Las rampantes y coloridas proas de los Moliçeiros (Aveiro)

Aveiro, conocida como la «Venecia portuguesa», es una agradable ciudad de 78.500  habitantes (2011), situada entre Oporto y Coimbra, que recibe este apelativo por los canales que la atraviesan y los coloridos barcos que los recorren.

 

Moliçeiros recorriendo la ciudad

Son los moliçeiros, unas embarcaciones que al igual que las góndolas venecianas muestran a los turistas la ciudad desde el agua. Los moliçeiros junto con la Ruta Modernista (“Ruta de Arte Nova”), los dulces conventuales “ovos moles” y la localidad de Costa Nova con sus playas y casas rayadas de colores, son sin duda lo más representativo de la ciudad.

Un poco de historia hasta hoy

Los moliçeros eran las embarcaciones a vela que hasta el siglo pasado servían para la recogida y transporte del moliço. El moliço era una planta acuática que crecía en el lecho de las aguas saladas de la ría de Aveiro. Una vez secadas al sol, se utilizaban como fertilizante y convertían los baldíos e improductivos campos ribereños de arena en fértiles suelos productivos.

Los vertidos industriales y el progresivo uso de abonos químicos llevaron a la desaparición del moliço, e hizo que desapareciera la figura del moliçeiro como oficio. A finales del siglo pasado los barcos moliçeiros fueron retirados. Hoy, rescatados y con un nuevo uso, son utilizados para fines turísticos, siendo un importante reclamo de la ciudad. Los antiguos astilleros en Murtosa (al norte de la ría de Aveiro) se han reactivado, recuperando las técnicas constructivas tradicionales.

Construidos en madera de pino, tienen una eslora aproximada de 15m., con la proa y popa levantadas (dándole una leve forma de media luna), una manga de unos 2.5 m. de fondo plano para tener mayor estabilidad y unos costados bajos que entonces facilitaban la carga del moliço y hoy el trajín de los turistas. Pero lo que les distingue es su decoración.

Están pintados en colores fuertes y con dibujos que van desde escenas románticas con un toque humorístico, a alusiones religiosas o crítica social, pasando por caricaturas de famosos (ej. Ronaldo) o frases con doble sentido y algo jocosas (“marotas”).

 

Si estás por aquí la temporada de verano, a finales de julio se celebra la regata de los Moliçeiros que recorre la ría de Aveiro con salida desde Torreira (Murtosa) y llegada al centro de Aveiro. La jornada se complementa con el clásico bautismo de vela, concursos y regatas de exhibición.

A través de los canales

Los canales de Aveiro soportan una intensa actividad protagonizada por las numerosos y pintorescos moliçeiros. Realizar un paseo por los canales es una experiencia que te permitirá descubrir el paisaje urbano desde otra perspectiva. Puede resultar un poco duro si vas en horas punta, por lo que recomiendo realizarlo a primera hora de la mañana cuando además la luz es más bonita para sacar fotos.

El paseo clásico en un moliçeiro a motor por los cuatro canales dura unos 45 minutos, y permite observar las principales atracciones y monumentos de Aveiro.

 

Pasarás por:

Canal de las Pirámides: Dos grandes pináculos del siglo XVIII dan la bienvenida a quien accede desde el canal exterior de la ría a la ciudad, y por el que se accede a Marina da Troncalhada, una de las salinas más solicitadas para aquellos que desean conocer algo sobre la producción artesanal de sal, tan característica de la región, donde podrás ver a los «marnotos» (salineros) que son los que trabajan las «marinhas» (salinas). Trabajan y recogen la sal artesanalmente con mucho mimo, utilizando herramientas distintas hechas en madera para evitar la corrosión de la sal.

La creación de un canal con acceso directo al mar en 1808 favoreció el desarrollo económico de la ciudad, con la llegada de mercancías procedentes de la zona portuaria, como pescado y otros productos de primera necesidad.

Jardin Oudinot, en el Rossio, enclave emblemático donde se celebran conciertos, mercadillos y ferias

Canal Central: Recorre el centro de la ciudad, con su jardín del Rossio, un espacio amplio, ajardinado y adornado con palmeras, con museos y fachadas modernistas de los principales edificios del centro histórico. En esta zona se encuentra una gran cantidad de comercios, restaurantes y bares, siendo un punto obligado de paso para el visitante.

 

Canal de San Roque: Junto al barrio típico de Beira Mar con agradables terrazas, es un pintoresco barrio de pescadores con antiguos almacenes de sal, hoy zona “in” de restaurantes, así como el emblemático puente de Carcavelos y la capilla de São Gonçalinho, patrón de la ciudad y protector de los marineros.

El canal dos Botirões en “Beira-Mar” une el Canal de San Roque con la lonja del pescado en el Mercado. Por aquí llegaban las «saleiras» para vender la sal

Pequeñas terrazas y restaurantes a lo largo de este canal

 

Cuando comienza a caer la terraza, picar algo o tomarse una copa es muy apetecible

Canal del Cojo: una de las zonas más modernas de Aveiro y en perfecta armonía con su pasado, con el Foro Aveiro (centro comercial), el Mercado Manuel Firmino.

Puente de los Lazos de Amistad entre el Foro Aveiro y el Mercado Manuel Firmino

Al final se encuentra el Lago de Fonte Nova a modo de “cul de sac” donde se encuentra la antigua Fábrica de Cerámica Jerónimo Pereira Campos, recuperada y convertida en el Centro de Congresos de Aveiro.

Pocas viejas chimeneas sobreviven, como testigos de otros tiempos y de otros Aveiros. Esta chimenea de ladrillo junto con la fábrica, es un buen ejemplo de la arquitectura industrial construida entre finales del siglo XIX y comienzos del XX, cuando se empiezan a instalar fábricas de cerámica en la región de grandes capacidades, incorporando nuevas tecnologías y técnicas de producción a gran escala. Este canal sirvió para el transporte de la materia prima y de los productos terminados desde la fábrica, entonces alejada del casco urbano, que se dedicaba a la producción de porcelana y azulejos decorativos.

 

Homenaje a los ovos moles al final del Canal del Cojo. Obra de Albano Martins, de 12m de largo y 3.7 de alto. Pieza muy visual, donde se distingue la yema de la clara y las formas típicas de los dulces: Conchas, peces y almejas

La antigua Fábrica de Cerámica, hoy Centro de Congresos, es un impresionante telón de fondo de la ciudad

 

Hay un número significativo de empresas que ofrecen paseos, entre ellas destaco:

1 ) Viva a Ria (zona jardines del Rossio en Canal Central) T: +351 969008687

Adultos 10€ Niños 5-12 años: 5€  y Niños <4 años: 0€

2 ) Onda Colossal: Avenida Lourenço Peixinho, 42 (Capitania de Aveiro, al lado del Hotel Aveiro Palace) T:+351 914 171 014

Adultos 10€ Niños 5-12 años: 5€ y Niños <4 años: 0€

 

Horarios: De 10:00 a 18:30 (9:30 a 19:00 los fines de semana)

 

!Disfruta la experiencia!