La Sorprendente Braga (Parte I)

Celosias Palacio Raio Braga

Braga es una ciudad repleta de tesoros arquitectónicos, conocida sobre todo por ser el mayor exponente del estilo barroco en Portugal. El estar asentada sobre una vasta formación granítica, evitó que sufriera las consecuencias del devastador terremoto de Lisboa (1755). Hoy, la vida gira alrededor de la Catedral (su broche arquitectónico), un rico casco antiguo y un bullicioso ensanche con potentísimo comercio; todo en un pañuelo, que puedes recorrer perfectamente a pie. Una auténtica sorpresa.

Catedral Braga

Tiene más de 2.000 años de historia, ocupada ya por los celtas en la Edad de Hierro (castros como Citania de Briteiros), y luego por los romanos fundando Bracara Augusta, sede administrativa del Imperio.

Con una importantísima Archidiócesis (la más antigua de Portugal desde el siglo XII), se la conoce como “la Roma Portuguesa”, no sólo por el alto número de edificios religiosos, sino también por ser el mayor centro de estudios religiosos del país, contando con dos importantes Universidades.

Llaman la atención los arcos de piedra construidos por encima de la torre. Según parece, se deben a un intento de «mejorar la arquitectura de la Catedral«, en la época del Salazar.

Torre Catedral de Braga

La  Catedral (románica, con trazas de gótico y barroco).con un órgano espectacular,  la Iglesia de Sta. Cruz y la del Hospital, entras otras, no dejan indiferentes en ninguno de sus detalles, y junto con el gran número de plazas, fuentes y zonas ajardinadas, hacen que nuestro paseo sea un continuo descubrimiento.

Iglesia de San Marcos o del Hospital. Braga.

Iglesia de San Marcos o del Hospital. Actualmente funciona una farmacia en el mismo lugar donde durante muchos tiempo estuvo funcionando la del Hospital.

En las afueras de Braga está el Santuario barroco de Bom Jesus do Monte. Construido en el siglo XVII, da una idea de la importante economía que tenía ya entonces. Atrae a penitentes que suben una inmensa escalinata que simula un viaje espiritual a las alturas, adornada con fuentes que representan los cinco sentidos.

unnamed (5)

unnamed (4)

bomjesus

unnamed (1)

Puedes subir los 670 escalones a pie, o bien en el funicular más antiguo de Europa (1882), que funciona por contrapesos de agua y que en 3 minutos te sube a la gran explanada donde se alza  la iglesia.

Funicular

Cerca también están el benedictino Monasterio de San Martín de Tibaes y la espectacular capilla visigótica de San Fructuoso de Montelios, destruida por los árabes y reconstruida en el siglo XI.

IMG_3355

La ciudad tiene innumerables rincones y puntos con identidad propia, como el Arco de Porta Nova, construido sobre restos de la muralla romana, y la peatonal rua Souto que es la principal calle comercial.

Porta Nova.

Es ideal para deambular y realizar compras. Por esta zona se concentran los bracarenses durante el día, en torno a cafés como «A Brasileira«, una reliquia en la ciudad, integrada en un bello edificio antiguo.

braga edificio a brasileira

A Brasileira

Desayuno en A Brasileira

Ricos cafés, pasteles y dulces, en un ambiente cosmopolita, con decoración modernista y mobiliario original. Es de esos lugares al que vas y siempre vuelves. (Largo do Barão de São Martinho 17).

A la vuelta de la esquina, no te pierdas la curiosisima Casa dos Crivos (Casa de las Celosías) donde toda la fachada es una celosía de madera, que permitía a los habitantes de la casa ver sin ser vistos. Refleja el dominante fervor religioso y de recogimiento que se estilaba en el s. XVII. Hoy es un espacio cultural público. (Rua São Marcos, 94).

Casa dos Crivos, rua Sao Marcos 94 Braga

Celosias Casa dos Crivos. Rua Sao Marcos, Braga

Para comer, está el valor seguro de «Restaurante Cozinha da Sé» al lado de la Catedral. Bordan el Bacalao a Broa (bacalao con maíz), los asados y el “Arroz de Tamboril” (arroz de rape). (R. Dom Frei Caetano Brandão, 95).

cozinha da se braga

En cuanto a construcciones civiles está el Palacio do Raio (1754) con su impactante rococó. Primero fue propiedad de un comerciante y caballero de la Orden del Temple, y luego de Miguel José Raio, que hizo su fortuna en Brasil y luego fundó aquí el Banco do MInho.

BRAGA PALACIO RAIO

Hoy pertenece a la Santa Casa da Misericordia, institución benéfica fundada en el siglo XV para dar apoyo a enfermos y discapacitados, y que tiene el monopolio del juego en Portugal. Dentro acoge una interesante muestra de arte sacro.

fachada Palacio Raio

Como excursiones por los alrededores, sin duda hay que visitar Guimarães y Viana do Castelo.

Hay mucho más que contar y que ver en Braga. Pero eso será objeto del próximo Post.