Un Paseo por Lisboa que nadie te cuenta

Largo Trindade Coelho Lisboa

Un recorrido de toma de contacto para familiarizarse con algunos de los puntos más pintorescos de Lisboa, siempre es interesante. Este paseo que propongo lo puedes hacer a pie sin problema: Son 2.5 Km. que puedes realizar en 2 horas yendo tranquilo, haciendo fotos, viendo los edificios y curioseando los escaparates. Aunque lo puede realizar al revés, creo que es más interesante recorrerlo cuesta abajo…

Empezamos en la Plaza de Amoreiras (Jardín Marcelino de Mesquita)

Con la llegada del Marqués de Pombal a la corte de José I como primer ministro de  1750 a 1777,  implementó amplias políticas económicas para regular la actividad comercial en todo el país. Entre otras acciones aplicó el modelo francés de las Reales Fábricas. Estas manufacturas reales fueron instalaciones industriales creadas para fomentar la economía portuguesa desde la industria y las manufacturas propias, para frenar la salida de recursos del país.

Jarrón en loza vidriada, estilo chinoiserie. Tomás Brunetto, (1767-1771) Real Fábrica do Rato. Museo Nacional Grão Vasco

Jarrón en loza vidriada, estilo chinoiserie. Tomás Brunetto, (1767) Real Fábrica do Rato. Museo Nacional Grão Vasco

Pombal (un erudito de la Ilustración) en su afán de desarrollar las manufacturas nacionales creó en esta colina el Real Colegio de Manufacturas. Formaban parte: Una fábrica de seda, otra de peines, relojes, botones, barajas de cartas, loza y tejidos, entre otros. Este barrio de artesanos se dedicaba a la fabricación de objetos de lujo para el consumo, y tenían a la Casa Real, la Iglesia, la nobleza y la alta burguesía como sus principales clientes.

El nombre de este jardín -Marcelino de Mesquita- es un homenaje al dramaturgo, poeta y escritor del mismo nombre. Sin embargo, es más conocido por el Jardín de las Amoreiras. Diseñado e inaugurado en 1759 por el Marqués de Pombal evoca los 330 árboles (moreras) plantados para la cría de gusanos de seda. La plaza se rodeó de casas de estructura pombalina construidas para alojamiento de los empleados y aprendices que trabajaban en el hilado de la seda.

Desde el parque se entra a la Mãe d’Agua (el depósito Madre del Agua) y al arco final del Acueducto de las Aguas Libres, construido en el siglo XVIII. Aquí se controlaba el caudal de agua que partía hacia chafarizes (fuentes), fábricas, conventos y casas de nobles, razón que explica que se crearan industrias en la proximidad como las fábricas en Amoreiras y la de Loza en Rato.

El Arco das Amoreiras celebra la llegada del agua por el Acueducto das Águas Libres. Construido antes del terremoto por el húngaro Carlos Mardel (1746-1748)

El Arco das Amoreiras celebra la llegada del agua por el Acueducto das Águas Libres. Construido antes del terremoto por el húngaro Carlos Mardel (1746-1748)

Las callecitas traseras de esta poco concurrida plaza, nos alegran la retina con ejemplos de bonitos “hotelitos” de siglos pasados, que hoy son alojamientos con encanto o restaurantes y bares “fashion”.

"Casa Amora", hotelito con encanto escondido en Amoreiras, Lisboa

En «Casa Amora» te enamorará el silencio y el desayuno en su patio

 

Hasta la ubicación de Procopio frente a este patio del siglo XVIII con su fuente y su suelo adoquinado resulta encantador

«Procopio» situado frente a un patio del siglo XVIII con su fuente y su suelo adoquinado

«Procopio«, que presume de ser el cóctel wine bar más antiguo de Lisboa (1972), se encuentra escondido entre estas calles. Para pasar debes tocar una campanilla y entrarás en un amoroso local decorado a modo de “bistrot parisiense”. La música que suena va del jazz a los blues, pasando por la bossa nova. Te esperan cerca de 50 tipos de cócteles!

Pasamos por Rato adentrándonos en Príncipe Real

Siguiendo con el paseo llegamos al Largo de Rato donde tras el terremoto de 1755, se levantó en esta colina un asentamiento en el que malvivían más de 5000 personas, huyendo de los barrios próximos al Tajo que habían desaparecido. Pombal reconstruyó la ciudad y planificó urbanísticamente estos terrenos creando un nuevo barrio.

Llama la atención el bonito palacio de la plaza, sede del Partido Socialista Portugués, que en otros tiempos fue el palacete de los Marqueses de Viana, y antes un convento. Hoy solo funciona la iglesia que pertenecía al convento.

Si no lo conoces, escondido entre tiendas de barrio se encuentra “Casa de Chá Santa Isabel”. El local regentado por unas antiguas monjas Vicentinas está primorosamente decorado con colorido mobiliario en colores pasteles rosa y azul, cuadros naif y recuerdos religiosos aquí y allá. Las «Vicentinas» como se las conoce, tienen la virtud de ofrecer en un ambiente muy cosy el clásico té de las cinco y otras infusiones, acompañado por los clásicos scones ingleses y bolos caseros (bizcochos). A mediodía suelen servir algunos platos a precios simbólicos.

Joyero lupa para lectura en “What Else”. Su larga cadena permite llevarlo también como collar, barrio principe real, lisboa

Joyero lupa para lectura en “What Else”. Su larga cadena permite llevarlo también como collar

Nos adentramos en el Barrio del Príncipe Real por la Avda. de Rua Politécnica, su arteria principal. Junto con sus calles aledañas tienen una oferta de shopping muy amplia. Debes curiosear en sus pequeños brocantes, anticuarios como «Art Now» o en sus tiendas bien surtidas de moda, accesorios y piezas para la casa como “Maison Decor” y “What Else”.

Maison Decor. artículos de la casa y accesorios personales de plena actualidad, Barrio Principe Real, Lisboa

Maison Decor, artículos de la casa y accesorios de plena actualidad

 

ART Now tienda de antigüedades especializada en art decó y vintage en Lisboa

Art Now tienda de antigüedades especializada en art decó y vintage

Clasificado como bien de interés público, el palacete Palmela (hoy Fiscalía General del Estado) cuenta con salones en estuco y pan de oro, y salitas con increíbles trampantojos para crear ilusionismo espacial, conservando cuadros y esculturas de época, porcelanas, esmaltes de Limoges y un pabellón escultórico en el jardín. Puede ser visitado previa cita.

Su imponente puerta principal preludia el suntuoso interior que sorprenderá al visitante. Dos grandes esculturas, la cariátide de la izquierda representa a la «Fuerza Moral» y el atlante de la derecha simboliza el «trabajo» (Obra de Anatole Calmels)

Cruzamos la Plaza de São Mamede con su simpático alojamiento del mismo nombre, el «Antigo Colegio de Nobles«, institución preuniversitaria fundada en el siglo XVIII como formación inicial de los jóvenes nobles. Fue suprimido en 1837 con la implantación del régimen liberal, transformándose en Facultad de Ciencias de la Universidad de Lisboa. Merece una visita su Jardín Botánico diseñado para apoyar la enseñanza de la Botánica y Principios de Agricultura. Las plantas fueron recolectadas de cada lugar del mundo bajo administración portuguesa. Es tranquilo y silencioso a pesar de encontrarse en el centro de la ciudad, y en los días de calor un rincón refrescante gracias a sus pequeños estanques, sus especies tropicales y los grandes árboles de sombra, que producen microclimas especiales.

Frente a él y para disfrutar de una paradita, nada mejor que el emblemático “Cister”, que puede presumir de ser “una confitería de toda la vida” (1828). El escritor realista Eça de Queiroz, hombre de rutinas, desayunaba siempre aquí y realizaba el mismo recorrido: Deambulaba por Príncipe Real y paraba en el jardincillo de São Pedro de Alcântara para acabar por la Baixa. El jardín del Príncipe Real tiene una hermosa vegetación, donde destaca su viejo y enorme cedro, podado a modo de sombrilla gigante y que da una sombra excelente. Su quiosco tiene mucha demanda a última hora de la tarde.

Los sábados por la mañana se celebra un Mercadillo de Productos Biológicos y otro de Antigüedades, el último sábado del mes y el lunes siguiente. Diseñado en 1860 como barrio residencial, la plaza aún mantiene ese aire de opulencia.

Frutas, verduras y plantas aromáticas

Mercadillo de Velharias en Principe Real

Llama la atención “Embaixada” un antiguo palacete neo-árabe de 1877, el Ribeiro da Cunha, convertido en concept store. Cada espacio es un rincón mágico con sus techos de escayola, lámparas doradas de araña y ascensor de época. Un buen lugar donde encontrarlo todo, desde prendas de diseño, a artículos de moda y belleza, muebles vintage y caprichos, muchos caprichos… No querrás salir en horas.

Este palacio esconde algunas de las marcas más interesantes de Lisboa

En tu deambular por la R. Dom Pedro V, déjate caer en “El Pavilhão Chinês”, un mítico bar, casi un mini museo diría yo. Está decorado con piezas de arte y mobiliario de los siglos XVIII, XIX y XX. Su atmósfera romántica y decoración te traslada a épocas pasadas. Tienen un amplio catálogo de tés y cócteles. Es todo una institución. Y en cuanto a restaurantes, aquí se reúnen los restaurantes más in de la ciudad.

A Cevicheria de Kiko Martins, cocina peruana pero bajo un prisma portugués, Principe Real, Lisboa

«A Cevicheria de Kiko Martins», cocina peruana pero bajo un prisma portugués

Llegamos al Mirador de Sao Pedro de Alcantâra, un lugar tranquilo con una privilegiada terraza, desde donde podrás disfrutar del skyline al otro lado de la Baixa: El castillo de San Jorge rodeado de árboles en una colina y los barrios que la rodean: Alfama, São Vicente, Graça. De aquí sale el elevador de  Glória, si quieres llegar a la Praça de Restauradores sin descolocarte un pelo.

Monumento erigido en 1904 y que representa a Eduardo Coelho, fundador del periódico “Diário de Notícias”, que tiene a sus pies un niño con ejemplares del diario

No dejes de entrar en la Iglesia de São Roque, con sus opulentos mosaicos y piedras semipreciosas que adornan la Capilla de São João. Anexado, el Museo de Arte Sacra con la colección de objetos religiosos y tesoros de la vecina iglesia.

Para finalizar en el el Chiado

Bajando llegas finalmente a la Praça Luis de de Camões, conocida como Largo Camões con un monumento construido en honor al poeta. Bulliciosa, siempre abarrotada de artistas callejeros, grupo de turistas y concentraciones de todo tipo. Estás en Chiado, barrio bisagra entre la Baixa y Barrio Alto, pero sin duda uno de los barrios con más movimiento de Lisboa. Es un área de cafés tradicionales como el archiconocido «A Brasileira», café literario que frecuentaba Pessoa, y también donde están la mayoría de teatros de la ciudad: El Teatro Municipal de São Luiz, con una variada programación, el Teatro da Trindade y la Ópera en el Teatro São Carlos.

Largo Camões, punto de encuentro habitual

Largo Camões, punto de encuentro habitual

También es una de mejores zonas para ir de compras. Elegantes comercios de marcas internacionales, pasando por tiendas remodeladas en clave moderna pero manteniendo sus raíces tradicionales. Un entramado de empinadas cuestas donde se esconden mil y una tiendas (desde centenarias a multi espacios).

Productos de siempre como estos jabones comercializados entre 1920 y 1960, con un sutil aroma floral envueltos en etiquetas centenarias, y reeditados en exclusiva para “A Vida Portuguesa”

Productos de siempre como estos jabones comercializados entre 1920 y 1960, con un sutil aroma floral envueltos en etiquetas centenarias, y relanzados en exclusiva para “A Vida Portuguesa”

Tiendas interesantes son “A Vida Portuguesa” que te acerca las marcas portuguesas con solera y que es un resumen la esencia del país, y “Ceramica na Linha”, con una variada y preciosa oferta en loza (delicadas gaviotas para colgar de la pared, platos, jarras, fuentes o bols). Un sueño, y donde su principal reclamo es que compras al peso.

Ceramica na Linha, venda cerámica y vajilla utilitaria al peso en el Chiado, Lisboa

Ceramica na Linha, vende cerámica y vajilla utilitaria al peso

¡Disfruta de tu paseo!

Direcciones de interés

  • «Casa Amora»  Rua de João Penha, 13  – T. (+351) 211923234 reservas@casaamora.com
  • «Procopio»: Alto de São  Francisco, 21 – Horario: 18h00-02h00 / Sábado: a partir 21h00 / Domingo cerrado.
  • «Casa de Chá Santa Isabel»: Rua de São Bento, 700
  • «What Else»: Rua da Escola Politécnica, 219
  • «Maison Decor»: Rua Nova de São Mamede, 30
  • «ART Now»: Rua Nova de São Mamede, 28
  • Jardín Botánico: Rua da Escola Politécnica, 56/58 – Horario: Octubre a Marzo: 9h00-17h00 y Abril a Septiembre: 09h00-20h00  –  Precio: 3€
  • «Confeitaria Cister»:  Rua da Escola Politécnica, 101-107
  • «Pavilhão Chinês»: Rua Dom Pedro V, 89 – Horario: 18h00-02h00 / Domingo 21h00-022h00
  • «A Cevicheria de Kiko Martins»: Rua Dom Pedro V 129 –  Horario: 12h00-24h00
  • «A Vida Portuguesa»: Rua Anchieta, 11 – Horario: Lunes a Domingo: 10h00-20h00
  • «Ceramica na Linha»: Rua Capelo 16 – Lunes a sábado 10h00-20h00 / Domingo: 12h00-20h00

Localización

2 comentarios

  • Enrique Sánchez Díaz

    Apreciada Berta, no sé si conoces en Lisboa el Museo Nacional del Azulejo. Aunque hace bastante tiempo que la visité, me sorprendió gratamente así como otros museos y lugares. Comentarte, además, que soy un fiel seguidor de los dulces conventuales. Ignoro si conoces algunos conventos que lo elaboran. Si es así, nada que objetar, si no, sería interesante descubrirlos y añadirlos a tu blog.
    Un nuevo saludo.

    • Berta Lasuen

      Es uno de mis Museos favoritos, sobre todo en sus orígenes con la escuela sevillana como maestra. Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.