Cabinas Telefónicas como Microbibliotecas

cabinas_telefonicas_inglesas

La Imaginación no tiene Límites con el Mobiliario Urbano

Atrás quedan las cabinas telefónicas que se instalaron en los años 60 y que rápidamente han llegado a convertirse en un símbolo de la ciudad. Con la llegada de los teléfonos móviles está claro que perdieron toda su utilidad.

A menudo abandonadas y otras veces, como no, objeto de vandalismo, las antiguas cabinas telefónicas han desaparecido prácticamente de las ciudades. Pero algunas de las que quedan se están transformando poco a poco en nuevos y creativos equipamientos urbanos; atractivas, funcionales y socialmente responsables. ¡Han llegado las microbibliotecas!

Una iniciativa llamada «Cabinas Vinculadas a la Cultura» parece estar invadiendo el país luso, donde la Fundación Portugal Telecom está reutilizando antiguas cabinas telefónicas en desuso, con la apuesta cultural de fomentar la lectura creando microbibliotecas.

La idea de reconversión de las cabinas telefónicas antiguas se inspira en un movimiento iniciado en Noviembre 2009 en un pequeño pueblo en el suroeste de Inglaterra llamado Westbury-sub-Mendip, cercano a Bristol, donde un día sus cerca de 800 habitantes decidieron reutilizar y restaurar una de las cabinas telefónicas que existían en desuso en el pueblo, y reconvertirla en la biblioteca mas pequeña del mundo.

Por el simbólico precio de £1 se la compraron a la operadora de telecomunicaciones British Telecom; y mediante la donación desinteresada de libros por parte de los vecinos del pueblo, la convirtieron de la noche a la mañana en una flamante bibliocabina.

cabinas_telefonicas_convertida_microbiblioteca
Nuevos tiempos, nuevas necesidades, nuevos usos ….

Tomo un Libro y dejo otro en las Cabinas Telefónicas

La idea de esta microbiblioteca no es funcionar como una biblioteca al uso, donde uno llega, rellena una ficha, toma prestado un libro y, después de leerlo, lo devuelves.

Aquí no existen muchas o casi ninguna regla para acceder a sus libros. Aquí se funciona de otra manera: Voy a la cabina, me llevo un libro y dejo otro mío; de esta forma la lectura adquiere una dinámica informal, sin plazos y sin penalizaciones.

cabina_telefonica_campo_de_ourique
Esta cabina de lectura oferta todos los géneros literarios ¡Hasta diccionarios!

La puerta de la cabina de lectura permanece abierta las 24 horas 365 días al año. Unos voluntarios revisan la colección y eliminan aquellos títulos que no son de interés y los donan organizaciones benéficas. Siempre está al día y con libros actuales y de temática interesante.

A la gente del pueblo la idea les pareció excelente, ya que las bibliotecas mas cercanas estaban en localidades de mayor tamaño y a una cierta distancia; por lo que solo la idea de acercarse a la cabina y echar un ojo, a ver si tiene algún manual, guía o novela que no hayan leído, les parece genial.

Desconozco si es la biblioteca más pequeña de Inglaterra, ¡pero apuesto a que es una de las más concurridas y ciertamente la más pintoresca!

Visto el éxito de esta iniciativa, British Telecom ha recibido ya unas 700 solicitudes para «adoptar una cabina» y darles una «segunda vida».

Y en Portugal más de los mismo… Portugal Telecom, líder luso de telecomunicaciones de la mano de asociaciones, fundaciones o ayuntamientos y con el objetivo de amenizar el espacio urbano y atraer a la gente a la cultura en general, está implementando el concepto en diversos municipios del país. Lisboa, (Plaza de Londres y Plaza del Campo de Ourique), Coimbra, Madeira, Vila Nova de Milfontes o Açores, entre otras, disfrutan ya de  «Cabines de Lectura».

La reutilización de una cabina para dar cabida a una minibiblioteca en plan «self-service», puede que chocara un poco al principio; pero ahora este novedoso «equipamiento cultural» está ya muy integrado en el barrio, y además ha servido para fomentar valores de solidaridad y ciudadanía entre su gente.

cabinas_telefonicas_pro_cultura
Un lector en la cabina de lectura en Jardim da Parada, Campo de Ourique, Lisboa

Debido a la escasez de espacio, no todos los libros pueden exponerse al mismo tiempo, y el encargado tiene que procurar dejar colocados entre las estanterías libros para todas las edades y gustos. Los más solicitados suelen ser las novelas, las guías de viajes y los cuentos infantiles.

La próxima vez que viajes a Portugal, te animo a que vengas a conocer estas simpáticas cabinas de lectura, pero no te olvides: ¡Tráete un ejemplar para intercambiar libros y compartir lecturas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.