés especial en Cós, como demuestran los maestros que aquí trabajaron y las magníficas obras patrocinadas por ellos. Dotada de una única nave de 50 metros de longitud, las paredes laterales están revestidas de paneles de azulejos de alta calidad. Entre los aspectos más destacados se encuentran los techos artesonados de la nave, el coro y la sacristía revestidos con 80 casetones de madera policromada que muestran alusiones a los santos, a la Virgen María y otros símbolos alegóricos relacionados con el Císter. 

 

pintura_de _epoca

Detalle de la pintura polícroma de Pedro Peixoto, que también realizó encargos en Braga y en Peniche

Expresión del «horror vacui», un gran altar del siglo XVII donde una gran cantidad de adornos invade toda la superficie. Estamos en pleno barroco y este periodo en Portugal es notable. Sus cuatro columnas salomónicas son las encargadas de dar al retablo una disposición más escultural que arquitectonica, más dinámica y plástica que estática, que se prolongan al ático en forma de arquivoltas que acompañan hojas de vid y racimos de uvas trepando por sus fustes, combinadas con «puttis» y otros ornatos.

 

interior_nave_cos

Panorámica de la iglesia ©Bosc d’anjou

Finalmente, entre las pinturas, destacan las telas alusivas a la vida de San Bernardo y un cuadro de la sevillana Josefa de Óbidos, una monja que colgó los hábitos, una rareza en la época ¡para dedicarse a la pintura! En su obra están las huellas de Zurbarán.  En el exterior, realzando la entrada, se encuentran las estatuas de San Benito y San Bernardo. 

 

coro_iglesia_cos

Interior del coro desde donde cantaban los oficios divinos

 

Reja_separadora_coro

Reja que separa el coro de los feligreses

El coro está formado por un conjunto de sillería, en dos niveles.Tras una reja de madera en talla dorada y azul verdoso, se encuentran 106 sillas, magníficamente talladas y admiradas por los amantes del arte. En el lienzo del fondo del coro se encuentra una puerta de estilo manuelino, compuesta por dos esferas armilares (astrolabio esférico usado por los marineros lusos en su era de los descubrimientos), armas reales y una cruz de Cristo.

 
Rejas_iglesia

Detalle de las rejas en perfecto estado aún sin restaurar

 

puerta_manuelina_convento_cos

João de Castilho, arquitecto de origen cántabro, autor de esta puerta manuelina. Otras obras suyas son: los Jerónimos de Lisboa y el Convento de Cristo en Tomar; considerado el mayor arquitecto portugués del siglo XVI ©E Barrento

La sacristía está revestida por 10 paneles de azulejos azules y blancos que muestran escenas de la vida de Bernardo de Claraval, junto con un interesante lavatorio milagrosamente en pie. 

 

magnificos_artesonados

En el interior de la sacristía ©A Maianos

 

lavamanos_sacristia

Lavatorio de la sacristía. El revestimiento de la pared está en un plano, pero con el trampantojo que se crea al dibujarlo produce una ilusión óptica, dando la sensación de que el lavatorio está encajado en esa falsa hornacina

El convento, clasificado como Inmueble de Interés Público desde 1946 por la riqueza de sus elementos decorativos barrocos, forma parte de una ruta monástica junto con el Monasterio de Santa Maria de Alcobaça y el Monasterio de Santa María da Vitória en Batalha, finalizando en Tomar, con el paradigmático Convento de Cristo.

Termina la jornada haciendo shopping en Outlets

Esta zona reúne un número significativo de Outlets de menaje de cocina, vajillas y cristalerías, de estupendisimas marcas, a precios más económicos de lo habitual. Date una vuelta, no defrauda. (Dirección al final del post)

outlets_economicos

Las vajillas de gres soportan sin problema condiciones de temperatura extrema en hornos, microondas y congeladores

Y como alojamiento, un hotel campestre «muy fin de siècle»

Entre Alcobaça y Nazaré una antigua granja agrícola reformada es ahora un hotel campestre total, una maravilla de la simplicidad y el »rural-chic». El Hotel Quinta do Campo es el punto de partida ideal para explorar la región central de Portugal. Única de las diez Granjas Agrícolas levantadas por los Monjes del Císter en el siglo XIII durante la construcción del Monasterio de Alcobaça, que aún sigue en pie.

lanzas_batallas_napoleonicas_quinta_do_campo

La cercana región de Torres Vedras desempeñó un papel esencial en las líneas de defensa de Lisboa contra las tropas de Napoleón. Aquí descansaron las tropas francesas, y se dejaron sus lanzas camino de la batalla…

Reconstruida en el S. XIX, dispone de ocho habitaciones con salas de estar y biblioteca decorado con muebles de época, con chimenea y jardines, muy en el estilo «Downton Abbey». Para una estancia más íntima y autónoma, dispone de diversos apartamentos de una o dos habitaciones, o tipo estudio, con cocina completamente equipada. Es una opción excelente como punto de partida para explorar la región Central de Portugal. Las playas de Nazaré se encuentran a 5 km, el Monasterio de Alcobaça a 7 km  y el Monasterio de Batalha a 20 km. !Todo en un pañuelo!

 

acogedora_sala_estar

Sala de estar con mobiliario de época, muy «comfy»

 

inmensa_bilbiotea

En la biblioteca de Quinta do Campo dan ganas de leer y no salir !

Localización 

Horario del Convento:
de martes a sábado 09h30-12h30 | 14h00-18h00  –  domingo 14h00-18h00
Visitas guiadas gratuitas. Se recomienda entregar una propina al guía al finalizar la visita

Teléfono: (+351) 969 642 970

Otras direcciones

  • Hotel Quinta do Campo R. Carlos O`Neill 20, 2450-344 Nazaré. T 351 262 577 135
  • SPAL Ponte da Torre, Valado Dos Frades, Alcobaça. T 351 262 580 400
  • Alcoa Praça 25 de Abril 44, Alcobaça. T 351 262 597 474 (frente al Monasterio de Alcobaça)

Posts Relacionados

Conociendo un Poco Más el Mundo del Vidrio y la Porcelana

Una tienda centenaria para «coffee lovers» por el Barrio Alto

logotipo_tienda_cafe

El Pintoresco Barrio Alto lisboeta

«A Carioca» es un «clásico entre los clásicos» entre los muy cafeteros, una tienda centenaria fundada en 1936 por Isidoro Texeira en el centro histórico lisboeta, que tras el éxito del negocio, abriría un segundo local, «Pérola do Chaimite», en el entonces recién creado barrio de Avenidas Novas. En 1993 vendió el negocio a Negrita Roasting, importante grupo cafetero familiar, propietario de las marcas «Negrita» y «Carioca», presentes en todo el territorio nacional.

Ochenta años de historia contemplan a este centenario comercio en pleno Barrio Alto con muchísimo encanto, decorado exactamente como el primer dia en estilo «Art Decó». En el escaparate, dos vitrinas enmarcadas por una fachada de mármol negro en color rojo brillante y llenas de distintos tipos de café y accesorios relacionados con este mundillo.

fachada_tienda_centenaria

Vista exterior de «A Carioca», en pleno Barrio Alto © Sergio Calleja

En el interior, sobre el mostrador encontramos una balanza, un molinillo de cafe antiguo también en color rojo luminoso, un gran molino con muelas de piedra y sus característicos paneles de vidrio pintados con motivos alusivos a este negocio como su «carioca» (negrito brasileño) sosteniendo una humeante taza de café, son buenas razones para una visita.

Los dibujos sobre la madera de época merecen una pequeña mención. Reflejan un estilo decorativo oriental o «chinoiserie» que aunque tuvo su origen en torno al siglo XVII, cuando en Europa creció el interés por los objetos y piezas de mobiliario procedentes del continente asiático al aumentar el comercio entre ambos continentes, renace nuevamente sobre 1920 como tendencia decorativa con el Art Decó.

A_carioca_tienda_centenaria_barrio_alto

En esta decimonónica y centenaria tienda, encontramos en sus estantes café (suelto y envasado), té, chocolates, dulces y accesorios © Sergio Calleja

Tienda Boutique para los Connaisseurs del Café

Portugal tiene una larga tradición en el café y, junto con Italia y Turquía, creo que no hay otro lugar en Europa para tomar un «cafezinho» como en este país. Su pasado colonial nos ha traído muchos productos exóticos, y el café fue uno de ellos. En «A Carioca» se ocupan desde la selección de los granos verdes y el tostado, hasta la molienda y procesado posterior, creando aromas que han ganado fama como el Palacio, el Presidente y el Tavares (blend creado para el extinto restaurante «Tavares» en la misma acera).

Aquí encontrarás una nutrida variedad como el de Timor de la lejana Asia, el legendario de Brasil en América y por supuesto de Angola, Cabo Verde y Santo Tomé y Príncipe en África. El olor a café recién molido como su «Arábica Timor», su «Carioca» o su «Expreso» disparan nuestros sentidos al pasar por delante del local. Imposible resistirse y no traspasar el umbral de la puerta.

granos_cafe_tienda

En «A Carioca» hay cafés distintivos y «personalizados». Sus blends se obtienen mezclando diferentes granos de café y niveles de tostado

Productos Gourmet para los Amantes del Té

Además de su especial dedicación al café en todas sus variedades y procedencias, también venden tés con cerca de 80 variedades entre los clásicos y los aromatizados, como el de «Rosas de China», y los exóticos como el «Gorreana» y el «Porto Formoso» de la portuguesa isla de São Miguel en las Azores. Desde que a mediados del siglo XIX las semillas de este arbusto se sembraron con fines comerciales, hoy es conocida como «isla verde» ya que sus plantaciones forman parte del paisaje natural de la isla y que junto con la piña, son los pilares fundamentales de su economía, su patrimonio y cultura.

tetera_tetsubin_japonesa

La tetera tetsubin se hizo común en Japón entre los siglos XVII y XVIII, con la introducción del té de hoja Sencha (té verde japonés), reemplazando en parte al té en polvo

Si levantas la mirada te encontras con centenarias estanterías repletas de cafeteras de todo tipo, desde la tradicional italiana de moka a las de émbolo, las tradicionales teteras japonesas de hierro fundido conocidas como las «tetsubin», tazas de estilo antiguo en plan inglés, accesorios para el té y el chocolate. y un amplio surtido de productos complementarios de calidad como chocolates, dulces y galletas, elegidos para exaltar el gusto del café o del té.

peladillas_o_carioca

Es costumbre acompañar el café con algún tipo de dulce

Para tus pequeñas pausas, tus minutos tranquilos, para esa reconfortante sensación de llevarse algo caliente al estómago, sin duda «A Carioca» merece una visita. ¡Déjate seducir!

Dirección

Rua da Misericórdia 9, 1200-208 Lisboa

Tel. 351213420377

Horario

Lunes a Viernes: 09.00 – 19:00

Sábado: 09.00 – 13.00

Cómo llegar

Tranvía: 28E

Autobús: 758

Metro: Baixa-Chiado | Linha Azul y Linha Verde

Ubicación

De ruta por la Serra d’Ossa (Alentejo)

skyline_redondo_alentejo

El Alentejo, rico en patrimonio cultural y de naturaleza

La región del Alentejo, que ocupa casi la tercera parte del país luso, es tierra de dehesas (aquí llamadas «montados»), olivares y viñedos, con muchos pueblos amurallados que recuerdan su pasado carácter de frontera, otros olvidados, y que sobre todo ofrecen una tranquilidad fuera de lo normal.

En mi último viaje por estas tierras llegué a Aldeia da Serra, cerca de Redondo, en la Serra d’Ossa, para visitar entre otras cosas, el Anta de Candeeira, un monumento megalítico de los que abundan por la región.

portugal_lider_sector_corchero

Portugal es líder indiscutible en el sector corchero, exportando más de la mitad (63%) del corcho mundial. El 70% es producido en el Alentejo. (Fuente: El Economista 02/04/18)

El Alentejo es rico en muestras de monumentos megalíticos de entre cinco o seis mil años de antigüedad, entre campos de flores y retamas, sobre todo en el distrito de Évora y Portalegre, llegando incluso hasta Vila Nova de Foz Côa ya en la región de la Beira Alta.

iglesia_romerias_serra_oss

Igreja de Monte da Virgem en la Serra d’Ossa, pequeña iglesia del siglo XVI. El 15/08, festividad de la Asunción de la Virgen se celebra una procesión ©paulo albuquerque

La Serra d’Ossa, con unos escasos 650 m de altitud, es la principal elevación del Alentejo Central. Se encuentra a caballo entre Estremoz y Redondo, donde se levanta el convento de São Paulo famoso por la presencia continúa durante siglos de monjes ermitaños, hoy reconvertido en un hotel rural, del que daré cuenta en otro post. Desde la aparición de los primeros ermitaños (s XII u antes) por la sierra, la vida eremítica ha sido muy rica por la profusión de cruces en los campos, ermitas y capillas erigidas en el paisaje. Alcornoques, encinas y pinares se mezclan con los monumentos religiosos, haciendo que esta sierra sea una opción estupenda para los que disfrutan de paseos en medio de la naturaleza

atrio_convento_ossa

Atrio de entrada a la Iglesia del Convento de São Paulo, hoy hotel

Sin adentrarte mucho en el Monte verás el Anta 

Partiendo de la plaza de Aldeia da Serra en dirección sur, salir del pueblo, pasarás por delante de la entrada al hotel rural Herdade de Agua d’Alte; debes seguir unos 500 m y tomar una pista a mano izquierda, donde pasarás por delante de una bonita propiedad privada de época llamada «Monte Cabaço»; 100m más adelante verás (ojo que hay que ir pendiente) la cartela explicativa del anta. Aquí deberás aparcar el coche para llegar a pie por el camino al dolmen funerario que se encuentra entre los alcornocales.

extraccion_corcho_serra_ossa

El corcho se extrae cada 9-10 años en verano, como consecuencia del calor se separa más del árbol, y es más fácil desgajarlo

De libre acceso y absolutamente desprotegido de cualquier acto vandálico, el Anta da Candeeira tiene unas medidas de unos 2m altura x 3m ancho en forma de mesa. Cinco grandes piedras verticales u «ortostatos» sostienen una losa a modo de tejadillo dando como resultado una cámara pentagonal. Una de las lajas de piedra tiene una enigmática ventana circular en la parte superior que aquí denominan «buraco da ánima» (agujero del alma).

casa_megalitica

Monumento megalítico que representa una cámara poligonal

Se desconoce la fecha, pero por su cercanía al Convento de São Paulo se cree que unos monjes al igual que «Pablo de Tebas, monje del desierto egipcio» lo habitaron durante algún tiempo siguiendo el estricto estilo de ascetismo y oración eremita. Probablemente realizaron el agujero en la piedra para eliminar el humo del fuego interior, porque esa perfección en el corte sería bastante difícil hace cinco o seis milenios.

casa_piedra_alentejana

!Hola mundo!

El Alentejo tiene fama en Portugal por su cocina

Para comer es imposible fallar eligiendo «O Chana do Bernardino», referente 100% para probar platos locales; una región en la que el pan como antes, el aceite de oliva y las patatas son la base de sus platos, y donde las plantas silvestres como el tomillo, el romero y los «poejos» (menta poleo fresca) aportan un aroma intenso que dejan huella en el paladar.

fachada_restaurante_aldeia_da_serra

Fachada del restaurante «O Chana do Bernardino» en el centro del pueblo

sopa_de_cazón_portuguesa

La sopa de cazón es una receta obligada en la gastronomía alentejana. En tiempos de mayor carestía, se hacia el caldo sin pescado y se le daba el nombre de »sopa blanca»

La sopa de tomate o la «sopa de caçao» (cazón) que yo misma he acabado incorporando en mi casa, son unos platos imprescindibles de cuchara, junto con el porco à alentejana, una audaz combinación de carne de cerdo con almejas y patatas. Ubicado en el medio del pueblo, no tiene pérdida, conviene reservar.

farofias_mi_postre_favorito

Farofias mi postre favorito portugués. Es un dulce alentejano a partir de claras de huevo con crema inglesa y canela espolvoreada

Excursiones por la Serra d’Ossa

Los alrededores están salpicados de localidades a distancias muy manejables con interesantes sitios que visitar.

Redondo (a 10 km) importante municipio agrícola con una geografía de olivares y viñedos que han hecho que el enoturismo sea un elemento dinamizador de la región, haciendo de esta localidad y alrededores un lugar para conocer de cerca sus bodegas, enmarcadas dentro de la «Rota dos Vinhos do Alentejo».

porta_postigo_redondo

Porta do Postigo o del Reloj, una de las dos puertas de acceso al recinto amurallado, dentro del cual se encuentra el núcleo más antiguo del pueblo © R Mataloto

Destaca su castillo medieval levantado por D. Dinis que aún conserva restos de la muralla, la “Cerca Urbana do Redondo” clasificada como Monumento Nacional, junto con la Puerta de Postigo, la Porta da Ravessa (que da nombre a un vino local) y la Torre del Homenaje.

torre_homenaje_redondo

Torre de Homenaje, Redondo © R Mataloto

En el interior de las murallas, las casas mantienen la característica arquitectura alentejana, con chimeneas de grandes dimensiones, de muros encalados en un blanco nuclear con toques de ocre o azul simbolizando el color de la tierra y el intenso color del cielo. Caminando descubrirás rincones como la R Castelo con sus casas de bonitas fachadas o la R Miguel Bombarda con sus balcones de hierro forjado, unos sencillos, otros más ornamentales u clásicos.  

VIsta de Redondo

Skyline de Redondo © R Mataloto

Cupula_nervada_redondo

Interior de la Igreja da Misericórdia (Redondo) con bóveda polinervada. Los azulejos de temas bíblicos, son del entorno del «Ciclo de los Maestros» del s XVIII, grupo  de artistas que introdujo un gusto por exuberantes entornos decorativos © R Mataloto

Redondo es un destino perfecto para aquellos que quieran comprar artesanía como las sillas de mimbre pintadas en vivos colores y la cerámica con un toque muy «naïf» decorada con escenas de la vida rural donde predominan las flores y ramajes, el sol, gallos, alcornoques y pastores. Existe un Museo del Vino y otro del Barro para visitar.

Seguimos nuestra ruta hacia Estremoz

Estremoz (a 13 Km) perteneciente al distrito de Évora en dirección norte y repleta de historia con su magnífica Pousada, su mercadillo de los sábados (el más famoso de todo el Alentejo), y sus inmensas canteras que sirvieron para los capiteles del Templo Romano de Diana en Évora.

mercadillo_productores_estremoz

Mercadillo de Estremoz: Productos de la huerta, antigüedades, de todo un poco

El triángulo comprendido entre Estremoz-Borba-Vila Viçosa, es un enclave de producción de mármol portugués. Aquí se extrae y explota en tonalidades blanco, crema, grises y azulados, pero sin duda el rey es el «Rosa Portugués», muy demandado internacionalmente.

cantera_marmol_rosa

Canteras de mármol rosa portugués

Junto con el vino y el aceite, estos tres sectores constituyen los pilares económicos de la región. Existen visitas, enmarcadas en la Ruta del Mármol, sumamente interesantes.

Para finalizar en una antigua Residencia Real  

Merece desviarse hasta Vila Viçosa y visitar el Palacio Ducal (a 15 km), en otros tiempos residencia del Ducado de Braganza, casa a la que pertenecieron los reyes de Portugal desde la Restauración (1640) hasta que se convirtió en República. 

aposentos_reales_palacio_ducal

Aposentos Reina Doña Amelia, princesa francesa y última reina consorte de Portugal

Impresiona su fachada de estilo manierista de 110 metros de largo, por su sobriedad de líneas, su rigor geométrico y su revestimiento en mármol dorado. El interior es opulento, hay tapices flamencos y una gigantesca alfombra persa del siglo XVI, muebles portugueses de ricas maderas y numerosos retratos reales.

Ferroneries_azulejos_repetitivos

Azulejos inspirados en los textiles de dibujos, que se utilizaban para proteger del frío además de proporcionar suntuosidad

También se visitan los aposentos privados con artículos de tocador y ropas de los reyes congelados en el tiempo, junto con colecciones de porcelana china, la sala del tesoro, la armería y sus inmesos jardines.

Palacio_Ducal

Jardines reales

La colección de coches incluye el carruaje en el que dos miembros de la sociedad masónica Carbonaria dispararon de muerte al rey D Carlos, y al Príncipe Heredero Luis Felipe, cuando regresaban a Lisboa de su tradicional temporada en el palacio de Vila Viçosa. De este regicidio en la Plaza de Comercio (1908) sobrevivió el Príncipe Manuel y salió ilesa su madre, la reina Amelia.

Localización

Direcciones de interés

  • Hotel Convento de São Paulo. Aldeia da Serra, 7170-120, Redondo, T. 351 266 989 160
  • Restaurante O Chana do Bernardino. N381 77 Aldeia da Serra, T. 351 266 909 414
  • Olaria Pirraça. R. Conde Redondo, 85 – Redondo, T. 351 266 909 797
  • Olaria Xico Tarefa. R. Anastácio da Rosa 4, 7170-062 Redondo, T. 351 964 635 494

El interesante triángulo de Caldas da Rainha-Foz de Arelho-Obidos

ceramica_caldas_rainha

Escapada a Caldas da Rainha

Cuando me preguntan dónde ir en un fin de semana largo a Portugal para conocer otros lugares que no sean los clásicos Algarve, Lisboa y Oporto, siempre recomiendo viajar hacia la zona Centro Oeste, una región repleta de interesantes recursos turísticos (patrimoniales y de naturaleza) y descubrir Caldas da Rainha y su entorno, ciudad singular, conocida por ser una ciudad balneario desde la antigüedad.

casas_caldas_da_rainha

Calle típica de Caldas da Rainha

viviendas_modernistas_Caldas_da_Rainha

Caldas da Rainha está llena de casas modernistas decoradas en vistosos azulejos

Descubriendo Caldas da Rainha

Con sus cercanas y magníficas playas conocidas como la Costa da Prata, un clima privilegiado con una temperatura media anual de 15ºC y 20ºC en verano, excelente gastronomía, y una rica oferta cultural y de ocio, esta región es un excelente destino, no solo en verano, sino que cualquier época del año es un buen momento para visitarla.

En el siglo XV la Reina Dª Leonor, esposa de D. Manuel I, después de haber experimentado los beneficios de sus aguas termales de aguas sulfurosas, ordenó la construcción de un hospital, alrededor del cual se formó la población, que con el tiempo fue creciendo, siendo conocida como «Caldas da Rainha», que traducido sería «Los Baños de la Reina».

pasillos_hospital_termal_caldas_da_rainha

En el interior del Hospital Termal © H Raky

Entre sus atractivos se encuentra un interesante conjunto arquitectónico modernista (Arte Nova) que se desarrolló entre finales del siglo XIX y principios del XX. El boom de las termas cada día más populares debido sobre todo a la llegada de la realeza en 1892 (Rey D. Carlos y Reina Mª Amalia) y de la elite nacional, junto con el desarrollo de un ensanche que se extendió hasta la línea de ferrocarril, promovieron un periodo de expansión del centro histórico de la ciudad.

El Modernismo y la producción cerámica de Caldas da Rainha

El ferrocarril que unía Lisboa con Leiria, pasando por Torres Vedras y Caldas da Rainha se inauguró en 1887, facilitando el acceso del turismo termal, el incipiente turismo de playa con destino a Foz de Arelho y el desarrollo de la ciudad como polo industrial, especialmente de cerámica. La gente acudía entusiasmada a la «Fábrica de Faianças» donde podían ver de cerca el trabajo creativo del artista Bordallo Pinheiro e hijos, produciendo todo el espectro cerámico: Desde vajillas a piezas decorativas pasando por azulejos para paredes y suelos, tejas y ladrillos.

estacion_tren_caldas_rainha

Estación Ferroviaria de Caldas da Rainha

En 1924, la Fábrica Aleluia de Aveiro decoró la estación con paneles de azulejos bicromáticos representando imágenes de la ciudad o personajes vinculados a ella como Rafael Bordallo Pinheiro.

bordallo_pìnheiro_taller_caldas_da_rainha

Bordallo Pinheiro modelando en su atelier

Caldas da Rainha asistió a una interesante revolución urbanística que transformó la ciudad sentando las bases de lo que es actualmente.

Se crearon nuevas calles, se renovaron edificios y se hicieron otros nuevos, introduciendo en ellos elementos decorativos novedosos relacionados con la Arquitectura Modernista (Arte Nova), y la revolución industrial, como el azulejo, el hierro y el cristal,

Ciertamente se pretendía captar la demanda que llegaba y que necesitaba alojamientos donde instalarse, pero también había una intención de captar nuevos residentes atraídos por el desarrollo de la ciudad.

Las principales casas de producción cerámica como Viúva Lamego, Sacavém, Vista Alegre y Aleluia suministraron los materiales para las obras que fueron empleados con una gran creatividad, como se puede ver en diferentes edificios.

Ejemplo de ello lo he encontrado en la Rua Capitão Filipe de Sousa, nº 52 donde un bello friso de azulejos hechos a mano recorre la parte superior e inferior de la vivienda. Lo realizó la Fábrica de Sacavém (10–3-1920), que fue una de las más importantes fábricas de producción cerámica lusa (azulejos, loza).

fachada_modernista_caldas_da_rainha

Paseando descubres estas bellisimas fachadas Arte Nova

Además, la utilización de hierro en la estructura y algunos detalles de cantería en puertas y ventanas, que junto unos grandes ventanales para aprovechar mejor la luz, hacen de esta casa un bello ejemplo de la arquitectura del momento. Desde la Oficina de Turismo salen visitas guiadas por la ciudad recorriendo con su «Rota da Arte Nova» los edificios más representativos. (Praça República – T. 351 262 240 005)

azulejo_multicolor

Azulejos de la extinta Fábrica de Sacavem (muy apreciados)

Caldas da Rainha, es famosa además por la loza artística del ceramista, escritor y periodista Rafael Bordallo Pinheiro con forma de col y otras verduras y frutas revestidas de esmaltes vítreos de todos los colores, predominando el amarillo, siena tostado y verde, siempre fina, elegante, y sobre todo, realista. Junto con Aveiro está considerada la capital de la cerámica en Portugal.

menaje_bordallo_pinheiro_caldas_da_rainha

Las cenefas exteriores están decoradas con motivos vegetales. El verde siempre llena de vida las mesas y transmite una agradable sensación de frescor y positivismo

Direcciones imprescindibles en Caldas da Rainha

La mayoría de sus hoteles se encuentran en el centro y te permiten ir andando a todos los sitios de esta agradable ciudad, pero ninguno como el Hotel «Sana Silver Coast«, que en su momento  fue sinónimo del lujo y sofisticacion (fué el primer hotel en incorporar cuartos de baño en las habitaciones), frecuentado por la élite de la época (visitantes españoles -sobre todo extremeños-, artistas, escritores, aristocracia y familia real).

Este emblemático Hotel que se inauguró en 1870 y que entonces se llamaba «Lisbonense«, y que abría sus puertas entre abril y enero con la temporada, se convirtió en motivo de orgullo para sus habitantes, celebrándose aquí todos eventos culturales de la época: Bailes, saraos y obras de teatro. La reciente moda de tomar baños de solaumentó también la demanda del Hotel.

hotel_cosmopolita

Hotel Sana Silver Coast en Caldas da Rainha

Con el paso de los años, las termas cayeron en desuso y el Hotel Lisbonense vivió horas bajas. Hoy de la mano de la cadena Sana está nuevamente «up and running» como dicen los ingleses.

parque_inmenso_obras_arte

El Parque acoge once esculturas en distintos estilos, uno de sus atractivos

El Sana Silver Coast tiene vistas directas al romántico Parque Don Carlos I, creado en 1889 junto al hospital termal, y que cuenta con variados espacios como un estanque, canchas de tenis de tierra batida, templete de música, terrazas, esculturas, sin olvidar el Museo Artístico José Malhoa, que reúne una colección de pintura y escultura de los siglos XIX y XX.

estanque_cisnes_barcas

Pequeño estanque repleto de cisnes, patos y gansos

estatua_parque_caldas_da_raina

Destila sentimentalismo

Y para comer, dos direcciones donde sirven platos tradicionales de cocina portuguesa: Uno es «O Selim» un reducido y entrañable local, donde en un ambiente familiar, presentan platos «de los de siempre» como el arroz de tamboril, la açorda de camarão o el bacalhau à Selim (R. do Parque 17), y el otro «Tacho» (Tv. do Parque, 15) donde degustar platos como este «Choco Grelhado«.

matrimonio_duenos_restaurante_O_Selim

Adelaida y Abel Vinagre, llevan casi 30 años regentando «O Selim». Un buen servicio, donde cada cliente es tratado como «un amigo», es el secreto de su éxito

gastronomia_lusa

Choco Grelhado con Patatas. Restaurante Tacho

En la Playa de Foz de Arelho

De ahí a Foz do Arelho, un pueblo litoral a 8 km. de Caldas da Rainha con una gran playa en la que confluye la Lagoa de Óbidos gran entrante natural del mar, de una gran riqueza avifaunística, cuya desembocadura va cambiando cada año por efecto de las mareas y de las olas del Atlántico.

La laguna (que mide ca. once kilómetros de largo por cuatro de ancho) era por su fácil embocadura en el Océano, puerto de refugio y punto por el cual Obidos estaba amenazado siempre de invasores. Así se explica que desde remotos tiempos Obidos estuviese fortificada por altas murallas.

deportes_vela_playa_foz_arelho

Practicando deportes de vela

Se puede elegir entre las aguas frescas del océano para el surf o el kite y las más mansas y cálidas de la laguna, ideal para familias. Es además el lugar perfecto para iniciarse en el mundo de la vela, el windsurf, el piragüismo y el SUP (stand up paddle) ahora tan de moda.

Y para picar algo, nada como el simpático “Covão de los Musaranhos”, con una agradable terraza sobre la laguna donde podrás tomar un rico plato de “almejas a Bulhão Pato” cogidas de la laguna acompañadas de una «Imperial» que es como llaman a una caña por estas latitudes (Quinta do Bom Sucesso, 2510-663 Óbidos. T +351 262 969 93).

terraza_comer_en_naturaleza_ria

Terraza de Covão de los Musaranhos

En lo alto del monte, imponente, el Hotel Inatel, desafiante al viento y con vistas espectaculares hacia la playa, es una opción muy interesante para descansar unos días a borde de mar. (R. Francisco Almeida Grandela 17, 2500-487 Foz do Arelho, Portugal – T+351 262 975 100)

hotel_frente_mar_foz_arelho

Hotel Inatel en Foz de Arelho

En el paseo marítimo hay alegres kioscos y unas cuantas terrazas abiertas todo el día, con vistas preciosas al mar.

Kiosco_vintage_playa_foz_arelho

Kiosco «fin de siècle». El empedrado portugués de la acera se viene usando desde el siglo XV. Suelen ser piedras calizas y basalto formando mosaicos

Cerca se encuentra el complejo «Praia d’el Rey Golf & Beach Resort» entre Óbidos y Peniche, que cuenta con un campo de golf de 18 hoyos, hotel y villas unifamiliares, ideal para  recargar pilas.

chalets_campo_golf

Chalets a 250 m. del mar en pleno campo de golf

Y finalizamos en la villa histórica Obidos

La medieval villa fortificada de Óbidos, está a 15 km. hacia el interior. Sus estrechas calles adoquinadas, sus radiantes casas blancas, con patios de donde escapan ramas de buganvillas y rosales, invitan a un recorrido sin prisa. La villa se la ganó Alfonso Enríquez, primer rey de Portugal á los moros en 1148.

calles_empedradas_obidos

Calles estrechas medievales

Un dédalo de calles terminan en lo alto donde se alza un Parador construido sobre un antiguo castillo, y donde podrás disfrutar de unas estupendas vistas.

Soy una apasionada de esta región, es imposible no serlo. Si te interesa saber más, no te pierdas otros posts publicados sobre este destino.

calles_medievales_obidos

Coloridas y estrechas calles

Posts relacionados

Óbidos, una de las joyas de la corona lusa

Caldas da Rainha: Romance con la Cerámica Portuguesa (con Outlets incluidos)

Rafael Bordallo Pinheiro, genio y figura hasta la sepultura

Localización

En el reino de la frambuesa, la California de Europa

sabrosas_frambuesas_alentejanas

En un reciente viaje a la costa del sudoeste alentejano, las carreteras que me llevaban en mis excursiones desde Almograve hasta Zambujeira do Mar bordeaban fincas con cultivos de frambuesas, que aquí se conocen como “pequenhos frutos vermelhos”, y la verdad es que eran una invitación para parar y comprar un par de cajitas. Comenzó a picarme la curiosidad por saber más acerca de cómo había ido a para esta deliciosa fruta a este recóndito lugar…

Orígenes y Desarrollo

La costa alentejana no es el único lugar donde se cultiva la frambuesa en Portugal. La variedad de condiciones climáticas y del suelo luso, hacen que su producción se encuentre diseminada, desde el Algarve, pasando por la costa alentejana y Beira Litoral y el Duero, hasta Tras-os-Montes y la región del Minho, destinándose la producción tanto para el mercado interno como el externo, y para consumo fresco o congelado.

La frambuesa no nació en el campo alentejano, sino que la trajeron gigantes de la fruta como la americana Driscoll’s, líder mundial en la producción de frutos rojos (fresas, frambuesas, moras, mirtilos).

frutos_rojos

Frambuesas alentejanas con origen californiano

Driscoll llegó hace ya más de una década, cuando desembarcaron en Europa, y descubrieron este maravilloso oasis que es la costa del sudoeste alentejano, muy parecida a la costa californiana. Los primeros ensayos de esta especie se realizaron en 1985 y unos años más tarde ya estaban produciendo frambuesas. Aquí el gigante americano ha creado «LusoMorango», un conglomerado que a modo de paraguas acoge a un elevado numero de productores locales portugueses.

almograve_pueblo_pescadores

Sencillas casas de pescadores en Almograve

La modernización de la horticultura se ha desarrollado en los últimos treinta años, gracias al ingreso de Portugal en la Unión Europea (ayudas y apoyos comunitarios de desarrollo rural que ayudan a los agricultores a dar los primeros pasos como los proyectos de PRODER y LEADER y por supuesto, las exportaciones). Desde entonces se ha desarrollado de forma vigorosa el cultivo de la agricultura intensiva bajo plástico posicionándose de forma extraordinaria a nivel nacional y mundial, tanto en la recolección y comercialización, como en el número de hectáreas de esta codiciada fruta que cada día va a más.

Freguesias (parroquias) como Almograve, Zambujeira do Mar y Sao Teotonio concentran ya la mayor producción nacional intensiva de frambuesa. Los portugueses apenas llegan a consumir las que producen, por lo que se envían importantes cargamentos a Reino Unido, Países Bajos y nórdicos, donde son muy aficionados a esta fruta por sus propiedades saludable,s y que no son capaces de producir fuera de temporada debido a su déficit climático.

casas_en_naturaleza

La Costa Vicentina está llena de pequeños pueblos para los que buscan relajación y contacto con la naturaleza

Aunque esta zona depende mucho del turismo rural y de naturaleza, gracias sobre todo al Parque Natural del Suroeste Alentejano y Costa Vicentina que fue el motivo de mi visita a la zona; han sido las frambuesas las que han logrado que la economía se haya intensificado en la región, representando el sector primario un 30% de la economía local, por lo que habrá que tomarse en serio el sector agrario de la zona.

Aquí a los invernaderos de plásticos se les llama «estufas». Y al igual que en España, los horticultores locales contemplan esta agricultura intensiva como una oportunidad, ya que dinamiza la economía local, aporta dinámicas económicas y desarrollo al territorio.

invernaderos_portugueses

Los túneles y las olas blancas es el nuevo visual de los campos

He tenido la oportunidad de visitar «Dom da Terra» en Almograve, una empresa de tipo familiar que es ejemplo de esta nueva realidad. He disfrutado de la visita a las instalaciones y de las explicaciones dadas por Carla la gerente, que me ha mostrado el proceso de producción de la frambuesa.

playa_salvaje_alentejana

Playa de Almograve, casi salvaje, limpia y de arena muy fina. No hay que pensárselo mucho para entrar en el agua…. ! carrerilla y zás !

El Trabajo fluye bajo un mar de Plásticos 

Como en España, falta mano de obra nacional, y los jóvenes no aprecian el trabajo agrícola, lo que ha hecho habitual la contratación de mano de obra extranjera, cubriendo así las necesidades del productor, por lo que la contratación en origen ha significado un cambio en el perfil sociológico de esta comarca. A modo de torre de Babel, las cuadrillas de trabajadores la componen nepalíes, tailandeses, indios y pakistanies.

indios_turbantes_portugal

Nuevos rostros, nuevas indumentarias. Los turbantes y las barbas de los sikhs caen en la normalidad

Es un trabajo sacrificado de sol a sol, bajo kilómetros de plásticos, que cubren la cosecha y sirven tanto para proteger la fruta de la radiación del sol como de las heladas. El calor bajo ellos realmente se siente, lo que obliga a los trabajadores a beber unos 2,5 litros por jornada para no deshidratarse.

En el extremo de cada lineal de producción, se cuelga una botella perforada que muestra una solución de liquido blanco que contiene un cebo dulce, mezcla de agua, azúcar y vinagre para acabar con las plagas de la minúscula mosca de la fruta, una forma rudimentaria que evita el tratamiento con repelentes químicos.

atrapa_moscas

Simple y efectiva trampa casera sirve para acabar con la mosca de la fruta. Consiste en colgar garrafas de plástico agujereadas, con atrayente cromático y cebo

He probado sus frambuesas, realmente ricas que, por las características del cultivo, pueden comerse directamente del arbusto: Su polinización es natural con abejorros que viven en colmenas dentro de los invernaderos, y sus nutrientes le llegan mediante el uso de «fertirriego».

zumbido_abejorros

Polinización con abejorros: Visitan cada una de las flores y se cuelgan de ellas, cogiéndola con sus mandíbulas y haciéndola vibrar, lo cual produce el zumbido característico.

Cubiertos con pañuelos boca y cabeza, los trabajadores caminan lentamente entre las hileras, escogiendo las frambuesas rosadas y maduras. Por su delicadeza, no se permite la mecanización, siendo toda la recogida manual. Si cuesta separarlas del receptáculo, es que no valen. La recolección se realiza en diversas pasadas que se calcula en 3-4 días. dado el escalonamiento de la maduración.

Por supuesto existen problemas asociados a esta realidad como es la debilidad en la comunicación, en el paso de información sobre cómo deben realizarse las tareas, etc..» Pero el lenguaje de signos y que siempre hay alguien que conoce el inglés, facilita las cosas.

Bajo los plásticos, se selecciona y se envasan en pequeñas terrinas de 125 gr. No se las puede apilar en cajas ya que se aplastan.Y al ser una producción menor que las fresas por ejemplo, no pueden venderse en cajas de medio o un kilo; de modo que se presentan al consumidor en pequeñas terrinas.

Tras esta primera fase, pasan a las cámaras de refrigeración a pie de cosecha. Aquí se enfría la fruta a una temperatura de 3ºC para que a las 2 ó 3 horas de cosechadas, pueda viajar hasta el destino final. Con ello se corta la maduración de la fruta para que aguante mejor sin perder calidad.

cajitas_frambuesas_almograve

Apetitosas terrinas listas para consumir

El grueso son temporeros orientales

Suelen vivir en casas compartidas, donde el despertador colectivo suena a las seis de la mañana. A los siete, una furgoneta los viene a buscar, o se van andando o en bici si la explotación agrícola está cerca. La mayoría no tiene más de 25 años, y es gente que viene huyendo de la pobreza unos, y otros de las catástrofes naturales, como el terremoto de Nepal de 2015 que ocasionó 9.000 muertos.

jovenes_listos_para_salir

Al caer la tarde y entrar la noche, en las calles se siente el olor del curry y del azafrán

Cuando terminan la jornada laboral matan el tiempo jugando al «sepak takraw», un deporte popular del sudeste asiático, parecido al voleibol y que sólo permite utilizar sus pies y la cabeza para tocar el balón.

Otros se acercan a las playas, o se juntan en algún restaurante nepalí como el sorprendente Restaurante «Mar Azul» en Almograve.

apetitosos_curries_nepalies

Al calor de los fogones en «Mar Azul»

La gastronomía nepalí, una desconocida para mí he de admitir, conjuga influencias chinas y tibetanas, con ingredientes de la cocina india como sus especias que van desde el sabroso curry al azafrán que se añade al arroz basmati. Resultan deliciosos sus «momos», pequeñas empanadillas rellenas de carne o verdura que son el plato nacional.

empanadillas_nepalies

Momo de Pollo

Mayor dimensión y escala

Su escalonada maduración demanda bastante mano de obra estacional. Se suelen hacer tres cosechas al año, en primavera, de octubre a enero y otra de noviembre a julio, generando en cada campaña agrícola empleo durante las tareas de recolección y envasado.

De media se suelen contratar unas 10-12 personas por hectárea, y la media de recolección ronda los 5 kilos por persona y día. Como norma, trabajan seis días a la semana, cobrando entre 700 y 800€ al mes.

empleando_trabajando_en_recogida_frambuesas

Gokul recogiendo frambuesas

«La calidad de los suelos y del agua y un clima atlántico muy adecuado (fresco en verano y suave en invierno) permiten una producción de gran calidad», dice la gerente. Además el estar a una hora de Lisboa con buenas conexiones en barco hacia el Reino Unido y a la red europea de autopistas, permite que lleguen a su destino en poco tiempo.

«Cerca del 50% de las frambuesas frescas consumidas en Europa se producen en Portugal, y la producción va en aumento, al existir una tendencia por la comida saludable y fresca».

Los frutos rojos son una de las apuestas más recientes en la agricultura, y de las más prometedoras. ¿La razón? La alta rentabilidad que se obtiene, al tiempo que se consigue producir elevadas cantidades por hectárea.

De las frutas exportadas, la pera Rocha es la reina junto con las naranjas del Algarve, aunque se está observando un incremento en los volúmenes de los frutos rojos, dominando las frambuesas la oferta de «berries». Así que la próxima vez que compres una cajita, dale la vuelta por si tuvieran su origen en estas tierras lusas!

Localización

<

Donde comer

Restaurante Mar Azul : Rua Nossa Senhora Dos Navegantes Lote 15-D – Almograve. Tel 351 283 031 166

Posts relacionados

Costa Sudoeste Alentejana: Sensacional viaje por acantilados y playas

Cabinas Telefónicas como Microbibliotecas

cabinas_telefonicas_inglesas

La Imaginación no tiene Límites con el Mobiliario Urbano

Atrás quedan las cabinas telefónicas que se instalaron en los años 60 y que rápidamente han llegado a convertirse en un símbolo de la ciudad. Con la llegada de los teléfonos móviles está claro que perdieron toda su utilidad.

A menudo abandonadas y otras veces, como no, objeto de vandalismo, las antiguas cabinas telefónicas han desaparecido prácticamente de las ciudades. Pero algunas de las que quedan se están transformando poco a poco en nuevos y creativos equipamientos urbanos; atractivas, funcionales y socialmente responsables. ¡Han llegado las microbibliotecas!

Una iniciativa llamada «Cabinas Vinculadas a la Cultura» parece estar invadiendo el país luso, donde la Fundación Portugal Telecom está reutilizando antiguas cabinas telefónicas en desuso, con la apuesta cultural de fomentar la lectura creando microbibliotecas.

La idea de reconversión de las cabinas telefónicas antiguas se inspira en un movimiento iniciado en Noviembre 2009 en un pequeño pueblo en el suroeste de Inglaterra llamado Westbury-sub-Mendip, cercano a Bristol, donde un día sus cerca de 800 habitantes decidieron reutilizar y restaurar una de las cabinas telefónicas que existían en desuso en el pueblo, y reconvertirla en la biblioteca mas pequeña del mundo.

Por el simbólico precio de £1 se la compraron a la operadora de telecomunicaciones British Telecom; y mediante la donación desinteresada de libros por parte de los vecinos del pueblo, la convirtieron de la noche a la mañana en una flamante bibliocabina.

cabinas_telefonicas_convertida_microbiblioteca
Nuevos tiempos, nuevas necesidades, nuevos usos ….

Tomo un Libro y dejo otro en las Cabinas Telefónicas

La idea de esta microbiblioteca no es funcionar como una biblioteca al uso, donde uno llega, rellena una ficha, toma prestado un libro y, después de leerlo, lo devuelves.

Aquí no existen muchas o casi ninguna regla para acceder a sus libros. Aquí se funciona de otra manera: Voy a la cabina, me llevo un libro y dejo otro mío; de esta forma la lectura adquiere una dinámica informal, sin plazos y sin penalizaciones.

cabina_telefonica_campo_de_ourique
Esta cabina de lectura oferta todos los géneros literarios ¡Hasta diccionarios!

La puerta de la cabina de lectura permanece abierta las 24 horas 365 días al año. Unos voluntarios revisan la colección y eliminan aquellos títulos que no son de interés y los donan organizaciones benéficas. Siempre está al día y con libros actuales y de temática interesante.

A la gente del pueblo la idea les pareció excelente, ya que las bibliotecas mas cercanas estaban en localidades de mayor tamaño y a una cierta distancia; por lo que solo la idea de acercarse a la cabina y echar un ojo, a ver si tiene algún manual, guía o novela que no hayan leído, les parece genial.

Desconozco si es la biblioteca más pequeña de Inglaterra, ¡pero apuesto a que es una de las más concurridas y ciertamente la más pintoresca!

Visto el éxito de esta iniciativa, British Telecom ha recibido ya unas 700 solicitudes para «adoptar una cabina» y darles una «segunda vida».

Y en Portugal más de los mismo… Portugal Telecom, líder luso de telecomunicaciones de la mano de asociaciones, fundaciones o ayuntamientos y con el objetivo de amenizar el espacio urbano y atraer a la gente a la cultura en general, está implementando el concepto en diversos municipios del país. Lisboa, (Plaza de Londres y Plaza del Campo de Ourique), Coimbra, Madeira, Vila Nova de Milfontes o Açores, entre otras, disfrutan ya de  «Cabines de Lectura».

La reutilización de una cabina para dar cabida a una minibiblioteca en plan «self-service», puede que chocara un poco al principio; pero ahora este novedoso «equipamiento cultural» está ya muy integrado en el barrio, y además ha servido para fomentar valores de solidaridad y ciudadanía entre su gente.

cabinas_telefonicas_pro_cultura
Un lector en la cabina de lectura en Jardim da Parada, Campo de Ourique, Lisboa

Debido a la escasez de espacio, no todos los libros pueden exponerse al mismo tiempo, y el encargado tiene que procurar dejar colocados entre las estanterías libros para todas las edades y gustos. Los más solicitados suelen ser las novelas, las guías de viajes y los cuentos infantiles.

La próxima vez que viajes a Portugal, te animo a que vengas a conocer estas simpáticas cabinas de lectura, pero no te olvides: ¡Tráete un ejemplar para intercambiar libros y compartir lecturas!

Llegan las fiestas de Santo Antonio a Lisboa

calles_decoradas_fiestas_santo_antonio

Lisboa se convierte en una gran y animada Fiesta

Junio es por antonomasia el mes es de las festividades de los Santos Populares en Lisboa celebrando las noches de San Antonio, San Juan y San Pedro.

Durante el mes de Junio se celebran las Fiestas de Santo Antonio, que aun sin ser el patrón de la ciudad (San Vicente), si lo es por devoción, con canciones, bailes, comida y bebida.

Alfama_azulejos_graffiti_arte_urbano

Tradición y Modernidad, azulejos y arte urbano

Para pena de los lisboetas, su querido santo es más conocido internacionalmente como San Antonio de Padua, ya que nació y creció en Lisboa, pero fue en Padua (Italia) donde pasó los últimos meses de su vida. Se unió a la orden franciscana que conoció en  la universitaria Coimbra mientras estudiaba. Predicador culto, fue conocido por su dedicación a los pobres y su habilidad para convertir herejes. En 1934 el papa Pío XI le declaró Santo Patrón de Portugal.

iglesia_santo_antonio_lisboa

Iglesia de Santo Antonio en Alfama (Lisboa)

Es el santo casamentero por excelencia, y en estos días de fiestas es costumbre poner velas a Santo Antonio para pedirle pareja, al tiempo que le lanzas una moneda a la estatua. Si cae sobre el libro que sostiene en sus manos te casas y si no…. Durante el año las parejas suelen visitar la iglesia el día de su boda llevando flores al santo para tener “buena suerte” en su matrimonio.

Santo_Antonio_en_ceramica_fiesta_Lisboa

Santo Antonio, versión siglo XXI

Donde los Barrios participan y animan la fiesta

Estos días se viven en toda la ciudad, pero de una manera más intensa en los barrios históricos lisboetas como Alfama, Morería, Graça y Barrio Alto, entre otros. Se suelen colocar farolillos y guirnaldas de colores en las calles, y sacan sillas para el público dispuestos a pasárselo bien en las fiestas de Santo Antonio. Por la noche, las arraiales (verbenas) con música y baile animan a la gente Es una excelente ocasión para disfrutar del ambiente de las calles, ya casi en modo verano.

El programa de actividades tiene propuestas de todo y para todos: Gastronomía popular con el caldo verde y las sardinas asadas como artista principal en sus tascas callejeras, atracciones culturales y actividades musicales.

Parrilla_sardinas

Al caer la tarde casi todos los bares hacen sardinas asadas

Son muy célebres sus Marchas Populares organizadas por aficionados, donde cada barrio aporta su marcha, que circulan por la Avda. Liberdade, con premios para los mejores trajes, la mejor coreografía, los más espectaculares, etc.), y la Procesión del Santo Antonio recorriendo las calles próximas a la Catedral.

Llegando las fiestas de Santo Antonio es costumbre entre los novios regalar a sus amadas un vasito o maceta pequeña de albahaca, conocida como la «hierba de los novios», que funciona como una idea de compromiso fuerte / una petición de matrimonio. La planta suele traer una banderita de papel con un pequeño verso popular alusivo al amor.

albahaca_fiestas_santo_antonio

En Junio todos los barrios populares huelen a albahaca

Se organizan multitud de eventos, muchos se prolongarán hasta el verano, sobre todo porque la llegada del buen tiempo es motivo para organizar festivales de cine o conciertos al aire libre como jazz, fados, conjuntos regionales y ranchos folclóricos (grupos musicales y coreográficos que representan las tradiciones de su tierra). Lisboa está de moda y hay que aprovechar el tirón.

Es una oportunidad única para dedicarse a descubrir sin prisa los barrios más antiguos de Lisboa, y dejarte llevar por su fado y el alma portuguesa, donde sus azulejos antiguos, sus empinadas calles, y sus calles adoquinadas, simplemente enamoran. Si vas a Lisboa por estas fechas, puedas seguir la Programación de las Fiestas

!A disfrutar!

 

El Resurgir de la Zona Ribereña de Alfama (Lisboa)

monasterio_navegantes_belem

La importancia de la Ribera del Tajo

Portugal siempre ha mantenido una relación muy estrecha y especial con el mar. Con su independencia en el siglo XI del reino de León y Castilla, comenzó su expansión hasta el Algarve y realizó las primeras exploraciones de la costa africana y el Atlántico.

Desde Belém en la zona ribereña y a un paso de Lisboa, partían las naves por el estuario del Tajo hacia las nuevas tierras. Para dejar constancia de la expansión del imperio portugués, el rey Manuel I mandó construir una serie de monumentos civiles y religiosos, como la Torre de Belén y el Monasterio de los Jerónimos, ambos construidos en estilo manuelino, variante genuina portuguesa del estilo gótico.

Torre_Descubrimientos _Belem
Torre de Belém con su quilla mirando al mar, homenaje a Enrique el Navegante, quien impulsó la exploración de las islas y las costas africanas del Atlántico

Lisboa promueve el Turismo de Cruceros

Lisboa se ha convertido en un destino turístico indiscutible a nivel mundial. Su puerto está muy bien localizado por su situación estratégica para aquellos cruceros realizados en el Atlántico, Mediterráneo Occidental, África del Norte, así como para los grandes viajes transatlánticos.

La llegada del buen tiempo marca el inicio de la temporada de cruceros, un sector que deja un buena inyección de dinero en forma de facturación directa e indirecta. A los pies de la escalerilla aguardan al crucerista un sinfín de experiencias o visitas guiadas que le zambullirán por unas horas la cultura local de la hermosa Lisboa, como un paseíto en tranvía para descubrir los lugares más emblemáticos de la capital lusa.

Las tres mejores líneas de tranvía para el viajero son: 28 – 25 – 18

Según la Oficina de Turismo de Lisboa, el puerto de Lisboa recibió entre Enero y Octubre de 2018, a 486.658 pasajeros, lo que supone un crecimiento del 47% frente al mismo periodo en el año anterior. Mientras, la tasa de ocupación de las habitaciones de hotel se redujo ligeramente entre Enero y Octubre, del 82,93% al 81,88%, debido al crecimiento exponencial de los apartamentos turísticos

trasatlantico_bajo_el_puente_25_abril
Crucero a su paso por el Puente 25 de Abril

El Renovado Campo das Cebolas

Caminando por los alrededores de la plaza del Comercio, viejos edificios y palacetes, abandonados y ruinosos, localizados a medio camino entre Terreiro do Paço y Santa Apolonia, han pasado por una importante rehabilitación (porque la verdad, ya tocaba..) gracias a la mano de la inversión, que parece estar centrada en desarrollar el turismo en la ciudad.

La transformación se ha notado sobre todo en la zona del Campo das Cebolas y calles aledañas, un curioso nombre que tiene su origen en el antiguo Mercado de la Ribeira Velha, que funcionó aquí entre los siglos XV-XVI, y donde se vendía esencialmente pescado, pero también hortalizas.

plaza_renovada_lisboa
Antiguamente era un parking y desde 2017 todo el barrio disfruta de este espacio verde

Ahora ya da gusto pasear por este barrio con identidad propia, un espacio recuperado y renovado de alto potencial turístico, que como un «patito feo» de estar algo descuidada y olvidada, como una Cenicienta se ha convertido en el centro de todas las miradas.

Este lavado de cara en el barrio, ha hecho que ahora exista una amplia oferta de servicios, tiendas, restaurantes, galerías de arte, cafés, coquetos apartamentos turísticos y espaciosas terrazas con vistas al Tajo, que hacen de este lugar otro zona de la capital lisboeta por descubrir.

Las obras de un parking subterráneo han traído a la luz restos de épocas anteriores, como coloridos platos de mayólica, cerámica española, gres de Renania, vidrio italiano, tibores de Ceilán, cachimbas holandesas, porcelana china, vestigios de edificios y bases de columnas que debieron pertenecer a alguna casa del siglo XVI.

También se extrajeron embarcaciones del siglo XIX, unas que sirvieron para surcar el Tajo y otras para uso marítimo dadas sus dimensiones. Solo queda que la Dirección General de Patrimonio Cultural acomode estos hallazgos en algún espacio museológico para disfrute de los amantes de la arqueología y de la historia.

ceramica_arqueologia

Shopping y Gastro.

Recomiendo comenzar este paseo por la Rua dos Bacalheiros con sus pequeñas tiendas y comercios. Con anterioridad a este nombre la calle era conocida como la Rua dos Confeteiros, por encontrarse en ella (en su momento) algunos comercios especializados en la elaboración de distintos tipos de dulce, pasando de siete en 1760 a nueve en 1836.

A lo largo de tres generaciones, la pasión por las conservas se ha transmitido de padres a hijos y, actualmente «Conserveira de Lisboa» es la tienda de referencia a la hora de adquirir conservas de calidad, ademas de una atención muy cercana y familiar.

Sus coloridos y bien alineados estantes con variedades que cambian cada temporada y que van desde sardinas en aceite de oliva, mousse de atún, pulpo ahumado, jurel con ajo, anguila, bacalao, trucha, anchoas con alcaparras, etc.. que hacen que sea una de las tiendas mas visitadas y fotografiadas de Lisboa.

Casa_Tricana_conservas_exquisitas
Su imagen tiene reminiscencia vintage

Verás la Casa de los Bicos, mandada construir por Brás de Albuquerque, hijo natural del virrey de las Indias en 1523 e inspirada en el Palacio de los Diamantes, la joya renacentistas de Ferrara y el Palazzo Bevilacqua de Bolonia (Italia).

En una Lisboa del siglo XVI, considerada la más exótica de Europa, me imagino a los Alburquerque desde sus balcones dando cuenta de los rinocerontes, elefantes y caballos persas que descendían de las naves llegadas de las Indias; junto con refinadas alfombras, telas de seda y las muy apreciadas especies utilizadas en la cocina, la medicina y codiciadas para ungüentos de amor.

Hoy es la Fundación José Saramago (dedicada a la memoria del portugués que ganó el Nobel de Literatura en 1998), un espacio público dedicado a la cultura donde se celebran exposiciones, recitales, conferencias y cursos, con hallazgos arqueológicos que empiezan en la ocupación romana. 

palacete_renacentista_lisboeta
Casa dos Bicos, de las pocas viviendas que sobrevivió al terremoto de 1755

Un local muy «in» es el de José Avillez con estrellas Michelin en su haber, que ha abierto aquí su cantina contemporanea, Zé Avillez, una versión renovada de la cocina portuguesa, como «pataniscas de bacalhau» con arroz negro o «cozido à portuguesa» junto con snacks, sopas y ensaladas, entre otros bocados.

Ze_Avillez_cantina_ribeirinha_tajo
En la ribeirinha del Tajo, Zé Avillez, una Cantina contemporánea

No dejes de entrar en Benamôr una tienda de cosméticos, que tiene un gran surtido de jabones al peso, aceites, sales, colonias y cremas como «Rose Amélie» creada en su honor, basados en ingredientes naturales, con un olor increíble y unos delicados envases y envoltorios «art decó».

crema_cuerpo_hidratante_jacaranda_loja_ribera_tajo
 LLamada así por el icónico árbol que cubre la ciudad con su floración lila cada primavera

Solar dos Bicos nos permite darnos el lujo de disfrutar de su esplendida terraza, perfecta para compartir una comida o una copa con agradables vistas.

terraza_frente_ribera_tajo
Terraza del «Solar dos BIcos»

El Resurgir de Santa Apolonia

Para adecuar esta antigua zona portuaria en un espacio adaptado a la nueva realidad turística de Lisboa, urbanistas y diseñadores han trabajado activamente para reconstruir este área ribereña. Y lo han conseguido.

Se ha promovido la conservación del patrimonio arquitectónico que contaba con edificios antiguamente destinados a la actividad industrial, y al mismo tiempo han surgido nuevos  negocios y equipamientos culturales y de ocio.  

El grupo financiero Sonae tiene previsto comenzar en 2021, la construcción de un hotel en la mismísima estación lisboeta de Santa Apolonia: El Ribeira House Hotel, un cuatro estrellas que tendrá vistas al río y que seguro, captará la demanda turística en este renacido barrio.

alfama_cerca_de_zona_ribereña
Alfama, barrio de pescadores y operarios de la zona ribereña

Cerquita, la muy recomendable Taberna Sal Grosso. un pequeño local con una gastronomía actual a base de raciones y «petiscos» (tapas), donde se fusiona la tradición con las nuevas creaciones vanguardistas, como raya a la parrilla, «pica pau» de atún, pollo «piripiri», bacalao confitado con maíz (platos entre 2€ y 7€). Además sirven cerveza artesanal que hacen allí ellos mismos.

taberna_acogedora_para_tomar_petiscos_tradicionales_sal_grosso
Codornices en escabeche de cítricos de Sal Grosso

Palacetes a lo largo de la Zona Ribereña del Tajo

Esta paulatina reordenación, ha puesto al distrito de Xabregas en el mapa. En 1511 en la zona ribereña se establecieron las primeras casas nobles con mayor tradición en Portugal, por su proximidad con el Palacio Real entonces en el Terreiro do Paço. Sorprenden los Palacios de Pacas Palha y Lavradio e impone el de Xabregas. Fue mandado construir por Tristán da Cunha, primer virrey de las Indias en el siglo XVI.

Es de grandes proporciones (64 estancias), y posee una de las mejores colecciones de azulejos (inspirados en las alfombras persas que llegaban de las Indias). Clasificado Monumento Nacional desde 1987, es probablemente el único palacete en Portugal que pertenece a la misma familia desde hace más de 500 años.

palacete_xabregas_lisboa
En Xabregas destacan los frescos y pinturas de inspiración clásica que decoran varias salas

Hacia el oeste, el Museo Nacional del Azulejo, levantado sobre un antiguo convento, que alberga una colección única de azulejos, elemento decorativo portugués clave en palacios, capillas e iglesias.

Pero también surgen espacios fabriles en la margen del Tajo, reconvertidos en modernisimas instalaciones artísticas y de arte contemporáneo por sus espacios amplios y el precio del metro cuadrado muy manejable, como la Galería de Filomena Soares.

pintura_contemporanea_galeria_xabregas
«Give me more_05» (2019), Christine Streuli (Galeria Filomena Soares)

Hacia arriba de la ladera y saliendo de la ribera, para los amantes del vintage y la segunda mano el pintoresco mercadillo de la Feira da Ladra (literalmente «feria de la ladrona»), un Rastro que se celebra cada martes y sábado en el lisboeta Campo de Santa Clara.

Feira_Ladra_Alfama
A por la «pechincha» (ganga) ©Marco Verch

Hacia el oeste, el Museo Nacional del Azulejo, levantado sobre un antiguo convento, que alberga una colección única de azulejos, elemento decorativo clave en palacios, capillas e iglesias. Muy recomendable y poco conocido.

A la Búsqueda de los Mejores Sueños

La Ribera del Tajo tiene una interesante oferta hotelera, que pasa por cadena internacionales, hoteles boutique, pensiones y apartamentos turísticos de alquiler del tipo Airbnb.

El Eurostars Museum, es el antiguo palacio Coculim, residencia aristocrática transformado en un boutique hotel. Conserva por las obras realizadas en el edificio, una colección de arqueología que muestra la historia de Lisboa desde el Neolítico hasta el siglo XIX. Todos los domingos se realiza un mini-tour para recorrer los restos hallados. Para visitar, envía un email a visitas@eurostarsmuseum.com

palacio_coculim_residencia_nobiliaria_alfama

Una divinidad es el «hotel do charme» Palacete Chafariz del Rei, ubicado en segunda línea hacia el interior de Alfama. Es un edificio ecléctico de estilo neomorisco con interiores modernistas construido en el siglo XIX para un indiano llegado de Brasil donde había hecho su fortuna. Sus actuales propietarios, encargaron la conservación y rehabilitación a los profesionales del Departamento de Conservación y Restauración de la Fundación Ricardo Espíritu Santo. Ojo, que está algo escondido.

hotel_modernista_chafariz_do_rei

Y en tu próxima visita a Lisboa, te recomiendo pasearte por la zona peatonal a orillas del Tajo, y que en breve unirá Cais de Sodré con Santa Apolonia. !La fama obliga a actualizarse constantemente!

Direcciones útiles

DONDE COMER
  • Cantina Zé Avillez R. dos Arameiros, 15 , T. 21 580 7625
  • Solar dos Bicos  R. dos Bacalhoeiros 8A-B,  T. 21 886 9447
  • Sal Grosso Calçada do Forte 22, T. 21 598 2212
QUE COMPRAR
  • Conserveira de Lisboa R. dos Bacalhoeiros 34 Lunes a Sábado 9h-19h
  • Benamôr R. dos Bacalhoeiros, 20A Lunes a Sábado 10h-20h. Domingo 12h-20h
QUE VER
  • Palacio de Xabregas/Palácio dos Marqueses de Olhão R. de Xabregas, nº 22 a 40, Beato
  • Palacio Pancas-Palha R. de Santa Apolónia, 12-16; Travessa do Recolhimento Lázaro Leitão, 1
  • Palacio de Lavradio Calçada do Conde de Avintes, São Vicente de Fora
  • Casa dos Bicos – Fundação José Saramago R. dos Bacalhoeiros, 10, T. 21 880 2040 -Lunes a Sábado 10h-18h PVP €3
  • Eurostars Museum R. Cais de Santarém, 40, T. 21 116 6100
  • Fuente Chafariz d’El Rei R Cais de Santarém
  • Palacete Chafariz d’El Rei Tv. do Chafariz de El-Rei, 6, T. 351 21 888 6150  

Receta del BacalAo Dorado o Bacalhau à Brás

plato _bacalo_dorado

Mi receta del Bacalao Dorado


Hoy traigo a mi blog una receta de película: El famoso Bacalao Dorado o Bacalhau à Brás, a mi modo de ver, el plato luso mas famoso del mundo. El nombre se lo debemos a su inventor, el senhor Bras que, instalado en su tasca del Barrio Alto de Lisboa, que aprovechando las sobras de bacalao, creó un plato rápido, sabroso y asequible.

Es una receta sencilla, ideal para personas con prisas en la cocina y, que he adaptado a nuestro mercado (que me perdonen los portugueses, por favor). Es un plato fácil de preparar, económico y que se convierte en uno de los platos preferidos de la casa. Espero que os guste y os atreváis a hacerlo.

Ingredientes (para dos personas)

  • 150 gr de migas de bacalao siempre desalado (puede ser congelado, pero una vez descongelado debe pesar esa cantidad).
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • un poco de sal para la cebolla
  • 1 bolsa de patatas paja, se usan solo unos 50 ó 60 gr. (hay varias marcas como las de Mercadona o DIA).
  • 3 huevos grandes
  • unas ramas de perejil o cilantro fresco (yo empleo cilantro) 
  • 50 gr aceitunas negras sin hueso para decorar
  • Aceite de oliva virgen extra para el revuelto y otro poco más para la presentación final

Modo de Preparación del Bacalao Dorado

Poner al fuego un cazo con agua fría y añadir el bacalao. Calentar a fuego suave hasta que el agua esté templada, sin hervir, apagar el fuego y dejar el bacalao hasta que se pueda desmenuzar fácilmente.

Picar el diente de ajo y rehogar en una sartén con aceite a fuego lento. Cortar la cebolla en juliana fina, y añadirla a la sartén.

cebolla_dorandose_fuego

Incorporar el bacalao (debe poderse envolver en el aceite, y si no añadir un poco más) y rehogar un par de minutos.

bacalao_dorado_con cebolla

Añadir la mitad del perejil o cilantro picados y las patatas paja, y envolver todo hasta que estén bien incorporadas.

bacalao_bras_con_cilantro

Ahora incorporamos las patatas paja

Patatas_paja_incorporadas_bacalao_dorado

Finalmente poner los huevos batidos, revolver bien y apartar la sartén del fuego para que no se arrebaten. Debe quedar muy jugoso

Bacalao_bras_con patatas_paja

Voilà, ya esta. Lo servimos en una fuente con unas aceitunas negras por encima para decorar y un chorrito de buen AOVE.

Aceitunas_cilantro_bacalao_dorado

Oficios en peligro de extinción en mi querida Lisboa

Cesteros, carreteros, modistas …  son algunos de esos oficios de ayer, y hoy minoritarios, que milagrosamente aún se mantienen en pie. No choca si los ves en poblaciones pequeñas o en entornos rurales.

Pero sí sorprende gratamente encontrártelos por la calle de grandes metrópolis como Lisboa, elegida en 2017 el mejor destino mundial como City Break (escapada urbana de corta duración), donde su singular belleza, con los barrios de Alfama y Barrio Alto, junto con joyas arquitectónicas como el Monasterio de los Jerónimos en Belén, y su excelente oferta le mereció el primer premio, haciendo de esta ciudad un lugar muy atractivo para cualquier turista. Lisboa conjuga muy bien cosmopolitismo y tradición.

Empezamos con los «Calceteiros»

Una pequeña brigada recorre las calzadas lisboetas, y arrodillados en el suelo, con un martillo en mano y mucha habilidad, transforman un pedazo de piedra a base de golpecitos, en un cuadrado o hexágono que encaja maravillosamente bien en el suelo. Estos artistas son los «calceteiros», un oficio que tiene dos siglos de antigüedad y que tiene como fin construir el precioso mosaico que cubre las aceras ornamentales.

Homenaje a los "Calceteiros" en la Plaza Restauradores
Homenaje a los «Calceteiros» en la Plaza Restauradores

Sus orígenes se remontan a 1842 cuando el Teniente General Eusebio Pinheiro Furtado, responsable máximo del castillo de San Jorge en lo alto de Alfama, inspirándose en las técnicas romanas y árabes, pidió que se pavimentase parte del castillo (entonces cuartel). El trabajo fue encargado a los reclusos (entonces llamados «grilhetes«) quienes realizaron el primer pavimento decorado en zigzag a base de piedra caliza y basalto.

Aunque al principio provocó cierta hilaridad, rápidamente fue calando y acabó extendiéndose no sólo por las principales calles y plazas del Rossio y la Baixa, sino que también invadió las entradas, patios y jardines de palacetes, monasterios y edificios públicos.

  • Las ondas blanquinegras del adoquinado de la plaza del Rossio, Lisboa

Nos movemos por la plazas del Rossio y Figueira

Alrededor de estas plazas se condensa un mundillo de comercio informal, vendedores ambulantes, deambulantes, y otros servicios callejeros, que se apropian de este espacio para cuestiones de mercadeo, y  que le dan un aire pintoresco y familiar.

El plastificado es el mejor método para proteger carnets, fotografías o cualquier otro tipo de documento, de roturas, manchas u otros daños. Y así, unos hombrecines apostados en la Rúa de Amparo, se instalan todos los días con unas mesitas abatibles y un plastificador manual.    

El sector de la economía informal se da cita por el Rossio

Desde Restauradores, Rossio, Baixa e inmediaciones hasta Terreiro do Paço (plaza del Comercio) cada limpiabotas suele tener un puesto fijo en la calle por el que pagan una licencia al Ayuntamiento, y una clientela habitual que normalmente mantienen desde hace años y que suele pagar unos 3€ porque les limpien sus zapatos.

Antiguamente era un ritual, ir al limpiabotas y llevar unos zapatos lustrosos y brillantes que con un buen perno, daba una imagen de dandy. Sin embargo los limpiabotas «engraxadores» ya no tienen la cola que tenían entonces. Los tiempos van cambiando, y poco a poco van siendo sustituidos por las esponjas abrillantadoras del «Carrefour» o las máquinas limpiadoras automáticas que vemos en algunos hoteles, sin contar con las zapatillas deportivas que se han convertido en habitual, y que no necesita ni admite lustre.  

Si el cliente es conocido o muestra disposición, es posible que se entable alguna conversación, sino se aisla tras un periódico

Pero el paisaje de estos oficios tradicionales en vías de extinción no estaría completo sin la figura del castañero. Los castañeros que como los «limpia» tienen su puesto fijo en la calle. Con la llegada de los primeros fríos y hasta el mes de marzo, puedes escuchar «Castanhas quentinhas e boas” (castañas calentitas y ricas). Suelen montar sus carritos adaptados en las zonas más transitadas y populares de Lisboa, como Chiado, Baixa o Rossio. Si ves una humareda blanquecina es señal inequívoca de que el pequeño remolque no anda muy lejos, asando las castañas con la sal que les da sabor y las envuelve con el característico polvillo blanco que encontramos también en Andalucía.

Este capricho no te saldrá caro. A solo 2,50€ la docena

Para terminar con los Tuk-Tuk

Junto con los oficios de toda la vida, emergen otros profesionales de oficios del siglo XXI, como los conductores de «Tuk-Tuk», un motocarro de 3 o 5 ruedas,  de puertas abiertas con toldo que son la versión europea más común de los vietnamitas o camboyanos.

Es un nuevo e ingenioso tipo de vehículo para conocer la ciudad, pero cuyo conductor debe ser  a la vez un guía turístico. Una variante nueva que veremos lo que dura, porque para esto hay que conocerse muy bien la historia de la ciudad de Lisboa, desvelar sus más íntimos secretos  y sus curiosidades … y todo por unos 70 euros la hora! Eso sí, los días de frío te plantan una manta de forro polar para que te tapes mientras escalas por el barrio de Alfama.

Tuk Tuk bajando por el Miradouro das Portas do Sol_Lisboa
Tuk Tuk bajando por el Miradouro das Portas do Sol

La Quinta dos Azulejos, la joya escondida (Lisboa)

Lisboa es la ciudad que más puede presumir de azulejos en Portugal. Los verás por doquier: en las fachadas de palacetes y casas nobles, en viviendas más sencillas, decorando estaciones de tren, en los interiores de las iglesias, o simplemente en los miradores en los que todos nos hemos apoyado para disfrutar de una sobredosis de belleza con sus imponentes vistas. Marca la fisonomía de la ciudad y le da un carácter único y especial.

Azulejo fachada principal de la Quinta dos Azulejos, Lumiar
Azulejo de la fachada principal de la Quinta dos Azulejos, Lumiar

Puede decirse que el azulejo en Portugal desarrolla un importante papel decorativo en su arquitectura, que en el siglo XVI se utilizó de una manera muy original transformando los interiores de iglesias y palacios, y ya a partir del siglo XIX de una manera intensa en las fachadas de los edificios. Con el cambio de siglo, se utilizó también como soporte para murales publicitarios, estaciones de tren y de metro.

Casas de recreo para la aristocracia lisboeta del siglo XVIII

A tan solo 15 minutos en dirección norte de Lisboa se encuentra la freguesia de Lumiar. Partiendo de pequeños núcleos medievales que entonces se encontraban a las afueras de la ciudad como Paço de Lumiar, Lumiar y Telheiras, fueron elegidos entre los siglos XVIII-XIX por las clases altas (familiares de la realeza, nobles, funcionarios reales y militares), para construir en ellas sus segundas residencias, donde se relajaban y disfrutaban de la vida.

En el siglo XVIII el hombre comienza a dominar, catalogar y a interesarse por la naturaleza, es el comienzo de la botánica como ciencia

Su sano y agradable clima y el estar en contacto con la naturaleza, hacían de este lugar un lugar muy atractivo para huir de la ciudad. Practicaban los juegos de salón y de jardín, daban paseos, organizaban bailes junto con sesiones teatrales, musicales y literarias, y algunos solían tener incluso algún que otro elemento de explotación agrícola.

Hoy he visitado una de ellas, la Quinta dos Azulejos, de un reconocidísimo valor estético, que sobresale por el notable conjunto cerámico que decoraba el edificio y su intimista jardín. Fue mandada construir en el siglo XVII por su primer propietario, Antonio Colaço Torres, caballero de la Orden de Cristo y orfebre de la Casa Real, encargado de conservar y reemplazar las joyas de la corona portuguesa.

Fachada de la Quinta dos Azulejos, hoy Colegio Manuel Bernardes
Fachada de la Quinta dos Azulejos, hoy Colegio Manuel Bernardes

La familia real, Rey D. José I y Mariana Victoria de Borbón la visitaron en dos ocasiones (1753 y 1760) y posteriormente a finales del siglo XVIII, su hija mayor ya como reina María I pasó largas temporadas aquí. Fue reconstruida en el siglo XVIII, con alteraciones en el siglo XIX. En la actualidad pertenece al colegio privado católico Manuel Bernardes, institución fundada en 1935 por el Padre Augusto Gomes Pinheiro.

Catalogado como Bien de Interés Cultural, es una de las Quintas de recreo de época que integran el área de Lumiar, junto con el Palacete Angeja-Palmela, el Palacete de Monteiro-Mor y  la Quinta das Hortensias.

La azulejería, un constante recurso decorativo

El valor de la Quinta dos Azulejos proviene del exquisito tratamiento decorativo con el azulejo como elemento principal en espacios exteriores. Este recurso es una constante habitual en países templados, por las características de resistencia, funcionalidad además del ornato y belleza que confieren.

Accedemos al jardín por la parte trasera del edificio por una puerta de doble hoja

La Quinta dos Azulejos no iba a ser menos y presenta una fachada azulejada del siglo XIX, que contrastan con los coloridos azulejos de mediados del siglo XVIII utilizados en el jardín, producidos en su mayoría en la Real Fábrica de Loza de Rato en Lisboa correspondientes al florido periodo rococó portugués.

Época ”contaminada” por el virus de la galantería, que nos introduce en un mundo repleto de finuras y delicadezas

Una Quinta para disfrutar de su paisaje interior

Cercado de altos muros, totalmente revestidos con azulejos, el jardín se cierra sobre sí mismo, sin ningún contacto con el exterior y dándole un aspecto intimista. Nos encontramos en un espacio que invita a un paseo muy  tranquilo, por lo envolvente que resulta todo.

Las columnas y arcadas que sugieren el paseo, se encuentran a lo largo de los muros que envuelven el jardín. Mires a donde mires, el azulejo cubre todo el espacio, desdoblándose en barras, marcos, columnas, vasos, fuentes y paneles.

Jarrones de jardín en pedestales sobre columnas. Más que paseos parecen decorados teatrales para un guión llenos de secretos y confidencias

Realmente es un alarde de belleza, que sobresale no solo por la elevada cantidad de azulejos empleados, sino por los temas decorativos que incluye: Episodios mitológicos, motivos religiosos alusivos a Cristo y a San Juan Bautista, escenas galantes, de interior y de “animalia.

Escenas de mitología griega como la de Perseo a lomos de Pegaso su caballo alado tras cortar la cabeza de Medusa y rescatando a Andrómeda
Escenas de mitología griega como la de Perseo a lomos de Pegaso su caballo alado tras cortar la cabeza de Medusa y rescatando a Andrómeda
Mitología de Narciso. Era tan engreído que Némesis, diosa de la venganza, hizo que se enamorara de su propia imagen reflejada en una fuente. En una contemplación absorta, incapaz de separarse de su imagen, acabó arrojándose a las aguas
Mitología de Narciso. Era tan engreído que Némesis, diosa de la venganza, hizo que se enamorara de su propia imagen. En una contemplación absorta, incapaz de separarse de su imagen, acabó arrojándose a las aguas
Escena religiosa que describe la boda de Caná donde el agua se transformó en vino. Leyenda: Nuptiæ factæ / sunt in cana galilæ / aaquam vinum / factam / Joanes, cap. II
Escena religiosa que describe la boda de Caná donde el agua se transformó en vino. Leyenda: Nuptiæ factæ / sunt in cana galilæ / aaquam vinum / factam / Joanes, cap. II

No faltan tampoco elementos heráldicos ni las “figuras de convite”. También llamadas “figuras de respeto” eran representaciones en tamaño natural de alabarderos, mozos, o criadas colocadas en zonas de paso como entradas o escaleras a modo de bienvenida.

Figura de convite a la entrada del jardín
Figura de convite a la entrada del jardín

Toda esta variedad de temas se entrecruzan con una diversidad de asociaciones de colores que varían entre el gusto por la monocromía o la utilización de los intensos cobaltos, rojo manganeso, púrpura, ocres, lilas y verdes.

En los azulejos al igual que en la pintura triunfan los colores brillantes y los delicados cromatismos (rosas, verdes y amarillos) que trasladan sensaciones de refinado placer como esta escena galante

El punto clave del jardín es el llamado espacio “social”: el cenador, cubierto por una pérgola también conocida como «treillage» con plantas trepadoras y rodeado por un banco corrido con forma de media luna. Frente a él un pequeño estanque completa esta zona de estar que proporcionaría a sus moradores un agradable frescor los días de verano.

En cuanto al jardín, unos setos recortados junto con una araucaria, un ciprés, yucas y grandes canteros con rosales y otras flores completan la visión. Bancos, jardineras, esquinazos con curva en «S», presente en el Rococó como base de la belleza y de la gracia.

Los azulejos de “figura avulsa” tienen en los cantos unos pequeños ornamentos que ayudan visualmente a conexionarlos entre sí. Sus motivos son variados: Flores, animales, barcos o figuras humanas. Se pusieron de moda en Portugal a finales del s XVII y son de inspiración holandesa (Delft), siguiendo el aspecto de la porcelana china en azul cobalto
Los azulejos de “figura avulsa” tienen en los cantos unos pequeños ornamentos que ayudan visualmente a conexionarlos entre sí. Sus motivos son variados: Flores, animales, barcos o figuras humanas. Se pusieron de moda fin del s. XVII y son de inspiración holandesa (Delft), siguiendo el aspecto de la porcelana china en azul cobalto

Aunque no se visita, quedan unos pocos paneles de azulejo en el huerto, pasado el anexo escolar. Entonces existía un huerto, árboles frutales, y criaderos de faisanes y palomas, siguiendo el pensamiento enciclopedista del siglo XVIII que preconizaba un dominio de la naturaleza.

Panel religioso Quinta dos Azulejos
Detalle del panel religioso: «Joannes viam / Domino preparauit / n eremo Agnum / Dei demonstrauit / et illuminauit men / tes hominum» (Juan preparó el camino al Señor y le mostró que era el cordero de Dios, que ilumina las mentes de los hombres)

Si os permiten la entrada al colegio, su interior no es menos interesante. Un panel de azulejos recorre el tramo principal de escaleras. En el piso superior hay una pequeña capilla todavía en uso, al igual que las antiguas estancias reales hoy destinadas a sala de ballet. Restos de azulejos que se fueron cayendo de distintos sitios, se han ido recolocando hasta conformar un aseo, en un exceso decorativo ejemplo de horror vacui.

Los instrumentos favoritos de los salones eran el violín, el clavecín junto con el oboe y la flauta
Escena galante donde el con zapatos de hebillas y peluca toca la flauta; ella con un tocado de plumas y miriñaque toca el clavecín ¿Alguna pieza de Francisco Couperin?
Azulejo de la fachada principal de la Quinta dos Azulejos, Lumiar
La pequeña capilla la utilizan lhoy os alumnos del Colegio Manuel Bernardes
De aposentos reales a aula de ballet
De aposentos reales a aula de ballet ©Sipa
Creo que ningún decorador de interiores podría haber hecho mejor este aseo Horror Vacui
¡Creo que ningún decorador de interiores podría haber realizado un proyecto mejor! ©Sipa

La entrada a la Quinta dos Azulejos es gratuita. Aunque no hace falta reservar, sí es conveniente visitarlo fuera de las horas de entrada y salida de los escolares. Llamando a la entrada del colegio suelen permitir la visita al edificio y jardín.

Localización

Quinta dos Azulejos (Colégio Manuel Bernardes), Rua Esquerda, 40-46; Paço do Lumiar

Tel.  217 570 501

Cómo llegar

Autobús: nº 703 (parada de Igreja Lumiar, Largo São João Baptista, Quinta da Várzea). Desde aquí caminar diez minutos en línea recta por la Ctra. Lumiar, girando a la derecha en la Rua Esquerda cuando vea las primeras viviendas bajas. Siguiendo por esta calle el colegio es reconocible por su fachada de azulejos.

Tradición Culinaria y Productos Típicos de Trancoso (Beira Interior)

Trancoso es un pueblo de la región Beira Interior, que forma parte del conjunto de las 12 Aldeas Históricas de Portugal, localidades de frontera con musulmanes, leoneses y castellanos conocidas por ser tierra de castillos milenarios y fortalezas, escenarios de luchas y batallas  y asedios desde el siglo X. Está en una tierra de castaños, alcornoques y olivos, puntales de la economía agrícola de la zona.

El caso antiguo se mantiene muy bien conservado, protegido por la muralla que lo separa de la zona más moderna, con un ambiente medieval, con sus calles estrechas y casas de granito. Se encuentra a unos 900 metros de altitud, lo que le confiere una importante posición estratégica.

Cinturón de la muralla que aún rodea la antigua villa medieval de Trancoso

He tenido la oportunidad de conocerlo en el curso de un recorrido por esta zona de Portugal, con base en el «Fuerte de la Concepción«, establecimiento construido en el interior de una fortaleza-baluarte en el siglo XVII en la localidad de Aldea del Obispo, cerca de Ciudad Rodrigo.

El recorrido bien merece una entrada larga y más reposada, pero en ésta quiero adelantar algunas impresiones de Trancoso, pueblo que me ha sorprendido muy positivamente en todos los aspectos.

Como la experiencia gastronómica no sólo enriquecen los viajes, sino que forman parte de su recuerdo, te propongo una pequeña recomendación de productos típicos por si tienes pensado ir  a conocerla próximamente.

Feria de la Castaña con variadas y atractivas actividades lúdicas, culturales, gastronómicas y musicales

Para empezar, los próximos 2 a 4 de Noviembre se celebra como todos los años la “Feria de la Castaña”, donde se exponen todo tipo de productos relacionados con la castaña, como los apreciados “marrons glacés“.

Estamos en la estación más propicia del año para recoger un sinfín de frutos secos del campo. Aunque la castaña es la que más apetece ahora, también hay nueces y avellanas

En la región de Trancoso se suelen producir las castañas variedades martaínha y longal

Habrá degustaciones y sesiones de “showcooking donde  se mostrará a los asistentes cómo se pueden elaborar diferentes recetas con la castaña como principal ingrediente, y celebrarán un «magosto» popular, en el que se asarán castañas en plena calle para todos los que acudan.

En el interior de «Casa da Prisca», templo de los productos típicos de Trancoso

En la gastronomía los jamones y lomos de cerdo bísaro, raza autóctona portuguesa DOP que se alimenta de castañas y es hermano del cerdo celta gallego, sus chacinas (morcelas, chouriços, farinheiras, alheiras), los sabrosos quesos como su Queijo da Serra de Estrela tienen una especial relevancia.

 

El Queijo da Serra se elabora a partir de leche cruda de oveja de la región de la Sierra de Estrela. Es un queso curado, de pasta semiblanda, de color blanco o amarillento. ¡Es el queso estrella en Portugal!

La centenaria “Casa da Prisca”, una tienda de productos regionales tiene de todo esto y mucho más. Sus abigarradas estanterías están repletas de suculentas mermeladas y compotas como sus sabrosas mermelada de calabaza o la de arándanos, 100% natural y sin azucares añadidos.

Acompañan estupendamente con quesos cremosos como el requesón y el ricotta o con paté para darle un toque dulce-salado. Rua da Corredoura, 1 (calle principal que va desde la Porta del Rei hasta el Pelourinho, en pleno centro histórico) – T. 351 271 817 192.

Por último, como dulces conventuales destacan las Sardinhas Doces de Trancoso, un dulce con sabor a historia. Su origen se remonta a finales del siglo XVII, momento en que se cree que se inició su producción en el extinto Convento de la Orden de Santa Clara, hasta su desaparición en 1864, y hoy son un “exlibris”, símbolo de identidad de Trancoso, formando parte de su patrimonio gastronómico popular.

Sardinha doçe de Trancoso

Con la desamortización portuguesa de bienes religiosos (1820-1869) y cierre de conventos y monasterios, las hermanas de Santa Clara  transmitieron “su secreto” a sus feligreses, continuando así hasta hoy la receta de este manjar vivo e inalterable.

La de la foto de abajo proviene del restaurante “Cantinho dos Arcos” (Largo do Pelounrinho, 2ª – T. +351 271 828 270), que aparte de servir sabrosos platos regionales, llegada la hora de los postres, te presenta esta delicia. ¡Bendita la monja que las creó!

Su confección se basa en una envoltura de masa tierna con un relleno hecho a base de yemas de huevo, azúcar y almendra rallada, con forma de sardina, que se fríe y se cubre finalmente con una capa muy ligera de chocolate, espolvoreándose a veces (depende de la cocinera) con un poco de azúcar. Suele tener entre  10 a 15 cms. de longitud, 4 a 5 cms. de ancho y pesa entre 50 y 80 grs.

Y para rematar, todos los viernes tiene lugar un mercado semanal, con más de 600 feriantes y considerado el mayor mercado semanal de la Región Centro.

Todas las semanas se transforma en un tumultuoso mercado de productos como quesos, miel, productos de la huerta, frutos secos, animales de corral, pasando por ropa y calzado, artículos de decoración, telas y mercería, ropa de casa, cestería y piezas «vintage«.

En estas ferias siempre encuentras platos alegres para tu vajilla de diario

Dirección: En la carretera N226, Campo de Baixo da Feira (entre la estación de Repsol y la Iglesia do Convento dos Frades).

Mapa de Ubicación

Un Paseo por Lisboa que nadie te cuenta

Largo Trindade Coelho Lisboa

Un recorrido de toma de contacto para familiarizarse con algunos de los puntos más pintorescos de Lisboa, siempre es interesante. Este paseo que propongo lo puedes hacer a pie sin problema: Son 2.5 Km. que puedes realizar en 2 horas yendo tranquilo, haciendo fotos, viendo los edificios y curioseando los escaparates. Aunque lo puede realizar al revés, creo que es más interesante recorrerlo cuesta abajo…

Empezamos en la Plaza de Amoreiras (Jardín Marcelino de Mesquita)

Con la llegada del Marqués de Pombal a la corte de José I como primer ministro de  1750 a 1777,  implementó amplias políticas económicas para regular la actividad comercial en todo el país. Entre otras acciones aplicó el modelo francés de las Reales Fábricas. Estas manufacturas reales fueron instalaciones industriales creadas para fomentar la economía portuguesa desde la industria y las manufacturas propias, para frenar la salida de recursos del país.

Jarrón en loza vidriada, estilo chinoiserie. Tomás Brunetto, (1767-1771) Real Fábrica do Rato. Museo Nacional Grão Vasco

Jarrón en loza vidriada, estilo chinoiserie. Tomás Brunetto, (1767) Real Fábrica do Rato. Museo Nacional Grão Vasco

Pombal (un erudito de la Ilustración) en su afán de desarrollar las manufacturas nacionales creó en esta colina el Real Colegio de Manufacturas. Formaban parte: Una fábrica de seda, otra de peines, relojes, botones, barajas de cartas, loza y tejidos, entre otros. Este barrio de artesanos se dedicaba a la fabricación de objetos de lujo para el consumo, y tenían a la Casa Real, la Iglesia, la nobleza y la alta burguesía como sus principales clientes.

El nombre de este jardín -Marcelino de Mesquita- es un homenaje al dramaturgo, poeta y escritor del mismo nombre. Sin embargo, es más conocido por el Jardín de las Amoreiras. Diseñado e inaugurado en 1759 por el Marqués de Pombal evoca los 330 árboles (moreras) plantados para la cría de gusanos de seda. La plaza se rodeó de casas de estructura pombalina construidas para alojamiento de los empleados y aprendices que trabajaban en el hilado de la seda.

Desde el parque se entra a la Mãe d’Agua (el depósito Madre del Agua) y al arco final del Acueducto de las Aguas Libres, construido en el siglo XVIII. Aquí se controlaba el caudal de agua que partía hacia chafarizes (fuentes), fábricas, conventos y casas de nobles, razón que explica que se crearan industrias en la proximidad como las fábricas en Amoreiras y la de Loza en Rato.

El Arco das Amoreiras celebra la llegada del agua por el Acueducto das Águas Libres. Construido antes del terremoto por el húngaro Carlos Mardel (1746-1748)

El Arco das Amoreiras celebra la llegada del agua por el Acueducto das Águas Libres. Construido antes del terremoto por el húngaro Carlos Mardel (1746-1748)

Las callecitas traseras de esta poco concurrida plaza, nos alegran la retina con ejemplos de bonitos “hotelitos” de siglos pasados, que hoy son alojamientos con encanto o restaurantes y bares “fashion”.

"Casa Amora", hotelito con encanto escondido en Amoreiras, Lisboa

En «Casa Amora» te enamorará el silencio y el desayuno en su patio

 

Hasta la ubicación de Procopio frente a este patio del siglo XVIII con su fuente y su suelo adoquinado resulta encantador

«Procopio» situado frente a un patio del siglo XVIII con su fuente y su suelo adoquinado

«Procopio«, que presume de ser el cóctel wine bar más antiguo de Lisboa (1972), se encuentra escondido entre estas calles. Para pasar debes tocar una campanilla y entrarás en un amoroso local decorado a modo de “bistrot parisiense”. La música que suena va del jazz a los blues, pasando por la bossa nova. Te esperan cerca de 50 tipos de cócteles!

Pasamos por Rato adentrándonos en Príncipe Real

Siguiendo con el paseo llegamos al Largo de Rato donde tras el terremoto de 1755, se levantó en esta colina un asentamiento en el que malvivían más de 5000 personas, huyendo de los barrios próximos al Tajo que habían desaparecido. Pombal reconstruyó la ciudad y planificó urbanísticamente estos terrenos creando un nuevo barrio.

Llama la atención el bonito palacio de la plaza, sede del Partido Socialista Portugués, que en otros tiempos fue el palacete de los Marqueses de Viana, y antes un convento. Hoy solo funciona la iglesia que pertenecía al convento.

Si no lo conoces, escondido entre tiendas de barrio se encuentra “Casa de Chá Santa Isabel”. El local regentado por unas antiguas monjas Vicentinas está primorosamente decorado con colorido mobiliario en colores pasteles rosa y azul, cuadros naif y recuerdos religiosos aquí y allá. Las «Vicentinas» como se las conoce, tienen la virtud de ofrecer en un ambiente muy cosy el clásico té de las cinco y otras infusiones, acompañado por los clásicos scones ingleses y bolos caseros (bizcochos). A mediodía suelen servir algunos platos a precios simbólicos.

Joyero lupa para lectura en “What Else”. Su larga cadena permite llevarlo también como collar, barrio principe real, lisboa

Joyero lupa para lectura en “What Else”. Su larga cadena permite llevarlo también como collar

Nos adentramos en el Barrio del Príncipe Real por la Avda. de Rua Politécnica, su arteria principal. Junto con sus calles aledañas tienen una oferta de shopping muy amplia. Debes curiosear en sus pequeños brocantes, anticuarios como «Art Now» o en sus tiendas bien surtidas de moda, accesorios y piezas para la casa como “Maison Decor” y “What Else”.

Maison Decor. artículos de la casa y accesorios personales de plena actualidad, Barrio Principe Real, Lisboa

Maison Decor, artículos de la casa y accesorios de plena actualidad

 

ART Now tienda de antigüedades especializada en art decó y vintage en Lisboa

Art Now tienda de antigüedades especializada en art decó y vintage

Clasificado como bien de interés público, el palacete Palmela (hoy Fiscalía General del Estado) cuenta con salones en estuco y pan de oro, y salitas con increíbles trampantojos para crear ilusionismo espacial, conservando cuadros y esculturas de época, porcelanas, esmaltes de Limoges y un pabellón escultórico en el jardín. Puede ser visitado previa cita.

Su imponente puerta principal preludia el suntuoso interior que sorprenderá al visitante. Dos grandes esculturas, la cariátide de la izquierda representa a la «Fuerza Moral» y el atlante de la derecha simboliza el «trabajo» (Obra de Anatole Calmels)

Cruzamos la Plaza de São Mamede con su simpático alojamiento del mismo nombre, el «Antigo Colegio de Nobles«, institución preuniversitaria fundada en el siglo XVIII como formación inicial de los jóvenes nobles. Fue suprimido en 1837 con la implantación del régimen liberal, transformándose en Facultad de Ciencias de la Universidad de Lisboa. Merece una visita su Jardín Botánico diseñado para apoyar la enseñanza de la Botánica y Principios de Agricultura. Las plantas fueron recolectadas de cada lugar del mundo bajo administración portuguesa. Es tranquilo y silencioso a pesar de encontrarse en el centro de la ciudad, y en los días de calor un rincón refrescante gracias a sus pequeños estanques, sus especies tropicales y los grandes árboles de sombra, que producen microclimas especiales.

Frente a él y para disfrutar de una paradita, nada mejor que el emblemático “Cister”, que puede presumir de ser “una confitería de toda la vida” (1828). El escritor realista Eça de Queiroz, hombre de rutinas, desayunaba siempre aquí y realizaba el mismo recorrido: Deambulaba por Príncipe Real y paraba en el jardincillo de São Pedro de Alcântara para acabar por la Baixa. El jardín del Príncipe Real tiene una hermosa vegetación, donde destaca su viejo y enorme cedro, podado a modo de sombrilla gigante y que da una sombra excelente. Su quiosco tiene mucha demanda a última hora de la tarde.

Los sábados por la mañana se celebra un Mercadillo de Productos Biológicos y otro de Antigüedades, el último sábado del mes y el lunes siguiente. Diseñado en 1860 como barrio residencial, la plaza aún mantiene ese aire de opulencia.

Frutas, verduras y plantas aromáticas

Mercadillo de Velharias en Principe Real

Llama la atención “Embaixada” un antiguo palacete neo-árabe de 1877, el Ribeiro da Cunha, convertido en concept store. Cada espacio es un rincón mágico con sus techos de escayola, lámparas doradas de araña y ascensor de época. Un buen lugar donde encontrarlo todo, desde prendas de diseño, a artículos de moda y belleza, muebles vintage y caprichos, muchos caprichos… No querrás salir en horas.

Este palacio esconde algunas de las marcas más interesantes de Lisboa

En tu deambular por la R. Dom Pedro V, déjate caer en “El Pavilhão Chinês”, un mítico bar, casi un mini museo diría yo. Está decorado con piezas de arte y mobiliario de los siglos XVIII, XIX y XX. Su atmósfera romántica y decoración te traslada a épocas pasadas. Tienen un amplio catálogo de tés y cócteles. Es todo una institución. Y en cuanto a restaurantes, aquí se reúnen los restaurantes más in de la ciudad.

A Cevicheria de Kiko Martins, cocina peruana pero bajo un prisma portugués, Principe Real, Lisboa

«A Cevicheria de Kiko Martins», cocina peruana pero bajo un prisma portugués

Llegamos al Mirador de Sao Pedro de Alcantâra, un lugar tranquilo con una privilegiada terraza, desde donde podrás disfrutar del skyline al otro lado de la Baixa: El castillo de San Jorge rodeado de árboles en una colina y los barrios que la rodean: Alfama, São Vicente, Graça. De aquí sale el elevador de  Glória, si quieres llegar a la Praça de Restauradores sin descolocarte un pelo.

Monumento erigido en 1904 y que representa a Eduardo Coelho, fundador del periódico “Diário de Notícias”, que tiene a sus pies un niño con ejemplares del diario

No dejes de entrar en la Iglesia de São Roque, con sus opulentos mosaicos y piedras semipreciosas que adornan la Capilla de São João. Anexado, el Museo de Arte Sacra con la colección de objetos religiosos y tesoros de la vecina iglesia.

Para finalizar en el el Chiado

Bajando llegas finalmente a la Praça Luis de de Camões, conocida como Largo Camões con un monumento construido en honor al poeta. Bulliciosa, siempre abarrotada de artistas callejeros, grupo de turistas y concentraciones de todo tipo. Estás en Chiado, barrio bisagra entre la Baixa y Barrio Alto, pero sin duda uno de los barrios con más movimiento de Lisboa. Es un área de cafés tradicionales como el archiconocido «A Brasileira», café literario que frecuentaba Pessoa, y también donde están la mayoría de teatros de la ciudad: El Teatro Municipal de São Luiz, con una variada programación, el Teatro da Trindade y la Ópera en el Teatro São Carlos.

Largo Camões, punto de encuentro habitual

Largo Camões, punto de encuentro habitual

También es una de mejores zonas para ir de compras. Elegantes comercios de marcas internacionales, pasando por tiendas remodeladas en clave moderna pero manteniendo sus raíces tradicionales. Un entramado de empinadas cuestas donde se esconden mil y una tiendas (desde centenarias a multi espacios).

Productos de siempre como estos jabones comercializados entre 1920 y 1960, con un sutil aroma floral envueltos en etiquetas centenarias, y reeditados en exclusiva para “A Vida Portuguesa”

Productos de siempre como estos jabones comercializados entre 1920 y 1960, con un sutil aroma floral envueltos en etiquetas centenarias, y relanzados en exclusiva para “A Vida Portuguesa”

Tiendas interesantes son “A Vida Portuguesa” que te acerca las marcas portuguesas con solera y que es un resumen la esencia del país, y “Ceramica na Linha”, con una variada y preciosa oferta en loza (delicadas gaviotas para colgar de la pared, platos, jarras, fuentes o bols). Un sueño, y donde su principal reclamo es que compras al peso.

Ceramica na Linha, venda cerámica y vajilla utilitaria al peso en el Chiado, Lisboa

Ceramica na Linha, vende cerámica y vajilla utilitaria al peso

¡Disfruta de tu paseo!

Direcciones de interés

  • «Casa Amora»  Rua de João Penha, 13  – T. (+351) 211923234 reservas@casaamora.com
  • «Procopio»: Alto de São  Francisco, 21 – Horario: 18h00-02h00 / Sábado: a partir 21h00 / Domingo cerrado.
  • «Casa de Chá Santa Isabel»: Rua de São Bento, 700
  • «What Else»: Rua da Escola Politécnica, 219
  • «Maison Decor»: Rua Nova de São Mamede, 30
  • «ART Now»: Rua Nova de São Mamede, 28
  • Jardín Botánico: Rua da Escola Politécnica, 56/58 – Horario: Octubre a Marzo: 9h00-17h00 y Abril a Septiembre: 09h00-20h00  –  Precio: 3€
  • «Confeitaria Cister»:  Rua da Escola Politécnica, 101-107
  • «Pavilhão Chinês»: Rua Dom Pedro V, 89 – Horario: 18h00-02h00 / Domingo 21h00-022h00
  • «A Cevicheria de Kiko Martins»: Rua Dom Pedro V 129 –  Horario: 12h00-24h00
  • «A Vida Portuguesa»: Rua Anchieta, 11 – Horario: Lunes a Domingo: 10h00-20h00
  • «Ceramica na Linha»: Rua Capelo 16 – Lunes a sábado 10h00-20h00 / Domingo: 12h00-20h00

Localización

Aveiro, exponente del Modernismo Portugués

Aveiro es una ciudad de origen medieval creada por la condesa de Mumadona Dias en el remoto s. X (la misma que fundó el castillo de Guimaraes). Ya en el s. XV era una próspera localidad gracias a la producción de sal que vendía a Galicia y norte de Europa, el comercio naval y los bacalhoeiros que pescaban en el Mar del Norte. La ciudad fue ganando prestigio y creciendo por el número de instituciones religiosas, gremios y servicios que se instalaron en ella.

De siempre, la producción de sal ha jugado un papel importante en la economía de la región. Podrás ver de cerca el trabajo de los "marnotos", observar flamencos y ver salicornias (fauna y flora local)

En las salinas podrás ver de cerca el trabajo de los «marnotos» (trabajadores de las salinas), observar flamencos y ver salicornias (fauna y flora local)

Conocida como la Venecia Portuguesa, por sus curiosos barcos con proas levantadas llamados moliçeiros de vivos colores (que literalmente antaño servían para recoger el moliço (algas) de la ría, reemplazan aquí a los gondoleros.

Canal Central de Aveiro

Hoy aparte de transportar turistas compiten en fraternales carreras veraniegas. Su rico patrimonio arquitectónico de Modernismo (Arte Nova), hacen de Aveiro un lugar atractivo para visitar.

Pero ahí no acaba la cosa. Su ría es una laguna laberíntica, paraíso de pescadores, donde se juntan los ríos, las marismas con sus islotes y esteros, sus pinares y salinas, un hervidero de biodiversidad.

Músicos callejeros alegran las tardes

Músicos callejeros alegran las tardes. Parque Infante D. Pedro

Te recomiendo un paseo en barco para que puedas apreciar los márgenes de los cuatro canales de la Ría. El principal sin duda es el Canal Central embellecido por los palacetes y casas Arte Nova, donde llegarás al Rossio (centro neurálgico) con multitud de terrazas y pequeños restaurantes.

  • Mirando a la ría la magnífica casa do Major Pessoa, símbolo arquitectónico del Arte Nova
    Casa do Major Pessoa, símbolo arquitectónico del Arte Nova
  • Edificio Las Cuatro Estaciones. R. Manuel Firmino da Maia, n.º 47
    Edificio Las Cuatro Estaciones. R. Manuel Firmino da Maia, n.º 47 a 49
  • Panel con motivos florales debajo de la ventana. R. do Carmo, Aveiro
    Panel con motivos florales bajo la ventana. R. do Carmo
  • Edificio de la Cooperativa Agrícola. Paneles de azulejos de la empresa Fábrica Fonte Nova
    Edificio Cooperativa Agrícola. Paneles de azulejos de la Fábrica Fonte Nova
  • Casa dos Lirios, R. Antónia Rodrigues, Fabrica Fonte Nova
    Casa dos Lirios, R. Antónia Rodrigues, Fabrica Fonte Nova
  • Casa del arquitecto Silva Rocha. Fue responsable de varios diseños Arte Nova en Aveiro
    Casa del arquitecto Silva Rocha, responsable de varios diseños Arte Nova en Aveiro
  • Junta de Freguesia de Vera Cruz (R. Sá, 3)
    Junta de Freguesia de Vera Cruz. R. Sá, 3-5
  • R. Conselheiro Nunes da Silva, Fabrica de Outeiro
    R. Conselheiro Nunes da Silva, Fabrica de Outeiro

Aquí los cuartos domingos de mes se celebra el mercadillo de antigüedades & vintage que inunda las callejuelas del centro histórico.

Recurrir a los mercadillos es una opción perfecta para tener una decoración original al mezclar piezas modernas con otras antiguas

Recurrir a los mercadillos es una opción perfecta para tener una decoración original al mezclar piezas modernas con otras antiguas

Por entre sus calles descubrirás tiendas de productos de la Ría de Aveiro que pretenden promover la región en el plano económico, social y cultural, a través de sus recursos endógenos como la loza, la “Flor de Sal”, las conservas y muchas pastelerías que venden los famosos “Ovos Moles” (huevos blandos), unas yemas dulce con una envoltura de oblea con formas marinas de pez, molusco o barril, en sintonía con esta ciudad costera. 

La historia de los «Ovos Moles» se remonta al extinto Convento de Jesús en el s. XVI, al hacer entonces las monjas estos dulces con las yemas que sobraban de usar las claras para planchar la ropa.

  • Sal de las salinas próximas al Canal da Pirâmides
    Sal de las salinas próximas al Canal da Pirâmides
  • La historia de los "ovos moles" de Aveiro, se remonta al extinto Convento de Jesús en el s. XVI. Confeitaria Peixinho fundada en 1856, lleva vendiéndolos desde entonces (R. de Coimbra, 9)
    Confeitaria Peixinho fundada en 1856, lleva vendiéndolos desde entonces (R. de Coimbra, 9)
  • Conservas de Comur (Murtosa). Las encuentras por toda la ciudad
    Conservas de Comur (Murtosa). Las encuentras por toda la ciudad

Cerca de aquí, no debes obviar el simpático canal de S. Roque, antiguo barrio de pescadores (muchas de ellas rehabilitadas y modernas), donde aún se mantienen intactos los antiguos almacenes de sal –hoy restaurantes- y terrazas mirando al canal, que al caer la tarde son realmente inolvidables, el puente de Carcavelos y la capilla de S. Gonçalinho, de forma hexagonal, con fama de curar problemas óseos y resolver cuestiones conyugales.

Los locales son muy devotos de San Gonçalinho en el popular Bairro à Beira Mar

Son muy devotos de San Gonçalinho en el popular Bairro à Beira Mar

Ambiente agradable y distendido en el Canal de San Roque, con terrazas y restaurantes

Ambiente agradable y distendido en el Canal de San Roque, con terrazas y restaurantes

Al otro lado del canal y de la bulliciosa plaza José Estevao se encuentra la Iglesia de Misericordia (R de Coimbra 27) del s XVI con una imponente fachada azulejada, que enmarca un pórtico manierista. Su interior no es menos deslumbrante con paredes azulejadas, órgano y retablos de pan de oro.

El rey Felipe II financió la construcción de esta iglesia, estando Portugal bajo el manto de España

El rey Felipe II financió la construcción de la Iglesia Misericordia, estando Portugal bajo el manto de España

© José Luis Filipo Cabana

Plaza de José Estevao. El escritor Eça de Queiroz, frecuentaba su "palheiro" (casa de verano) en Costa Nova

Plaza de José Estevao. El escritor Eça de Queiros, frecuentaba su «palheiro» (casa de verano) en Costa Nova

En esa misma plaza el Ayuntamiento del s XVIII, con una gran estatua del político y orador parlamentario José Estevão. Gracias a su insistencia consiguió en 1861 desviar la línea ferroviaria entre Lisboa y Oporto hasta Aveiro. A un paso se encuentra el Convento de Jesús, un monasterio construido en el s XV, que hoy alberga el Museo de Aveiro.

Antiguo Monasterio de Jesús, hoy es el Museo de Aveiro

Museo de Aveiro

Es conocido por la riqueza de tallas doradas recogidas de comunidades religiosas disueltas durante la I República para evitar que el patrimonio se perdiese, y el muy imponente túmulo de la princesa Juana, hija de Afonso V que eligió este lugar para llevar su vida conventual donde murió en 1472. El edificio en sí es ya una joya y merece una visita: Destaca su presbiterio decorado en oro, los claustros y el refectorio recubiertos con azulejos de Coimbra. Su farmacia monacal auxiliaba a las monjas y a la población de la ciudad. Siempre estaba provista de alambiques, matraces y albarelos, junto con libros de fórmulas y plantas medicinales, llegando a estar más solicitada que las seglares ante la alta demanda de remedios y medicamentos.

Túmulo de la Princesa Santa Juana

Túmulo de la Princesa Santa Juana © Tipter

Las boticas conventuales con más demanda que las seglares estaban magníficamente equipadas ante la alta demanda de medicamentos. Estos recipientes cerámicos vidriados contenían numerosos remedios, ungüentos y una alta gama de plantas medicinales

Estos recipientes cerámicos vidriados contenían numerosos remedios y ungüentos para emplastos y farmacopea

Sin embargo, Aveiro modernizó su imagen a principios del siglo XX, cuando se asentó una burguesía colonial que venía de Brasil que se dedicó al comercio, y también fruto de la industria, que dejó un importante conjunto de estilo Modernista en viviendas y comercios.

El desarrollo económico de principios de siglo, trajo el tren a la ciudad de Aveiro. Y así, el centro histórico se conectó a la recién creada estación mediante la gran avenida Lourenço Peixinho, alejada de la zona de los canales. Se levantaron calles de forma planificada y ordenada y se construyeron bonitas residencias. En este nuevo terreno urbano (ensanche) verás a ambos lados -en mejor o peor estado de conservación- antiguas viviendas unifamiliares.

  • Residencia unifamiliar principios de siglo por Avda. Dr. Peixinho
    Residencia unifamiliar de principios de siglo
  • Antigua residencia de los fundadores de fábrica azulejos Aleluia, hoy sede del PCP (Partido Comunista). Avda. Doutor Lourenço Peixinho, 168
    Antigua residencia de los fundadores de fábrica azulejos Aleluia, hoy sede del PCP (Partido Comunista). Avda. Doutor Lourenço Peixinho, 168
  • Casa Ensanche Aveiro

Icono del Arte Nova es el Hotel As Americas (Rua Eng. Von Haffe, 20). Proyectado por José de Pinho, se construyó entre 1908-10. Su interior fue remodelado para servir de bar-comedor del hotel en 1997 y declarado Monumento de Interés Municipal.

Su estructuras ornamentada con paredes profusamente decoradas con guirnaldas y motivos florales, un uso artístico de elementos industriales como son el hierro y vidrio, un dintel cubierto de azulejos que recorre todo su perímetro, hace que te quedes maravillada ante semejante alarde de creatividad.

  • Fachada principal Hotel As Americas, Aveiro
    Fachada principal Hotel As Americas, Aveiro
  • Recurrente decoración en hierro forjado y cemento decorativo
    Recurrente decoración en hierro forjado y cemento decorativo
  • Fachada profusamente decorada con guirnaldas y motivos florales
    Fachada profusamente decorada con guirnaldas y motivos florales
  • Barandilla "pecho de paloma" de hierro forjado con motivos vegetales
    Barandilla "pecho de paloma" de hierro forjado con motivos vegetales
  • Coloridos y floreados azulejos
    Coloridos y floreados azulejos

Aveiro ha sido distinguida como Ciudad Museo del Modernismo en Portugal, lo que induce a conocerla a pie, sin prisas. Hay muchas referencias por la ciudad, que aconsejan recorrerla tranquilamente

Al final del paseo te aguarda una bonita sorpresa con la atractiva Estación de Tren, de estilo “Casa Portuguesa”, corriente que defiende la utilización de elementos de la arquitectura portuguesa de los s. XVII y XVIII, pero encuadrados siguiendo las técnicas modernas. Su fachada está cubierta de antiguos mosaicos de azulejos en policromía azul y blanco.

Estación de Tren, Aveiro

Estación de Tren, Aveiro

Sus motivos regionales tan clásicos en la arquitectura portuguesa, recuerdan en ese mismo estilo a las estaciones de São Bento en Oporto y la de Pinhão en el valle del Duero. Los paneles fueron creados por Licinio Pinto y Francisco Pereira y producidos en la fábrica aveirense Fonte Nova en 1916.

Mosaico de azulejo que retrata imágenes costumbristas como estas Varinas y Moliçeiros

Mosaico de azulejo que retrata imágenes costumbristas como estas Varinas y Moliçeiros

Hay bastantes lugares por descubrir alrededor de Aveiro, de la cual me declaro absoluta fan incondicional. De entrada Costa Nova con sus palheiros, imagen de marca de la Ría por el colorido y alegría que dan a sus playas, la espectacular reserva natural de las dunas de San Jacinto y por supuesto Ilhavo a 8 Km.

De palheiro (caseta de aperos) a casita de veraneo. Son muy solicitadas!

 

Tigelas (Bols) de Oficina da Formiga

Tigelas/Malgas (Bols) de Oficina da Formiga (cortesía de la marca)

Aquí podrás conocer de cerca el precioso trabajo artesanal en loza cerámica de Oficina da Formiga (Jorge & Milu, +351 234 195 592) no te arrepentirás, el Museo Marino donde se relata la historia marinera de la región a través de objetos marinos, utensilios y equipos de pesca, montarse en el Navío-Museo Santo André que hasta 1948 formaba parte de la flota portuguesa de bacalhoeiros, y sus gafanhas (fértiles tierras) que llegan hasta el mar.

Posts Relacionados:

Aveiro y su roteiro de Arte Nova

Las rampantes y coloridas proas de los Moliçeiros

Ilhavo (Aveiro): Más que una tierra de pescadores de bacalao

Esos «palheiros» a rayas de Costa Nova me privan 

Localización

De paseo por la Praça de las Flores (Lisboa)

Kiosco Plaza Flores, Lisboa

La romántica Praça de las Flores es uno de los rincones más tranquilos de Lisboa. Mantiene la tranquilidad de siempre, y su minúsculo tamaño es una invitación para que te sientes en sus bancos a la sombra de los árboles que rodean la pequeña fuente, plátanos, tilos y magnolios, y te abstraigas del bullicio que corre por las principales calles del barrio de Príncipe Real.

Su antiguo kiosco, con sillas y mesas pintadas en tonos lila, es sinónimo de prensa y café o cerveza al final del día cuando la luz comienza a escasear.

Kiosco en la Plaza de las Flores

Kiosco en la Plaza de las Flores

La excelente ubicación de la Praça de las Flores, te permitirá descubrir las callejuelas que a modo de nervaduras unen el Barrio Alto con el de Príncipe Real y el barrio de São Bento. Casas decadentes con fachadas cubiertas de azulejos, unas restauradas y otras no, escalones irregulares, calles muy cuesta abajo o muy cuesta arriba, según vayas.

Travessa de Arrochela

 

Copas con encanto y música por los pequeños bares de la Rua de São Marçal

Copas con encanto y música por los pequeños bares de la Rua de São Marçal

Cafés con encanto, mercerías antiguas, tiendas de libros antiguos, o tiendas congeladas en el tiempo que parecen sacadas de algún libro de Fernando Pessoa, calles donde sentirás que aquí la vida transcurre muy despacio, y de donde no te querrás marchar.

 

Por el barrio de São Bento, la "Companhia Portugueza do Chá", especializada sólo en té, accesorios y artículos relacionados con este mundillo

Por el barrio de São Bento, la «Companhia Portugueza do Chá», especializada sólo en té, accesorios y artículos relacionados con este mundillo

En los alrededores entre casas coloristas hay pequeñas terrazas y cafés, como “Pão de Canela”, ideal para tomar un café o un brunch, o el cercano “Cantinho Lusitano” (R. dos Prazeres, 52)

Bajando por la Rua Nova da Piedade llegas al Palacio de São Bento (un edificio de estilo neoclásico que es sede del Parlamento Portugués) no sin antes pasar por la heladería italiana “Nannarella”, que desde 2013 lleva haciendo cremosos helados de una consistencia firme que no se derriten fácilmente. Hechos “alla romana” con recetas tradicionales y de forma artesanal. Aquí pagas la cantidad de helado/el tamaño del vaso o del cono, no el número de sabores.

Nannarella

Y si eres un apasionado de las tiendas de antigüedades de toda índole o un poco “vintage, sigue hasta el cruce con la R. de São Bento, donde están agrupadas la gran mayoría de ellas. Un paseo por aquí se hace muy ameno curioseando entre sus tiendas, y seguro que sales con algo entre sus brazos, ya que hay piezas para todos los bolsillos.

Juego de café de Limoges

 

Muñecas, licoreras, objetos curiosos

 

Cerca de aquí se encuentra un museo poco conocido como es la Casa Museo Amália Rodrigues, la fadista más grande que ha dado este país. Fue durante medio siglo la casa de la cantante, y convertida en museo tras su fallecimiento. La casa guarda recuerdos de sus viajes, objetos curiosos como una guitarra del siglo XIX, y personales como zapatos y joyas. Todo se encuentra expuesto y conservado como si la dueña viviera aún en la casa. (R. de São Bento 193 – martes a domingo de 10.00-18.00)

Dormitorio de la fadista

Te recomiendo perderte por sus calles!

 

Localización:

Óbidos, una de las joyas de la corona lusa

Clasificada como Monumento Nacional, Óbidos es una pintoresca villa medieval que conserva todo su encanto secular “absolutamente de postal”. Se encuentra a una hora al noreste de Lisboa  (90 Km.) y a pocos kilómetros del Océano Atlántico.

A medida que te vas acercando en coche, su silueta altanera de vieja fortaleza se yergue de forma majestuosa.

Clasificada como Monumento Nacional, Óbidos es una pintoresca villa medieval que conserva todo su encanto secular “absolutamente de postal”. Se encuentra a una hora al noreste de Lisboa y a pocos kilómetros del Océano Atlántico

Vista desde el castillo de Óbidos

Tras su magnífica muralla de almenas del siglo XII se yergue el castillo, surcado por estrechas calles, campanarios, pequeños jardines amurallados, floreadas calles adoquinadas y casas señoriales.

Calles adoquinadas, casas blancas con bordes en colores radiantes

Calles adoquinadas, casas blancas con bordes en colores radiantes

Su casco medieval magníficamente preservado, con su fortaleza, iglesias y monumentos históricos, junto con un clima moderado, la convierten en uno de los lugares más visitados de la zona centro de Portugal.

A cada paso surgen pintorescos rincones en Obidos

A cada paso surgen pintorescos rincones

De visita por Obidos

Su visita requiere aproximadamente una mañana. Recomiendo llegar temprano, mejor antes de las 10h00 si puedes, para no tener que esperar por los autobuses y los grupos que empiezan a llegar sobre esa hora. Es un destino muy popular, pero bonita y que merece la pena visitar.

A cada paso surgen pintorescos rincones

Si llegas en coche, deberías aparcar fuera del recinto amurallado en un aparcamiento próximo a la Porta da Vila, puerta de entrada principal a Obidos. Destaca su capilla-oratorio adornada con una barandilla barroca azulejos esmaltados del siglo XVIII en tonos azules y blancos con motivos alegóricos a la Pasión de Cristo. En Semana Santa se decora con palmas.

Atravesada la puerta, puedes seguir por la Rua Direita o subir las escaleras que te llevan a la muralla. Si la falta de barandillas no te echa para atrás, puedes pasear 1.5 km. por su camino de ronda.

La Rua Direita, la calle principal de Óbidos, conecta la Porta da Vila con la puerta del castillo, a lo largo de la plaza Santa María. La actual calle ha sufrido transformaciones, quedando ocultos muchos de los antiguos portales góticos de los edificios. Hoy son muchos sus innumerables comercios con artículos, que van desde espadas templarias de madera, cerámica, dulces, bordados y encajes.

  • Dulces de Óbidos "Beijinhos" para los lamineros
    Dulces de Óbidos "Beijinhos" para los lamineros
  • Tienda de cerámica en la Rua Direita, Obidos.
    Tienda de cerámica en la Rua Direita, Obidos.
  • Fuentes de cerámica con forma de pescado
  • Quesos "Pasto da Vila", fabricación artesanal y venta de queso fresco y curado de leche de cabra fresca
    Quesos "Pasto da Vila", fabricación artesanal y venta de queso fresco y curado de leche de cabra fresca
  • Coloridos tazones del desayuno para empezar el día

Lejos de este bullicio mercantil, las pequeñas calles perpendiculares extremadamente limpias y pulcras ofrecen rincones más serenos e idílicos, de casas encaladas ribeteadas en ocre o azul, con escaleras de guijarros y macetas con geranios. Lo cierto es que abundan coquetos rincones para fotografiar y llevarte como recuerdo a casa.

Sus callejuelas te invitan a perderte

Sus callejuelas te invitan a perderte

Fundada por los celtas en el 308AC, Óbidos fue conquistada por los romanos en el siglo I y ocupada por los musulmanes en el siglo VIII. El castillo fue inicialmente un puesto militar romano y posteriormente fortificado por los musulmanes. Ya en 1148 fue reconstruido por el rey Afonso Henriques, primer rey de Portugal, tras su reconquista. Hoy es una Pousada (la primera que se hizo en Portugal).

Hotelito con encanto

Hotelito con encanto

A las faldas está el Paço dos Alcaides, un palacio de estilo manuelino (destaca su escudo heráldico sobre la entrada y sus ventanas geminadas) y la cercana Rua do Coronel Pacheco, donde se localizaba entonces la medina de la villa. Por esta zona hoy se encuentran la mayoría de hoteles con encanto. A esta altura se accede a la Puerta del Valle, otra de las antiguas puertas de acceso a la villa y bastante menos conocida.

Pegada a las murallas verás la iglesia de Sao Tiago que viene con sorpresa. Entre imágenes de santos y pinturas… hoy ya desacralizada tras la desamortización de 1830, es la “Librería Santiago”.

Óbidos Villa Literaria. En el interior de la Iglesia de Santiago

Óbidos Villa Literaria. En el interior de la Iglesia de Santiago

Encontrarás no solo las últimas novedades sino también libros de segunda mano. Resulta interesante comprobar qué otros usos se le pueden dar a un templo.

Su Iglesia de Santa María tiene un interior sencillo y luminoso, con techos decorados con maderas policromadas, y paredes revestidas con azulejos azules y blancos del siglo XVII. En el presbiterio, destaca el retablo “Matrimonio místico de Santa Catalina” realizado por la sevillana Josefa de Óbidos, uno de los pocos casos de mujeres pintoras “autónomas” que alcanzaron la fama en pleno siglo XVII. Llegó a Obidos cuando era muy joven y aquí se quedó.

Cerca está el Museo Municipal construido sobre una casa señorial del siglo XVIII. Muestra tallas antiguas, la obra de Josefa de Óbidos y documentos de la Guerra de Independencia.

Infantas españolas se pasearon por sus calles 

A Obidos también se la conoce como la “Villa de las Reinas” por ser presente de boda de todas las reinas consortes, tradición que duró hasta 1834. Curiosamente ha estado vinculada a infantas españolas por matrimonio en tres ocasiones.

La primera cuando el rey Alfonso II la entrega a su mujer la castellana Doña Urraca de Castilla, hija del rey Alfonso VIII de Castilla y Leonor de Plantagenet. La villa quedó bajo su jurisdicción, un privilegio garantizado a las reinas portuguesas, por el que ellas recibían rentas anuales para los gastos y mantenimiento de su corte.

En Obidos haces un viaje atrás en el tiempo, a una época de caballeros, infieles y batallas

En Obidos haces un viaje atrás en el tiempo, a una época de caballeros, infieles y batallas

Ya en 1282, el rey D. Dinis se la concedió a la joven Isabel de Aragón, de esmerada educación palaciega y nieta de Jaime I el Conquistador.

Más adelante en el tiempo, Catalina de Austria (hija de Juana de Castilla y Felipe el Hermoso) casada con Juan III recibió Obidos como señorío propio. Catalina, con una fama cristiana que le precedía, ayudó a lo largo de su vida al necesitado (la piedad era el patronazgo de la mujeres del Renacimiento) y asumió el coste de proyectos arquitectónicos de interés para la comunidad. En el marco de una política de reformas del urbanismo de la villa, acometió en 1573 por ejemplo la construcción del acueducto de Usseira que ves según llegas a Obidos.

Acueducto de Usseira a la entrada de Óbidos. Llega hasta las murallas

Un chupito de Ginja

Aquí se produce la famosa Ginja de Óbidos, uno de los productos tradicionales portugueses por excelencia. Su particular microclima favorece el desarrollo de la ginja (guinda ácida), que da un licor de aroma intenso, algo agridulce y perfumado, hecho a base de aguardiente, azúcar y canela. Descubierta la ginja por los romanos que ya elogiaban su sabor, se cree que esta bebida surgió de algún convento próximo en el siglo XVII.

Rica Ginja de Obidos

Rica Ginja de Obidos

Las instituciones religiosas en este periodo desempeñaron un papel fundamental en la gastronomía de esta región con sus variados dulces conventuales y producción de licores.  Dada la popularidad del licor cada vez hay cada vez hay más empresas y bodegas produciéndolo, encontrándose prácticamente en  todos los bares, comercios y puestos callejeros.

Punto de encuentro cultural

Óbidos es una localidad muy dinámica, con un gran número de actividades culturales y de ocio que se celebran a lo largo del año, lo cual la hace muy atractiva para los visitantes. De todos ellos destacan:

  • Fiesta de Semana Santa: Por sus estrechas calles se recrean los pasos del Vía Crucis y sus conciertos de música sacra. Pequeñas capillas laterales a las salidas de las iglesias de composiciones sencillas se abren al público y viven sus momentos álgidos en estos días.

    En Semana Santa las iglesias se decoran con flores y las pequeñas capillas exteriores se engalanan.Todo el sentimiento, pasión y fervor popular afloran en esta época del año convirtiendo Óbidos en un destino único para vivir sus tradiciones

    En Semana Santa las iglesias se decoran con flores y las pequeñas capillas exteriores se engalanan

  • Gran Mercado Medieval del 12 Julio al 5 Agosto, donde se realiza una gran recreación histórica. Un “ambiente fantástico” en el que se realza el conjunto histórico, trabajos de artesanía y productos locales, al son de representaciones itinerantes, pasacalles y músicos que transportan al visitante a otra época.

Óbidos se traslada a la Edad Media

Óbidos se traslada a la Edad Media

 

  • Festival Internacional de Piano en Agosto, el Festival de Música Antigua en Octubre, y para los más golosos el Festival Internacional del Chocolate, (13-22 Abril), donde las recetas son degustadas y juzgadas por un jurado de especialistas.

Alrededores de Óbidos

Después de la visita puedes aprovechar el resto de la jornada para conocer extramuros un curioso santuario hexagonal del Senhor da Pedra, y los vestigios de la villa romana de Eburobrittium. Fue descubierta en 1994 haciendo las carreteras IP6 e IC1. Su dimensión atestigua que se trataba de una metrópolis por el foro y el complejo termal descubierto. Por su proximidad con la laguna de Óbidos, debió funcionar como puerto comercial. El Museo Municipal de Óbidos alberga los restos encontrados como piezas cerámicas y vidrio, fíbulas y otros adornos.

Otras localidades a conocer son Bombarral, Caldas da Rainha y Lourinha con su exclusivo Aguardiente DOC y Museo Paleontológico, ya que la zona tiene abundantes restos de organismos fosilizados, junto con Dino-Parque el parque temático para los más pequeños.

Si eres más de naturaleza, entonces dirígete a la costa o la laguna salobre de Óbidos, un vivero de pescado riquísimo y propicio para el senderismo. Se encuentra a 14 km. de distancia y es muy popular para navegar y pescar. Antiguamente se celebraban aquí los “picnics” reales.

Playas, solitarias y magníficas

Playas grandes solitarias y magníficas

Y para disfrutar de playas grandes de arena blanca, el litoral tiene una gran variedad de playas repartidas por toda su extensión:

  1. Buen Suceso: Extenso arenal que rodea las márgenes de la laguna hasta la apertura del Océano Atlántico (a partir de aquí está más indicada para surferos por ser aguas bravas). Son superficies de agua poco profundas, sin viento e ideal para familias con niños. Amplias zonas de aparcamiento y pasarelas de madera para acceder a la playa. Enfrente, al otro lado del estuario, están las conocidas playas de Foz de Arelho.

Carretera de Camino al Faro. Islas Berlengas al fondo

Carretera de Camino al Faro. Islas Berlenga al fondo. Las excursiones de día salen desde Peniche

  1. Cortiço, Estrela, Fincha Grande, Barroco da Adega y Pico da Antena: Se llega por pequeños caminos que desde sus acantilados de margas y areniscas descienden hasta la costa.
  2. Covões: Extenso arenal que va desde la laguna de Óbidos en dirección a Baleal. Solo para lobos solitarios y amantes de playas salvajes.
  3. Praia d’el Rey, rodeada de acantilados. Se integra en el desarrollo turístico del Hotel Marriott Golf Beach Resort.

Para finalizar Peniche, rodeada parcialmente por murallas del siglo XVI. En los días claros se divisan las islas Berlenga a 10 Km de la costa, (Feelingberlenga – Largo da Ribeira, Marina de Peniche (+351) 916 209 659) auténtico santuario de la naturaleza de rocosos fondos marinos con rica flora y fauna marina, y merodear por el fuerte de S. Juan Bautista.

Escola de Surf Peniche

Escola de Surf Peniche

Surfistas de todo el mundo en sus caravanas se congregan en torno a la Praia de Baleaen Peniche para meterse de lleno entre sus olas. Gracias a su oleaje y viento, sus playas son ideales para practicar todo tipo de deportes de viento y agua.

 

Localización

Costa Sudoeste Alentejana: Sensacional viaje por acantilados, playas estupendas y senderismo

El Parque Natural del Sudoeste Alentejano-Costa Vicentina posiblemente sea una de las zonas costeras mejor preservadas del sur de Europa. Un diamante en bruto guardado y mimado, con unos valores naturales que apasionan a todos los que la conocen.

Azenhas do Mar, aldea de pescadores con un pequeño puerto de pesca

Azenhas do Mar. Su pequeña bahía permitió el refugio para barcos de pescadores, motivando su florecimiento

Acabo de volver de hacer un viaje por el sudoeste alentejano, concretamente desde Porto Covo a Odeceixe, recorriendo toda la costa. Paisajes impresionantes con una geografía muy similar: Playas casi vírgenes, escarpados acantilados, senderos y pueblos con encanto. El Parque, creado en 1988, tiene una superficie de 86.000 Ha de las cuales 29.000 son marítimas.

Playa de Almograve

Playa de Almograve

El entorno

Es hogar de águilas, cernícalos, garzas reales, cigüeñas blancas y nutrias entre otros, y flora rica y variada, con más de 100 plantas endémicas que se agarran a la tierra resistiendo el viento y la erosión, que recibe continuamente visitas de investigadores y naturalistas de todo el mundo.

Chorão-das-praias (Uña de gato, carpobrotus edulis). Playa de Almograve

Chorão-das-praias (Uña de gato, carpobrotus edulis). Playa de Almograve

En sus acantilados de pizarras nidifican cigüeñas blancas sobre los nidos vacíos de las águilas pesqueras. El Faro del Cabo Sardão es un lugar de peregrinación de observadores de aves, el llamado “birdwatching” ahora tan en boga. Por el acantilado hay pequeñas rutas bien señalizadas y de baja dificultad, que permiten, con ayuda de unos prismáticos otear a estas “okupas”.

Para conocer todo esto, nada como recorrerlo siguiendo la «Ruta Vicentina», creada para promover el turismo en la región, sin generar muchos impactos negativos en el suelo y siempre respetando el paisaje.

Está pensada para realizar etapas de unos 25 km como máximo por día, encontrando alojamiento y servicios al final de cada etapa. La Ruta se divide en dos caminos principales de senderismo:

  • Camino Histórico: Recorre 230 km a pie o en bicicleta comenzando por Santiago do Cacém y finalizando en el cabo de San Vicente. Recorre el interior del parque, atravesando zonas agrícolas, pueblos y lugares arqueológicos como las ruinas romanas de Miróbriga.

Pareja practicando ciclismo. Almograve

Cicloturismo: De Almograve a Santiago do Cacém

  • Camino de los Pescadores: Recorrido de 120 km entre Porto Covo y Odeceixe. Va pegado al mar, siguiendo los caminos usados por los pescadores para el acceso a las playas y zonas de pesca. Solo se puede recorrer a pie, a lo largo de los acantilados sobre pistas de arena.

Carteles informativos playa almograve

Carteles interpretativos, Almograve

  • Como complemento a los anteriores, también existen los “recorridos circulares”, que se pueden hacer en medio día y volver al lugar de origen. El Camino de las Aromas (Bordeira/Aljezur) es una ruta muy recomendable, ya que despierta los sentidos al pasar por campos con rica y olorosa flora: Jara, lavanda, torvisco, tomillo, etc.…

Al ser rutas de senderismo, no circula ningún tipo de vehículos a motor por los senderos señalizados, disfrutando así de un paisaje en perfecto estado de conservación y viviendo de cerca la cultura y tradición de una tierra todavía en estado casi virgen y de alto valor ambiental.

Cravo-das-areias (armeria pugens)

Cravo-das-areias (armeria pugens)

Magníficas playas

Hay una gran diversidad de playas, desde las pequeñas y secretas calas encajadas entre acantilados que en ocasiones exigen un cierto esfuerzo para llegar hasta los grandes arenales.

Praia do Malhão (Vila Nova de Milfontes)

Praia do Malhão, Vila Nova de Milfontes

Destacan entre otras las playas de Amália, Carvahal, Tonel, Almograve, Malhão y la idílica de la Gaviota en Porto Covo, muchas de las cuales son punto de encuentro de surfistas en busca de emociones fuertes y que al resto de los morales literalmente nos enamoran. Casi todas cuentan con un sistema de pasarelas de madera y escaleras que facilitan el acceso respetando el sistema dunar.

Cala de Samoqueira, Porto Covo

Cala de Samoqueira, Porto Covo

La oferta turística

El espacio litoral es casi virgen y no permite macro alojamientos turísticos ni torres de apartamentos, por lo que la tranquilidad es total. Lo normal es que encuentres viviendas que siguen la arquitectura popular y alojamientos turísticos de dos pisos de altura como máximo en localidades poco masificadas y tranquilas con un pausado ritmo de vida, como Almograve o Longueira.

Las casas tradicionales alentejanas son simples y rectangulares, de tapial con paredes gruesas y pocos vanos. De esta forma conserva el calor en invierno y el frescor en verano. Su fachada está encalada el contorno de sus huecos (puerta y ventanas) están pintados con una franja generalmente en ocre o en azul.

Casa alentejana en brillantes colores.

Y si buscan animación Vila Nova de Milfontes en la desembocadura del río Mira, cuenta con una amplia selección de hoteles, apartamentos, restaurantes y una animada vida nocturna, que se llena sobre todo en verano de surferos en busca de las mejores olas y amantes del turismo activo.

Surf Hostel. Vila Nova de Milfontes

Vila Nova de Milfontes

Hacia el interior una sucesión de viñas, “herdades” tanto de yeguadas de caballos lusitanos como de ganado que pastan mansamente en la campiña. Algunas de ellas con una arquitectura de campo alentejano, conciencia ecológica y decoración de vanguardia por dentro se han reconvertido en turismo rural top, con zonas verdes, piscina y habitaciones confortables, ideales para descansar.

Herdade do Touril, Zambujeira do Mar

La sabrosa gastronomía local está especializada en pescado y marisco fresco; en especial el rodaballo, el rape, las sardinas y los percebes. Las «caldeiradas» (guisos de pescado) y los arroces de marisco son otras de sus especialidades.

Percebes, Restaurante O Josue, Longueira

Economía local

La geografía del litoral ha hecho imposible el establecimiento de grandes puertos seguros. Durante muchos años ha vivido de las actividades económicas tradicionales como la agricultura, la pesca y la ganadería.

Cerca del 90% de la producción nacional de frambuesa se concentra en la comarca de Odemira. "Dom da Terra" está especializada en la producción de esta fruta fina a escala familiar

«Dom da Terra», Almograve: Especializada en la producción de frambuesa a escala familiar

El turismo ya representa una fuerte importante de ingresos, si bien la agricultura intensiva de frutos rojos (fresa, frambuesa, arándanos) está haciéndose un hueco a pasos agigantados. Cerca del 90% de la producción nacional de frambuesa se concentra en la comarca de Odemira. Las buenas condicionas climáticas permiten producir en términos de calidad y en tiempo imbatible unos frutos muy apreciados en los países nórdicos, especialmente en las estaciones más frías.

 

Localización

Santiago do Cacém: Escenario de Concierto, Monumentos y Paisajes Únicos

El Alentejo portugués, que comparte una larga frontera con nuestra Extremadura y Andalucía, es uno de esos lugares en los que el tiempo pasa lentamente.

Es un paisaje de grandes extensiones de alcornocales, campos de trigo, olivos, viñedos, explotaciones ganaderas, embalses y ríos, paisajes de campo, “herdades”, un gran espacio lleno de tradiciones y cultura. Su buen clima y la amabilidad de sus gentes, la hacen ideal para recorrerla sin prisas, explorando cada localidad a ver qué sorpresa nos depara.

Mapa de ubicación de Santiago do Cacém en el Baixo Alentejo

Mapa de ubicación de Santiago do Cacém en el Baixo Alentejo

Acabamos de realizar un precioso recorrido por la llamada Costa Vicentina, que engloba la fachada atlántica del Bajo Alentejo y el norte del Algarve, y que será objeto de un post específico y detallado. Pero, aunque este blog pretende contar experiencias reales vividas, no me resisto a hacer mención de un evento que tendrá lugar el próximo fin de semana, al que me han invitado, pero al que no podré asistir por problemas de tiempo. Si alguien lo lee y está próximo, le recomiendo vivamente que asista a las actividades que pueda.

El evento forma parte del 14º Festival do Baixo Alentejo 2018 “Terras sem Sombra, y tiene lugar en Santiago do Cacém, una localidad alentejana, de unos 28.000 habitantes perteneciente al distrito de Setúbal, una ciudad costera a menos de una hora de Lisboa.

El “Festival Sem Sombras” pasa por ser el festival de música sacra más importante de Portugal y este fin de semana (30 junio a 1 julio 2018) se celebra el colofón final de una serie de actividades de carácter itinerante que se han venido realizando por las principales localidades de la región como Evora, Odemira, Sines o Elvas. En todas ellas se han integrado, con la música como tema principal, diferentes conferencias temáticas, visitas guiadas orientadas a las artes y a la cultura, y actividades orientadas a la conservación de la naturaleza y la protección de la biodiversidad.

Casa S. João

Casa S. João

Sábado, 30 junio 2018

A un paso de Santiago do Cacém se alza la Quinta de Sao Joao, ejemplo de arquitectura señorial, donde el sábado 30 junio a las 14h30 comenzará una visita que promete relax entre los árboles que pueblan sus cerca de 26 ha. de pura naturaleza. Se compone de una casa señorial con ermita del s. XVIII que perteneció al Sargento Mayor Falcão de Mendonça, en un entorno paisajístico donde la abundancia de agua y un notable sistema hidráulico han hecho posible unos atractivos jardines, calles con árboles, huertos, frutales y bosque.

La visita, de libre acceso, correrá a cargo del propietario y un arquitecto, que mostrarán y explicarán este bello edificio centenario y alrededores que ha respetado la arquitectura y los materiales típicos alentejanos.

Bucólico atardecer en Quinta de S. João

Por la noche se celebrará el concierto musical titulado “Fragmentos Morales: Kurtágy su Circunstancia”, en el que un grupo de cámara formado por Soprano, Violín, Piano y Clarinete interpretará piezas de distintos autores húngaros contemporáneos, desde el clásico Bela Bartok al nonagenario Gyorgy Kurtág.

Comenzará a las 21h30 y tendrá lugar en un marco incomparable como es la bonita Igreja Matriz de Santiago del siglo XIII (Monumento Nacional), un ambiente único para esta noche de verano, y que ya en sí es una magnífica oportunidad para conocer parte del patrimonio monumental más representativo del Bajo Alentejo. La entrada es de libre acceso.

Iglesia Matriz de Santiago do Cacém junto a la entrada del espectacular Castillo Medieval

Iglesia Matriz de Santiago do Cacém junto a la entrada del espectacular Castillo Medieval

Domingo, 1 julio 2018

Se visitará el alcornocal del Convento de Nossa Senhora de Loreto que data de 1515, cuando los frailes adquirieron un amplio espacio de terreno para plantar este espacio que ha llegado hasta nuestros días. La visita servirá para exponer su singularidad ecológica y alto valor ambiental, y se hará avistamiento de aves (“bird watching”), una actividad cada vez más frecuente en todo el mundo, que reúne valores de actividad de naturaleza y afición científica.

La visita será guiada por un arquitecto paisajista, un ingeniero zootecnista y un arquitecto que ayudarán a interpretar el paisaje y contar el proyecto que se pretende realizar en este espacio. Punto de Encuentro: Ayuntamiento de Santiago do Cacém, Praça do Município, a las 10h00.

Alcornocal del Convento de Nossa Senhora do Loreto, Santiago do Cacém

Alcornocal de Nossa Senhora de Loreto

Turismo en Santiago do Cacém y alrededores

Santiago do Cacém está en el tramo más visitado del Camino Portugués de Santiago, conocido como el Camino del Atlántico, con un importante castillo árabe reconstruido por los templarios, su atractiva Plaza Mayor realzada con elegantes casas del siglo XVIII edificadas por ricos terratenientes, su iglesia del s. XIII que ofrece buenas vistas de la Serra de Grândola, y las ruinas de la villa romana de Miróbriga.

Las excavaciones aún en curso han descubierto un foro, dos templos, baños termales y un circo con capacidad para 25.000 espectadores. Su Museo Municipal contiene hallazgos romanos de la cercana Miróbriga.

Parque Natural del Sudoeste Alentejano y Costa Vicentina

Parque Natural del Sudoeste Alentejano y Costa Vicentina

Su proximidad a la costa con las conocidas playas “eco-chic” de Comporta en el estuario del río Sado, o el deslumbrante parque natural del Sudoeste Alentejano y Costa Vicentina, la zona más virgen y menos masificada de la costa portuguesa, hacen de Santiago de Cacem un punto interesante para comenzar una ruta por el Baixo Alentejo.

La entrada a todas las actividades es de libre acceso por lo que no hay excusa. ¡¡Ven y disfruta del Baixo Alentejo, mientras te adentras en las tradiciones y raíces históricas de la región!!

 

Enlace a Terras sem Sombras

 

Hip, hip, hurra el Tranvía n.º 24 vuelve para quedarse (Lisboa)

Vista de Lisboa

Lisboa la de las siete colinas, que mantiene una red de veteranos  tranvías (“Carris”) que trepan por sus colinas o van por la orilla del Tajo, tiene una nueva línea de tranvía: El 24. Bueno, para ser exactos, el tranvía 24 vuelve para quedarse.

Realmente ya se inauguró en 1905, pero fue suspendido temporalmente de servicio en 1995 durante las obras del parking subterráneo en Campolide, y a continuación durante 1997 la construcción del Metro en Largo de Rato.

El tranvía 24 sigue una trayectoria circular en dos sentidos y une la Plaza Luis de Camões con Campolide. Su apertura hasta Cais do Sodré (zona de vida nocturna con bares, restaurantes y clubes de burlesque) está prevista para 2019.

Tanto el Ayuntamiento como Carris Eléctricos habían recibido infinidad de peticiones, sobre la necesidad de reactivar esta línea, ya que unía una zona mal comunicada como es Amoreiras y Campolide con el centro histórico.

Hasta ahora, el trayecto directo desde el centro de la ciudad (Baixa-Chiado) hasta Amoreiras (zona comercial y distrito financiero) sólo era posible en Autobús o andando a través de una empinadisima subida desde la Plaza de Marqués de Pombal (una auténtica rompepiernas).

El tranvía 24 a su paso por la R. de São Pedro de Alcântara, camino de la Plaza de Luís de Camões, auténtico cruce de líneas de los tranvías lisboetas

El tranvía 24 a su paso por la R. de São Pedro de Alcântara, camino de la Plaza de Luís de Camões, auténtico cruce de líneas de los tranvías lisboetas

Además la creciente popularidad del Barrio Alto y Príncipe Real por sus servicios durante el día, y de noche por ser el lugar perfecto para disfrutar de los lugares de diversión y restauración que ofrece, justificaba si cabe aún más la reapertura del Tranvía 24.

“A Carioca” centenaria tienda de cafés y tés. Su Té Gorreana de las Azores, es muy reputado

“A Carioca” centenaria tienda de cafés y tés. Su Té Gorreana de las Azores, es muy reputado

Sin duda alguna, potenciará el comercio en los barrios, y el boom turístico, ya que ahora se puede acceder de una forma fácil y rápida una zona de Lisboa que antes no estaba tan al alcance.

A bordo del pintoresco tranvía amarillo recorrerás un trayecto que comienza en la bulliciosa Plaza Luis de Camões donde entre sus calles todavía quedan tiendas centenarias y tradicionales.

Subiendo por la R. Nova Trindade los puntos de interés incluyen la Iglesia y Museo de São Roque de fachada austera pero de magnífico ornamentado interior, fruto de su mecenazgo real, el romántico Mirador de São Pedro de Alcântara en pleno Barrio Alto, conocido por su animada vida nocturna con bares de buen ambiente como el «O 36», y por supuesto el elevador de Glória.

Primorosas tiendas de antigüedades

Primorosas tiendas de antigüedades con apretadas vitrinas abundan por el Bº Príncipe Real

A continuación pasarás por el maravilloso barrio de Príncipe Real con sus tiendas de moda y antigüedades, palacetes, golosas coffee shops y el recién restaurado Jardim Botânico, cinco continentes en un solo lugar, que lo hacen un rincón refrescante donde descansar junto a sus estanques en los días de calor.

El señorial Palacio Ribeiro da Cunha, hoy es "Embaixada" un Concept Store que atrae a lisboetas y turistas

El señorial Palacio Ribeiro da Cunha, hoy es «Embaixada» un Concept Store que atrae a lisboetas y turistas del mundo entero

Avanzando por la R. Escola Politécnica llegas a Largo de Rato, espacio que tras el terremoto de 1755 el ilustrado Marqués de Pombal planificó urbanísticamente para promover la instalación de industrias (peines, loza y sedas). Si te bajas aquí para explorar la zona, ten cuidado y mira bien antes de cruzar. Por aquí pasan coches y autobuses en todas las direcciones.

Los portugueses son muy golosos, y se nota en la variedad de sus dulces como estos Merengues Coloreados

Los portugueses son muy golosos, y se nota en la variedad de sus dulces como estos merengues coloreados. La R. da Escola Politécnica está llena de apetitosas confiterías

“Largo” es un espacio amplio donde desembocan y nacen una serie de calles, avenidas y callecitas. A diferencia de una plaza que suele ser más o menos redonda o rectangular, el largo suele ser de forma algo irregular y alargada. El 24 pasa por delante del inmenso Palacio de los Marqueses de Viana, donde en el siglo XIX desfilaba la flor y nata de la sociedad lisboeta, y hoy es sede del Partido Socialista Portugués.

Ayer antiguo palacete y hoy sede del Partido Socialista. Poster de Mario Soares en el tramo de escalera

En la parada de Amoreiras como en un pañuelo, tienes el Museo Fundação Arpàd Szenes-Vieira da Silva en una plaza ajardinada, el Reservorio Mãe d’Água das Amoreiras con restos del Acueducto que en el siglo XVIII recogía y distribuía agua para la ciudad, y el Centro Comercial Amoreiras con un elevado número de atractivas tiendas, donde su hipermercado Jumbo Pão de Açúcar tiene una interesante sección de vinos.

Desde aquí y bordeando el Centro Comercial por la R. Carlos Alberto da Mota Pinto, llegas a Campo de Ourique un barrio muy auténtico con Mercado Gourmet.

Plaza Amoreiras con Jardín Marcelino Mesquita frente al Museo Arpad Szenes

Plaza Amoreiras con Jardín Marcelino Mesquita frente al Museo Arpad Szenes

El trayecto finaliza en Campolide, donde no debes dejar de ir a «Stop do Bairro», una formidable casa de comidas familiar que se llena a diario con parroquianos asiduos.

Deliciosos platos con estos Choquinhos a la Angolana con Piri Piri

Deliciosos Choquinhos a la Angolana con Piri Piri

Entre sus especialidades: Almejas Bulhão Pato (12,50€), arroz de tamboril o de gambas (12,50€), excelentemente guisados por la angolana Doña Rosa, que lleva aquí desde hace más de 30 años. Raciones abundantes, sencillo y manejable (ca 15€ p/p). (R. Marquês de Fronteira, 173 – No reserva)

Información de interés.-

  • El precio del billete a bordo solo ida 2.90€, pero es más interesante comprar un billete de transporte público ilimitado de 24h en cualquier estación de metro, que incluye metro y líneas de tranvía y autobús (ca. 7€)
  • El tranvía circula todos los días de 07.20 a 20.30 (laborables), de 08.00 a 19.40 sábados y de 11.00 a 18.30 domingos y festivos nacionales.

Resurrección de los bolsos de junco

Tanto en las pasarelas internacionales como en las conocidas tiendas online, he podido ver como muchas firmas este año han coincidido en hacer famosos los bolsos hechos a base de materiales naturales (mimbre, rafia, junco, ratán o bambú) convirtiéndolos en accesorios con mucho estilo.

Y así, al tradicional bolso portugués que tenía su origen en los entornos rurales que se utilizaba antiguamente para transportar alimentos, se le ha dado una segunda oportunidad, pasando de pieza “retro” a convertirlo en objeto de deseo.

BOLSO DE JUNCO LATERAL

Estas cestas de junco siguen un proceso 100% artesanal, por lo que cada bolso es único. Se realizan en un telar manual a partir de junco natural preparado y teñido en alegres y vivos colores.

En esta pequeña tienda en la R. Barão Viamonte, 24 (Leiria) donde te aguardan bolsos de junco y sombreros

En esta pequeña tienda en la R. Barão Viamonte, 24 (Leiria) te aguardan bolsos de junco y divertidos sombreros

Los encuentras por el centro y sur de Portugal (Alcobaça, Sierra de Mós, Leiria, Loulé). Al ser multicolores combinan con casi todo y encima pesan poco, por lo que se hacen en cierta manera  “imprescindibles”.

Todavía se usan para hacer la compra ©Inês Milagres

La próxima vez que vayas a Portugal búscalo por las cesterías como la que encontré en Leiria mientras paseaba por sus callejuelas, o en tiendas como A Vida Portuguesa (Lisboa, Porto), Coração Alecrim, (Porto) y Sardinha Fresh, (Loulé) y conviértelo en tu mejor complemento de cara al verano.

Rafael Bordallo Pinheiro, genio y figura hasta la sepultura

Detalle del mosaico con motivos vegetales, R. Bordallo Pinheiro

Hoy me encuentro en la Fábrica de Faianças Artísticas Bordallo Pinheiro en Caldas da Rainha, heredera de la Fábrica de Louça fundada por Rafael Bordallo Pinheiro en 1884. Es un centro de cerámica de referencia mundial, que desde su creación viene produciendo las piezas diseñadas por su fundador. He tenido la oportunidad de conocer su Museo, cuajado de piezas cerámicas utilitarias y decorativas, y de visitar a continuación su Tienda y Outlet.

Fábrica de Faianças Artísticas Bordallo Pinheiro. Uno de sus accesos es por el parque romantico D. Carlos I

Fábrica de Faianças Artísticas Bordallo Pinheiro, colindante con el parque romantico D. Carlos I

Bordallo Pinheiro: Todo un Carácter

Siguiendo la tradición familiar, su padre era pintor y escultor, su hermano Columbano también pintor, desde joven se interesó por las artes. De carácter espontáneo, impulsivo y algo disipado, la producción artística de este “enfant terrible” fue sin embargo abundante y de una creatividad innovadora, cubriendo “todos los palos”. Actor de teatro amateur, periodista, dibujante y acuarelista, con una obra muy amplia que abarcaba desde libros y publicaciones, ilustraciones –precursor del cómic portugués-, a las ácidas caricaturas con las que criticaba la política del país, viñetas con conciencia social y por supuesto, excepcional ceramista.

John Bull en su orinal, creado como respuesta al expansionismo británico contra el nacionalismo portugués, por el que se encomió a Portugal a retirar sus fuerzas militares de las colonias de Angola y Mozambique

John Bull en su orinal, como respuesta al expansionismo británico contra el nacionalismo portugués, por el que se encomió a Portugal a retirar sus fuerzas militares de las colonias de Angola y Mozambique

Generalmente el nombre de Bordallo se ha asociado más a su trabajo como periodista: articulista, opinión gráfica, director de periódicos, cronista político, pero lo que me interesa especialmente es su faceta artística.

Político caricaturizado como una figura que todo es "panza"

Político caricaturizado como una figura que todo es «panza»

Periodo alto de cotas artísticas

Caldas da Rainha a la sazón era una localidad termal concurrida por la realeza, aristocracia y una pujante burguesía, y que además había ganado reconocimiento como centro productor de cerámica por las arcillas que ahí se encontraban. No era raro por tanto que una veintena de pequeñas pero muy productivas fábricas se instalaran en esta localidad y produjeran piezas decorativas muy naturalistas, influenciadas en cierta medida por la obra de Bernard Palissy, con figuras de animales, vegetales o frutas (Museo de la Cerámica, Caldas da Rainha).

Jarrón donde se vé al artista y sus manos creadoras

Jarrón donde a modo de autorretrato se vé al artista y sus manos creadoras

Y en este entorno tan interesante social pero sobre todo creativo, aterrizaron los hermanos Bordallo PInheiro con la idea de revitalizar la producción cerámica en la región. Abrieron la Fábrica de Louça, donde Rafael asumió la producción técnica y artística y su hermano Feliciano las finanzas y administración.

Vasija acampanada con uvas y parras

Vasija acampanada con parras y uvas

Artísticamente el movimiento Arts&Crafts, creado y dinamizado por William Morris, como reacción contra las producciones seriadas del primer desarrollo industrial, está en plena ebullición. Ello no solo influenció a Bordallo en la creación de algunas piezas, sino también en la filosofía de la fábrica. Su idea era dar a los objetos cotidianos una dimensión estética, más allá de la funcional para las que habían sido fabricados, donde la figura del artesano como “creador” cobraba fuerza.

Cosechó premios y renombre en el extranjero, como la medalla de oro y plata en la Exposición Universal de París (1889), donde además de los premios Bordallo se trajo de París el gusto por las manifestaciones modernistas que pudo contemplar allí.

Azulejos con formas de mariposas y espiga de trigo

Inspiración muy modernista con formas de mariposas y espigas. Los realizó tras su participación en la Exposición Universal de París en 1889. Se basan en el movimiento que aportan las curvas y la asimetría

Su obra se tiñó de elementos y morfología de influencia “Arte Nova”. Añadió mayor énfasis si cabe, ya que como estilo incorporaba el arte a la vida cotidiana, donde la cerámica, la forja, y el vidrio, alcanzaban cuotas máximas de protagonismo como elementos decorativos de las viviendas.

Magnifica producción de azulejos en relieve para revestir algún muro, con formas de maíz, racimos de uvas y flores

Paulatinamente se convirtió en un referente diseñando y produciendo un amplio abanico de piezas que destacaban por su alto nivel técnico, alcanzado principalmente a nivel de modelado y de esmaltado: Vajillas, objetos decorativos, mosaicos, figuritas, etc, siempre con ese toque tan característico suyo: Diseños muy naturalistas, sencillos y espontáneos, con un guiño constante a la flora y fauna.

Para la formación de sus artesanos creó, con subvención estatal, la Escuela de Diseño Industrial para la Cerámica y la Decoración, que contribuyó al renacimiento de los oficios artesanales tradicionales, y en concreto a la defensa de la industria cerámica. Los aprendices eran encaminados hacia las áreas en que demostraban mayor talento, y tras un periodo de formación integral de seis meses, pasaban a ser obreros de la fábrica. El porcentaje de inscritos aumentó exponencialmente hasta 1891, año de la crisis económica  y en el que la fábrica-escuela quebró.

Memorabilia del Grand Hotel Lisbonense de Caldas da Rainha. En el siglo XIX estuvo frecuentado por aristócratas, políticos y artistas. R. Bordallo Pinheiro diseñó sus vajillas. Fué el primer hotel en contar con agua caliente, salón de baile y garaje propio

Memorabilia del Grand Hotel Lisbonense de Caldas da Rainha. En el siglo XIX estuvo frecuentado por aristócratas, políticos y artistas. R. Bordallo Pinheiro diseñó sus vajillas. Fué el primer hotel en contar con agua caliente, salón de baile y garaje propio

A su muerte, su hijo Manuel Gustavo recogió el testigo y junto con un grupo de amigos y trabajadores se hicieron cargo de la empresa. En 2008 entró en una grave crisis y fue adquirida por el Grupo Visabeira, quien aseguró su continuidad productiva, reproduciendo sus piezas como antaño y logrando un puesto destacado en la escena cultural portuguesa. Su legado perdura hoy y lo hará siempre.

Perro Fó, de Manuel Gustavo Bordallo Pinheiro, de influencia oriental, que tuvo que luchar hasta conseguir su estilo propio

Perro Fó, de Manuel Gustavo Bordallo Pinheiro, de influencia oriental, que tuvo que luchar hasta conseguir su estilo propio

El Museo

A lo largo de las salas el visitante puede explorar la obra de Rafael Bordallo Pinheiro y de su hijo Manuel Gustavo, fiel discípulo de su padre. Con motivo de la celebración del centenario de la fábrica creada por el padre, se creó este espacio museológico en 1984, con objeto de dar a conocer la obra del polifacético artista. Los fondos lo componen piezas originales y copias realizadas sobre los moldes originales, objetos personales, dibujos, grabados, anotaciones y herramientas de trabajo.

Fachada principal de la vivienda

El edificio se encuentra anexado a la casa que fue de uno de uno de los hijos “muy estilo Bordallo” con una cubierta revestida con tejas vidriadas y mosaicos de color, unos hermosos paneles de azulejo e insectos gigantes en cerámica vidriada entre las plantas (como una abeja en busca de su néctar) elementos en el paisaje que aportan belleza a este lugar. Enfrente se encuentra  la fábrica y un poco más allá la tienda.

La Obra

Jarrón decorativo de bellos tonos irisados

Una fase de su obra, (quizás su periodo más fértil y original), lo cubre el naturalismo, su principal fuente de inspiración. Infinidad de platos salpicados con vegetales o fauna local, enormes jarrones con serpientes de agua retorcida, sopera cobijando criaturas de las formas más variadas piezas de vajillas de uso diario, donde no falta la inconfundible serie “Couves” (Repollos) –icono de la casa-, canastos de frutas, platos gigantes de gran riqueza estructural, de increíble rigor cromático y de un brillo luminoso e irisado.

Al tiempo que crea grupos escultóricos de grandes dimensiones (La Pasión de Cristo, Museo José Malhoa, Caldas da Rainha), recrea pequeñas figuras inspiradas en el folclore nacional, llenos de humor y sentido crítico. El más conocido Zé Povinho, que con sus virtudes y defectos representa al pueblo luso evocando situaciones de cariz político, social y religioso. También, María da Paciência, su resignada compañera, La Varina  (vendedora de pescado), el policía, el sacristán con el incensario en la mano, etc.

Zé Povinho es la caricatura sarcástica del pueblo portugués, y la creación más emblemática de Bordallo

Zé Povinho es la caricatura sarcástica del pueblo portugués, y la creación más emblemática de Bordallo

En este periodo “fin de siècle”, se producirá un impulso en la utilización de elementos cerámicos con fines industriales y decorativos,

Magníficos azulejos en relieve para revestimientos interiores y exteriores. Como pisapapeles quedan estupendos

Así, creó paneles, frisos y deslumbrantes azulejos vidriados que aplicó con gran éxito en grandes superficies como fachadas e interiores de residencias. Llaman la atención sus azulejos “en relieve” de nenúfares, saltamontes, ranas o mariposa formando patrones. Si paseas por Caldas da Rainha o Lisboa aún hoy puedes contemplarlos por tiendas o locales.

En la R. Almirante Cândido dos Reis, 34 (Seasons Fashion) destaca por los elementos decorativos vegetales y humanos. Los mosaicos son de factura Bordallo Pinheiro. Los medallones en piedra en ambas esquinas representan a la izquierda a Bernard Palissy, celebre ceramista frances y Bordallo Pinheiro a la derecha

En la R. Almirante Cândido dos Reis, 34 (Seasons Fashion). Los azulejos son de factura Bordallo Pinheiro.

El azulejo creado destaca por los elementos decorativos vegetales

También hay espacio para una pequeña reconstitución de un taller de cerámica de época donde se nos muestran los materiales, óxidos y otros utensilios empleados. De aquí nacieron y cobraron vida ranas, lagartos y reptiles.

Azulejo decorado con óxidos sobre cubierta

Azulejo decorado con óxidos sobre cubierta

Recorriendo la tienda

De antemano aviso a amantes de la loza artística y a los compradores compulsivos: Es una verdadera tentación, de aquí te lo llevarías todo.

Para perder el sentido

Para perder el sentido

En la planta baja se encuentra la tienda donde las piezas “a grosso modo” se encuentran catalogadas por gamas cromáticas (un caleidoscopio de colores con series que van del gris, al verde, al rojo, al turquesa, etc..). Sus platos en forma de coles o de lechugas, fuentes en forma de pez, tarrinas de paté en forma de calabazas o soperas con forma de fresa, irradian una combinación perfecta de tradición y modernidad.

La serie Fresas es un ejemplo perfecto de inconformismo creativo. Naturaleza, humor y alegría se dan la mano en la mesa

La serie Fresas es un ejemplo perfecto de inconformismo creativo. Naturaleza, humor y alegría se dan la mano en la mesa

En la parte superior, hay un Outlet con piezas de otras temporadas, pero igualmente bonitas, divertidas y atrevidas, solo que con grandes descuentos.

Distintas fuentes de hojas y flores

Distintas fuentes de hojas y flores

Dirección:

Rua Rafael Bordalo Pinheiro, nº 53 – Caldas da Rainha
Teléfono: 262839380
Web: www.bordallopinheiro.pt
E-mail: info@bordallopinheiro.pt

Aveiro y su Roteiro de Arte Nova

Aveiro es una ciudad de la costa oeste de Portugal situada a orillas de la ría de su nombre. Es conocida por sus canales que surcan los “Moliceiros”, por lo que es llamada la “Venecia Portuguesa”.

Museo de Arte Nova

Pero Aveiro y su región tienen también otros atractivos turísticos (patrimoniales y de naturaleza), dignos de conocer. Como soy una forofa de la arquitectura, sin duda alguna no puedo pasar por alto sus sorprendentes edificios modernistas.

El Arte Nova (Modernismo), surgió a principios del siglo XX en Portugal, como un estilo decorativo que recurre a la ornamentación en las fachadas con azulejos, escayolas, vidrios con motivos florales y orgánicos, forjas de líneas curvas y dinámicas. Ciertamente un estilo no apto para minimalistas.

Ejemplo de ello es su Museo de Arte Nova, impresionante y armonioso, con una decoración absolutamente homogénea que articula motivos florales y vegetales, tanto en los azulejos, como en la piedra de cantería y el hierro de forja utilizado.

Consciente de su valioso patrimonio, el Ayuntamiento de Aveiro organiza un circuito turístico que recorre las fachadas más significativas de este estilo. Este «Roteiro de Arte Nova» es muy interesante y tiene mucha demanda, así que no te lo pierdas en tu próxima visita a Aveiro. (Rua João Mendonça, 8 – Aveiro).

Escalera de caracol con formas vegetales

Escalera de caracol con formas vegetales

 

Estoy trabajando en un post sobre esta preciosa ciudad costera, y como anticipo comparto estas fotos.

Detalle del azulejo del muro. Museo de Arte Nova. Aveiro

 

Caldas da Rainha: Romance con la Cerámica Portuguesa (con Outlets incluidos)

Jarritas de Estúdio Caldas da Rainha

Después de un período de decadencia, durante el cual los platos de Duralex causaron furor, la loza de Portugal disfruta de un renacimiento popular en el país y comienza a hacerse un nombre en el extranjero.

Una de las capitales de la loza portuguesa es Caldas da Rainha (distrito de Leiria), una muy próspera ciudad agrícola y, junto con Aveiro una región rica en arcilla, en la que hay constancia de producción de piezas de barro desde el Neolítico.

Caldas da Rainha es conocida también por sus manantiales de aguas sulfurosas templadas de las cuales tomó su nombre, y que significa “las aguas termales de la reina”. Se cuenta que la reina Leonor de Avis, casada con el rey Juan II (cuyo hijo Alfonso se casó con Isabel de Aragón, primogénita de los RRCC), se enteró de la fama terapéutica de las aguas viendo a unos campesinos bañarse en ellas.

Para su uso construyó el Hospital Termal Rainha Doña Leonor en este lugar en 1485. El edificio original ha sido restaurado varias veces siendo su uso, al igual que en sus orígenes, gratuito para los más desfavorecidos socialmente. Aquí se tratan dolencias reumáticas y de las vías respiratorias.

 

En sus orígenes el hospital termal fue administrado por la propia reina Leonor

En sus orígenes el hospital termal fue administrado por la propia reina Leonor

Caldas da Rainha está a 100 Km al norte de Lisboa y próxima a la medieval Óbidos y la veraniega Foz de Arelho, y ganó renombre cuando el ceramista Rafael Bordallo Pinheiro fundó la Fábrica de Faianças en 1884, aprovechándose de las magnifica calidad de las arcillas locales. Su objetivo era dar a conocer la industria cerámica, y producir no solo piezas decorativas, sino vajillas y hasta azulejos con formas inspiradas en la flora y fauna que decoran fachadas de tiendas y casas.

El complejo termal y hotelero tuvo su época de esplendor a finales del siglo XIX, cuando se puso de moda “ir de baños” entre la realeza y las clases pudientes.

Ayer Antiguo Hotel Termal y mañana “Montebelo Bordallo Pinheiro Hotel” de 5 estrellas

De hecho, el hospital termal donde se alojaba el rey D. Carlos I y la familia real está siendo restaurado ahora por el grupo Visabeira, y en breve inaugurará su hotel de cinco estrellas “Montebelo Bordalo Pinheiro”.

Bordallo Pinheiro y todo el movimiento Art Nouveau estuvieron muy influenciados por la obra de Bernard Palissy, escultor y científico francés del siglo XVI conocido por sus fuentes de serpientes y conchas, adaptando las antiguas figuras rústicas a las tendencias del momento.

Espectacular servicio de té de José A. Cunha. Detalle de la boquilla y asas con forma de serpiente

Espectacular servicio de té de José A. Cunha. Detalle de la boquilla y asas con forma de serpiente

Bordallo, junto a sus discípulos y otros ceramistas crearon el movimiento “Escuela das Caldas da Rainha” estableciéndose en su momento álgido hasta veinticinco fábricas que producían piezas de cerámica de este estilo, como Manuel Cipriano Gomes «Mafra», José Alves Cunha, o sus hijos Rafael y Manuel Gustavo Pinheiro, de cuyas manos salían obras que sorprendían por su realismo y perfección, inspiradas en la naturaleza que les rodeaban: Conejos, hojas, repollos, espigas de trigo etc.., junto con el mundo de los insectos y los crustáceos.

Excelente representación en cerámica de las archiconocidas galletas María (bolachas). Fábrica de José Francisco de Sousa Filho (1860-1893)

Las archiconocidas galletas María («bolachas»). Fábrica de José Francisco de Sousa Filho (1860-1893)

Pero realmente fue la Fábrica de Faianças das Caldas da Rainha (FFCR) de Bordallo Pinheiro la que llevó el naturalismo a sus máximas cotas de notoriedad. Tras su fallecimiento, FFCR pasó a manos de sus hijos hasta que un grupo de trabajadores se hizo cargo de su gestión. Una crisis en 2008 hizo que fuera adquirida por el Grupo Visabeira (dueños de la marca Vista Alegre), quien ha asegurada la continuidad productiva e historia de la marca.

En el interior de la tienda de Rafael Bordallo Pinheiro, una auténtica cueva de Alí Baba ¡Es para perder la cabeza¡

En el interior de la tienda de Rafael Bordallo Pinheiro, una auténtica cueva de Alí Baba ¡Es para perder la cabeza¡

Aquí se encuentra la antigua fábrica, el museo que exhibe los moldes, herramientas y piezas originales, una tienda donde poder adquirir no solo sus modelos centenarios, sino también productos contemporáneos realizados por diseñadores de prestigio, como los de Joana Vasconcelos, donde la marca de la casa está presente. Y por supuesto un concurrido Outlet, todo el mundo suele llevarse la mítica loza bajo el brazo, ¡imposible resistirse!

Todo este complejo sirve para divulgar la originalidad y la imaginación de su creador que tenía a la naturaleza como musa inspiradora. Si vienes en grupo (mínimo 4 personas), sois bienvenidos previa cita a ver el proceso de fabricación de cerámica, (Rua Rafael Bordallo Pinheiro, nº 53 • 351 966 300 353).

Otras fábricas surgieron en las décadas siguientes, entre ellas SECLA orientadas a la loza de uso diario. Hoy está extinguida pero el Taller de Estúdio Caldas de Rainha está sacando preciosas reediciones de los años 50-60 (Largo. Dr. Barbosa, nº 8 • 351 262 093 083)

 

  • Artículos para la mesa a precios muy atractivos. Bordalo Pinheiro
    Artículos para la mesa a precios muy atractivos. Bordalo Pinheiro
  • "Estúdio Caldas da Rainha" especializados en la reedición de piezas vintage
    Estúdio Caldas da Rainha, especializados en la reedición de piezas vintage
  • estilo casual enfocado hacia mesas informales, casas de campo y playa. Mercado do Loiça
    Estilo casual enfocado hacia mesas informales, casas de campo y playa. Mercado do Loiça Outlet
  • El mundo marino no escapa a la fantasía de Bordallo Pinheiro
    El mundo marino no escapa a la fantasía de Bordalo Pinheiro
  • Jarritas de Estúdio Caldas da Rainha
    Jarras de Estúdio Caldas da Rainha
  • Jarras en atractivos colores. Bordalo Pinheiro
    Jarras en atractivos colores. Bordalo Pinheiro
  • Sinfonía de piezas, colores y diseños por "Estúdio Caldas da Rainha"
    Sinfonía de piezas, colores y diseños por Estúdio Caldas da Rainha
  • El mundo de las hortalizas de R. Bordallo Pinheiro ha saltado de los fogones del abuelo a decorar los hogares más "trendy"
    El mundo de las hortalizas de Bordalo Pinheiro decora los hogares más "trendy"

 

Cerca está el Museo de Cerámica instalado en la quinta del Vizconde de Sacavém (reconocida firma de loza fina creada en 1850 y competencia de Vista Alegre), que alberga una interesante colección donde están representados los principales autores y corrientes artísticas portuguesas, junto con los legendarios azulejos de cuerda seca sevillana y los de Delft.

Fachada exterior del palacete con paneles decorativos

Su jardín en perfecta sintonía con el palacetes de estilo romántico, con un “estudiado descuido” lo que le otorga un aspecto algo silvestre, con parterres, esculturas y pequeñas fuentes con piezas de cerámica. (Rua Doutor Ilídio Amado • Quinta Visconde de Sacavém • 351 262840280).

 

Otro elemento del jardín es este pabellón oriental

¿Qué me llevo de recuerdo?

Para comprar son las piezas de cerámica, los bordados, dulces y ginja si te gusta el alcohol. En «Chocolicor Doces & Licores Artesanais» encontrarás una amplia oferta del licor dulce de guinda que sigue la receta de los monjes cistercienses (R. Camões nº 63). Sin olvidar las Cavacas y Beijinhos, unos dulces crujientes, muy azucarados que recuerdan a las rosquillas de Santa Clara. «Pastelaria Baía Rei Das Cavacas», R. da Liberdade, 33, los tiene muy buenos.

Ahora que los productos de la huerta, el recorrer los mercados, han llegado a convertirse en un reclamo turístico, y que no hay cosa más entretenida que recorrer los puestos de productos frescos de temporada como de productos envasados, en tu paseo por la ciudad resulta imposible no perderse el tradicional mercado de carácter diario de la céntrica Plaça da República (conocida como Plaza de la Fruta) plagado de vivos colores y aromas.

Puesto de dulces en el Mercado

Este tradicional mercado, que actúa como una gran despensa de alimentos frescos, reúne puestos llenos de frutas, legumbres, frutos secos, dulces, etc. de la comarca. Aquí encuentras de lo mejorcito de la zona, como las mermeladas de calabaza o sus ricos quesos.

En cuanto a los objetos decorativos y cerámica, Caldas tiene mucho que ofrecer.En la peatonal Rua da Liberdade que te lleva a la Plaza da República esta “Loja do Ca**lhoGift Shop”, una pequeña tienda con bonitos objetos decorativos. ¡Pásate a verla, seguro que te enamoras de alguna de sus piezas! (R. da Liberdade, 19).

Vent de Jabones Artesanales

Puesto de jabones artesanales en el mercado

Si llegaste a ir al Outlet de la Fábrica de Bordalo Pinheiro y te supo a poco, el “Mercado da Loiça Stock Off” está especializado en menaje del hogar. Aquí podrás encontrar toda clase de artículos para la mesa y decoración, desde la loza más típica al diseño más contemporáneo, junto con piezas de Bordalo Pinheiro de temporadas anteriores, a precios muy, muy  manejables. (R. do Cap. Filipe de Sousa 82 • 351 262 288 258. Alternativamente en R. do Camoes, 1 (frente al parque) hay una bonita tienda de cerámica artística (no outlet).

Sardinas, símbolo popular portugués. Ca**lho Gift Shop

Cuando visitas Caldas, es fácil adivinar su histórica vinculación con el bordado. Su historia se remonta a finales del siglo XV y se cuenta que fue la Reina Leonor quien para matar sus ratos de ocio mientras administraba el Hospital, ella y sus damas de compañía se dedicaron a bordar. Los bordados guardaban ciertas analogías con los paños que iban llegando de la India, gracias a la ruta marítima iniciada por su marido el rey Juan II.

En su origen, los hilos de color del dorado al ocre se obtenían por decocciones de té y plantas silvestres. Hoy se utiliza perlé de algodón en tres tonos. Sus dibujos son sencillos, elegantes y sobrios – espirales, volutas, ángulos acentuados, corazones – sirven de punto de partida para estos bordados que son la historia viva de varias generaciones de mujeres. Encontrarás preciosidades en:

  • Tienda A Capelista das Termas Rua Rafael Bordalo Pinheiro, nº 21
  • Asociación de Bordadoras: Centro Empresarial do Oeste (Expoeste), Rua Infante Dom Henrique, s/n • 965836695

  • Cavacas y beijinhos. Son dulces crujientes y muy azucarados, que recuerdan de sabor a las rosquillas de Santa Clar
    Cavacas y beijinhos
  • Si tomas la ginginha fresca, el sabor es aún más intenso
    Si tomas la ginginha fresca, el sabor es aún más intenso
  • Trabajo de la Asociación de Bordadoras de Caldas da Rainha (Centro Empresarial do Oeste (Expoeste) , Rua Infante Dom Henrique, s/n )
    Trabajo de la Asociación de Bordadoras de Caldas da Rainha
  • Bordallo Pinheiro y sus golondrinas (andorinhas). Tradicionalmente se regalaban con motivo de una nueva etapa en la vida: un matrimonio, una nueva casa… simbolizando el cambio, la transición y el viaje. Hoy cubren fachadas, balcones e interiores, y son un icono absoluto de Portugal.
    Bordalo Pinheiro y sus golondrinas (andorinhas). Se regalaban con motivo de una nueva etapa en la vida: un matrimonio, una nueva casa… simbolizando el cambio, la transición y el viaje. En Loja do "Ca**lho Gift Shop” tienes muchas !
  • Individual de lino. Capelista das Termas (rua Rafael Bordalo Pinheiro, nº 21)
    Individual de lino. Capelista das Termas
  • Mermelada de calabaza

 

Caldas da Rainha desarrolló su faceta urbanística esencialmente entre 1905-1920, cuando el Arte Nova (Modernismo) se apoderó de todo, convirtiendo esta ciudad portuguesa junto con Aveiro en la urbe con más edificios de este estilo en el Centro de Portugal. Verás muchos, fácilmente identificables por el empleo que hacen de la cerámica vidriada y el azulejo, el uso del hierro colado en balcones, barandillas y cancelas, las ornamentadas puertas y ventanas y por la cantería decorativa. «GoCaldas» organiza interesantes visitas guiadas por la ciudad (T. 961 481 448, o en la misma Oficina de Turismo).

  • Edificio con revestimiento de azulejo rojo oscuro vidriado. Plaza República, 95
    Mantiene la tradición de tener en sus bajos la ferretería más antigua de Caldas. Plaza República, 95
  • Fachada revestida en azulejo vidriado turquesa con flores estilizadas. Plaza República, 14
    Fachada revestida en azulejo vidriado turquesa. Plaza República, 14
  • Caldas da Rainha atesora placas y azulejos colocados en casas y calles que nos indican que esta ciudad ha mantenido una estrecha relación con el “Arte Nova”
    Caldas da Rainha atesora placas de calle realizadas en cerámica vidriada
  • Pastelería Machado es uno de los locales más antiguos de la ciudad. Su fachada en azulejos es obra de Manuel Bordallo Pinheiro, hijo del genio. Sus "cavacas", "beijinhos" ·"trouxas de ovos" y "russos" enamoran a todos
    Pastelería Machado, uno de los locales más antiguos de la ciudad. Su fachada es obra de Manuel Bordalo, hijo del genio. Sus "cavacas", "beijinhos", "trouxas de ovos" y "russos" enamoran a todos
  • Fachada revestida en azulejo azul petróleo vidriado. Largo Dr. José Barbosa, 19
    Fachada revestida en azulejo azul petróleo vidriado. Largo Dr. José Barbosa, 19
  • Parque D. Carlos I rediseñado a finales del s. XIX para que pasearan los pacientes del hospital termal
    Parque D. Carlos I rediseñado en el s. XIX para que pasearan los pacientes del hospital termal
  • Montepio de seguros
  • Farmacia Freitas. R. Liberdade
    Farmacia Freitas. R. Liberdade
  • Imperturbable al paso del tiempo
    Cancela de época, imperturbable al paso del tiempo

 

Para terminar, como excursiones por la zona tienes la laguna salada de Óbidos, a 15 km. de Caldas, muy popular para navegar, pescar y practicar el tan de moda “birdwatching”. La cercana localidad de Foz de Arelho con una playa de 5 km. de extensión es un conocido lugar de veraneo entre los lisboetas. No son playas de “vuelta y vuelta”, sino de refrescantes baños y largos paseos.

 

Las coloridas lanas de Tricots Brancal (Lisboa)

Tricots Brancal, conocida como Casa Justo, es una empresa familiar originaria de Covilha, en el corazón de la Sierra de Estrela dedicada a la manufactura y elaboración de sus propia lanas, que va desde la hilatura, el lavado y peinado de la lana.

Para su venta, cuenta con unas 23 tiendas repartidas por todo el país, como Porto, Aveiro, Braga, Guimarães o Coimbra, entre otras. En Lisboa tiene tres tiendas (Baixa, Areeiro, Campo de Ourique).

En Tricots Brancal tienen lana gorda para los proyectos más rápidos como gorros de invierno

Su filosofía de empresa les hace estar al tanto de las últimas tendencias en el mercado: Colores berenjena, caldero, azul petróleo..

Orígenes

En sus orígenes la economía de Covilhã se centraba en los recursos naturales de la montaña. De la mano de la comunidad judía asentada en la Edad Media en esta zona, Covilhã se convirtió en el principal centro de producción lanera del país. Región montañosa de la sierra de Estrela a 1.995m altitud, es famosa además por su producción de queso de oveja (Queijo da Serra) y el único lugar de Portugal donde se puede practicar deportes de invierno (Penha da Saúde).

Bajo la reforma desarrollada por el Marqués de Pombal en 1763, se creó la Real Fábrica de Paños da Covilhã que impulsó la industria de lanas y tejidos.

Lo que comenzó como una economía de subsistencia viviendo de los recursos de la montaña, paulatinamente se ha convertido en una actividad económica muy duradera. Pasó de ser un centro de producción de tejidos de lana de carácter doméstico y local, a ser la principal economía de la región, llamándose el “Manchester portugués”, como se conoce a esta ciudad-fábrica textil, que produce casi dos tercios de la lana del país vecino.

Hoy sus fábricas de tejidos y lanas son proveedoras de grandes marcas textiles mundiales como Hugo Boss, Calvin Klein y Ermenegildo Zegna entre otros.

Tricots Brancal en la Baixa Pombalina, Lisboa

En la parte baja de Lisboa próxima al río Tajo y separando Alfama del Barrio Alto, se encuentra el barrio de la Baixa Pombalina, en honor al Marqués de Pombal, quien reconstruyó su trazado siguiendo las pautas arquitectónicas racionalistas, tras el gran terremoto e posterior incendio en 1755.

Entonces y ahora constituía uno de los principales lugares de encuentro de los lisboetas. Por las concurridas y bulliciosas calles de la Baixa bajaban la emergente clase media, los banqueros y los burócratas. Por su proximidad con los muelles para el embarco y desembarco de personas y mercaderías, existían muchos comercios, bancos, Casas de Contratación (por sus colonias en ultramar), y como no animadas cafeterías y decimonónicas terrazas (La Suiza, Martinho da Arcada por ejemplo y todavía activas).

!Que tiempos aquellos! Rua dos Fanqueiros, Lisboa, 1945.
©Judah Benoliel, in archivo photographico da C.M.L.

La Baixa se compone de una retícula de calles paralelas que descienden hasta el río Tajo, y empiezan y terminan en distintas plazas como la del Comercio, Figueira y Rossio. Muchas de ellas mantienen el nombre de las actividades a las que se dedicaban: Rua Áurea, Rua Ouro, Rua da Prata, Rua dos Douradores o Rua dos Sapateiros.

Entre la Rua de Alfândega y la Plaza de Figueira se encuentra la Rua dos Fanqueiros. Aquí se asentaron comercios relacionados con los tejidos y la quincallería. Hoy esta línea de negocios se ha ampliado también a tiendas de ropa de casa, uniformes de trabajo, mercerías y tiendas de abalorios, y no solo en esta calle sino también en las transversales.

Factores como tener los precios por debajo de la media europea y ser uno de los destinos turísticos más importantes en Europa, convierten a Lisboa en una alternativa muy interesante para los grandes inversores. Ningún barrio es ajeno a la rehabilitación urbana que está viviendo en estos momentos. En la Baixa ha aumentado la restauración de edificios antiguos y degradados, para convertirlos en hoteles boutique y/o apartamentos turísticos.

Tienen lana gorda para los proyectos más rápidos y finos para prendas más elaboradas como jerséis

Tienen tanto lana gorda para los proyectos más rápidos como ovillos finos para las prendas más elaboradas ©Maria Pratas

Aunque la Rua dos Fanqueiros no tiene el fuste de la Rua Augusta, mantiene en sus alrededores tiendas con solera y sabor. Con estas obras la Baixa está recuperando el brillo de tiempos pasados.

La sucursal que Tricots Brancal abrió al público en 1962 mantiene el sabor añejo de entonces. Este comercio ha sido testigo de la historia de Lisboa durante los últimos 55 años, auténtico pulmón comercial de la ciudad.

Edificio vestido con azulejos, balcones de hierro colado, empedrado portugués utilizado en la pavimentación de las aceras con adoquines en blanco y negro. Su escaparate con bonitas prendas y lanas de colores te invitan a entrar

Edificio vestido con azulejos, balcones de hierro colado, aceras con el clásico empedrado portugués de adoquines en blanco y negro. Su escaparate con bonitas prendas y lanas de colores te invitan a entrar

En la parte superior de estos edificios se mezclan las moderneces, el «high-tech» y “el wifi” y en los bajos, comercios de trato personalizado y cercano con una estética que las desmarca del resto. Esto forma parte del paisaje urbano de Lisboa y de sus señas de identidad. Son especiales por dentro y por fuera. El Ayuntamiento, consciente de ello, tiene identificados una serie de locales emblemáticos que, en su opinión, hay que proteger.

Interior de la tienda de Tricots Brancal, con paredes de lana hasta el techo ©Cyclingshepherd

Las tiendas de Tricots Brancal

La especialidad de Brancal es el punto, teniendo a la venta una extensa gama de lanas en madejas y ovillos. Su amplia diversidad en calidades comienza por la pura lana 100%, el acrílico, el algodón 100% y una gran variedad de mezclas haciendo sus artículos únicos en el mercado luso.

Su público es muy variado, pues va desde la abuela que hace prendas para sus nietos,  al joven que hace punto por el carácter terapéutico que tiene de calmar cerebros estresados. Como además están de moda las reuniones de tejedoras, donde aparte de tejer con tus compañeras de mesa, charlas de infinidad de temas y te lo pasas bien, siempre hay alguien como tú, siguiendo con la vista su extensa y colorida pared multicolor.

 calle Tendería se lo ponen difícil a los indecisos que no sepan qué tela elegir para su cas

Suele haber un muestrario de los tipos de hilo que te pueden vender y de los colores de lana que puedes tener. Su alta variedad en torno a 60-70 tipos de hilos en todos los colores, hacen difícil tu elección.

Una vez tengas la decisión hecha, simplemente le dices a la vendedora cuánto peso u ovillos quieres. Ella te lo pesa en una báscula (sello característico de la casa) y voilà!

Dirección:

Rua dos Fanqueiros, 254 – Lisboa (Baixa) – Tel. 21 887 39 40

 

Monsaraz, coqueta villa medieval

Monsaraz es un pequeño pueblo, marcadamente agrícola, situado en la planicie alentejana y a tan solo 30 Km. de suelo español.

Vista panorámica de Monsaraz con el lago de Alqueva al fondo

Vista panorámica de Monsaraz con el lago de Alqueva al fondo

Pero además, realmente Monsaraz es sinónimo de escapada y evasión, uno de esos lugares para desconectar y olvidar el stress diario. Su proximidad a España, su paisaje, su gastronomía y su entorno hacen de este lugar una apuesta segura para un viaje de fin de semana.

Monsaraz, Vista panorámica de Monsaraz con el lago de Alqueva al fondo

Cae la tarde y no se oye un alma. El uso del coche está prohibido entre las 06h00-20h00. Solo tiene una población fija de 50 habitantes, el resto son pendulares

Sin duda alguna es uno de los pueblos más bellos de Portugal. Preservada milagrosamente del crecimiento moderno, con sus puertas ojivales, sus escudos de armas, y balcones de hierro forjado, es indispensable en cualquier visita al Alentejo. El encanto de esta villa medieval, es su homogeneidad arquitectónica y la notable conservación de su arquitectura y sus edificios históricos, pero también por la armonía entre la oscura piedra del suelo y la cal de las paredes, de un blanco nuclear.

El blanco, el negro y el gris son los colores oficiales de este apacible lugar

El blanco, el negro y el gris son los colores oficiales de este apacible lugar

Debido a su privilegiado emplazamiento, esta “vila velha” asentada sobre la cima de un cerro, siempre estuvo ocupada por diversos pueblos desde sus orígenes prehistóricos.

Su primitiva ocupación sería probablemente un castro fortificado, y más tarde romanizada. Los restos hallados en las murallas (s. VIII), atestiguan una invasión musulmana. Reconquistada más tarde por los cristianos, fue entregada a los Templarios como agradecimiento por su ayuda, para que se encargaran de su defensa y repoblación.

Entramos en la ciudad atravesando el arco de medio punto de la “Porta da Vila”, una de las cuatro puertas de acceso a la villa medieval, con una torre campanario a un lado y desde donde disfrutar de un enclave que te permitirá hacer fotos de las espléndidas vistas que la rodean.

Monsaraz tiene cuatro puertas de acceso. La más utilizada es "Porta Velha" con su campanario al lado

Como curiosidad, para comprobar las medidas de los géneros vendidos en los mercados medievales, se grabaron en la jamba izquierda de la puerta de acceso, la “vara” (1,10 m) y el “côvado” (66 cm). Esta entrada da acceso a calles empedradas, empinadas, llenas de vueltas y de encanto, donde te cautiva el silencio y la tranquilidad del lugar.

Detalle de la «vara” y el “côvado” en la jamba del arco de entrada para medir los días de mercado

La Plaza Vieja, en el corazón del pueblo, la circundan construcciones antiguas y desiguales de un blanco reluciente. Tiene mucho encanto su picota coronada con una esfera del universo, su actual Ayuntamiento y sus dos iglesias.

Una, la Iglesia de Misericordia con un bello retablo del s XVI y la otra, la Iglesia matriz, Ntra. Sra. de Lagoa, ocupa un lugar privilegiado. La construcción actual data del s XVI y ocupa el solar que dejó la primitiva iglesia del s XIII.  El espacio interior, de planta prácticamente cuadrada está dividido en tres naves, presidido por un altar dorado con esculturas de S. Agustín y Sta. Mónica. A un lado reposa el túmulo en mármol de Estremoz de Gomes Martins, caballero templario y valido del rey D. Dinis, ejemplar de arte funerario.

Plaça Velha, centro neurálgico de la villa y clasificada como monumento histórico ©Jos Dielis

A la izquierda de la Iglesia matriz está la antigua sede del Paço de Audiências. Como consecuencia del desarrollo administrativo y económico de la villa, durante la Edad Media y Renacimiento funcionó como sala de audiencia, tribunal y cárcel. Aquí se ha instalado el Museo de Arte Sacro, cuya exposición permanente comprende esculturas, imágenes relicarios y documentos históricos del concejo de Monsaraz. En el interior, el propio edificio blanco del s XIV, es una visita muy recomendable

Su antiguo papel de tribunal queda plasmado en este fresco del s XV «O Bom e o Mau Juiz». Una alegoría de la justicia terrenal, entre un juez recto impartiendo justicia (izda.) y otro representando la corrupción humana (dcha. con doble cara, aceptando dádivas y con la vara de justicia rota)

El grueso de los pequeños hoteles boutique están localizados en esta zona de calles tranquilas para que tengas unas noches placenteras.

Monsaraz Los coquetos alojamientos están estratégicamente ubicados en estas calles tranquilas

Los coquetos alojamientos están estratégicamente ubicados próximos a la Plaza Vieja

El paseo termina en la Torre del Homenaje del siglo XIII al final del pueblo, de una curiosa planta pentagonal y rematada con almenas, que desempeñó un papel estratégico como centinela del Guadiana, vigilando la frontera española. Formaba parte de una red de fortalezas para la defensa de la región. Los baluartes del siglo XVII completan las impresionantes defensas erigidas en el contexto de la Guerra de la Restauración. Desde sus murallas, puede divisarse a la distancia el castillo de Mourão al otro lado del embalse. En la actualidad, su patio de armas suele utilizarse para suelta de vaquillas.

Este castillo a 200m. de altura, recibe el merecido nombre de «Nido de Aguilas»

No puedo escribir este post sin mencionar la tienda de Mizette Nielsen y su Fábrica Alentejana de Lanifícios (R. Celeiro, próxima a la entrada principal – T 351 266 179) que fabrica mantas, alfombras y otras prendas artesanales de lana de altísima calidad. Literalmente, me encantan.

Además de proporcionar confort, combinan bien en cualquier espacio

En sus orígenes la Fábrica, fundada a principios del siglo XIX tejía capotes y mantas de lana de oveja, blanca y negra. En esos tiempos los pastores para impermeabilizar las mantas que usaban para protegerse del frío, las engrasaban con una fina capa de aceite (el equivalente en la actualidad a la cera que la inglesa «Barbour» utiliza para preservar sus conocidas prendas de caza).

  • Manta alentejana de Mizette, Fabrica Alentejana de Lanificio
    Las mantas tradicionales alentejanas son de lana y fabricadas en telares. Su dibujo principal son las franjas, las espigas o los dibujos de inspiración morisca
  • Mantas alentejanas de Fábrica Alentejana de Lanifícios - Mizette Nielsen
    Los patrones y colores utilizados están estrechamente relacionados con el Alentejo
  • Sigue utilizando telares tradicionales sobre los que se tejen alfombras y mantas, utilizando únicamente hilaturas naturales de alta calidad
    Sigue utilizando telares tradicionales sobre los que se tejen alfombras y mantas, utilizando únicamente hilaturas naturales de alta calidad
  • Mantas alentejanas de Fábrica Alentejana de Lanifícios - Mizette Nielsen
    Las mantas de Mizette son intemporales y combinan estupendamente con muebles actuales
  • Colores vibrantes del campo
  • En Mizette encontrarás algo de cerámica, echarpes, chaquetas, alfombras y juguetes de madera

Hoy, Mizette, una emprendedora holandesa afincada en Monsaraz desde hace más de 40 años, emplea los mismos telares semi-manuales de madera de entonces, los mismos patrones y sus colores, como el marrón, el rojo, el naranja y el amarillo, están estrechamente relacionados con el campo alentejano.

Verás muchas alfombras y mantas que personaliza variando medidas, patrones y colores según las necesidades del cliente. Continuamente llegan interioristas a este taller y gente del mundo de la moda, como el diseñador japonés Kenzo, por sus magníficas combinaciones en busca de piezas especiales y soluciones creativas. Este año Mizette se pasó por «Fitur», la feria del turismo y en el Stand de Portugal, expuso por primera vez una pequeña representación de sus queridas alfombras.

A la vuelta está “Casa Tial”, una tienda de productos portugueses (artesanía, comida, vino) dirigida eficazmente por una pareja de franceses, todo primorosamente expuesto, ¡donde te llevarías de todo y por su orden!

En el interior de Casa Tial. Una cueva de Alí Babá repleta de productos gourmet portugueses: Licores, chocolates, mermeladas, dulces…

 

Un poco de todo por los alrededores

Artesanía.- Por su cerámica local es muy conocido el pueblo de Sao Pedro do Corval, rico en arcillas rojas. Existe desde la dominación romana y árabe y pasa por ser el primer centro alfarero del país. Junto con Salvatierra de Barros (Badajoz), llevan dos décadas alternándose por primavera en la celebración de la “Feria Ibérica de Alfarería y del Barro, FIOBAR”, evento transfronterizo con el objeto de poner en valor la alfarería, mostrando su valor artesanal y artístico.

Entre la variedad de piezas producidas encuentras de todo un poco: Platos, fuentes, jarras, …. Las tiendas están instaladas a lo largo de la R Primavera, donde que podrás comprar alguna pieza, o ver a los alfareros en plena acción trajinando en el horno. No tiene pérdida.

Megalitismo.- Entre olivares y campos, los alrededores están salpicados de monumentos megalíticos como los menhires de Outeiro, que sugieren ritos de fertilidad (5,6m de alto), Bolhão (con extrañas inscripciones), y el centro ceremonial Crómlech de Xerez, (un menhir con un grupo de piedras menores) que junto con los restos existentes en los distritos de Évora y Portalegre, hacen del Alentejo una región muy interesante para todos los amantes de este tipo de monumentos.

Crómlech de Xerez, centro ceremonial ©Ana Palma

Gastronomía.- En los últimos años, el Alentejo ha experimentado un gran proceso  de industrialización. Grandes grupos, y otros profesionales de la mano de los mejores enólogos se han dedicado a producir vinos de alta calidad. «Herdade do Esporão«, es un ejemplo de ello, donde aparte de comprar soberbios vinos y aceite (DOP Moura), tiene un bonito restaurante con vistas a sus interminables viñas. Absolutamente recomendable para todos los amantes de la buena mesa y del buen vino.

La zona es rica gastronómicamente hablando, motivo que le ha llevado a conservar, desarrollar y potenciar ciertos productos como sus aceites (junto con sus aceitunas machacadas y bien aderezadas), chacinas, rotundos quesos semi-curados o atortados y su repostería de influencia musulmana .

Su gastronomía se caracteriza por sus orígenes humildes y robustos. El pan, el cerdo y el aceite son la base de la cocina, que perfuman con hierbas del campo.

Así tenemos el ensopado de borrego o la açorda alentejana (sopa de pan empapada con un huevo escalfado en caldo caliente con huevo y cilantro). Sin olvidar, los contundentes platos de caza de conejo, liebre, perdiz o jabalí. .

Acompañado de los afrutados y aromáticos vinos, cada vez más apreciados internacionalmente, este guiso tradicional forma parte de la base de la gastronomÌa de esta región.

Cocina mediterránea, rural, pastoril y de ganadería extensiva que pasta en sus dehesas. Ejemplo de ello es el Borrego Ensopado Alentejano (cordero)

Cocina mediterránea, rural, pastoril y de ganadería extensiva que pasta en sus dehesas. Ejemplo de ello es el Borrego Ensopado Alentejano (cordero). Sus orígenes se han fijado en el s VIII, probablemente de origen árabe

El Lago / Naturaleza.- Para finalizar, el lago de Alqueva es una estupenda opción para descubrir la fauna y flora autóctona. Infinidad de caminos y circuitos permiten realizar paseos a pie o en bicicleta.

Para desarrollar el Alentejo y que sus habitantes tuvieran agua para el riegos de los cultivos, se construyó la presa de Alqueva (proyecto que tardó 26 años en completarse). Así nació uno de los lagos artificiales mayores de Europa: 250 km. cuadrados que se extienden sobre más de 80 km., en un territorio con un cálido clima mediterráneo. Hace poco han habilitado una playa fluvial y dispone de muelles de apoyo para deportes náuticos como la vela, ski, piragua, kayak e incluso atraque de barcos, que funcionan como lugar de embarque para paseos turísticos.

La playa fluvial es una opción para los chapuzones veraniegos

Más información en Sem Fim Restaurante & Barco Turístico cuya travesía turística te permitirá recorrer el lago. Está a 2 km al norte de Monsaraz (Rua das Flores, 6A, Telheiro – Tel. +351 96 265 37 11). Antiguamente funcionó como un lagar de aceite. Hoy remodelado, mantiene parte de los instrumentos utilizados en el proceso de elaboración. Una galería de arte anexa completa el espacio.

Si te gustan las experiencias únicas e ir por tu cuenta, otra manera de recorrer el Alentejo es navegar en un barco-casa de alquiler (Amieira Marina, Portel – Tel 351 266 611 173)

Castelo Branco, tradición y modernidad por la Beira Baixa

Estamos en Castelo Branco, capital de la Beira Baixa, a unos 70 Km. de la frontera española (Cáceres) y próxima al Parque Natural del Tajo Internacional. Con una población de unas 56.000 personas (2011) pasa por tener un desarrolladísimo sector agroalimentario, con feria transfronteriza incluida. Destaca la potente industria quesera de alta calidad, que junto con la producción de cereza de la sierra de Gardunha, conocida como el Jerte portugués, genera altos ingresos a la región. Leer más

Esos «palheiros» a rayas de Costa Nova me privan…

Costa Nova do Prado, más conocida como «Costa Nova», está asentada sobre una lengua de tierra de unos 5 km. de largo, paralela a la costa de Aveiro. Se le llamó Costa Nova para diferenciarlo de Costa Velha, la playa de San Jacinto (hoy un precioso parque dunar protegido al que llegas por ferry o barco) al otro lado de la ría de Aveiro.

Ría de Aveiro, con su canal de salida al océano, la playa de Barra a la derecha y la Reserva Natural de las Dunas de San Jacinto a la izquierda, sin duda, visita obligada para los amantes de la naturaleza

Su formación fue debida a la sedimentación de arena aportada por los efectos combinados de las corrientes y el viento. Al este queda Aveiro y su gran ría de agua salada y al oeste el océano Atlántico.

Si vas en coche a S. Jacinto se rodea la ría y tardas cerca de una hora. En ferry, desde Forte da Barra el viaje dura 15 minutos (3€ persona – 5 € coche i/v)

Este terreno deshabitado, formado por dunas y matorrales, no sufrió ningún cambio hasta que en 1808 se abrió la barra de arena para crear un canal; momento en que pescadores y labradores del litoral de las proximidades comenzaron a poblar este paisaje y construir las primeras barracas “palheiros”.

En sus orígenes, los “palheiros”, eran espacios inicialmente amplios y sin divisiones interiores, que se utilizaban para almacenar aperos y redes de pesca, almacenaje de sal y “moliço” (plantas acuáticas) e incluso como cobertizo para  animales. Se levantaban elevados sobre el terreno sobre estacas, a modo de palafitos, para evitar la acumulación de arena de las dunas arrastradas por el viento.

Casas de 1899 levantadas en sus orígenes sobre estacas de madera, y hoy cubiertas con terrazas

Concebidos como construcciones de apoyo, el material empleado eran tablones de madera rescatados de pequeños astilleros próximos y cañizo enfoscado con barro.

De una manera natural, los pescadores de los cercanos Ovar e Ilhavo adoptaron estas barracas como residencias eventuales el tiempo que duraba la temporada de pesca, tabicándose para crear estancias, creándose así un entorno urbano a lo largo de la costa.

Posteriormente, con la evolución hacia «Xávega» (tipo de pesca de arrastre), los «palheiros» pasaron a ser ocupados de forma permanente y con carácter más residencial.

El auge económico del siglo XIX hizo que esta zona comenzara a desarrollarse y cuando a mediados de siglo hace su aparición el turismo y se  pone de moda entre la burguesía el «ir de baños», los “palheiros” pierden su función original y cambian de propietarios, pasando a ser de otros que, con recursos económicos, viendo las potencialidades del entorno y su proximidad con Aveiro, contribuyeron a la evolución y desarrollo de Costa Nova como enclave turístico, convirtiendo estas casas en residencias estivales.

Se rehabilitaron unas, se levantaron otras, y las fachadas de las casas se pintaron en atractivos colores aportando al paseo una nota de color, a semejanza de los decorados “moliçeiros” que se deslizaban por la ría en busca unas de “moliço”. Se abasteció a Costa Nova de agua y luz, se abrieron comercios y en 1873 llegó el highlife con el primer teatro para el entretenimiento de los veraneantes.

Palheiro de época que se mantiene intacto, con su pequeña veranda y ventanas de guillotina

De aquellos originales “palheiros”, solo queda en pie el del parlamentario José Estevão (quien trajo el ferrocarril a Aveiro), lugar de encuentro de políticos y escritores de la época. El conocido escritor Eça de Queiroz, autor de «El crimen del Padre Amaro», la frecuentaba al ser amigo de uno de los hijos, ya que pasaba temporadas en casa de sus abuelos paternos en Verdemilho, a tan solo 13 km de aquí.

Hoy cuando llegas a Costa Nova, lo que te llama la atención sin duda son sus coloridas casas que se extienden entre dunas entre el Atlántico y la apacible ría de Aveiro. Al este las pequeñas calles están formadas por pequeños edificios de apartamentos de dos o tres altura. A nivel de calle no hay vistas sobre el mar, pero puedes sentir su presencia más allá de esta franja dunar. Y al oeste, están las casas más representativas: Villas con jardines y la imagen de marca de la Ría de Aveiro, “palheiros” de madera, bien mantenidos y cuidados, que aportan colorido y alegría a este lugar.

Primera linea d palheiros que dan a la ría de Aveiro. Cortesía Ayto. Ilhavo

Primera linea de palheiros que dan a la ría de Aveiro. (Cortesía Ayto. Ilhavo)

El cambio al siglo XX trajo consigo la diversidad arquitectónica como se puede ver en las casas que aparecen en las fotos adjuntas, donde se observan criterios estilísticos, regionales y tipologías bien distintos.

  • Levantada sobre el suelo como un palheiro es la "Casa João Félix," 1966. !Maravilloso diseño! Arquitecto: Pedro Corujo Bernardes
  • Oficina de Turismo en Costa Nova, 1941. ¿Perfil de ola o lomo de ballena? Arquitecto: J. M. Sobreiro
  • También hay cabida para el neo-colonialismo
  • El Modernismo con sus formas ondulantes y sinuosas no podía faltar
  • Los primeros adosados junto al mar

 

Costa Nova vive básicamente del turismo que nutre sus playas los días de verano, y de negocios relacionados con la mar (comercio marítimo, agencias de navegación, piscifactorías, congelados, salazón, etc…)

Cuenta con dos grandes playas galardonadas con bandera azul, separadas por espigones de escollera, y comunicadas todas por unas pasarelas de madera que van sobre las dunas y permiten el paso de peatones del espacio urbano a la playa; respetando con ello la biodiversidad de la flora autóctona y fauna silvestre de este patrimonio natural.

 

Proyecta una luminosidad visible desde 40 Km. de distancia

 

 

Disponen de todos los servicios propios de una playa urbana (chiringuitos, duchas y wc,). Barra con un impresionante faro de 65 m de alto, y considerado uno de los 26 más altos del mundo, formada por construcciones modernas de apartamentos y restaurantes.

 

La playa más cerca del espigón (Praia do Farol) al contar con aguas más mansas, está más indicada para la chiquillería. La segunda es Costa Nova, próxima a la avenida José Estevão, más abierta y sin vigilancia a medida que te alejas de las zonas pobladas.

La máquina perfecta para el verano: Expe

La máquina perfecta para el verano: Expendedora de crema solar

En general, las playas son de fuerte oleaje y el viento suele soplar fuerte. Sin duda alguna recomiendo llevar un paravientos, solución que te permite estar resguardado y protegido del viento.

Los encuentras en cualquier tienda de artículos de playa. ¡Solo de esta manera podrás permanecer en la playa cómodamente!

 

La parte de la ría con su Club de Vela, tiene una escuela para la práctica de cualquier deporte relacionado con el viento, y organiza regatas en distintas modalidades.

"Club de Vela en la ría de Aveiro"

Club de Vela en la ría de Aveiro

 

Terraza del Restaurante "Canastra do Fidalgo"

Terraza del Restaurante «Canastra do Fidalgo»

Lugares para comer hay de todo tipo y precio, y en casi todos «peixe fresco grelhado» (pescado a la brasa). Los amantes del mariscos y del arroz de marisco que apunten este nombre: Canastra do Fidalgo, un local con una agradable terraza, que cuenta con un buen servicio, y donde todo el género es excelente.

 

Pulpitos a la plancha

Si tienes ocasión, acércate al Mercado de Pescado (hacia la mitad de la avenida) que emplea a familias de pescadores, y donde tanto en fresco como en cocido encontrarás marisco de la zona: Ostras, percebes, buey de mar, langostinos y por supuesto bacalao, pulpo, pez espada, etc.

En las proximidades, tiendas de cerámica popular portuguesa se exponen a pie de calle, tiendas de souvenirs y pastelerías, hacen de este lugar un espacio muy concurrido.

Con el estómago lleno, no es mala idea recorrer de punta a punta el margen de la ría, mientras saboreas unas tripas, el dulce tradicional autóctono de aquí. Las clásicas son de crema de yema dulce (con relleno de «ovo mole», el dulce de Aveiro) envuelta en una crepe, pero también las hay con nata, chocolate, etc…¡Excuso decirte como está!

Tripas   © Sean Salmon

Y si quieres conocer otras playas fuera de Costa Nova, enfila por la Av. José Estevão en dirección sur, y coge la carretera M592 donde bordeando la ría, llegarás hasta Vagueira, una pequeña localidad de verano, que cuenta también con una gran playa. Al final del paseo que recorre la playa y en dirección sur, se encuentra «Casablanca«, un lounge bar, desde el cual podrás disfrutar de sus vistas privilegiadas mientras saboreas una copa desde su terraza, o contemplar a los surfistas tomando olas en la playa salvaje llena de dunas de Areão.

Casablanca Lounge, Vagueira

Llegados a la hora de comer, nada como ir a la “Marisqueira da Vagueira” frente al jardín infantil. Los pescados, el marisco a la plancha protagonizan la carta, junto con la caldeirada de marisco. 

"Uno de los plato estrella de la casa es la calderada de marisco en Marisqueria da Vagueira"

Uno de los plato estrella de la casa es la calderada de marisco

Y seguimos recorriendo la Rota da Luz, descubriendo nuevos lugares. Hasta pronto.

Calouste Gulbenkian, el Amor al Arte

Lisboa es fado, es el café de Pessoa, es el barrio de Alfama con su tranvía, pero también es museos. La ciudad cuenta con gran número de interesantes museos y éste, para los amantes de la historia y del arte, es uno de ellos.

 

El edificio, austero y sencillo, en hormigón con grandes ventanales, a la mejor manera de Mies van der Rohe

El Museo Calouste Gulbenkian en Lisboa, probablemente sea la colección privada de arte más importante de Europa, tanto en calidad como en cantidad. Aquí, como un viaje en el tiempo a las diferentes épocas, se exhiben más de  6.000 piezas, que van desde la más remota antigüedad hasta los principios del siglo xx.

El jardín de inspiración oriental con tres senderos diferentes, es muy apreciado en Lisboa. Diariamente acuden muchas personas en busca de tranquilidad

El artífice fue Calouste Gulbenkian nacido en Estambul en 1869, de una familia acomodada armenia originaria de Capadocia, que fue un pionero en la industria del petróleo en Oriente Medio tras la I Guerra Mundial. Su ojo para los negocios le permitió amasar una gran fortuna; de hecho era conocido como “Mr. 5%”, por ser la comisión que cobraba en sus negociaciones.

 

Grupo Escultórico «La Primavera». De Alfred Janniot. Piedra caliza ligeramente policromada (1919-1924)

«La Primavera» perteneció a Gabriel Voisin, diseñador de aviones y coches, inventor de los frenos ABS y del famoso Biscooter, un microcoche que se hizo popular en España. C Gulbenkian la adquirió en la casa de subastas Drouot (1939), y de allí pasó a decorar el jardín de su casa de campo cerca de Deauville, Normandía

Su mayor pasión fueron las obras de arte, colección que fue creando a lo largo de su vida, gracias a sus viajes, y a sus agentes que como águilas acechaban las casas de subastas, frecuentaban anticuarios, y sabían quién era aquel aficionado que necesitaba vender urgentemente una pieza.

Durante la II Guerra Mundial, en 1942, llegó a Lisboa, “sala de espera” para aquellos que aguardaban su embarque hacia los Estados Unidos. Aquí en el lujoso Hotel Aviz  ocupó con su familia toda una planta hasta el día de su muerte, 13 años después.

 

La cerámica otomana de Iznik, Anatolia (s. XVI), es un codiciado objeto de deseo al ser escasa su aparición en el mercado del arte. Este plato con un vistoso diseño decorado en estilo floral y ejecutado con pigmentos brillantes, fue adquirido por C Gulbenkian a la casa de subastas Christie’s, Londres (1898) al comienzo de su carrera como coleccionista

Las salas dedicadas al arte clásico y oriental, de las culturas mesopotámicas, egipcias, greco romanas e islámicas, tienen a mi modo de ver las piezas más impresionantes, como las colosales alfombras bordadas en hilo de seda, oro o plata, los azulejos Iznik otomanos, piezas de cerámicas persas, objetos laqueados chinos y japoneses.

Exclusiva colección de inros (XVIII-XIX), cajas tradicionales japonesas que servían para guardar objetos pequeños (como medicinas y hierbas), y llevar colgados del fajín del obi que carecía de bolsillos. Sus materiales eran piedras semipreciosas, metales nobles, marfil o piezas lacadas

 

Luminosos esmaltes en la «familia de los rosas» decoran estas cerámicas chinas manchú de la Dinastía Qing con animales y flores, donde destacan los crisantemos, símbolo taoísta de la simplicidad y la perfección

 

Perro Foo, Periodo Kangxi, Dinastía Qing, China (1700-1720). Míticos en la tradición budista, suelen verse en pareja en los umbrales de templos y palacios como protectores de edificios, rugiendo y con un aspecto diabólico para ahuyentar a los malos espíritus

La segunda parte, dedicada al arte europeo, comprende desde el periodo medieval hasta principios del siglo XX. La pintura ocupa un gran espacio pasando de la pintura del siglo XV, a las escuelas de pintura holandesa y flamenca, hasta llegar a la escuela de Barbizon. Aparte de eso hay mobiliario, orfebrería, marfiles, libros manuscritos ilustrados y esculturas por doquier.

 

Cesto de Rosas. Henri Fantin-Latour (1885). Latour realizó muchas composiciones florales, aprovechando las rosas que encontraba en el jardín de su casa de campo en Normandía, convirtiendo a estas en el motivo principal  de sus obras

Un lugar sorprendente es la pequeña sala dedicada a la obra del orfebre René Lalique, referente de la joyería francesa contemporánea y del que el matrimonio Gulbenkian eran grandes admiradores. Sus figuras de mujeres enigmáticas, motivos zoomorfos y vegetales combinados con ópalos y otros materiales semipreciosos como esmaltes, carey o nácar, fueron muy solicitadas entre la alta burguesía de la época, siempre a la búsqueda de piezas extraordinarias y novedosas.

Diadema «Cabeza de Gallo» (1897-1898) de René Lalique montada en oro y esmalte con una amatista en el pico. Pieza con cierta inspiración de los penachos mitológicos

Calouste Gulbenkian comenzó a adquirir obras de arte de una manera sistemática desde finales del siglo XIX hasta 1953. Antes de morir, este mecenas armenio que se enamoró de Lisboa, creó la fundación que lleva su nombre, legando sus bienes que él llamaba “su harén” al Estado portugués, como prueba de su gratitud por la acogida que tuvo, y que refleja su amor por la belleza y su curiosidad intelectual.

Diana de Houdon en mármol (1780). Perteneció a la colección privada de la emperatriz Catalina II de Rusia. C Gulbenkian la adquirió al Museo Hermitage en 1930

 

Ilhavo (Aveiro): Más que una tierra de pescadores de bacalao

Cerca de la ría Aveiro se encuentra Ilhavo una pequeña población con tradición en el mundo del mar, la pesca del bacalao, la cerámica y la producción de pan.

De ella dependen varias parroquias (freguesias) en un terreno muy discontinuo: Gafanha de Encarnação, Gafanha de S. Salvador, Gafanha do Carmo y Gafanha de Nazarécon baja densidad de edificación, desarrolladas en el siglo XX, con una morfología muy lineal.

Mapa de Ilhavo y sus parroquias. Se encuentra a 10 km de la playa y a unos 7 minutos en coche de la ría de Aveiro

Tienen un esquema urbano tipo malla, y están conectadas por una maraña de carreteras y caminos y pequeños canales por su proximidad con el estuario del río Vouga, donde si no conoces el camino, puedes extraviarte a plena luz del día. Son tierras extremadamentes fértiles que producen sobre todo patatas, maíz y hortalizas. Resulta muy entrañable ver a las típicas abuelas (velhotas), con sus pequeños puestos en el borde de la carretera camino de la ría vendiendo los productos producidos en la huerta. 

Cruzando una laguna meridional de la ría desde Ilhavo llegas hasta las playas de Barra y de Costa Nova, que reciben el turismo que llega a Aveiro y alrededores.

Paisaje de la ría a la altura de Ilhavo. © Mendel Heit

El bacalao

Empezamos la visita en el Museo Marítimo de Ilhavo, que contiene elementos y objetos que hacen referencia a la historia de la pesca y la navegación tanto en alta mar como por la ría de Aveiro; mediante barcos (como la reproducción de un bacaladero y varios moliçeiros, colección de conchas, instrumentos náuticos, cartografía y como no, unas salas centradas en el bacalao, protagonista indiscutible de la historia marítima y económica de Ilhavo, que hasta cuenta con un importante acuario.

Reproducción de un bacaladero

La pesca del bacalao comenzó en el siglo XVI en las remotas y frías aguas de Terranova y aún sigue, aunque ahora procede sobre todo de las islas Feroe, Noruega e Islandia. En su momento esta expansión del consumo se debió a las normas religiosas de ayuno y abstinencia, y por la necesidad de completar una dieta pobre en proteínas de origen animal.

Ciertamente, no fueron los portugueses quienes descubrieron el bacalao sino los nórdicos; pero sí fueron ellos los primeros, junto con los vascos, en sacarle el máximo provecho, introduciendo la sal en el proceso de conservación, alargando así drásticamente el sabor y conservación del pescado.

Bacalao en lascas con huevos y pimientos

Su alto contenido de proteínas, bajos nivel de grasa, y completo aprovechamiento, junto con su fácil conservación, hacen que el bacalao haya sobrevivido a todas las modas y tendencias. Considerado el rey de la cocina portuguesa, con más maneras de prepararlo que días del año. Este sólido recurso le sirve al Ayuntamiento para organizar en Agosto el Festival del Bacalao, con degustaciones y showcooking al aire libre. Pero también hay otros muchos eventos como el que se hace en honor de los Bacaladeros, el del marisco, el de las ostras o el de la sardina.

Navío Santo André

Si te interesa saber cómo se realizaba la pesca de arrastre y, al mismo tiempo, ver cómo vivían los tripulantes a bordo, acércate al Barco-Museo Santo André, un antiguo bacaladero de 1948 que realizaba sus capturas en las frías aguas del Atlántico Norte.

 

Y ya para comer, recomiendo sin duda ir a la Casa de Comidas “O Cantinho” (R. Dr. Celestino Gomes, Tel +351 234 323 470) donde en un entorno de

Pataniscas de Bacalao

mantelitos de papel, una sencillez en su decoración y en un ambiente muy familiar, dejan todo el protagonismo a la calidad del producto. Puedes elegir sin miedo, porque todo está sabroso.

Los dueños cuelgan en Facebook por la mañana el menú del día, que comienza con la consabida sopa de verduras, para seguir con cuatro primeros y otros cuatro segundos donde elegir; como churrasco de carnes, bacalao asado a la brasa, «secreto de porco preto” y “lulas a lagareiro”.

Los postres están a la vista sobre una repisa, y desde luego merece la pena que dejes un hueco para probar el flan de la casa, que está absolutamente de escándalo.

!Una de chipirones del Cantinho!

Callejeando entre Calçadas, Travessas, Becos y Rúas

Un paseo por el casco antiguo de Ilhavo nos permite descubrir edificios antiguos entre un sinfín de calles estrechas, callejones y callejuelas, donde destacan elementos pintorescos y únicos.

La existencia de un centro algo desordenado, con anchuras variables y ángulos a veces imposibles, ha hecho que el Ayuntamiento ponga en pie un proyecto de recuperación de esta zona, para mejorar la movilidad peatonal, promocionar cultural y económicamente este espacio.

Y para los que les gusta el arte y patearse las ciudades mirando hacia arriba, Ilhavo no se escapó al Modernismo (Arte Nova), concentrándose una serie de viviendas francamente bonitas.

Se pueden encontrar las llamadas «Casas Brasileiras”, estupendas villas con floridos jardines, algunas introduciendo la “veranda” de aquellos que triunfaron en ultramar y utilizaban la arquitectura como signo de distinción.

«Vila Africana», joya modernista. Vivienda particularmente decorativa por sus formas orgánicas, arabescos y cornucopias

De hecho, entre 1890-1930, los propietarios de las fábricas de azulejo y cerámica del distrito de Aveiro eran descendientes de grandes comerciantes locales, que con capital extranjero, normalmente oriundos de Brasil, compraban o construían fábricas.

En el primer tercio del siglo XX, la ciudad vivió un periodo de crecimiento debido, a los efectos del colonialismo, y a la pesca del bacalao junto con los servicios y actividades relacionadas con el comercio marítimo. Dicha expansión económica y un gusto por “lo moderno”, favoreció la construcción de villas modernistas ocupadas por la burguesía urbana.

  • Los emigrantes que volvían de Brasil, construían casas "a la manera" de las antiguas colonias centroeuropeas
  • Vidrieras de colores en sus miradores
  • "Vila Cecilio". Con el Modernismo llega la inspiración naturalista a los balcones
  • Vila Papolia ©Maxim608

 

La cerámica

Siempre llama la atención en Portugal la utilización de la cerámica en las ciudades y en las casas como elemento de uso doméstico, llegando a ser el auténtico rey de la decoración. En el siglo XVIII fue el recubrimiento favorito tanto en exteriores como en interiores, bien en iglesias, palacios o casas, ya que:

  • daba “status”,
  • era un buen aislante térmico,
  • de coste relativamente bajo, producción cuasi industrial y poco mantenimiento o,
  • simplemente porque era y es rabiosamente bonito

El descubrimiento de arcillas y caolín, materias primas principales para la fabricación de piezas cerámicas, favoreció que en el siglo XIX el eje de Aveiro-Ilhavo-Vagos se convirtiera en un muy importante centro de producción; creándose talleres y fábricas como «Aleluia» en Aveiro o «Vista Alegre» en Ilhavo (que será motivo de otro post).

Los que por aquí llegaron e intervinieron en la producción de las piezas, como diseñadores, moldeadores o pintores nacionales y extranjeros como Víctor Chartier Rousseau y Duarte Magalhães para «Vista Alegre», dieron fama a la región, creando un puente de intercambio de ideas con Europa.

  • Azulejos en relieve de la Casa Aleluia
  • Fuente con detalle de la esfera armilar, símbolo portugués desde el reinado de Manuel I. Vista Alegre
  • Azulejos en relieve de época
  • Envase para guardar el té. Diseño de D. Magalhães. Vista Alegre
  • Diseño de V. Rousseau. Vista Alegre
  • Fachada de una casa. Azulejo todavía en perfecto estado
  • Panel Decorativo: El río Vouga a su paso por la cercana localidad de Eixo

 

Hoy Aveiro y alrededores sigue manteniendo una tradición muy arraigada a la producción de cerámica. Este año sin ir más lejos, se celebra la XIII Bienal Internacional de Cerámica con un aumento de cerca de un 50% en relación a la edición de 2015. Su antigüedad, supone ya una consolidación importante de la misma, con casi 196 obras de 125 artistas de varios países. En cuanto a Ilhavo, este “industrial atmosphere” se nota: La industria cerámica es otro sector que ha favorecido su desarrollo, especializándose en subsectores como vajilla y productos para el hogar, gres, ladrillos, tejas y sanitarios.

Al hilo de lo anterior, hemos llegado recomendados por unos amigos al taller de la “Oficina de Formiga”. Además de poder comprar todo lo que está expuesto, puedes tener la oportunidad de ver cómo se realizan todos los pasos de la elaboración artesanal de las piezas.

En plena labor creativa!

Sus señas de identidad son piezas delicadas pintadas a mano, utilizando diseños propios de la tierra portuguesa como los conocidisimos de Gaia y Sacavém, pero al que le han aplicado el tamiz de la modernidad; realizando también encargos personalizados como recuerdos de boda o aniversarios.

  • "Jarras con diseños populares, Oficina da Formiga, Ilhavo"
    Jarras con un diseño muy alegre y pintadas con vistosos colores
  • "Plato decorado, Oficina da Formiga, Ilhavo"
    Dulce, inocente y delicado
  • "Plato en loza de Oficina da Formiga, Ilhavo"
  • "Bols, "tigelas" en portugués. Ideal para desayunar o servir sopa, Oficina da Formiga, Ilhavo"
    Bowls, "tigelas" en portugués
  • En el s. XIX se ofrecía a los novios, deseándoles abundancia y felicidad en la vida conyugal. Es su producto estrella!
  • "Fuentes de pescado en loza de color turquesa, Oficina da Formiga, Ilhavo"
    Bandejas para servir pescado. Perfectas para servir en tu mesa y poner un toque alegre

 

La técnica de elaboración hace que no haya dos piezas iguales, por lo que incluso en series más o menos numerosas, cada pieza es única.

Jorge y Milu, una pareja encantadora, te reciben y explican todo lo anterior, con lo que la visita se convierte en una experiencia muy agradable y muy instructiva. Las piezas son muy bonitas y van desde servicios de mesa, a jarras, platos, cuencos, juegos de café, etc.

Ahora que parece que la cerámica ha vuelto y con fuerza, pasando de ser algo “viejuno” a ser tendencia en decoración de interiores, es cuando más recomiendo sin duda alguna una visita a este atelier. (R. da Coutada 77. La calle hace esquina con R. Vasco de Gama (N109) Tel +351 234 195 592). ¡No te lo puedes perder!

Mercadillo

La churrasqueira, una afición nacional

En mi búsqueda de mercadillos curiosos, descubro la Feria Generalista “dos 13”, a espaldas del imperio «Vista Alegre», donde el trece de cada mes se convierte en un espacio de encuentro para todos aquellos que quieran acercarse y comprar desde productos textiles, menaje del hogar, herramientas, frutas, plantas, comida y hasta animales de corral, haciendo que la visita se convierta en un entretenimiento muy agradable.

Los puestos con mucho tirón son los dedicados a la gastronomía, con pollos asados a la parrilla, costillar de cerdo, chorizos ahumados y patatas, que sobre un mantel de papel por encima y mobiliario de mesas largas e infinitas para compartir entre comensales que no se conocen de nada. El mercadillo se originó en 1693, cuando la villa de Ilhavo pidió permiso al rey D. Pedro II para establecer aquí una feria; la cual sirvió para fijar población, y generar riqueza y desarrollo para la zona con la venta de sal, pescado y productos agrícolas.

Improvisado chiringuito

Mantecosos y cremosos quesos

Bacalao en salazón que se puede adquirir entero, en trozos o desmigado

Su rico pan

La cercana aldea de Vale de Ilhavo es muy conocida en la región por el pan que aquí se elabora. La “Ruta de las Panaderías” se ha creado para reconocer el trabajo de los panaderos artesanos, perpetuar la tradición e incentivar la producción local.

Esponjosos panecillos "padas"

Esponjosos panecillos «padas» listos para su venta

En hornos de leña se hacen las “padas” (panecillos) a base de harina de trigo y de maíz y los “folares” (pan de cuaresma). Según me cuentan, antiguamente solían ser las mujeres de los pescadores quienes para asegurar el sustento de la familia durante la ausencia del marido, elaboraban el pan en sus casas, horneándolos en su propio horno. Hoy sigue siendo un negocio más de mujeres que de hombres, que va pasando de una generación a otra.

De maíz, padas, …. esperar tu comida es toda una tentación…

A Alzira Vasconcelos, que forma parte de esta segunda generación de mujeres desarrollando la artesanía del pan desde el horno de leña, le llegan pedidos de todos los rincones del país. Sus “folares”, un pan dulce que se consume en Pascua, son de los pocos que perpetuán el toque artesano.

Alzira Vasconcelos sigue realizando los “folares” con el mismo mimo y pasión de entonces

Quince panaderías quedan en pie cociendo el pan en horno de leña, vendiéndolo directamente entre la comunidad local o en pequeñas furgonetas de reparto por las “gafanhas” y localidades próximas, dejando la bolsa del pan colgada del picaporte de la puerta. Sus ingredientes: Agua, sal, levadura y harina, que todavía algunos van a buscarla a los molinos cercanos.

Para reavivar esta tradición casi en extinción, y porque el consumo de productos naturales es un mercado en auge, el Ayuntamiento quiere dar la oportunidad a jóvenes para arrancar sus propios negocios y que pongan en valor los panes artesanos de esta pequeña localidad, promoviendo con ello su difusión.

Un viaje por su historia reciente

Siguiendo con la historia reciente y las tradiciones, Casa Gafanhoa en Gafanha da Nazaré es un espacio etnológico que recoge la historia, usos y costumbres de la vida de una familia de colonos de esta zona a principios del siglo XX. Sobre la base de la arquitectura popular portuguesa la llamada “casa gandaresa”, se muestra cómo eran los muebles, los utensilios de uso cotidiano y la indumentaria del momento.

Casa Gafanhoa

De planta rectangular con elementos de casa urbana, estaba dispuesta alrededor de un patio central donde cada habitación tenía acceso independiente desde el patio, y que servía a su vez de apoyo agrícola y corral. La fachada principal, de gran simplicidad, sigue la pauta ventana-puerta-ventana. En tu visita por la región de Aveiro fíjate y verás cómo, en mejor o peor estado, aún quedan casas de este tipo por doquier. Para concertar una visita: 234 364 024.

 

Y desde aquí, una carretera nos acerca hasta la playa de Costa Nova de dunas y playas geniales. !Hasta muy pronto!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Marvão, Castelo de Vide y Nisa (Alentejo)

Cruzando la Sierra de São  Mamede, un Parque Natural fronterizo con la provincia de Cáceres, entramos en Marvão por una serpenteante y empinada carretera. Encaramado a casi 900m. de altura sobre una espectacular escarpadura, está rodeado de monte apretado y frondoso, escenario en el pasado de una maraña de caminos de contrabandistas.

Panorámica de las inacabables llanuras. Al fondo, España. Panorámica de las inacabables llanuras alentejanas. Al fondo, España

Panorámica de las inacabables llanuras. Al fondo, España

Las disposición de montañas y valles hace que se formen microclimas, en los que se dan valores de precipitaciones, humedad y niebla por encima de la media de la región, predominando robles y castaños entre una frondosa vegetación.

Arco medieval Marvao

Arco medieval © Hugo Cadavez

Marvão es un lugar muy visitado, por el atractivo paisaje que lo circunda, su pequeña dimensión, el vivir sin prisa y el silencio del lugar. La población ha logrado mantener su patrimonio histórico y arquitectónico distribuido por callejuelas empedradas, poco transitadas y cuidadas casas blancas. Algunas tienen sólidas puertas, dinteles de granito y arcos apuntados, que le conceden un gran encanto y que le da un aspecto un tanto medieval.

Tomamos la calle principal que nos lleva por un entramado de calles, subiendo y bajando, caminando sin prisa. Su escalonada ubicación, te obligará en más de una ocasión a detenerte y tomar aire.

Piérdete entre sus calles

El paseo empieza entrando en el recinto amurallado de granito por la Porta da Vila para continuar por el Largo de Santa María, donde se alza la Iglesia de Santa María. Hoy se ha convertido en Museo Municipal, con una exposición de objetos de arte sacro, etnológicos y restos arqueológicos que se remontan al Paleolítico.

Mientras subimos y llegamos al castillo podemos ver cómo coexisten casas populares y otras más señoriales y blasonadas, entre pequeños negocios, como Mercearia de Marvão, que vende ultramarinos y productos regionales, como la mermelada de castaña o los marron glaçé, asociados a la gastronomía local (Rua do Espirito Santo 1).

En artesanía, los trabajos en madera de castaño son muy frecuentes como los cestos y canastos utilizados en las labores de recolección de los productos agrícolas.

Como edificio civil destaca la antigua casa del Gobernador (hoy Caixa Geral de Depósitos), con un destacado balcón de forja del s XVIII. Ya en la rua Santiago verás la bonita Pousada (Parador), ubicada en una casa típica de la región con vistas espectaculares, y que junto con otros establecimientos con encanto hará difícil tu elección si decides quedarte a dormir. Finalmente, el Castillo enclavado entre peñascos construido por el rey D. Dinis en 1299, cuyas imponentes murallas te regalan una magnífica vista del conjunto de Marvão y su entorno.

Camino al Castillo

El calendario está salpicado de fiestas en torno a la gastronomía, en las que se organizan quincenas gastronómicas y participan los restaurantes locales con propuestas interesantes y para todos los gustos: Aceite (febrero), cabrito y cordero (abril), bacalao (mayo) y caza (diciembre).

Con la llegada del otoño, se organiza la “Feria de la Castaña” (11-12 noviembre), con una gran fiesta con puestos de artesanía, gastronomía y vinos de la región, actuaciones musicales en directo y, por supuesto, menús de los restaurantes elaborados con el ingrediente estrella: la castaña.

© Juantiagues

Los amantes de la naturaleza están de enhorabuena ya que hay recorridos que van por antiguos caminos y calzadas medievales, o bien rutas circulares que resultan muy interesantes si se compaginan con visitas culturales para aprovechar al máximo la excursión en la Sierra de São  Mamede.

Entrañable furgoneta DIY realizada con restos de desguace

Seguimos camino dejando Marvão. Un ligero desvío nos lleva a São Salvador de Aramenha, entre Castelo de Vide y Marvão, para visitar la ciudad romana de Ammaia. Fundada en el siglo I, estaba ubicada en una zona rica en recursos hídricos y excelentes suelos para los cultivos agrícolas. Floreció por los abundantes productos que aquí se producían (aceite, vino, cereales) y por la explotación de oro de aluvión, plomo argentífero y cristal de roca. Dicen, que también se dedicaban a la cría de caballos para el ejército, y puede que fuera la proveedora de la cercana Emérita Augusta (Mérida) que se encuentra tan solo a 80 Km.

Aunque las excavaciones de la villa se encuentran algo paralizadas por cuestiones presupuestarias, tiene un pequeño Museo que exhibe los hallazgos, como pequeña joyería, monedas, vasijas, aras, ánforas y objetos de vidrio en excelente estado.

Piezas de cristal en excelente estado de conservación en el Museo Romano de Ammaia

El cristal de roca se empleaba para producir piezas de cristal de excelente calidad. Plinio El Viejo, el naturalista, en sus escritos ya hablaba de la bondades del mineral semiprecioso de Ammaia

Vista panorámica de Castelo de Vide

Vista panorámica de Castelo de Vide © Honza Soukup

Desde São Salvador conducimos a Castelo de Vide, que cuenta con una fortaleza medieval y un barrio judío en lo alto del cerro, con casas de pequeñas portadas góticas de forma ojival, y con una pequeña sinagoga (hoy convertida en museo) que alcanzó su máximo apogeo en el siglo XV bajo el reinado de Manuel I que acogió a los judíos que huían de España.

Puerta del barrio judio de Marvao

Puerta del barrio judío

Por el barrio judio en Castelo de Vide

Por el barrio judío

La Plaza de Don Pedro IV, con unas dimensiones fuera de lo común está rodeada de edificios (casas populares y palacetes) del siglo XVII y XVIII.

Ahí verás la tienda Quinta das Lavandas, un pequeño universo a explorar con productos naturales derivados de la lavanda. Siempre es agradable venir, pero si quieres disfrutar de la floración y sumergirte en sus campos teñidos de morado con hotelito incluido no dejes escapar la ocasión entre julio y agosto.

Bolsa aromática de lavanda para el armario

Entre casas blancas y ocres se sitúa la Fonte da Vila, fuente de mármol del siglo XVI

Mi visita, a principios de Octubre, ha coincidido con la celebración de «La Desfolhada”, uno de los festejos más populares. En su origen de raíz pagana, y posteriormente adaptado a las creencias cristianas, la recogida de la cosecha siempre ha sido una fiesta que se realizaba para dar gracias a los dioses por los alimentos recibidos del campo. Por ello, después del trabajo de todo un año, los agricultores celebran entre música, baile, licores y dulces el fruto de su esfuerzo.

 

  • Fiesta de la "Desfolhada" para celebrar la recogida de la cosecha del maíz
  • Chaquetillas del traje tradicional alentejano de hombre en la Folhada de Castelo de Vide
    Chaquetillas bordadas del traje tradicional
  • las familias se juntan para pasar un divertido día en Castelo de Vide en la Desfolhada
    Las familias se juntan para pasar un divertido día
  • Bizcocho y perrunillas Foalhada Castelo de Vide
    Bizcocho y perrunillas para alegrar el día
  • Traje regional de campo
  • Bailando en redondela en la Desfolhada de Castelo de Vide
    Bailando en redondela para celebrar la recogida

 

Ya al final del viaje enfilamos hacia Nisa por carreteras de segundo orden sin apenas tráfico y con pequeños rebaños de ovejas pastoreando por el campo. Nisa es conocida tanto por los quesos de oveja y sus embutidos como por sus artes y oficios tradicionales.

Murallas levantadas por el rey Dinis en sus luchas contra los castellanos

Paseo casco antiguo Nisa

Caminando por el casco antiguo

El queso de Nisa (Denominación de Origen Protegida, DOP), es un queso curado de pasta semidura hecho con leche cruda de oveja. Su coagulación hecha con cardo vegetal, le da un sabor final ácido. Solo o con mermelada por encima sobre una tostada está muy sabroso. Los encuentras aquí fácilmente  y también en cualquier supermercado tipo Pingo Doce o hipermercados como Intermarché o Modelo Continente.

Queijinhos Nisa DOP

También destacan los embutidos de Alpalhão, zona de producción porcina y que entre Marzo/Abril, celebra la «Feria de los Enchidos«, dedicada a promocionar los embutidos y chacinería tradicionales de la zona. Sobresalen las morcillas de arroz, los chorizos ahumados, las alheiras, un embutido típico de la cocina portuguesa de origen judío y otros manjares del cerdo dignos de probar. Feria de productores, degustaciones culinarias como el asado en barbacoa, la contundente feijoada alentejana, actuaciones musicales y concursos, constituyen un atractivo reclamo para el turismo gastronómico.

Elaboración artesanal de embutido y chacinería en Alpalhão

Elaboración artesanal de embutido y chacinería en Alpalhão

En cuanto a la artesanía, los encajes y la cerámica son de los más destacados de Portugal. Es conocida su alfarería de decoración “enchinada”, en la que se incrustan minúsculas chinas de cuarzo blanco triturado y cribado para que tengan el mismo tamaño sobre el barro rojo aún fresco, dibujando figuras florales o geométricas. Y si la alfarería es muy interesante, los bordados y encajes son espectaculares.

Cántaro para transportar agua

Las pocas bordadoras que aún quedan aquí realizan verdaderas obras de arte que se destinan a decorar juegos de cama, mantelerías, ornamentos de iglesia, trajes típicos, pañuelos y otras piezas, que dan testimonio de un singular hacer que se transmite de generación en generación.

La historia y el presente de la cerámica y el bordado de Nisa se entienden mejor visitando el “Museo do Barro e do Bordado”, un museo lleno de arte y costumbrismo alentejano (Edifício da Cadeia Nova, Largo da Cadeia Nova. Entrada gratuita)

 

  • Bordado Lino Nisa
  • Bordado Lino Nisa
  • Bordado sobre fieltro en faldas de mesas camilla, saias de trajes regionales y capotes

 

Para finalizar, si te gusta reposar en termas, que te mimen manos expertas, disfrutar de la calma y el relax que proporcionan, a sólo 10 km se encuentran las Termas de Fadagosa. Inauguradas hace 225 años y actualmente un moderno complejo, ofrece tratamientos con aguas sulfurosas que invitan al reposo y bienestar, durante el periodo que se extiende de Abril a Noviembre.

 

Las rampantes y coloridas proas de los Moliçeiros (Aveiro)

Aveiro, conocida como la «Venecia portuguesa», es una agradable ciudad de 78.500  habitantes (2011), situada entre Oporto y Coimbra, que recibe este apelativo por los canales que la atraviesan y los coloridos barcos que los recorren.

 

Moliçeiros recorriendo la ciudad

Son los moliçeiros, unas embarcaciones que al igual que las góndolas venecianas muestran a los turistas la ciudad desde el agua. Los moliçeiros junto con la Ruta Modernista (“Ruta de Arte Nova”), los dulces conventuales “ovos moles” y la localidad de Costa Nova con sus playas y casas rayadas de colores, son sin duda lo más representativo de la ciudad.

Un poco de historia hasta hoy

Los moliçeros eran las embarcaciones a vela que hasta el siglo pasado servían para la recogida y transporte del moliço. El moliço era una planta acuática que crecía en el lecho de las aguas saladas de la ría de Aveiro. Una vez secadas al sol, se utilizaban como fertilizante y convertían los baldíos e improductivos campos ribereños de arena en fértiles suelos productivos.

Los vertidos industriales y el progresivo uso de abonos químicos llevaron a la desaparición del moliço, e hizo que desapareciera la figura del moliçeiro como oficio. A finales del siglo pasado los barcos moliçeiros fueron retirados. Hoy, rescatados y con un nuevo uso, son utilizados para fines turísticos, siendo un importante reclamo de la ciudad. Los antiguos astilleros en Murtosa (al norte de la ría de Aveiro) se han reactivado, recuperando las técnicas constructivas tradicionales.

Construidos en madera de pino, tienen una eslora aproximada de 15m., con la proa y popa levantadas (dándole una leve forma de media luna), una manga de unos 2.5 m. de fondo plano para tener mayor estabilidad y unos costados bajos que entonces facilitaban la carga del moliço y hoy el trajín de los turistas. Pero lo que les distingue es su decoración.

Están pintados en colores fuertes y con dibujos que van desde escenas románticas con un toque humorístico, a alusiones religiosas o crítica social, pasando por caricaturas de famosos (ej. Ronaldo) o frases con doble sentido y algo jocosas (“marotas”).

 

Si estás por aquí la temporada de verano, a finales de julio se celebra la regata de los Moliçeiros que recorre la ría de Aveiro con salida desde Torreira (Murtosa) y llegada al centro de Aveiro. La jornada se complementa con el clásico bautismo de vela, concursos y regatas de exhibición.

A través de los canales

Los canales de Aveiro soportan una intensa actividad protagonizada por las numerosos y pintorescos moliçeiros. Realizar un paseo por los canales es una experiencia que te permitirá descubrir el paisaje urbano desde otra perspectiva. Puede resultar un poco duro si vas en horas punta, por lo que recomiendo realizarlo a primera hora de la mañana cuando además la luz es más bonita para sacar fotos.

El paseo clásico en un moliçeiro a motor por los cuatro canales dura unos 45 minutos, y permite observar las principales atracciones y monumentos de Aveiro.

 

Pasarás por:

Canal de las Pirámides: Dos grandes pináculos del siglo XVIII dan la bienvenida a quien accede desde el canal exterior de la ría a la ciudad, y por el que se accede a Marina da Troncalhada, una de las salinas más solicitadas para aquellos que desean conocer algo sobre la producción artesanal de sal, tan característica de la región, donde podrás ver a los «marnotos» (salineros) que son los que trabajan las «marinhas» (salinas). Trabajan y recogen la sal artesanalmente con mucho mimo, utilizando herramientas distintas hechas en madera para evitar la corrosión de la sal.

La creación de un canal con acceso directo al mar en 1808 favoreció el desarrollo económico de la ciudad, con la llegada de mercancías procedentes de la zona portuaria, como pescado y otros productos de primera necesidad.

Jardin Oudinot, en el Rossio, enclave emblemático donde se celebran conciertos, mercadillos y ferias

Canal Central: Recorre el centro de la ciudad, con su jardín del Rossio, un espacio amplio, ajardinado y adornado con palmeras, con museos y fachadas modernistas de los principales edificios del centro histórico. En esta zona se encuentra una gran cantidad de comercios, restaurantes y bares, siendo un punto obligado de paso para el visitante.

 

Canal de San Roque: Junto al barrio típico de Beira Mar con agradables terrazas, es un pintoresco barrio de pescadores con antiguos almacenes de sal, hoy zona “in” de restaurantes, así como el emblemático puente de Carcavelos y la capilla de São Gonçalinho, patrón de la ciudad y protector de los marineros.

El canal dos Botirões en “Beira-Mar” une el Canal de San Roque con la lonja del pescado en el Mercado. Por aquí llegaban las «saleiras» para vender la sal

Pequeñas terrazas y restaurantes a lo largo de este canal

 

Cuando comienza a caer la terraza, picar algo o tomarse una copa es muy apetecible

Canal del Cojo: una de las zonas más modernas de Aveiro y en perfecta armonía con su pasado, con el Foro Aveiro (centro comercial), el Mercado Manuel Firmino.

Puente de los Lazos de Amistad entre el Foro Aveiro y el Mercado Manuel Firmino

Al final se encuentra el Lago de Fonte Nova a modo de “cul de sac” donde se encuentra la antigua Fábrica de Cerámica Jerónimo Pereira Campos, recuperada y convertida en el Centro de Congresos de Aveiro.

Pocas viejas chimeneas sobreviven, como testigos de otros tiempos y de otros Aveiros. Esta chimenea de ladrillo junto con la fábrica, es un buen ejemplo de la arquitectura industrial construida entre finales del siglo XIX y comienzos del XX, cuando se empiezan a instalar fábricas de cerámica en la región de grandes capacidades, incorporando nuevas tecnologías y técnicas de producción a gran escala. Este canal sirvió para el transporte de la materia prima y de los productos terminados desde la fábrica, entonces alejada del casco urbano, que se dedicaba a la producción de porcelana y azulejos decorativos.

 

Homenaje a los ovos moles al final del Canal del Cojo. Obra de Albano Martins, de 12m de largo y 3.7 de alto. Pieza muy visual, donde se distingue la yema de la clara y las formas típicas de los dulces: Conchas, peces y almejas

La antigua Fábrica de Cerámica, hoy Centro de Congresos, es un impresionante telón de fondo de la ciudad

 

Hay un número significativo de empresas que ofrecen paseos, entre ellas destaco:

1 ) Viva a Ria (zona jardines del Rossio en Canal Central) T: +351 969008687

Adultos 10€ Niños 5-12 años: 5€  y Niños <4 años: 0€

2 ) Onda Colossal: Avenida Lourenço Peixinho, 42 (Capitania de Aveiro, al lado del Hotel Aveiro Palace) T:+351 914 171 014

Adultos 10€ Niños 5-12 años: 5€ y Niños <4 años: 0€

 

Horarios: De 10:00 a 18:30 (9:30 a 19:00 los fines de semana)

 

!Disfruta la experiencia!

Tavira: La soleada y luminosa dama del Sur

Flores de la luminosa y soleadaTavira

Tavira es una pequeña ciudad portuguesa en el Algarve Oriental a unos 25 Km de la frontera española, que se encuentra en el corazón del Parque Natural de la Ría Formosa; hogar de numerosas especies exóticas acuáticas y aves migratorias que van de Europa al norte de África y viceversa, como los flamencos. Su historia se remonta a los fenicios, y los musulmanes dejaron una fuerte impronta en el urbanismo de la ciudad.

"Vista de Tavira desde el Castillo"

Vista de Tavira desde el Castillo. Cortesia de Andrew Crump

Hasta el siglo XIX vivió de su flota pesquera (atún sobre todo) y de sus salinas. Hoy es fundamentalmente una ciudad de servicios.

"Pequeñas embarcaciones de pesca tradicionales en el puerto de Tavira"

Pequeñas embarcaciones de pesca tradicionales

Su encanto reside en que ha escapado milagrosamente al desarrollo urbanístico del Algarve, al estar en una zona de alto valor ambiental. Junto con Sagres en el extremo opuesto (Parque Natural de la Costa Vicentina), pasan por ser los dos espacios con menos construcción y turistas de la región. Los que llegan, suelen estar interesados en experiencias más auténticas y menos convencionales.

Casas pintadas en colores primarios que dan vida

Las puertas de colores aportan gracia a las calles

Retirada de la primera línea del mar y con un excelente clima, Tavira se asienta  a ambos lados del río Gilão, y se distingue por su curiosa arquitectura mezcla de pombalina y morisca.