Planes cerca de Evora

A unos 18 Km de Évora y a la salida del pueblo Ntra. Sra. de Guadalupe (en dirección a Lisboa) está el crómlech de los Almendros (4.000-3.000 AC), un muy interesante conjunto megalítico por sus dimensiones y estado de conservación.

arte_megalitico

El Stonehenge megalítico del Alentejo portugués

Llegar es un poco duro ya que el firme no es muy bueno y tampoco hay muchas indicaciones. Pasarás por un tramo malo de puro campo dando brincos alrededor de unos 4 Km. Unos sencillos paneles informativos te explican el lugar. Después de esta pequeña excursión, coge el coche y enfila hacía Arraiolos. Son 42 Km por un bonito camino de alcornocales y olivos a ambos lados de la carretera (Si vas directamente desde Évora, está a sólo 20 Km).

Arraiolos es un pequeño pueblo de casas tradicionales blancas y bajas, pintadas con una franja azul, que según cuentan los locales, «es para ahuyentar al demonio«. Tiene un castillo medieval que se alza en lo alto de una loma, construido durante el rey Dinis en el siglo XIV, y que tiene unas curiosas murallas fortificadas circulares. El acceso es libre. Dentro de ella está la iglesia del Salvador del siglo XVI con unas bonitas pinturas.

centro_historico_arrariolos

Por el casco antiguo de Arraiolos ©Vitor Oliveira

Andando por sus calles medievales en pleno centro histórico descubrirás el Pelourinho del siglo XVI (una picota de estilo manuelino en la Praça Lima e Brito) y la Iglesia de la Misericordia de factura barroca, con un interesante conjunto de azulejos del siglo XVIII.

Lo dejaba para el final porque sin duda, el principal atractivo de Arraiolos es la creación de bellísimas alfombras y tapices aquí llamados «tapetes». Para ponerte en ambiente visita el Centro de Interpretación de la Alfombra de Arraiolos, que se asienta sobre un bonito edificio del siglo XVI restaurado  en el centro del pueblo, y que antiguamente era un hospital que daba acogida a pobres y peregrinos (Praça do Municipio, 19 – Tel. 266 490 254)

bordadora_alfombras

Bordadora creando motivos llenos de color © Punktoad

Aunque su técnica se remonta al siglo XV, es en el siglo XVIII que los diseños florales que se hacían alcanzaron su máxima plenitud; y con leves transformaciones obviamente por el paso del tiempo, son lo que vemos en la actualidad. Hoy estas alfombras decoran edificios nobles, casas solariegas y Pousadas de todo Portugal. Se bordan con lana sobre arpillera utilizando el llamado punto de Arraiolos (punto de cruz cruzado); de manera que cuando le das la vuelta a la alfombra solo ves como rayas/palotes a la vista). El resultado final es que la alfombra no lleva ningún tipo de nudo y es mucho más tupida.

tapete_alentejano

Alfombra clásica de Arraiolos

Cerca de una docena de tiendas concentradas esencialmente por la rua da Misericórdia funcionan en la actualidad y, es muy corriente, ver a las bordadoras sentadas a la puerta trabajando. Existen alfombras mecanizadas y hechas en plan industrial pero, si quieres un patrón con un dibujo o una gama de colores especifico; eliges en la tienda lo que te interesa, ellas lo bordan y te lo envían a tu domicilio. El precio no es barato aviso, es pura artesanía, y esto tiene un coste.

alfombras_artisticas

El paraíso de las alfombras portuguesas

Un tapete pequeño puede costar aproximadamente unos 40-50€ y un metro cuadrado de alfombra cerca de 1.800-2.000€. Si, el precio produce escalofríos lo reconozco, pero es espectacular a la vista, al tacto y te va a durar una eternidad. Ya sabes, las alfombras cuanto más antiguas, más solera y éstas, ya salen con certificado de «pata negra».

Arraiolos está cerca de interesantes lugares como Evora, Castelo de Vide, Marvao y Estremoz, lugares que te ofrecen todo lo necesario para que disfrutes de unas vacaciones inolvidables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.