Caldas da Rainha: Romance con la Cerámica Portuguesa (con Outlets incluidos)

Jarritas de Estúdio Caldas da Rainha

Después de un período de decadencia, durante el cual los platos de Duralex causaron furor, la loza de Portugal disfruta de un renacimiento popular en el país y comienza a hacerse un nombre en el extranjero.

Una de las capitales de la loza portuguesa es Caldas da Rainha (distrito de Leiria), una muy próspera ciudad agrícola y, junto con Aveiro una región rica en arcilla, en la que hay constancia de producción de piezas de barro desde el Neolítico.

Caldas da Rainha es conocida también por sus manantiales de aguas sulfurosas templadas de las cuales tomó su nombre, y que significa “las aguas termales de la reina”. Se cuenta que la reina Leonor de Avis, casada con el rey Juan II (cuyo hijo Alfonso se casó con Isabel de Aragón, primogénita de los RRCC), se enteró de la fama terapéutica de las aguas viendo a unos campesinos bañarse en ellas.

Para su uso construyó el Hospital Termal Rainha Doña Leonor en este lugar en 1485. El edificio original ha sido restaurado varias veces siendo su uso, al igual que en sus orígenes, gratuito para los más desfavorecidos socialmente. Aquí se tratan dolencias reumáticas y de las vías respiratorias.

 

En sus orígenes el hospital termal fue administrado por la propia reina Leonor

En sus orígenes el hospital termal fue administrado por la propia reina Leonor

Caldas da Rainha está a 100 Km al norte de Lisboa y próxima a la medieval Óbidos y la veraniega Foz de Arelho, y ganó renombre cuando el ceramista Rafael Bordallo Pinheiro fundó la Fábrica de Faianças en 1884, aprovechándose de las magnifica calidad de las arcillas locales. Su objetivo era dar a conocer la industria cerámica, y producir no solo piezas decorativas, sino vajillas y hasta azulejos con formas inspiradas en la flora y fauna que decoran fachadas de tiendas y casas.

El complejo termal y hotelero tuvo su época de esplendor a finales del siglo XIX, cuando se puso de moda “ir de baños” entre la realeza y las clases pudientes.

Ayer Antiguo Hotel Termal y mañana “Montebelo Bordallo Pinheiro Hotel” de 5 estrellas

De hecho, el hospital termal donde se alojaba el rey D. Carlos I y la familia real está siendo restaurado ahora por el grupo Visabeira, y en breve inaugurará su hotel de cinco estrellas “Montebelo Bordalo Pinheiro”.

Bordallo Pinheiro y todo el movimiento Art Nouveau estuvieron muy influenciados por la obra de Bernard Palissy, escultor y científico francés del siglo XVI conocido por sus fuentes de serpientes y conchas, adaptando las antiguas figuras rústicas a las tendencias del momento.

Espectacular servicio de té de José A. Cunha. Detalle de la boquilla y asas con forma de serpiente

Espectacular servicio de té de José A. Cunha. Detalle de la boquilla y asas con forma de serpiente

Bordallo, junto a sus discípulos y otros ceramistas crearon el movimiento “Escuela das Caldas da Rainha” estableciéndose en su momento álgido hasta veinticinco fábricas que producían piezas de cerámica de este estilo, como Manuel Cipriano Gomes «Mafra», José Alves Cunha, o sus hijos Rafael y Manuel Gustavo Pinheiro, de cuyas manos salían obras que sorprendían por su realismo y perfección, inspiradas en la naturaleza que les rodeaban: Conejos, hojas, repollos, espigas de trigo etc.., junto con el mundo de los insectos y los crustáceos.

Excelente representación en cerámica de las archiconocidas galletas María (bolachas). Fábrica de José Francisco de Sousa Filho (1860-1893)

Las archiconocidas galletas María («bolachas»). Fábrica de José Francisco de Sousa Filho (1860-1893)

Pero realmente fue la Fábrica de Faianças das Caldas da Rainha (FFCR) de Bordallo Pinheiro la que llevó el naturalismo a sus máximas cotas de notoriedad. Tras su fallecimiento, FFCR pasó a manos de sus hijos hasta que un grupo de trabajadores se hizo cargo de su gestión. Una crisis en 2008 hizo que fuera adquirida por el Grupo Visabeira (dueños de la marca Vista Alegre), quien ha asegurada la continuidad productiva e historia de la marca.

En el interior de la tienda de Rafael Bordallo Pinheiro, una auténtica cueva de Alí Baba ¡Es para perder la cabeza¡

En el interior de la tienda de Rafael Bordallo Pinheiro, una auténtica cueva de Alí Baba ¡Es para perder la cabeza¡

Aquí se encuentra la antigua fábrica, el museo que exhibe los moldes, herramientas y piezas originales, una tienda donde poder adquirir no solo sus modelos centenarios, sino también productos contemporáneos realizados por diseñadores de prestigio, como los de Joana Vasconcelos, donde la marca de la casa está presente. Y por supuesto un concurrido Outlet, todo el mundo suele llevarse la mítica loza bajo el brazo, ¡imposible resistirse!

Todo este complejo sirve para divulgar la originalidad y la imaginación de su creador que tenía a la naturaleza como musa inspiradora. Si vienes en grupo (mínimo 4 personas), sois bienvenidos previa cita a ver el proceso de fabricación de cerámica, (Rua Rafael Bordallo Pinheiro, nº 53 • 351 966 300 353).

Otras fábricas surgieron en las décadas siguientes, entre ellas SECLA orientadas a la loza de uso diario. Hoy está extinguida pero el Taller de Estúdio Caldas de Rainha está sacando preciosas reediciones de los años 50-60 (Largo. Dr. Barbosa, nº 8 • 351 262 093 083)

 

  • Artículos para la mesa a precios muy atractivos. Bordalo Pinheiro
    Artículos para la mesa a precios muy atractivos. Bordalo Pinheiro
  • "Estúdio Caldas da Rainha" especializados en la reedición de piezas vintage
    Estúdio Caldas da Rainha, especializados en la reedición de piezas vintage
  • estilo casual enfocado hacia mesas informales, casas de campo y playa. Mercado do Loiça
    Estilo casual enfocado hacia mesas informales, casas de campo y playa. Mercado do Loiça Outlet
  • El mundo marino no escapa a la fantasía de Bordallo Pinheiro
    El mundo marino no escapa a la fantasía de Bordalo Pinheiro
  • Jarritas de Estúdio Caldas da Rainha
    Jarras de Estúdio Caldas da Rainha
  • Jarras en atractivos colores. Bordalo Pinheiro
    Jarras en atractivos colores. Bordalo Pinheiro
  • Sinfonía de piezas, colores y diseños por "Estúdio Caldas da Rainha"
    Sinfonía de piezas, colores y diseños por Estúdio Caldas da Rainha
  • El mundo de las hortalizas de R. Bordallo Pinheiro ha saltado de los fogones del abuelo a decorar los hogares más "trendy"
    El mundo de las hortalizas de Bordalo Pinheiro decora los hogares más "trendy"

 

Cerca está el Museo de Cerámica instalado en la quinta del Vizconde de Sacavém (reconocida firma de loza fina creada en 1850 y competencia de Vista Alegre), que alberga una interesante colección donde están representados los principales autores y corrientes artísticas portuguesas, junto con los legendarios azulejos de cuerda seca sevillana y los de Delft.

Fachada exterior del palacete con paneles decorativos

Su jardín en perfecta sintonía con el palacetes de estilo romántico, con un “estudiado descuido” lo que le otorga un aspecto algo silvestre, con parterres, esculturas y pequeñas fuentes con piezas de cerámica. (Rua Doutor Ilídio Amado • Quinta Visconde de Sacavém • 351 262840280).

 

Otro elemento del jardín es este pabellón oriental

¿Qué me llevo de recuerdo?

Para comprar son las piezas de cerámica, los bordados, dulces y ginja si te gusta el alcohol. En «Chocolicor Doces & Licores Artesanais» encontrarás una amplia oferta del licor dulce de guinda que sigue la receta de los monjes cistercienses (R. Camões nº 63). Sin olvidar las Cavacas y Beijinhos, unos dulces crujientes, muy azucarados que recuerdan a las rosquillas de Santa Clara. «Pastelaria Baía Rei Das Cavacas», R. da Liberdade, 33, los tiene muy buenos.

Ahora que los productos de la huerta, el recorrer los mercados, han llegado a convertirse en un reclamo turístico, y que no hay cosa más entretenida que recorrer los puestos de productos frescos de temporada como de productos envasados, en tu paseo por la ciudad resulta imposible no perderse el tradicional mercado de carácter diario de la céntrica Plaça da República (conocida como Plaza de la Fruta) plagado de vivos colores y aromas.

Puesto de dulces en el Mercado

Este tradicional mercado, que actúa como una gran despensa de alimentos frescos, reúne puestos llenos de frutas, legumbres, frutos secos, dulces, etc. de la comarca. Aquí encuentras de lo mejorcito de la zona, como las mermeladas de calabaza o sus ricos quesos.

En cuanto a los objetos decorativos y cerámica, Caldas tiene mucho que ofrecer.En la peatonal Rua da Liberdade que te lleva a la Plaza da República esta “Loja do Ca**lhoGift Shop”, una pequeña tienda con bonitos objetos decorativos. ¡Pásate a verla, seguro que te enamoras de alguna de sus piezas! (R. da Liberdade, 19).

Vent de Jabones Artesanales

Puesto de jabones artesanales en el mercado

Si llegaste a ir al Outlet de la Fábrica de Bordalo Pinheiro y te supo a poco, el “Mercado da Loiça Stock Off” está especializado en menaje del hogar. Aquí podrás encontrar toda clase de artículos para la mesa y decoración, desde la loza más típica al diseño más contemporáneo, junto con piezas de Bordalo Pinheiro de temporadas anteriores, a precios muy, muy  manejables. (R. do Cap. Filipe de Sousa 82 • 351 262 288 258. Alternativamente en R. do Camoes, 1 (frente al parque) hay una bonita tienda de cerámica artística (no outlet).

Sardinas, símbolo popular portugués. Ca**lho Gift Shop

Cuando visitas Caldas, es fácil adivinar su histórica vinculación con el bordado. Su historia se remonta a finales del siglo XV y se cuenta que fue la Reina Leonor quien para matar sus ratos de ocio mientras administraba el Hospital, ella y sus damas de compañía se dedicaron a bordar. Los bordados guardaban ciertas analogías con los paños que iban llegando de la India, gracias a la ruta marítima iniciada por su marido el rey Juan II.

En su origen, los hilos de color del dorado al ocre se obtenían por decocciones de té y plantas silvestres. Hoy se utiliza perlé de algodón en tres tonos. Sus dibujos son sencillos, elegantes y sobrios – espirales, volutas, ángulos acentuados, corazones – sirven de punto de partida para estos bordados que son la historia viva de varias generaciones de mujeres. Encontrarás preciosidades en:

  • Tienda A Capelista das Termas Rua Rafael Bordalo Pinheiro, nº 21
  • Asociación de Bordadoras: Centro Empresarial do Oeste (Expoeste), Rua Infante Dom Henrique, s/n • 965836695

  • Cavacas y beijinhos. Son dulces crujientes y muy azucarados, que recuerdan de sabor a las rosquillas de Santa Clar
    Cavacas y beijinhos
  • Si tomas la ginginha fresca, el sabor es aún más intenso
    Si tomas la ginginha fresca, el sabor es aún más intenso
  • Trabajo de la Asociación de Bordadoras de Caldas da Rainha (Centro Empresarial do Oeste (Expoeste) , Rua Infante Dom Henrique, s/n )
    Trabajo de la Asociación de Bordadoras de Caldas da Rainha
  • Bordallo Pinheiro y sus golondrinas (andorinhas). Tradicionalmente se regalaban con motivo de una nueva etapa en la vida: un matrimonio, una nueva casa… simbolizando el cambio, la transición y el viaje. Hoy cubren fachadas, balcones e interiores, y son un icono absoluto de Portugal.
    Bordalo Pinheiro y sus golondrinas (andorinhas). Se regalaban con motivo de una nueva etapa en la vida: un matrimonio, una nueva casa… simbolizando el cambio, la transición y el viaje. En Loja do "Ca**lho Gift Shop” tienes muchas !
  • Individual de lino. Capelista das Termas (rua Rafael Bordalo Pinheiro, nº 21)
    Individual de lino. Capelista das Termas
  • Mermelada de calabaza

 

Caldas da Rainha desarrolló su faceta urbanística esencialmente entre 1905-1920, cuando el Arte Nova (Modernismo) se apoderó de todo, convirtiendo esta ciudad portuguesa junto con Aveiro en la urbe con más edificios de este estilo en el Centro de Portugal. Verás muchos, fácilmente identificables por el empleo que hacen de la cerámica vidriada y el azulejo, el uso del hierro colado en balcones, barandillas y cancelas, las ornamentadas puertas y ventanas y por la cantería decorativa. «GoCaldas» organiza interesantes visitas guiadas por la ciudad (T. 961 481 448, o en la misma Oficina de Turismo).

  • Edificio con revestimiento de azulejo rojo oscuro vidriado. Plaza República, 95
    Mantiene la tradición de tener en sus bajos la ferretería más antigua de Caldas. Plaza República, 95
  • Fachada revestida en azulejo vidriado turquesa con flores estilizadas. Plaza República, 14
    Fachada revestida en azulejo vidriado turquesa. Plaza República, 14
  • Caldas da Rainha atesora placas y azulejos colocados en casas y calles que nos indican que esta ciudad ha mantenido una estrecha relación con el “Arte Nova”
    Caldas da Rainha atesora placas de calle realizadas en cerámica vidriada
  • Pastelería Machado es uno de los locales más antiguos de la ciudad. Su fachada en azulejos es obra de Manuel Bordallo Pinheiro, hijo del genio. Sus "cavacas", "beijinhos" ·"trouxas de ovos" y "russos" enamoran a todos
    Pastelería Machado, uno de los locales más antiguos de la ciudad. Su fachada es obra de Manuel Bordalo, hijo del genio. Sus "cavacas", "beijinhos", "trouxas de ovos" y "russos" enamoran a todos
  • Fachada revestida en azulejo azul petróleo vidriado. Largo Dr. José Barbosa, 19
    Fachada revestida en azulejo azul petróleo vidriado. Largo Dr. José Barbosa, 19
  • Parque D. Carlos I rediseñado a finales del s. XIX para que pasearan los pacientes del hospital termal
    Parque D. Carlos I rediseñado en el s. XIX para que pasearan los pacientes del hospital termal
  • Montepio de seguros
  • Farmacia Freitas. R. Liberdade
    Farmacia Freitas. R. Liberdade
  • Imperturbable al paso del tiempo
    Cancela de época, imperturbable al paso del tiempo

 

Para terminar, como excursiones por la zona tienes la laguna salada de Óbidos, a 15 km. de Caldas, muy popular para navegar, pescar y practicar el tan de moda “birdwatching”. La cercana localidad de Foz de Arelho con una playa de 5 km. de extensión es un conocido lugar de veraneo entre los lisboetas. No son playas de “vuelta y vuelta”, sino de refrescantes baños y largos paseos.

 

Las coloridas lanas de Tricots Brancal (Lisboa)

Tricots Brancal, conocida como Casa Justo, es una empresa familiar originaria de Covilha, en el corazón de la Sierra de Estrela dedicada a la manufactura y elaboración de sus propia lanas, que va desde la hilatura, el lavado y peinado de la lana.

Para su venta, cuenta con unas 23 tiendas repartidas por todo el país, como Porto, Aveiro, Braga, Guimarães o Coimbra, entre otras. En Lisboa tiene tres tiendas (Baixa, Areeiro, Campo de Ourique).

En Tricots Brancal tienen lana gorda para los proyectos más rápidos como gorros de invierno

Su filosofía de empresa les hace estar al tanto de las últimas tendencias en el mercado: Colores berenjena, caldero, azul petróleo..

Orígenes

En sus orígenes la economía de Covilhã se centraba en los recursos naturales de la montaña. De la mano de la comunidad judía asentada en la Edad Media en esta zona, Covilhã se convirtió en el principal centro de producción lanera del país. Región montañosa de la sierra de Estrela a 1.995m altitud, es famosa además por su producción de queso de oveja (Queijo da Serra) y el único lugar de Portugal donde se puede practicar deportes de invierno (Penha da Saúde).

Bajo la reforma desarrollada por el Marqués de Pombal en 1763, se creó la Real Fábrica de Paños da Covilhã que impulsó la industria de lanas y tejidos.

Lo que comenzó como una economía de subsistencia viviendo de los recursos de la montaña, paulatinamente se ha convertido en una actividad económica muy duradera. Pasó de ser un centro de producción de tejidos de lana de carácter doméstico y local, a ser la principal economía de la región, llamándose el “Manchester portugués”, como se conoce a esta ciudad-fábrica textil, que produce casi dos tercios de la lana del país vecino.

Hoy sus fábricas de tejidos y lanas son proveedoras de grandes marcas textiles mundiales como Hugo Boss, Calvin Klein y Ermenegildo Zegna entre otros.

Tricots Brancal en la Baixa Pombalina, Lisboa

En la parte baja de Lisboa próxima al río Tajo y separando Alfama del Barrio Alto, se encuentra el barrio de la Baixa Pombalina, en honor al Marqués de Pombal, quien reconstruyó su trazado siguiendo las pautas arquitectónicas racionalistas, tras el gran terremoto e posterior incendio en 1755.

Entonces y ahora constituía uno de los principales lugares de encuentro de los lisboetas. Por las concurridas y bulliciosas calles de la Baixa bajaban la emergente clase media, los banqueros y los burócratas. Por su proximidad con los muelles para el embarco y desembarco de personas y mercaderías, existían muchos comercios, bancos, Casas de Contratación (por sus colonias en ultramar), y como no animadas cafeterías y decimonónicas terrazas (La Suiza, Martinho da Arcada por ejemplo y todavía activas).

!Que tiempos aquellos! Rua dos Fanqueiros, Lisboa, 1945.
©Judah Benoliel, in archivo photographico da C.M.L.

La Baixa se compone de una retícula de calles paralelas que descienden hasta el río Tajo, y empiezan y terminan en distintas plazas como la del Comercio, Figueira y Rossio. Muchas de ellas mantienen el nombre de las actividades a las que se dedicaban: Rua Áurea, Rua Ouro, Rua da Prata, Rua dos Douradores o Rua dos Sapateiros.

Entre la Rua de Alfândega y la Plaza de Figueira se encuentra la Rua dos Fanqueiros. Aquí se asentaron comercios relacionados con los tejidos y la quincallería. Hoy esta línea de negocios se ha ampliado también a tiendas de ropa de casa, uniformes de trabajo, mercerías y tiendas de abalorios, y no solo en esta calle sino también en las transversales.

Factores como tener los precios por debajo de la media europea y ser uno de los destinos turísticos más importantes en Europa, convierten a Lisboa en una alternativa muy interesante para los grandes inversores. Ningún barrio es ajeno a la rehabilitación urbana que está viviendo en estos momentos. En la Baixa ha aumentado la restauración de edificios antiguos y degradados, para convertirlos en hoteles boutique y/o apartamentos turísticos.

Tienen lana gorda para los proyectos más rápidos y finos para prendas más elaboradas como jerséis

Tienen tanto lana gorda para los proyectos más rápidos como ovillos finos para las prendas más elaboradas ©Maria Pratas

Aunque la Rua dos Fanqueiros no tiene el fuste de la Rua Augusta, mantiene en sus alrededores tiendas con solera y sabor. Con estas obras la Baixa está recuperando el brillo de tiempos pasados.

La sucursal que Tricots Brancal abrió al público en 1962 mantiene el sabor añejo de entonces. Este comercio ha sido testigo de la historia de Lisboa durante los últimos 55 años, auténtico pulmón comercial de la ciudad.

Edificio vestido con azulejos, balcones de hierro colado, empedrado portugués utilizado en la pavimentación de las aceras con adoquines en blanco y negro. Su escaparate con bonitas prendas y lanas de colores te invitan a entrar

Edificio vestido con azulejos, balcones de hierro colado, aceras con el clásico empedrado portugués de adoquines en blanco y negro. Su escaparate con bonitas prendas y lanas de colores te invitan a entrar

En la parte superior de estos edificios se mezclan las moderneces, el «high-tech» y “el wifi” y en los bajos, comercios de trato personalizado y cercano con una estética que las desmarca del resto. Esto forma parte del paisaje urbano de Lisboa y de sus señas de identidad. Son especiales por dentro y por fuera. El Ayuntamiento, consciente de ello, tiene identificados una serie de locales emblemáticos que, en su opinión, hay que proteger.

Interior de la tienda de Tricots Brancal, con paredes de lana hasta el techo ©Cyclingshepherd

Las tiendas de Tricots Brancal

La especialidad de Brancal es el punto, teniendo a la venta una extensa gama de lanas en madejas y ovillos. Su amplia diversidad en calidades comienza por la pura lana 100%, el acrílico, el algodón 100% y una gran variedad de mezclas haciendo sus artículos únicos en el mercado luso.

Su público es muy variado, pues va desde la abuela que hace prendas para sus nietos,  al joven que hace punto por el carácter terapéutico que tiene de calmar cerebros estresados. Como además están de moda las reuniones de tejedoras, donde aparte de tejer con tus compañeras de mesa, charlas de infinidad de temas y te lo pasas bien, siempre hay alguien como tú, siguiendo con la vista su extensa y colorida pared multicolor.

 calle Tendería se lo ponen difícil a los indecisos que no sepan qué tela elegir para su cas

Suele haber un muestrario de los tipos de hilo que te pueden vender y de los colores de lana que puedes tener. Su alta variedad en torno a 60-70 tipos de hilos en todos los colores, hacen difícil tu elección.

Una vez tengas la decisión hecha, simplemente le dices a la vendedora cuánto peso u ovillos quieres. Ella te lo pesa en una báscula (sello característico de la casa) y voilà!

Dirección:

Rua dos Fanqueiros, 254 – Lisboa (Baixa) – Tel. 21 887 39 40