El Modernismo también recaló en Graça

à

Cuando te creías que lo sabías todo sobre la villa de las siete colinas, descubres que Lisboa es una fuente inagotable de rincones y sorpresas. Hoy te voy a mostrar una joyita. Se trata de «Vila Berta», una calle con historia en pleno barrio de Graça

Como tantas ciudades europeas, Lisboa vivió un fuerte desarrollo industrial y comercial a principios del siglo XX. Al calor de esta transformación, se desarrollaron pequeños barrios obreros y colonias industriales, para dar cabida a los numerosos trabajadores que llegaban del campo a la ciudad. 

Singulares miradores naturales por Graça

Uno de los atractivos singulares de Lisboa son los miradores naturales de la ciudad. Subirás por escaleras que quitan la respiración, como las históricas escadinhas de la rua Damasceno Monteiro

Graça, Histórico Barrio Lisboeta

Comenzamos en el Barrio de Alfama para iniciar la subida por una inclinada pendiente hasta el Barrio de Graça, con intención de recorrer con calma un entramado de callejuelas adoquinadas, con curiosas tiendas con solera como el taller de Cerâmica São Vicente (Rua S. Vicente nº31), especializado en cerámica y azulejos, de donde seguro te llevarás algún recuerdo de vuelta a casa.

Lisboa como capital de un imperio ultramarino, tenía su principal actividad económica ligada al puerto y al comercio, por lo que Alfama, Graça y São Vicente, cercanos al Tajo (tras la marcha de la realeza del Castillo San Jorge a Terreriro do Paço), se convirtieron en barrios populosos para pescadores y trabajadores; lo que se nota en el desarrollo del barrio, y su influencia en el carácter popular, como de pueblo, de calles tortuosas y laberínticas, de la planta árabe original. 

sabanas_colgando_balcones

De Alfama a Graça, barriadas menos monumentales, pero saboreando la vida humana con sus casas bajas y humildes

El Barrio de Graça es  como un pequeño pueblo dentro de una ciudad, de atmósfera pintoresca, tradicional por sus cuatro costados y lleno de simpáticos hostales, vidilla de barrio, cafés alternativos y bohemios, tabernas familiares y pastelerías. Es un barrio que poco a poco se está nutriendo de nuevos residentes, muchos de ellos extranjeros, que le confiere un ligero «toque» multicultural.

cafes_bohemios_alternativos

Como país con cultura de café, siempre hay lugares agradables donde descansar

Si subes en el mítico tranvía 28, bájate en la Esplanada de Graça, que te deja muy cerca de » Vila Berta» esta pequeña colonia, que por su singularidad ya fue declarada en 1996 un Bien de Interés Público. 

coloridos_tranvias_escalando_Lisboa

A principios de siglo, los eléctricos posibilitaron a la pequeña y media burguesía ocupar áreas periféricas (como Graça), que tenía condiciones de habitabilidad superiores a las de la Baixa

«Vila Berta», entre la Travesía Pereira y la rúa do Sol en Graça, fue construida a principios del siglo XX por Joaquim Francisco Tojal. La idea del «hombre hecho a sí mismo» está inevitablemente unida a la figura de Tojal. Hijo de emigrantes portugueses que marcharon a Brasil, y regresó a Lisboa en su edad adulta, ya como profesional. Arquitecto y padre de cinco hijos, construyó entre 1902-1908 esta colonia, a la que dió el nombre de su única hija, Berta

colonia_industrial_lisboeta

Panorámica de Vila Berta, un microcosmos en Graça

«Vilas Operarias»: Paternalismo industrial

Tojal adquirió unos terrenos en el barrio de Graça (entonces periferia) a un precio de suelo asequible, creando una empresa de construcción civil y levantando una mini colonia con estilillo y diseño integrada en la misma propiedad, para aproximar la vivienda al lugar de trabajo. Era un modelo de área residencial novedosa para la época. Al contrario que muchas barriadas y patios obreros (en Portugal llamadas «vilas operarias»),»Vila Berta» era distinta.

Unas viviendas pasaron a ser ocupadas por familiares y amigos cercanos del entorno de Tojal, y otras por trabajadores especializados, arquitectos encargados de obra, administrativos operarios y maestros de obra (un nivel superior a las vilas operarias en sensu stricto). El propósito era fidelizar a los trabajadores en una perspectiva de largo plazo con la empresa, que permitiera una ejecución de trabajo eficiente.

Esta calle interior escondía dos hileras de casas alineadas a cada lado. Por un lado, adosados de dos alturas, con sótano y mansardas, servicios, una terraza cuadrada y un jardincillo en la parte delantera; y en el otro lado, casas más modestas de dos pisos de esquema similar, pero sin jardín. Tojal vivía al final de la calle, en una vivienda aislada, donde aún viven sus descendientes

casas_adosadas_graca

Jardín, terraza y tranquilidad

Con Toques Modernistas

El Arte Nova (Modernismo) surgió en Portugal entre 1905 y 1920 y fue utilizado por la burguesía urbana como un signo de distinción. Tuvo una fuerte componente ornamental inspirado en la naturaleza, la flora y la fauna. Los detalles modernistas están presentes en «Vila Berta», aunque con un tratamiento más sobrio y esquemático. El empleo del hierro (típico elemento industrial) se utilizó para añadir expresión a la estructura de las viviendas. Pequeñas alusiones y sugerencias al mundo vegetal como en la delgadez de los fustes de las columnas, y sus pequeñas ramificaciones en barandillas, terrazas y verjas. 

casas_con_terrazas_floreadas_lusas

Con el tiempo algunas de estas casas se han ido vendiendo, y otras hoy pueden alquilarse a través de plataformas inmobiliarias turísticas en la red

Y, por supuesto, no podían faltar los paneles cerámicos, un soporte tan tradicionalmente portugués; donde los motivos no solo era florales como en el portón de acceso a la calle y terrazas, sino que también los había de dibujos geométricos.

rotulo_ceramica_modernista

Un rótulo de cerámica elaborado artesanalmente con el nombre de la colonia. El lirio, representa el modelo natural de lo efímero

impactantes_azulejos_modernistas

Hasta 1940, «Vila Berta» mantuvo accesos fácilmente clausurables, con una cancela que recuerda mucho a los típicos adarves o recintos cerrados de algunas juderías, a ambos lados de la calle a modo de protección. Hoy como muestra, solo queda el acceso que da a la Rua do Sol, en Graça 55-59.

rotulo_de_call_lisboeta

Por la zona, no dejes de visitar la Iglesia y Monasterio de São Vicente de Fora de entrada gratuita, con una interesante colección de azulejería barroca del siglo XVIII. Son magníficos los dispuestos alrededor de los claustros, rodeados por dibujo florales y «putti» que ilustran las fabulas de La Fontaine. A 450 m. el Convento de Nossa Senhora da Graça, levantado por los agustinos en un terreno que habría sido el elegido por D. Afonso Henriques, primer rey de Portugal, para que sus tropas acampasen en el asedio a Lisboa en 1147.

convento_barroco

Tras el terremoto de 1755, fue reconstruido en barroco tardío. Magnífico el uso del mármol en esta sala. Ayer capilla y hoy portería (acceso principal)

Y por supuesto, el Miradouro de Nossa Senhora do Monte, levantado sobre la colina de Santo André, la más alta de Lisboa.

Vista infinita de Lisboa

Vista panorámica de Lisboa desde Graça

El mirador debe su nombre a la capilla del lugar, muy visitada por embarazadas, pues dice la leyenda que su Virgen asegura partos sin dolor. La capilla se levanta sobre un pequeño pinar, un lugar perfecto para hacer una parada y contemplar unas vistas excepcionales e inolvidables de Lisboa.

rosario_rodeando_virgen

Detalle del rosario rodeando la capilla de la Virgen

tuc_tuc_descapotable

El Tuk Tuk puede subirte hasta el Mirador, desde donde disfrutarás de unas vistas inolvidables

refrescantes_granizados_lisboetas

Y cuando aprieta el calor, el puesto de «Maria Limao» ofrece granizados de limón, caipirinhas y mojitos

Para terminar el día, nada como una visita «A Tasca do Jaime» (Rua da Graça, 91), una tasca de las de siempre frecuentada por «aficionados que interpretan el genuino «Fado Vadío», que es el fado callejero, el improvisado, el que da más importancia a la expresión y las emociones que a los éxitos comerciales. Aquí se te pone la piel de gallina oyen cantar «saudades » y a amores perdidos

fado_apasionado

A Tasca do Jaime es el lugar donde darnos un baño intenso de fado

Localización

Posts Relacionados 

Llegan las fiestas de Santo Antonio a Lisboa

Serra da Estrela, auténtico 100%

skyline_serra_da_estrela

Escapada a la Serra da Estrela

Nada más apetecible que unos calcetines artesanales para pasar este invierno la mar de calentito. Estos de pura lana, son de «O Abrigo da Serra» una empresa familiar en Sameiro un pueblecito de 340 hab. que produce prendas artesanales de lana, como mantas, bufandas y otros complementos.

calcetines_Serra_da_Estrela

Calcetines artesanales de lana

Esta pequeña aldea, se encuentra en el corazón del Parque Natural de la Serra da Estrela, un lugar de increíble belleza natural, donde a casi 2.000 metros de altura se respira el aire más puro de Portugal. Aquí podrás beber tranquilamente el agua de los manantiales donde nacen grandes ríos portugueses como el Mondego, subir a picos montañosos, admirar valles glaciares como el de Zêzere, o simple y llanamente pasear acompañado por el silencio de las alturas.

Ovejas_blancas

Ovejas por la Serra da Estrela

Seis kilómetros separan Sameiro de Manteigas, un pueblo enfocado en la manufactura artesanal del tejido de lana. De los telares de Ecolã y Burel Factory salen piezas sostenibles y respetuosas con el medioambiente; todo un paraíso para el tacto: Plaids, cardigans, fundas de cojines y sombreros entre otros, de lana virgen tejidos en telares tradicionales.

  • echarpe_hecho_a_mano_portugal
    Echarpe de espiga beige
  • echarpes_artesanales_serra_estrela
    Amplia selección de colorido y diseño
  • Plaids_artesanales_serra_estreña
    Plaids y fundas de cojines para aportar un toque de diseño a tu espacio

Si te gustan las rutas a pie, en sus cerca de 375 kilómetros de sendero y sobre un terreno de inusual belleza paisajística, descubrirás el esplendor de la naturaleza, su variada vegetación autóctona o sus simpáticos rebaños de ovejas.

queso fresco puro de oveja

Queijo da Serra, muy cotizado

Su cabaña lanar produce el producto gastronómico más característico de la región, el exquisito «Queijo da Serra»; eso si, custodiadas por los «Perros de la Serra da Estrela» (raza autóctona similar al mastín español).

perro_pastoreo_portugues

Mastín Portugués

La Serra da Estrela es el ejemplo perfecto de «Desarrollo Sostenible», donde la mayoría de su población se dedica al pastoreo de montaña, los recursos forestales y a pequeñas economías tradicionales como estas empresas laneras.

Aquí el frío se convierte en un elemento de belleza paisajística, por lo que se convierte en un lugar perfecto para gozar de sus vistas, caminar por sus montañas y degustar una excelente oferta gastronómica local.   !Un mundo por descubrir, te lo aseguro!

Y si quieres hacer turismo cultural por la Serra da Estrela, te recomiendo visitar Belmonte, Guarda y Trancoso, que guardan la historia de los últimos judíos sefardíes. Hasta comienzos del siglo XX, se desconocía la existencia de la ultima comunidad cripto-judía iberica. Impresionante ¿verdad?

museo_judaico_belmonte

Museo Judaico: Imprescindible para conocer el rastro de los judíos a este lado de la raya

Localización

Direcciones

  • O Abrigo da Serra: Estrada do Vale (Sameiro). T. +351 275 982 826
  • Ecolã: Rua dos Amieiros Verdes (Manteigas). T. +351 275 981 653
  • Burel Factory: Rua de Benguela (Manteigas). T. +351 098 932

Posts Relacionados

La pétrea Guarda

Tradición culinaria y productos típicos de Trancoso

Compras en Evora (Parte III)

evora_ceramica

¿Qué comprar para hacer más largo el recuerdo de tu viaje a Évora? En la Rua 5 de Outubro y aledaños (rua Mercadores, rua João de Deus, Placa do Giraldo) se condensan un puñado de tiendas que venden recuerdos en forma de productos gourmet, alfarería, tapicería (las preciosas alfombras de Arraiolos están a un tiro de piedra de aquí), productos en corcho, cuero y otros objetos decorativos, así como ropa y zapaterías.

Si te gusta andar por el campo, no te pierdas una visita a Artequestre, donde sobresale su oferta en botas alentejanas. También están especializados en artículos de caza. (Rua Diogo Cao, 13 – Tel. 266 704 609).

botas_alentejanas

Cuidadas y dándole una buena mano de grasa de caballo, te duran toda la vida

Évora Alforge. En la bulliciosa esquina de rua Alcárvoa de Baixo con la rua 5 de Outubro, se encuentra esta pequeña tienda que vende artesanía y productos gourmet.

Gente da Minha Terra. Preciosa tienda con objetos decorativos. Merece la pena perderse en este pequeño espacio que lo tiene todo. (Rua 5 de Outubro, 39 – Tel. 964 956 259)

Montsobro. Especializada en productos derivados del corcho (bolsos, cinturones, monederos, posavasos, etc) (Rua 5 de Outubro, 66 -Tel 351 266 704 609)

Divinus Gourmet. Haciendo honor a su nombre ofrece un abanico de productos gourmet alentejanos: Vinos (+400 referencias), licores, embutidos aceites, quesos, patés, chocolates, compotas, galletas y mucho más. (Plaza 1º Maio al lado del Mercado y de la Capilla de los Huesos – Tel. 351 266 752 565). Son muy activos en las degustaciones de vino alentejano.

Boa Boca a 250m de la plaza Giraldo venden tisanas tradicionales de agricultura biológica, chocolate, galletas y un montón de cosas que “no engordan nada”. (Rua dos Mercadores, 54 – Tel. 351 266 704 632).

pao_de_rala

Pao de Rala, dulce conventual del siglo XVI, creado para conmemorar la visita del Rey Sebastián a Evora

Si quieres tomarte un pastelito rico con café puedes ir a Café Arcada (Plaça do Girado, 7), con vistas a la plaza y desde ahí ver pasar el tiempo, o bien ir a la Pastelería Conventual Pão de Rala. El lugar te va a enamorar por lo antiguo que es, pero lo mejor de todo es su especialidad: El llamado pão de rala, un dulce hecho a base de almendras y calabaza. Dos cafés con dos raciones viene a costar unos 8€. (Rua do Cicioso, 47 – A 400 m de la Capilla de los Huesos- Tel. 351 266 707 778). Visita imprescindible si eres laminer@.

Para comprar vinos de Alentejo estás en el lugar adecuado. En Evora hay infinidad de Wine Bars y enotecas; pero te recomiendo que vayas en primer lugar a la sede oficial de la Rota dos Vinhos do Alentejo. Ubicado en un antiguo convento, es parada obligada si quieres conocer un poco más los vinos de esta región. Hay catas guidas por enólogos donde podrás degustar y probar vinos de la zona. (Praça Joaquim Antonio de Aguiar, 20).

vino_blanco_alentejano

Cartuxa, vino blanco de las Bodegas de Eugenio Almeida