Otro dia en Braga (Parte II)

Detalle de espejo Barroco Braga

Decía en mi último post que Braga no es todo lo conocida que merece, entre otras cosas creo que por la costumbre de viajar rápidamente, y tratar de ver en un día lo que merecería cuatro o cinco. Y es que Braga da para mucho más de un día, en una visita apresurada. Todo lo que ofrece la convierte en un destino ideal para un viaje de fin de semana largo.

Ya mencioné la concurrida rua Souto, que comienza en Porta Nova y acaba en la Plaza República. En este recorrido pasarás por el antiguo el Palacio Episcopal, hoy Rectoría de la Universidad de Minho, con un chafariz (fuente) en medio.

Rectorado Universidad de Minho Braga

El acceso a su sala capitular es libre. El Ayuntamiento, a la vuelta, tiene una muy bonita fachada barroca que mira al antiguo Palacio Arzobispal, hoy biblioteca y archivo de la ciudad. En aquellos tiempos donde la intervención y poder de la Iglesia era muy alto, la norma no escrita impedía que los edificios civiles tuvieran mayor empaque que los religiosos.

De frente nos tropezamos con la Casa das Bananas. un lugar muy concurrido sobre todo en Navidades. Su dueño, Manuel Rio, para atraer clientela, convirtió hace más de tres décadas este antiguo almacén de plátanos en un pequeño negocio donde se bebía vino moscatel de Setúbal. Lo que empezó siendo una tradición familiar y de amigos, es hoy una costumbre de los bracarenses de tomar una copa con un plátano en el «Bananeiro».


Explorando sus calles adyacentes descubrirás otros edificios interesantes, como el jardín de Sta. Bárbara junto al Palacio Arzobispal (siglo XIV), hoy Biblioteca y Archivo. Como curiosidad si miras detenidamente el edificio verás un toque discordante. En la primera mitad del siglo XX se efectuaron obras de restauración, dotando a los paños de la muralla de un ostensible toque medieval, con la incorporación de saeteras,

Palacio Arzobispal y Parque Sta. Barbara en Braga

Al lado, el excepcional emplazamiento del café Lusitana (Rua Dr. Justino Cruz, 127Folhado del café Lusitana (Rua Dr. Justino Cruz, 127) Braga). Su terraza es una de las más frecuentadas los días soleados, gracias a su singular localización con vistas. Si es por la mañana acompaña tu cafezinho con un pastelito; pero durante la tarde con el famoso “lanche” (merienda), haz como en Roma y pídete un café con unas torradas (pan tostado con mantequilla) o un folhado (aguja de hojaldre).

Tu paseo te llevará hasta la ajardinada Plaza de la República, considerada el corazón de la ciudad, y presidida por una enorme fuente y jardines. Aquí, en las arcadas de la rua do Castelo, se celebra los 4º y 5º sábados de cada mes un mercado de antigüedades y objetos de coleccionismo.

Mercadillo Antiguedades. Rua Castelo. Braga

Mercadillo Antiguedades. Rua Castelo. Braga

Mercadillo Antiguedades. Rua Castelo. Braga

Es una buena opción para hacerte con algún recuerdo original o “pechincha” (ganga). Entra en el café Vianna, un lugar con mucha historia, lugar de encuentro de los escritores Eça de Queiróz y Camilo Castelo Branco, y durante la Guerra Civil española, por ser lugar de encuentro de simpatizantes republicanos.

Vianna Cafe, Braga. Pza Republica

En esta plaza nacen dos grandes avenidas. Una es la Avenida da Liberdade, construida durante el gobierno del presidente Salazar, cuando se tomó la decisión de construir una avenida, entendida como una vía ancha, elegante y atractiva, de transición hacia una ciudad metrópoli (posiblemente a semejanza de la homónima lisboeta).

Teatro Circo y Edificio Zara. Avda Liberdade

Teatro Circo y Edificio Zara. Avda Liberdade

Se demolieron casas y se la dotó de zonas ajardinadas como la vemos hoy. Verás el Teatro Circo, para satisfacer la demanda de la clase acomodada de disponer de un espacio cultural, y otras bonitas fachadas de los años 30, como el edificio donde está el imperio Zara o la Farmacia Brito (Avda Liberdade 709 y 777 respectivamente)

Farmacia Brito en la Avenida Liberdade, una de las principales avenidas de la ciudad

Farmacia Brito en la Avenida Liberdade, una de las principales avenidas de la ciudad

Braga, tras Lisboa y Oporto, es la tercera ciudad más poblada de Portugal con más de 180.000 habitantes, y una de las ciudades económicamente más dinámicas del país. Posiblemente hayan contribuido a ello su excelente localización geográfica, la existencia de dos universidades, laboratorios, viveros tecnológicos y centros internacionales de investigación internacional, y el encontrarse en una región que pasa por ser una de las más eficientes del país.

Aquí se encuentra el Euro Cluster de Vila Nova de Famalicão, que es un gran centro industrial textil. Cuenta con fondos Feder y está especializado en la innovación continua del mundo del textil, ropa técnica y moda.

Boutique multimarca Antónia Lage (Rua D. Afonso Henriques, 110-112)

En el marco de su plan de expansión, grandes cadenas mundiales como Ikea y Primark han abierto aquí recientemente sus puertas. También hay potentes centros comerciales, y paseando por el centro urbano, he visto tiendas de conocidas marcas para nosotros como Purificación García, Bimba y Lola, Zara, Gant, Sephora, etc.., conviviendo con tiendas multimarcas de prestigio internacional (Valentino, Prada, MiuMiu, etc), multi espacios conceptuales y tiendas de artesanos de toda la vida. Todo un popurrí de tiendas en una ciudad que poco a poco, al igual que LIsboa y Oporto en su momento, está comenzando a vivir un interesante movimiento creativo, y en algunos casos “muy cool”.

Confección artesanal de alfombras

Confección artesanal de alfombras. R. Dom Frei Caetano Brandão.

La otra gran avenida es la Avenida Central, donde a mano izquierda verás el Museo Nogueira da Silva, con una colección de pintura, escultura y artes decorativas. Tiene un bonito jardín interior de estilo francés, con fuentes y paños de azulejos. A derecha pasarás por la Iglesia de los Congregados, la universidad de Minho hasta llegar a Casa Rolão, un palacete rococó que perteneció al francés Carlos Rolão que hizo su fortuna como fabricante y vendedor de seda.

En la planta baja se encuentra la librería Centésima Página, tan querida para la ciudad, donde no sólo conviven libros, sino que hay distintos ambientes para relajarse y tomar un café o disfrutar del jardín. Los dos pisos superiores los ocupa Braga ID Concept Store, que merece una parada aunque estuviera vacío.

Este multiespacio presenta el maridaje perfecto entre arte contemporáneo, moda y accesorios para la casa, todo ello “Made in Portugal“de muy alto nivel, y que espera marcar tendencia entre el público más moderno de Braga.

Piezas utilitarias de Oficina de Formiga, Aveiro

Piezas de Oficina de Formiga, Aveiro

Zapatillas de João Stattmiller.

Zapatillas de João Stattmiller. con un diseño único y exclusivo. Fuente: Bragacool

Ropa de diseño como Pé de Chumbo, Luís Buchinho, Greg’s Scarf, À Capucha, las divertidas zapatillas de João Stattmiller, junto con accesorios para la casa como Oficina de Formiga, de los cuales me declaro súper fan con sus platos de flores y figuras, capaces de alegrar cualquier mesa o rincón, Mónica Santos, Lagrima, las cuberterías de Cutipol y, pequeños objetos para llevar de recuerdo gracias al consejo de sus dueños.

Aún son visibles sus maravillosos frescos, estucos y puertas originales que poco a poco y con mucho mimo se están restaurando sin restar protagonismo a las piezas originales; organizan eventos muy variados y exposiciones temporales de artistas, joyeros o escultores.

 

Para comer descubre como hice yo a Retrokitchen, con decoración acogedora y trato familiar. La prioridad máxima de Rui y su equipo es ofrecer una carta reducida con materia prima de mucha calidad. Déjate sorprender por sus platos del día, y no dejes de probar el magnífico tinto de la casa “Repto” de Murça, Duero. Ah, conviene reservar ya que el espacio es pequeño (Rua do Anjo, nº 96).

No olvides visitar el Palacio aristocrático de los Biscainhos (XVII-XVIII), con bonito arte mobiliario y artes decorativas, magníficos jardines con fuentes y estatuas (inspirados en los franceses), cocheras y cocinas. Los jardines son de acceso gratuito en horario de museo.

A poco más de media hora de la ciudad, si quieres ver playas infinitas, conduce hasta Apulia, que forma parte del Parque Natural de la Costa Norte, una zona protegida con bonitas dunas. Para comer pescado muy fresco y de calidad debes ir a Adega do Agostinho, un lugar popular entre los locales de la zona, muy concurrido y siempre lleno (no reservan). Es magnífico su lenguado con una guarnición de grelos, patatas cocidas o el plato de costelinhas (chuletas de cerdo). Su excelente ubicación próxima a la playa, es ideal para dar un paseo después de comer. (R. do Funil 7, 4740-056 Apúlia, Tel. +351 253 981)

Pero también hay inspiración vanguardista combinada con diseño urbano del siglo XIX, y así lo vemos en el Chalet de las Tres Esquinas, próximo a las murallas romanas. Con su aspecto alpino, este anexo a un palacete fué encargado por un portugués que hizo las Américas en Brasil, influenciado por los centroeuropeos que allí vivían haciendo su segunda revolución industrial en importantes colonias como Joinville y Novo Petrópolis, donde vivió el escritor Stefan Zweig.

Esta restauración junto la apertura de restaurantes (Brac, Casa do Pasto) y otros negocios como VIntage Alternative Store, que fomenta el coleccionismo, especializado en “scandi” con precios asequibles, lo convierten en una nueva calle de moda en Braga, que ha impulsado la recuperación y dinamización de la zona. ¿Dónde? En R. Dom Frei Caetano Brandão.

Finalmente, si aún tienes tiempo deberías ir a la vecina Guimarães, (la cuna de Portugal), donde Alfonso Enríquez fue proclamado rey en 1139 y que hoy es una tranquila ciudad de provincias, con un castillo, edificios barrocos y un bonito centro histórico de traza medieval.