Monsaraz, coqueta villa medieval

Monsaraz es un pequeño pueblo, marcadamente agrícola, situado en la planicie alentejana y a tan solo 30 Km. de suelo español.

Vista panorámica de Monsaraz con el lago de Alqueva al fondo

Vista panorámica de Monsaraz con el lago de Alqueva al fondo

Pero además, realmente Monsaraz es sinónimo de escapada y evasión, uno de esos lugares para desconectar y olvidar el stress diario. Su proximidad a España, su paisaje, su gastronomía y su entorno hacen de este lugar una apuesta segura para un viaje de fin de semana.

Monsaraz, Vista panorámica de Monsaraz con el lago de Alqueva al fondo

Cae la tarde y no se oye un alma. El uso del coche está prohibido entre las 06h00-20h00. Solo tiene una población fija de 50 habitantes, el resto son pendulares

Sin duda alguna es uno de los pueblos más bellos de Portugal. Preservada milagrosamente del crecimiento moderno, con sus puertas ojivales, sus escudos de armas, y balcones de hierro forjado, es indispensable en cualquier visita al Alentejo. El encanto de esta villa medieval, es su homogeneidad arquitectónica y la notable conservación de su arquitectura y sus edificios históricos, pero también por la armonía entre la oscura piedra del suelo y la cal de las paredes, de un blanco nuclear.

El blanco, el negro y el gris son los colores oficiales de este apacible lugar

El blanco, el negro y el gris son los colores oficiales de este apacible lugar

Debido a su privilegiado emplazamiento, esta “vila velha” asentada sobre la cima de un cerro, siempre estuvo ocupada por diversos pueblos desde sus orígenes prehistóricos.

Su primitiva ocupación sería probablemente un castro fortificado, y más tarde romanizada. Los restos hallados en las murallas (s. VIII), atestiguan una invasión musulmana. Reconquistada más tarde por los cristianos, fue entregada a los Templarios como agradecimiento por su ayuda, para que se encargaran de su defensa y repoblación.

Entramos en la ciudad atravesando el arco de medio punto de la “Porta da Vila”, una de las cuatro puertas de acceso a la villa medieval, con una torre campanario a un lado y desde donde disfrutar de un enclave que te permitirá hacer fotos de las espléndidas vistas que la rodean.

Monsaraz tiene cuatro puertas de acceso. La más utilizada es "Porta Velha" con su campanario al lado

Como curiosidad, para comprobar las medidas de los géneros vendidos en los mercados medievales, se grabaron en la jamba izquierda de la puerta de acceso, la “vara” (1,10 m) y el “côvado” (66 cm). Esta entrada da acceso a calles empedradas, empinadas, llenas de vueltas y de encanto, donde te cautiva el silencio y la tranquilidad del lugar.

Detalle de la «vara” y el “côvado” en la jamba del arco de entrada para medir los días de mercado

La Plaza Vieja, en el corazón del pueblo, la circundan construcciones antiguas y desiguales de un blanco reluciente. Tiene mucho encanto su picota coronada con una esfera del universo, su actual Ayuntamiento y sus dos iglesias.

Una, la Iglesia de Misericordia con un bello retablo del s XVI y la otra, la Iglesia matriz, Ntra. Sra. de Lagoa, ocupa un lugar privilegiado. La construcción actual data del s XVI y ocupa el solar que dejó la primitiva iglesia del s XIII.  El espacio interior, de planta prácticamente cuadrada está dividido en tres naves, presidido por un altar dorado con esculturas de S. Agustín y Sta. Mónica. A un lado reposa el túmulo en mármol de Estremoz de Gomes Martins, caballero templario y valido del rey D. Dinis, ejemplar de arte funerario.

Plaça Velha, centro neurálgico de la villa y clasificada como monumento histórico ©Jos Dielis

A la izquierda de la Iglesia matriz está la antigua sede del Paço de Audiências. Como consecuencia del desarrollo administrativo y económico de la villa, durante la Edad Media y Renacimiento funcionó como sala de audiencia, tribunal y cárcel. Aquí se ha instalado el Museo de Arte Sacro, cuya exposición permanente comprende esculturas, imágenes relicarios y documentos históricos del concejo de Monsaraz. En el interior, el propio edificio blanco del s XIV, es una visita muy recomendable

Su antiguo papel de tribunal queda plasmado en este fresco del s XV «O Bom e o Mau Juiz». Una alegoría de la justicia terrenal, entre un juez recto impartiendo justicia (izda.) y otro representando la corrupción humana (dcha. con doble cara, aceptando dádivas y con la vara de justicia rota)

El grueso de los pequeños hoteles boutique están localizados en esta zona de calles tranquilas para que tengas unas noches placenteras.

Monsaraz Los coquetos alojamientos están estratégicamente ubicados en estas calles tranquilas

Los coquetos alojamientos están estratégicamente ubicados próximos a la Plaza Vieja

El paseo termina en la Torre del Homenaje del siglo XIII al final del pueblo, de una curiosa planta pentagonal y rematada con almenas, que desempeñó un papel estratégico como centinela del Guadiana, vigilando la frontera española. Formaba parte de una red de fortalezas para la defensa de la región. Los baluartes del siglo XVII completan las impresionantes defensas erigidas en el contexto de la Guerra de la Restauración. Desde sus murallas, puede divisarse a la distancia el castillo de Mourão al otro lado del embalse. En la actualidad, su patio de armas suele utilizarse para suelta de vaquillas.

Este castillo a 200m. de altura, recibe el merecido nombre de «Nido de Aguilas»

No puedo escribir este post sin mencionar la tienda de Mizette Nielsen y su Fábrica Alentejana de Lanifícios (R. Celeiro, próxima a la entrada principal – T 351 266 179) que fabrica mantas, alfombras y otras prendas artesanales de lana de altísima calidad. Literalmente, me encantan.

Además de proporcionar confort, combinan bien en cualquier espacio

En sus orígenes la Fábrica, fundada a principios del siglo XIX tejía capotes y mantas de lana de oveja, blanca y negra. En esos tiempos los pastores para impermeabilizar las mantas que usaban para protegerse del frío, las engrasaban con una fina capa de aceite (el equivalente en la actualidad a la cera que la inglesa «Barbour» utiliza para preservar sus conocidas prendas de caza).

  • Manta alentejana de Mizette, Fabrica Alentejana de Lanificio
    Las mantas tradicionales alentejanas son de lana y fabricadas en telares. Su dibujo principal son las franjas, las espigas o los dibujos de inspiración morisca
  • Mantas alentejanas de Fábrica Alentejana de Lanifícios - Mizette Nielsen
    Los patrones y colores utilizados están estrechamente relacionados con el Alentejo
  • Sigue utilizando telares tradicionales sobre los que se tejen alfombras y mantas, utilizando únicamente hilaturas naturales de alta calidad
    Sigue utilizando telares tradicionales sobre los que se tejen alfombras y mantas, utilizando únicamente hilaturas naturales de alta calidad
  • Mantas alentejanas de Fábrica Alentejana de Lanifícios - Mizette Nielsen
    Las mantas de Mizette son intemporales y combinan estupendamente con muebles actuales
  • Colores vibrantes del campo
  • En Mizette encontrarás algo de cerámica, echarpes, chaquetas, alfombras y juguetes de madera

Hoy, Mizette, una emprendedora holandesa afincada en Monsaraz desde hace más de 40 años, emplea los mismos telares semi-manuales de madera de entonces, los mismos patrones y sus colores, como el marrón, el rojo, el naranja y el amarillo, están estrechamente relacionados con el campo alentejano.

Verás muchas alfombras y mantas que personaliza variando medidas, patrones y colores según las necesidades del cliente. Continuamente llegan interioristas a este taller y gente del mundo de la moda, como el diseñador japonés Kenzo, por sus magníficas combinaciones en busca de piezas especiales y soluciones creativas. Este año Mizette se pasó por «Fitur», la feria del turismo y en el Stand de Portugal, expuso por primera vez una pequeña representación de sus queridas alfombras.

A la vuelta está “Casa Tial”, una tienda de productos portugueses (artesanía, comida, vino) dirigida eficazmente por una pareja de franceses, todo primorosamente expuesto, ¡donde te llevarías de todo y por su orden!

En el interior de Casa Tial. Una cueva de Alí Babá repleta de productos gourmet portugueses: Licores, chocolates, mermeladas, dulces…

 

Un poco de todo por los alrededores

Artesanía.- Por su cerámica local es muy conocido el pueblo de Sao Pedro do Corval, rico en arcillas rojas. Existe desde la dominación romana y árabe y pasa por ser el primer centro alfarero del país. Junto con Salvatierra de Barros (Badajoz), llevan dos décadas alternándose por primavera en la celebración de la “Feria Ibérica de Alfarería y del Barro, FIOBAR”, evento transfronterizo con el objeto de poner en valor la alfarería, mostrando su valor artesanal y artístico.

Entre la variedad de piezas producidas encuentras de todo un poco: Platos, fuentes, jarras, …. Las tiendas están instaladas a lo largo de la R Primavera, donde que podrás comprar alguna pieza, o ver a los alfareros en plena acción trajinando en el horno. No tiene pérdida.

Megalitismo.- Entre olivares y campos, los alrededores están salpicados de monumentos megalíticos como los menhires de Outeiro, que sugieren ritos de fertilidad (5,6m de alto), Bolhão (con extrañas inscripciones), y el centro ceremonial Crómlech de Xerez, (un menhir con un grupo de piedras menores) que junto con los restos existentes en los distritos de Évora y Portalegre, hacen del Alentejo una región muy interesante para todos los amantes de este tipo de monumentos.

Crómlech de Xerez, centro ceremonial ©Ana Palma

Gastronomía.- En los últimos años, el Alentejo ha experimentado un gran proceso  de industrialización. Grandes grupos, y otros profesionales de la mano de los mejores enólogos se han dedicado a producir vinos de alta calidad. «Herdade do Esporão«, es un ejemplo de ello, donde aparte de comprar soberbios vinos y aceite (DOP Moura), tiene un bonito restaurante con vistas a sus interminables viñas. Absolutamente recomendable para todos los amantes de la buena mesa y del buen vino.

La zona es rica gastronómicamente hablando, motivo que le ha llevado a conservar, desarrollar y potenciar ciertos productos como sus aceites (junto con sus aceitunas machacadas y bien aderezadas), chacinas, rotundos quesos semi-curados o atortados y su repostería de influencia musulmana .

Su gastronomía se caracteriza por sus orígenes humildes y robustos. El pan, el cerdo y el aceite son la base de la cocina, que perfuman con hierbas del campo.

Así tenemos el ensopado de borrego o la açorda alentejana (sopa de pan empapada con un huevo escalfado en caldo caliente con huevo y cilantro). Sin olvidar, los contundentes platos de caza de conejo, liebre, perdiz o jabalí. .

Acompañado de los afrutados y aromáticos vinos, cada vez más apreciados internacionalmente, este guiso tradicional forma parte de la base de la gastronomÌa de esta región.

Cocina mediterránea, rural, pastoril y de ganadería extensiva que pasta en sus dehesas. Ejemplo de ello es el Borrego Ensopado Alentejano (cordero)

Cocina mediterránea, rural, pastoril y de ganadería extensiva que pasta en sus dehesas. Ejemplo de ello es el Borrego Ensopado Alentejano (cordero). Sus orígenes se han fijado en el s VIII, probablemente de origen árabe

El Lago / Naturaleza.- Para finalizar, el lago de Alqueva es una estupenda opción para descubrir la fauna y flora autóctona. Infinidad de caminos y circuitos permiten realizar paseos a pie o en bicicleta.

Para desarrollar el Alentejo y que sus habitantes tuvieran agua para el riegos de los cultivos, se construyó la presa de Alqueva (proyecto que tardó 26 años en completarse). Así nació uno de los lagos artificiales mayores de Europa: 250 km. cuadrados que se extienden sobre más de 80 km., en un territorio con un cálido clima mediterráneo. Hace poco han habilitado una playa fluvial y dispone de muelles de apoyo para deportes náuticos como la vela, ski, piragua, kayak e incluso atraque de barcos, que funcionan como lugar de embarque para paseos turísticos.

La playa fluvial es una opción para los chapuzones veraniegos

Más información en Sem Fim Restaurante & Barco Turístico cuya travesía turística te permitirá recorrer el lago. Está a 2 km al norte de Monsaraz (Rua das Flores, 6A, Telheiro – Tel. +351 96 265 37 11). Antiguamente funcionó como un lagar de aceite. Hoy remodelado, mantiene parte de los instrumentos utilizados en el proceso de elaboración. Una galería de arte anexa completa el espacio.

Si te gustan las experiencias únicas e ir por tu cuenta, otra manera de recorrer el Alentejo es navegar en un barco-casa de alquiler (Amieira Marina, Portel – Tel 351 266 611 173)

Castelo Branco, tradición y modernidad por la Beira Baixa

Estamos en Castelo Branco, capital de la Beira Baixa, a unos 70 Km. de la frontera española (Cáceres) y próxima al Parque Natural del Tajo Internacional. Con una población de unas 56.000 personas (2011) pasa por tener un desarrolladísimo sector agroalimentario, con feria transfronteriza incluida. Destaca la potente industria quesera de alta calidad, que junto con la producción de cereza de la sierra de Gardunha, conocida como el Jerte portugués, genera altos ingresos a la región. Leer más