Cavacas y otros dulces que probar en Caldas da Rainha

Pastas_te-Caldas_da_Raina

A poco más de una hora de Lisboa en dirección norte, se sitúa Caldas da Rainha (90 km), un destino ideal para disfrutar de sus aguas termales y por supuesto visitar la preciosa villa medieval de Óbidos, uno de los pueblos más bonitos de Portugal

A sólo 8 km está la estupenda playa de Foz de Arelho, destino habitual de muchos lisboetas en sus vacaciones. Aquí las playas son largas y completamente abiertas al mar, lo que implica tomar precauciones durante el baño si hay oleaje.

arte_nova_portugues

Caldas da Raínha tiene un importante conjunto de edificios Modernistas, estilo relacionado con la aplicación de nuevos materiales, como el hierro, el vidrio, y el cemento aplicados en forma ornamental. Es costumbre desde el siglo XVI revestir sus fachadas con azulejos

Caldas da Rainha nació y creció por su estación termal, que fue fundada en el siglo XV por la reina Leonor, prima de nuestra reina Isabel I de Castilla. Hay una importante industria cerámica debido a la abundancia de arcilla, y produce la archiconocida loza decorativa de Caldas da Rainha, inspirada en motivos naturalistas.

coloridas_piezas_ceramica

La ciudad está llena de interesantes tiendas (y Outlets) donde encontrarás vajillas enteras, piezas sueltas, y detalles para regalar

De entre todos los artistas, el más popular sin duda, es Rafael Bordallo Pinheiro con sus coloridas vajillas en forma de verduras y frutas. Sus piezas han pasado de la cocina de la abuela a las casas más »trendy». No se hizo millonario entonces, pero posiblemente sea hoy, cuando su marca goza de una envidiable salud.

Un Caldas da Rainha para Chuparse los Dedos

Después de esta pequeña introducción, hoy os vengo a hablar de los mejores dulces de la ciudad, que cada vez que vuelvo por aquí, voy y pico.

Caldas da Rainha es conocida por sus vinos y gastronomía con productos del mar y de la tierra, pero sobre todo por su repostería tradicional, donde la combinación de sabores «de toda la vida» con la calidad de los productos, dan como resultados ricos y sabrosos dulces elaborados como antaño: «Cavacas das Caldas», «Beijinhos» y «Trouxas de Ovos».

dulces_lusos

«Suspiros de amêndoas» que se funden en tu boca

Junto con sus afamados almendrados a base de merengue y almendras, aquí llamados «Suspiros de Amêndoa» son la delicia de cualquier goloso, acompañados de una Ginjinha, un Carcavelos que es un vino generoso de la zona, o de un vino de Oporto, complemento perfecto para la sobremesa y el café.

Las Cavacas, un Dulce con Historia

Las «Cavacas» de Caldas son los dulces más populares, y que generan una gran atracción entre los turistas y de aquellos que vienen a seguir tratamientos termales. Su origen data de finales del siglo XIX en la cercana aldea de São Gregório, donde nacieron las hermanas Rosalina y Gertrudes Carlota. Ambas eran reposteras en la corte del rey D. Carlos I (antepenúltimo rey de Portugal, asesinado en Lisboa en 1908).

confiteria_portuguesa

Cavacas de Caldas da Rainha, la reina de los dulces

Tras el regicidio regresaron al pueblo, y comenzaron a vender en las inmediaciones del Balneario de Caldas da Rainha los mismos dulces que le hacían al rey, pero esta vez a un creciente turismo termal que en el periodo de la «Belle Epoque» se había puesto muy de moda, gracias a las constantes visitas de la familia real y de la alta sociedad portuguesa. Desde entonces, las «Cavacas» junto con las lozas de Bordallo Pinheiro se han convertido en el símbolo de la ciudad.

dulces_tradicionales

Cavacas y Beijinhos de la Pastelería «Baia, o Rei das Cavacas»

Las «Cavacas» tienen una forma redondeada, están hechas de masa choux, quedando ligeras, esponjosas y huecas por dentro. La parte superior tiene una glasa blanca, es resistente y crujiente. Se caracteriza por estar aromatizada con un ligero sabor a limón. Los «Beijinhos» también llamados «Cavaquinhas» de la misma época, son una réplica de las Cavacas, pero en formato mini y con una fina cobertura de azúcar y limón.

Pastelerías Centenarias en Caldas: Décadas dedicadas a los Oficios del Dulce

La pastelería Machado está situada a pocos pasos del Parque D. Carlos I y presume de ser la más antigua de Caldas da Rainha e incluso de Portugal. Comenzó su actividad en el siglo XVIII (antigua «Casa Fausta») y su interior mantiene aún la estética de los años 50, lo mismo que el papel y cajas de envoltorio. En sus mesas se gestó parte de la actividad artística e intelectual de esta ciudad, y tiene además la particularidad de que la fachada está decorada con azulejos diseñados por Manuel Gustavo Bordallo Pinheiro, hijo del artista Rafael Bordallo Pinheiro.

Pasteleria_tradicional_lusa

Pastelería Machado (Casa Fausta) entonces….

Machado_visita_obligada

Pastelería Machado hoy. Mantiene su vigencia y es visita obligada

Bolsas_diseno_vintage

En la década de los 50, la publicidad de basaba en formas geométricas y dibujos

Con sólo azúcar y yemas de huevo, sabiamente elaboradas y con bastante paciencia y tiempo, se hacen las “Trouxas de Ovos”. No se conoce su origen de ni cuándo aparecieron exactamente, pero a finales del siglo XIX el escritor Eça de Queiroz ya elogiaba este exquisito dulce conventual.

dulce_conventual_luso

Las «trouxas de ovos» es un dulce conventual que sólo se elabora con azúcar y yema de huevo

La Pastelería «Baia, O Rey das Cavacas» frente al Hospital Termal lleva la friolera de tres décadas elaborando confitería tradicional que aún conserva técnicas de producción manual. De su obrador salen «Cavacas» y «Beijinhos», aunque las «Trouxas de Ovos» son su producto estrella.

Pasteleria_de_toda_la_vida

Frente al Hospital Termal, «Baia, O Rei das Cavacas»

Dulces Tradicionales en el Mercado

Y finalmente, el colorido y pintoresco Mercado al aire libre de la Praça da Fruta que lleva asentado en el mismo lugar desde el siglo XV, atrayendo a productores agrícolas locales con sus productos más frescos y más genuinos. Antiguamente, las antiguas «Cavaqueiras» vendían sus «Cavacas» en grandes cestas de mimbres en la estación del tren, lugares de paso, romerías y por supuesto en el Mercado.

Pasteis de Feijão del mercado de Caldas da Rainha

Pasteis de Feijão

Hoy, son unos cuantos puestos los que ofrecen los dulces regionales, entre los que destaca el Pastel de Feijão. Originario de la cercana ciudad de Torres Vedras, tras este exótico nombre se esconde una masa hecha a base de alubia blanca -prácticamente inapreciable- almendra rallada, yema de huevo, azúcar y limón, y que aunque resulte sorprendente, agrada a todo el mundo. 

Localización y Direcciones

  • Pastelaria Machado: R. de Camoes, 41
  • Baia, O Rei das Cavacas: R. da Liberdade, 33
  • Mercadillo diario de 07.00-15.00 en la céntrica Praça da República (conocida como Plaza de la Fruta)

Posts Relacionados

El interesante triángulo de Caldas da Rainha-Foz de Arelho-Óbidos

Óbidos, una de las joyas de la corona lusa

Caldas da Rainha, romance con la cerámica portuguesa con outlets incluidos

Rafael Bordallo Pinheiro, genio y figura hasta la sepultura

Regreso a la Edad Media: Cós, Convento con Historia

Exterior_convento_Cos

Monasterios con Historia

Cuando visité por primera vez la zona de Alcobaça realizando la Ruta de los Monasterios en la región Centro de Portugal, quedé impresionada al poder contemplar los más bellos edificios religiosos de Portugal, expresión de ese catolicismo tan enraizado en todas sus expresiones artísticas que existe en la región. Ni que decir tiene que cuando paseé por el casco antiguo de ciudades como Alcobaça, Batalha o Tomar, me perdí entre sus calles imaginando historias de la época medieval, de los templarios, de los monjes cisterciense, de caballeros y damas en sus castillos.

Pero también, la hora de picar algo dulce se hizo una delicia, pues estuviera donde estuviera siempre había un dulce conventual distinto por probar, como el esponjoso «Pão de Ló» (bizcocho) como el que tienen en ALCOA, pastelería que lleva desde 1957 ofreciendo el mejor sabor para endulzar nuestros mejores momentos. Fue un viaje inolvidable.

  • dulce_premiado
    Las monjas utilizaban las claras de los huevos para planchar y crearon ricas recetas para aprovechar las yemas
  • pao_de_lo_alcobaca
    Pão de Ló, dulce conventual, un bizcocho ligero y súper esponjoso ©casanaaldeia

Descubriendo el Convento Medieval

Conocido por el Convento de Cós, la historia de lo que fue esta comunidad es dilatada. Sus orígenes se remontan según unos, hacia 1241 debido a una agrupación de mujeres devotas que ayudaban en las tareas de limpieza del cercano Monasterio medieval de Alcobaça, como el lavado de la ropa de los frailes y otros menesteres. Otros, dicen que fue en 1279 cuando D Fernando, Abad de Alcobaça, cumpliendo una cláusula testamentaria del rey Sancho I de Portugal, levantó este templo dirigido especialmente a todas aquellas viudas que quisieran llevar una vida piadosa

Quiera que fuera, esta comunidad de monjas bernardas, dependiente administrativa y económicamente de Alcobaça, con el tiempo se convirtió en uno de los conjuntos monásticos más importantes de la región y el más importante sin duda de la rama femenina de la Orden de Cister.

En los mejores momentos de su historia este cenobio llegó a albergar a una centena de mujeres, que habían optado por una vida en penitencia por vocación espontánea o impuesta para servir a alguna estrategia de intereses paternos y también como refugio de damas de la nobleza que se instalaban en calidad de «pensionistas» y que gozaban de total libertad para visitar a su familia o viajar a la Corte para ver al Rey. El Convento contaba con espacios anexos para instalación de invitados, personal de apoyo, bodega y granero.

Su ubicación cumplía todos los requisitos del Císter para fundar un nuevo monasterio: Agua potable abundante y permanente para uso doméstico y riego agrícola por su proximidad con el río Cós, estar en un lugar apartado y sus 4 hectáreas de tierras cultivables para autoabastecerse. 

Hoy, lo que antiguamente eran los graneros y bodegas son dependencias de artistas locales, y venta de cuadros y cestería artesanal portuguesa, donde destacan los famosos bolsos tradicionales que se realizan a partir de junco teñido.

Bolso_mimbre_portugues

Bolso de junco siguiendo la tradición portuguesa

La vida monástica se desarrolló sin interrupción hasta 1834, año en el que las monjas fueron exclaustradas, de acuerdo con el decreto de disolución de las órdenes religiosas, firmado por la reina liberal María II.

Convento de suntuoso interior  

De la primera edificación medieval no queda resto alguno, quedando solo en pie la iglesia, la sacristía y vestíbulo, fruto de trabajos realizados sobre todo en los siglos XVI y XVII que dan testimonio de la riqueza de lo que fue esta comunidad, junto con la zona de los dormitorios, tres pisos destrozados por la invasión napoleónica y los múltiples pillajes tras la desamortización eclesiástica. El exterior de un aspecto sobrio y austero contrasta con la ornamentación suntuosa de su interior.  

 

azulejo_figura_avulsa

Revestimiento de azulejo de figura avulsa en el coro. Esta denominación se debe a que la figura representada flota solitaria en el espacio del azulejo, complementada tan solo con un adorno que se repite en las cuatro esquinas de la pieza

La realeza y nobleza mantuvieron un interés especial en Cós, como demuestran los maestros que aquí trabajaron y las magníficas obras patrocinadas por ellos. Dotada de una única nave de 50 metros de longitud, las paredes laterales están revestidas de paneles de azulejos de alta calidad. Entre los aspectos más destacados se encuentran los techos artesonados de la nave, el coro y la sacristía revestidos con 80 casetones de madera policromada que muestran alusiones a los santos, a la Virgen María y otros símbolos alegóricos relacionados con el Císter. 

 

pintura_de _epoca

Detalle de la pintura polícroma de Pedro Peixoto, que también realizó encargos en Braga y en Peniche

Expresión del «horror vacui», un gran altar del siglo XVII donde una gran cantidad de adornos invade toda la superficie. Estamos en pleno barroco y este periodo en Portugal es notable. Sus cuatro columnas salomónicas son las encargadas de dar al retablo una disposición más escultural que arquitectonica, más dinámica y plástica que estática, que se prolongan al ático en forma de arquivoltas que acompañan hojas de vid y racimos de uvas trepando por sus fustes, combinadas con «puttis» y otros ornatos.

 

interior_nave_cos

Panorámica de la iglesia ©Bosc d’anjou

Finalmente, entre las pinturas, destacan las telas alusivas a la vida de San Bernardo y un cuadro de la sevillana Josefa de Óbidos, una monja que colgó los hábitos, una rareza en la época ¡para dedicarse a la pintura! En su obra están las huellas de Zurbarán.  En el exterior, realzando la entrada, se encuentran las estatuas de San Benito y San Bernardo. 

 

coro_iglesia_cos

Interior del coro desde donde cantaban los oficios divinos

 

Reja_separadora_coro

Reja que separa el coro de los feligreses

El coro está formado por un conjunto de sillería, en dos niveles.Tras una reja de madera en talla dorada y azul verdoso, se encuentran 106 sillas, magníficamente talladas y admiradas por los amantes del arte. En el lienzo del fondo del coro se encuentra una puerta de estilo manuelino, compuesta por dos esferas armilares (astrolabio esférico usado por los marineros lusos en su era de los descubrimientos), armas reales y una cruz de Cristo.

 
Rejas_iglesia

Detalle de las rejas en perfecto estado aún sin restaurar

 

puerta_manuelina_convento_cos

João de Castilho, arquitecto de origen cántabro, autor de esta puerta manuelina. Otras obras suyas son: los Jerónimos de Lisboa y el Convento de Cristo en Tomar; considerado el mayor arquitecto portugués del siglo XVI ©E Barrento

La sacristía está revestida por 10 paneles de azulejos azules y blancos que muestran escenas de la vida de Bernardo de Claraval, junto con un interesante lavatorio milagrosamente en pie. 

 

magnificos_artesonados

En el interior de la sacristía ©A Maianos

 

lavamanos_sacristia

Lavatorio de la sacristía. El revestimiento de la pared está en un plano, pero con el trampantojo que se crea al dibujarlo produce una ilusión óptica, dando la sensación de que el lavatorio está encajado en esa falsa hornacina

El convento, clasificado como Inmueble de Interés Público desde 1946 por la riqueza de sus elementos decorativos barrocos, forma parte de una ruta monástica junto con el Monasterio de Santa Maria de Alcobaça y el Monasterio de Santa María da Vitória en Batalha, finalizando en Tomar, con el paradigmático Convento de Cristo.

Termina la jornada haciendo shopping en Outlets

Esta zona reúne un número significativo de Outlets de menaje de cocina, vajillas y cristalerías, de estupendisimas marcas, a precios más económicos de lo habitual. Date una vuelta, no defrauda. (Dirección al final del post)

outlets_economicos

Las vajillas de gres soportan sin problema condiciones de temperatura extrema en hornos, microondas y congeladores

Y como alojamiento, un hotel campestre «muy fin de siècle»

Entre Alcobaça y Nazaré una antigua granja agrícola reformada es ahora un hotel campestre total, una maravilla de la simplicidad y el »rural-chic». El Hotel Quinta do Campo es el punto de partida ideal para explorar la región central de Portugal. Única de las diez Granjas Agrícolas levantadas por los Monjes del Císter en el siglo XIII durante la construcción del Monasterio de Alcobaça, que aún sigue en pie.

lanzas_batallas_napoleonicas_quinta_do_campo

La cercana región de Torres Vedras desempeñó un papel esencial en las líneas de defensa de Lisboa contra las tropas de Napoleón. Aquí descansaron las tropas francesas, y se dejaron sus lanzas camino de la batalla…

Reconstruida en el S. XIX, dispone de ocho habitaciones con salas de estar y biblioteca decorado con muebles de época, con chimenea y jardines, muy en el estilo «Downton Abbey». Para una estancia más íntima y autónoma, dispone de diversos apartamentos de una o dos habitaciones, o tipo estudio, con cocina completamente equipada. Es una opción excelente como punto de partida para explorar la región Central de Portugal. Las playas de Nazaré se encuentran a 5 km, el Monasterio de Alcobaça a 7 km  y el Monasterio de Batalha a 20 km. !Todo en un pañuelo!

 

acogedora_sala_estar

Sala de estar con mobiliario de época, muy «comfy»

 

inmensa_bilbiotea

En la biblioteca de Quinta do Campo dan ganas de leer y no salir !

Localización 

Horario del Convento:
de martes a sábado 09h30-12h30 | 14h00-18h00  –  domingo 14h00-18h00
Visitas guiadas gratuitas. Se recomienda entregar una propina al guía al finalizar la visita

Teléfono: (+351) 969 642 970

Otras direcciones

  • Hotel Quinta do Campo R. Carlos O`Neill 20, 2450-344 Nazaré. T 351 262 577 135
  • SPAL Ponte da Torre, Valado Dos Frades, Alcobaça. T 351 262 580 400
  • Alcoa Praça 25 de Abril 44, Alcobaça. T 351 262 597 474 (frente al Monasterio de Alcobaça)

Posts Relacionados

Conociendo un Poco Más el Mundo del Vidrio y la Porcelana

El interesante triángulo de Caldas da Rainha-Foz de Arelho-Obidos

ceramica_caldas_rainha

Escapada a Caldas da Rainha

Cuando me preguntan dónde ir en un fin de semana largo a Portugal para conocer otros lugares que no sean los clásicos Algarve, Lisboa y Oporto, siempre recomiendo viajar hacia la zona Centro Oeste, una región repleta de interesantes recursos turísticos (patrimoniales y de naturaleza) y descubrir Caldas da Rainha y su entorno, ciudad singular, conocida por ser una ciudad balneario desde la antigüedad.

casas_caldas_da_rainha

Calle típica de Caldas da Rainha

viviendas_modernistas_Caldas_da_Rainha

Caldas da Rainha está llena de casas modernistas decoradas en vistosos azulejos

Descubriendo Caldas da Rainha

Con sus cercanas y magníficas playas conocidas como la Costa da Prata, un clima privilegiado con una temperatura media anual de 15ºC y 20ºC en verano, excelente gastronomía, y una rica oferta cultural y de ocio, esta región es un excelente destino, no solo en verano, sino que cualquier época del año es un buen momento para visitarla.

En el siglo XV la Reina Dª Leonor, esposa de D. Manuel I, después de haber experimentado los beneficios de sus aguas termales de aguas sulfurosas, ordenó la construcción de un hospital, alrededor del cual se formó la población, que con el tiempo fue creciendo, siendo conocida como «Caldas da Rainha», que traducido sería «Los Baños de la Reina».

pasillos_hospital_termal_caldas_da_rainha

En el interior del Hospital Termal © H Raky

Entre sus atractivos se encuentra un interesante conjunto arquitectónico modernista (Arte Nova) que se desarrolló entre finales del siglo XIX y principios del XX. El boom de las termas cada día más populares debido sobre todo a la llegada de la realeza en 1892 (Rey D. Carlos y Reina Mª Amalia) y de la elite nacional, junto con el desarrollo de un ensanche que se extendió hasta la línea de ferrocarril, promovieron un periodo de expansión del centro histórico de la ciudad.

El Modernismo y la producción cerámica de Caldas da Rainha

El ferrocarril que unía Lisboa con Leiria, pasando por Torres Vedras y Caldas da Rainha se inauguró en 1887, facilitando el acceso del turismo termal, el incipiente turismo de playa con destino a Foz de Arelho y el desarrollo de la ciudad como polo industrial, especialmente de cerámica. La gente acudía entusiasmada a la «Fábrica de Faianças» donde podían ver de cerca el trabajo creativo del artista Bordallo Pinheiro e hijos, produciendo todo el espectro cerámico: Desde vajillas a piezas decorativas pasando por azulejos para paredes y suelos, tejas y ladrillos.

estacion_tren_caldas_rainha

Estación Ferroviaria de Caldas da Rainha

En 1924, la Fábrica Aleluia de Aveiro decoró la estación con paneles de azulejos bicromáticos representando imágenes de la ciudad o personajes vinculados a ella como Rafael Bordallo Pinheiro.

bordallo_pìnheiro_taller_caldas_da_rainha

Bordallo Pinheiro modelando en su atelier

Caldas da Rainha asistió a una interesante revolución urbanística que transformó la ciudad sentando las bases de lo que es actualmente.

Se crearon nuevas calles, se renovaron edificios y se hicieron otros nuevos, introduciendo en ellos elementos decorativos novedosos relacionados con la Arquitectura Modernista (Arte Nova), y la revolución industrial, como el azulejo, el hierro y el cristal,

Ciertamente se pretendía captar la demanda que llegaba y que necesitaba alojamientos donde instalarse, pero también había una intención de captar nuevos residentes atraídos por el desarrollo de la ciudad.

Las principales casas de producción cerámica como Viúva Lamego, Sacavém, Vista Alegre y Aleluia suministraron los materiales para las obras que fueron empleados con una gran creatividad, como se puede ver en diferentes edificios.

Ejemplo de ello lo he encontrado en la Rua Capitão Filipe de Sousa, nº 52 donde un bello friso de azulejos hechos a mano recorre la parte superior e inferior de la vivienda. Lo realizó la Fábrica de Sacavém (10–3-1920), que fue una de las más importantes fábricas de producción cerámica lusa (azulejos, loza).

fachada_modernista_caldas_da_rainha

Paseando descubres estas bellisimas fachadas Arte Nova

Además, la utilización de hierro en la estructura y algunos detalles de cantería en puertas y ventanas, que junto unos grandes ventanales para aprovechar mejor la luz, hacen de esta casa un bello ejemplo de la arquitectura del momento. Desde la Oficina de Turismo salen visitas guiadas por la ciudad recorriendo con su «Rota da Arte Nova» los edificios más representativos. (Praça República – T. 351 262 240 005)

azulejo_multicolor

Azulejos de la extinta Fábrica de Sacavem (muy apreciados)

Caldas da Rainha, es famosa además por la loza artística del ceramista, escritor y periodista Rafael Bordallo Pinheiro con forma de col y otras verduras y frutas revestidas de esmaltes vítreos de todos los colores, predominando el amarillo, siena tostado y verde, siempre fina, elegante, y sobre todo, realista. Junto con Aveiro está considerada la capital de la cerámica en Portugal.

menaje_bordallo_pinheiro_caldas_da_rainha

Las cenefas exteriores están decoradas con motivos vegetales. El verde siempre llena de vida las mesas y transmite una agradable sensación de frescor y positivismo

Direcciones imprescindibles en Caldas da Rainha

La mayoría de sus hoteles se encuentran en el centro y te permiten ir andando a todos los sitios de esta agradable ciudad, pero ninguno como el Hotel «Sana Silver Coast«, que en su momento  fue sinónimo del lujo y sofisticacion (fué el primer hotel en incorporar cuartos de baño en las habitaciones), frecuentado por la élite de la época (visitantes españoles -sobre todo extremeños-, artistas, escritores, aristocracia y familia real).

Este emblemático Hotel que se inauguró en 1870 y que entonces se llamaba «Lisbonense«, y que abría sus puertas entre abril y enero con la temporada, se convirtió en motivo de orgullo para sus habitantes, celebrándose aquí todos eventos culturales de la época: Bailes, saraos y obras de teatro. La reciente moda de tomar baños de solaumentó también la demanda del Hotel.

hotel_cosmopolita

Hotel Sana Silver Coast en Caldas da Rainha

Con el paso de los años, las termas cayeron en desuso y el Hotel Lisbonense vivió horas bajas. Hoy de la mano de la cadena Sana está nuevamente «up and running» como dicen los ingleses.

parque_inmenso_obras_arte

El Parque acoge once esculturas en distintos estilos, uno de sus atractivos

El Sana Silver Coast tiene vistas directas al romántico Parque Don Carlos I, creado en 1889 junto al hospital termal, y que cuenta con variados espacios como un estanque, canchas de tenis de tierra batida, templete de música, terrazas, esculturas, sin olvidar el Museo Artístico José Malhoa, que reúne una colección de pintura y escultura de los siglos XIX y XX.

estanque_cisnes_barcas

Pequeño estanque repleto de cisnes, patos y gansos

estatua_parque_caldas_da_raina

Destila sentimentalismo

Y para comer, dos direcciones donde sirven platos tradicionales de cocina portuguesa: Uno es «O Selim» un reducido y entrañable local, donde en un ambiente familiar, presentan platos «de los de siempre» como el arroz de tamboril, la açorda de camarão o el bacalhau à Selim (R. do Parque 17), y el otro «Tacho» (Tv. do Parque, 15) donde degustar platos como este «Choco Grelhado«.

matrimonio_duenos_restaurante_O_Selim

Adelaida y Abel Vinagre, llevan casi 30 años regentando «O Selim». Un buen servicio, donde cada cliente es tratado como «un amigo», es el secreto de su éxito

gastronomia_lusa

Choco Grelhado con Patatas. Restaurante Tacho

En la Playa de Foz de Arelho

De ahí a Foz do Arelho, un pueblo litoral a 8 km. de Caldas da Rainha con una gran playa en la que confluye la Lagoa de Óbidos gran entrante natural del mar, de una gran riqueza avifaunística, cuya desembocadura va cambiando cada año por efecto de las mareas y de las olas del Atlántico.

La laguna (que mide ca. once kilómetros de largo por cuatro de ancho) era por su fácil embocadura en el Océano, puerto de refugio y punto por el cual Obidos estaba amenazado siempre de invasores. Así se explica que desde remotos tiempos Obidos estuviese fortificada por altas murallas.

deportes_vela_playa_foz_arelho

Practicando deportes de vela

Se puede elegir entre las aguas frescas del océano para el surf o el kite y las más mansas y cálidas de la laguna, ideal para familias. Es además el lugar perfecto para iniciarse en el mundo de la vela, el windsurf, el piragüismo y el SUP (stand up paddle) ahora tan de moda.

Y para picar algo, nada como el simpático “Covão de los Musaranhos”, con una agradable terraza sobre la laguna donde podrás tomar un rico plato de “almejas a Bulhão Pato” cogidas de la laguna acompañadas de una «Imperial» que es como llaman a una caña por estas latitudes (Quinta do Bom Sucesso, 2510-663 Óbidos. T +351 262 969 93).

terraza_comer_en_naturaleza_ria

Terraza de Covão de los Musaranhos

En lo alto del monte, imponente, el Hotel Inatel, desafiante al viento y con vistas espectaculares hacia la playa, es una opción muy interesante para descansar unos días a borde de mar. (R. Francisco Almeida Grandela 17, 2500-487 Foz do Arelho, Portugal – T+351 262 975 100)

hotel_frente_mar_foz_arelho

Hotel Inatel en Foz de Arelho

En el paseo marítimo hay alegres kioscos y unas cuantas terrazas abiertas todo el día, con vistas preciosas al mar.

Kiosco_vintage_playa_foz_arelho

Kiosco «fin de siècle». El empedrado portugués de la acera se viene usando desde el siglo XV. Suelen ser piedras calizas y basalto formando mosaicos

Cerca se encuentra el complejo «Praia d’el Rey Golf & Beach Resort» entre Óbidos y Peniche, que cuenta con un campo de golf de 18 hoyos, hotel y villas unifamiliares, ideal para  recargar pilas.

chalets_campo_golf

Chalets a 250 m. del mar en pleno campo de golf

Y finalizamos en la villa histórica Obidos

La medieval villa fortificada de Óbidos, está a 15 km. hacia el interior. Sus estrechas calles adoquinadas, sus radiantes casas blancas, con patios de donde escapan ramas de buganvillas y rosales, invitan a un recorrido sin prisa. La villa se la ganó Alfonso Enríquez, primer rey de Portugal á los moros en 1148.

calles_empedradas_obidos

Calles estrechas medievales

Un dédalo de calles terminan en lo alto donde se alza un Parador construido sobre un antiguo castillo, y donde podrás disfrutar de unas estupendas vistas.

Soy una apasionada de esta región, es imposible no serlo. Si te interesa saber más, no te pierdas otros posts publicados sobre este destino.

calles_medievales_obidos

Coloridas y estrechas calles

Posts relacionados

Óbidos, una de las joyas de la corona lusa

Caldas da Rainha: Romance con la Cerámica Portuguesa (con Outlets incluidos)

Rafael Bordallo Pinheiro, genio y figura hasta la sepultura

Localización

Óbidos, una de las joyas de la corona lusa

Clasificada como Monumento Nacional, Óbidos es una pintoresca villa medieval que conserva todo su encanto secular “absolutamente de postal”. Se encuentra a una hora al noreste de Lisboa  (90 Km.) y a pocos kilómetros del Océano Atlántico.

A medida que te vas acercando en coche, su silueta altanera de vieja fortaleza se yergue de forma majestuosa.

Clasificada como Monumento Nacional, Óbidos es una pintoresca villa medieval que conserva todo su encanto secular “absolutamente de postal”. Se encuentra a una hora al noreste de Lisboa y a pocos kilómetros del Océano Atlántico

Vista desde el castillo de Óbidos

Tras su magnífica muralla de almenas del siglo XII se yergue el castillo, surcado por estrechas calles, campanarios, pequeños jardines amurallados, floreadas calles adoquinadas y casas señoriales.

Calles adoquinadas, casas blancas con bordes en colores radiantes

Calles adoquinadas, casas blancas con bordes en colores radiantes

Su casco medieval magníficamente preservado, con su fortaleza, iglesias y monumentos históricos, junto con un clima moderado, la convierten en uno de los lugares más visitados de la zona centro de Portugal.

A cada paso surgen pintorescos rincones en Obidos

A cada paso surgen pintorescos rincones

De visita por Obidos

Su visita requiere aproximadamente una mañana. Recomiendo llegar temprano, mejor antes de las 10h00 si puedes, para no tener que esperar por los autobuses y los grupos que empiezan a llegar sobre esa hora. Es un destino muy popular, pero bonita y que merece la pena visitar.

A cada paso surgen pintorescos rincones

Si llegas en coche, deberías aparcar fuera del recinto amurallado en un aparcamiento próximo a la Porta da Vila, puerta de entrada principal a Obidos. Destaca su capilla-oratorio adornada con una barandilla barroca azulejos esmaltados del siglo XVIII en tonos azules y blancos con motivos alegóricos a la Pasión de Cristo. En Semana Santa se decora con palmas.

Atravesada la puerta, puedes seguir por la Rua Direita o subir las escaleras que te llevan a la muralla. Si la falta de barandillas no te echa para atrás, puedes pasear 1.5 km. por su camino de ronda.

La Rua Direita, la calle principal de Óbidos, conecta la Porta da Vila con la puerta del castillo, a lo largo de la plaza Santa María. La actual calle ha sufrido transformaciones, quedando ocultos muchos de los antiguos portales góticos de los edificios. Hoy son muchos sus innumerables comercios con artículos, que van desde espadas templarias de madera, cerámica, dulces, bordados y encajes.

  • Dulces de Óbidos "Beijinhos" para los lamineros
    Dulces de Óbidos "Beijinhos" para los lamineros
  • Tienda de cerámica en la Rua Direita, Obidos.
    Tienda de cerámica en la Rua Direita, Obidos.
  • Fuentes de cerámica con forma de pescado
  • Quesos "Pasto da Vila", fabricación artesanal y venta de queso fresco y curado de leche de cabra fresca
    Quesos "Pasto da Vila", fabricación artesanal y venta de queso fresco y curado de leche de cabra fresca
  • Coloridos tazones del desayuno para empezar el día

Lejos de este bullicio mercantil, las pequeñas calles perpendiculares extremadamente limpias y pulcras ofrecen rincones más serenos e idílicos, de casas encaladas ribeteadas en ocre o azul, con escaleras de guijarros y macetas con geranios. Lo cierto es que abundan coquetos rincones para fotografiar y llevarte como recuerdo a casa.

Sus callejuelas te invitan a perderte

Sus callejuelas te invitan a perderte

Fundada por los celtas en el 308AC, Óbidos fue conquistada por los romanos en el siglo I y ocupada por los musulmanes en el siglo VIII. El castillo fue inicialmente un puesto militar romano y posteriormente fortificado por los musulmanes. Ya en 1148 fue reconstruido por el rey Afonso Henriques, primer rey de Portugal, tras su reconquista. Hoy es una Pousada (la primera que se hizo en Portugal).

Hotelito con encanto

Hotelito con encanto

A las faldas está el Paço dos Alcaides, un palacio de estilo manuelino (destaca su escudo heráldico sobre la entrada y sus ventanas geminadas) y la cercana Rua do Coronel Pacheco, donde se localizaba entonces la medina de la villa. Por esta zona hoy se encuentran la mayoría de hoteles con encanto. A esta altura se accede a la Puerta del Valle, otra de las antiguas puertas de acceso a la villa y bastante menos conocida.

Pegada a las murallas verás la iglesia de Sao Tiago que viene con sorpresa. Entre imágenes de santos y pinturas… hoy ya desacralizada tras la desamortización de 1830, es la “Librería Santiago”.

Óbidos Villa Literaria. En el interior de la Iglesia de Santiago

Óbidos Villa Literaria. En el interior de la Iglesia de Santiago

Encontrarás no solo las últimas novedades sino también libros de segunda mano. Resulta interesante comprobar qué otros usos se le pueden dar a un templo.

Su Iglesia de Santa María tiene un interior sencillo y luminoso, con techos decorados con maderas policromadas, y paredes revestidas con azulejos azules y blancos del siglo XVII. En el presbiterio, destaca el retablo “Matrimonio místico de Santa Catalina” realizado por la sevillana Josefa de Óbidos, uno de los pocos casos de mujeres pintoras “autónomas” que alcanzaron la fama en pleno siglo XVII. Llegó a Obidos cuando era muy joven y aquí se quedó.

Cerca está el Museo Municipal construido sobre una casa señorial del siglo XVIII. Muestra tallas antiguas, la obra de Josefa de Óbidos y documentos de la Guerra de Independencia.

Infantas españolas se pasearon por sus calles 

A Obidos también se la conoce como la “Villa de las Reinas” por ser presente de boda de todas las reinas consortes, tradición que duró hasta 1834. Curiosamente ha estado vinculada a infantas españolas por matrimonio en tres ocasiones.

La primera cuando el rey Alfonso II la entrega a su mujer la castellana Doña Urraca de Castilla, hija del rey Alfonso VIII de Castilla y Leonor de Plantagenet. La villa quedó bajo su jurisdicción, un privilegio garantizado a las reinas portuguesas, por el que ellas recibían rentas anuales para los gastos y mantenimiento de su corte.

En Obidos haces un viaje atrás en el tiempo, a una época de caballeros, infieles y batallas

En Obidos haces un viaje atrás en el tiempo, a una época de caballeros, infieles y batallas

Ya en 1282, el rey D. Dinis se la concedió a la joven Isabel de Aragón, de esmerada educación palaciega y nieta de Jaime I el Conquistador.

Más adelante en el tiempo, Catalina de Austria (hija de Juana de Castilla y Felipe el Hermoso) casada con Juan III recibió Obidos como señorío propio. Catalina, con una fama cristiana que le precedía, ayudó a lo largo de su vida al necesitado (la piedad era el patronazgo de la mujeres del Renacimiento) y asumió el coste de proyectos arquitectónicos de interés para la comunidad. En el marco de una política de reformas del urbanismo de la villa, acometió en 1573 por ejemplo la construcción del acueducto de Usseira que ves según llegas a Obidos.

Acueducto de Usseira a la entrada de Óbidos. Llega hasta las murallas

Un chupito de Ginja

Aquí se produce la famosa Ginja de Óbidos, uno de los productos tradicionales portugueses por excelencia. Su particular microclima favorece el desarrollo de la ginja (guinda ácida), que da un licor de aroma intenso, algo agridulce y perfumado, hecho a base de aguardiente, azúcar y canela. Descubierta la ginja por los romanos que ya elogiaban su sabor, se cree que esta bebida surgió de algún convento próximo en el siglo XVII.

Rica Ginja de Obidos

Rica Ginja de Obidos

Las instituciones religiosas en este periodo desempeñaron un papel fundamental en la gastronomía de esta región con sus variados dulces conventuales y producción de licores.  Dada la popularidad del licor cada vez hay cada vez hay más empresas y bodegas produciéndolo, encontrándose prácticamente en  todos los bares, comercios y puestos callejeros.

Punto de encuentro cultural

Óbidos es una localidad muy dinámica, con un gran número de actividades culturales y de ocio que se celebran a lo largo del año, lo cual la hace muy atractiva para los visitantes. De todos ellos destacan:

  • Fiesta de Semana Santa: Por sus estrechas calles se recrean los pasos del Vía Crucis y sus conciertos de música sacra. Pequeñas capillas laterales a las salidas de las iglesias de composiciones sencillas se abren al público y viven sus momentos álgidos en estos días.

    En Semana Santa las iglesias se decoran con flores y las pequeñas capillas exteriores se engalanan.Todo el sentimiento, pasión y fervor popular afloran en esta época del año convirtiendo Óbidos en un destino único para vivir sus tradiciones

    En Semana Santa las iglesias se decoran con flores y las pequeñas capillas exteriores se engalanan

  • Gran Mercado Medieval del 12 Julio al 5 Agosto, donde se realiza una gran recreación histórica. Un “ambiente fantástico” en el que se realza el conjunto histórico, trabajos de artesanía y productos locales, al son de representaciones itinerantes, pasacalles y músicos que transportan al visitante a otra época.

Óbidos se traslada a la Edad Media

Óbidos se traslada a la Edad Media

 

  • Festival Internacional de Piano en Agosto, el Festival de Música Antigua en Octubre, y para los más golosos el Festival Internacional del Chocolate, (13-22 Abril), donde las recetas son degustadas y juzgadas por un jurado de especialistas.

Alrededores de Óbidos

Después de la visita puedes aprovechar el resto de la jornada para conocer extramuros un curioso santuario hexagonal del Senhor da Pedra, y los vestigios de la villa romana de Eburobrittium. Fue descubierta en 1994 haciendo las carreteras IP6 e IC1. Su dimensión atestigua que se trataba de una metrópolis por el foro y el complejo termal descubierto. Por su proximidad con la laguna de Óbidos, debió funcionar como puerto comercial. El Museo Municipal de Óbidos alberga los restos encontrados como piezas cerámicas y vidrio, fíbulas y otros adornos.

Otras localidades a conocer son Bombarral, Caldas da Rainha y Lourinha con su exclusivo Aguardiente DOC y Museo Paleontológico, ya que la zona tiene abundantes restos de organismos fosilizados, junto con Dino-Parque el parque temático para los más pequeños.

Si eres más de naturaleza, entonces dirígete a la costa o la laguna salobre de Óbidos, un vivero de pescado riquísimo y propicio para el senderismo. Se encuentra a 14 km. de distancia y es muy popular para navegar y pescar. Antiguamente se celebraban aquí los “picnics” reales.

Playas, solitarias y magníficas

Playas grandes solitarias y magníficas

Y para disfrutar de playas grandes de arena blanca, el litoral tiene una gran variedad de playas repartidas por toda su extensión:

  1. Buen Suceso: Extenso arenal que rodea las márgenes de la laguna hasta la apertura del Océano Atlántico (a partir de aquí está más indicada para surferos por ser aguas bravas). Son superficies de agua poco profundas, sin viento e ideal para familias con niños. Amplias zonas de aparcamiento y pasarelas de madera para acceder a la playa. Enfrente, al otro lado del estuario, están las conocidas playas de Foz de Arelho.

Carretera de Camino al Faro. Islas Berlengas al fondo

Carretera de Camino al Faro. Islas Berlenga al fondo. Las excursiones de día salen desde Peniche

  1. Cortiço, Estrela, Fincha Grande, Barroco da Adega y Pico da Antena: Se llega por pequeños caminos que desde sus acantilados de margas y areniscas descienden hasta la costa.
  2. Covões: Extenso arenal que va desde la laguna de Óbidos en dirección a Baleal. Solo para lobos solitarios y amantes de playas salvajes.
  3. Praia d’el Rey, rodeada de acantilados. Se integra en el desarrollo turístico del Hotel Marriott Golf Beach Resort.

Para finalizar Peniche, rodeada parcialmente por murallas del siglo XVI. En los días claros se divisan las islas Berlenga a 10 Km de la costa, (Feelingberlenga – Largo da Ribeira, Marina de Peniche (+351) 916 209 659) auténtico santuario de la naturaleza de rocosos fondos marinos con rica flora y fauna marina, y merodear por el fuerte de S. Juan Bautista.

Escola de Surf Peniche

Escola de Surf Peniche

Surfistas de todo el mundo en sus caravanas se congregan en torno a la Praia de Baleaen Peniche para meterse de lleno entre sus olas. Gracias a su oleaje y viento, sus playas son ideales para practicar todo tipo de deportes de viento y agua.

 

Localización

Rafael Bordallo Pinheiro, genio y figura hasta la sepultura

Detalle del mosaico con motivos vegetales, R. Bordallo Pinheiro

Hoy me encuentro en la Fábrica de Faianças Artísticas Bordallo Pinheiro en Caldas da Rainha, heredera de la Fábrica de Louça fundada por Rafael Bordallo Pinheiro en 1884. Es un centro de cerámica de referencia mundial, que desde su creación viene produciendo las piezas diseñadas por su fundador. He tenido la oportunidad de conocer su Museo, cuajado de piezas cerámicas utilitarias y decorativas, y de visitar a continuación su Tienda y Outlet.

Fábrica de Faianças Artísticas Bordallo Pinheiro. Uno de sus accesos es por el parque romantico D. Carlos I

Fábrica de Faianças Artísticas Bordallo Pinheiro, colindante con el parque romantico D. Carlos I

Bordallo Pinheiro: Todo un Carácter

Siguiendo la tradición familiar, su padre era pintor y escultor, su hermano Columbano también pintor, desde joven se interesó por las artes. De carácter espontáneo, impulsivo y algo disipado, la producción artística de este “enfant terrible” fue sin embargo abundante y de una creatividad innovadora, cubriendo “todos los palos”. Actor de teatro amateur, periodista, dibujante y acuarelista, con una obra muy amplia que abarcaba desde libros y publicaciones, ilustraciones –precursor del cómic portugués-, a las ácidas caricaturas con las que criticaba la política del país, viñetas con conciencia social y por supuesto, excepcional ceramista.

John Bull en su orinal, creado como respuesta al expansionismo británico contra el nacionalismo portugués, por el que se encomió a Portugal a retirar sus fuerzas militares de las colonias de Angola y Mozambique

John Bull en su orinal, como respuesta al expansionismo británico contra el nacionalismo portugués, por el que se encomió a Portugal a retirar sus fuerzas militares de las colonias de Angola y Mozambique

Generalmente el nombre de Bordallo se ha asociado más a su trabajo como periodista: articulista, opinión gráfica, director de periódicos, cronista político, pero lo que me interesa especialmente es su faceta artística.

Político caricaturizado como una figura que todo es "panza"

Político caricaturizado como una figura que todo es «panza»

Periodo alto de cotas artísticas

Caldas da Rainha a la sazón era una localidad termal concurrida por la realeza, aristocracia y una pujante burguesía, y que además había ganado reconocimiento como centro productor de cerámica por las arcillas que ahí se encontraban. No era raro por tanto que una veintena de pequeñas pero muy productivas fábricas se instalaran en esta localidad y produjeran piezas decorativas muy naturalistas, influenciadas en cierta medida por la obra de Bernard Palissy, con figuras de animales, vegetales o frutas (Museo de la Cerámica, Caldas da Rainha).

Jarrón donde se vé al artista y sus manos creadoras

Jarrón donde a modo de autorretrato se vé al artista y sus manos creadoras

Y en este entorno tan interesante social pero sobre todo creativo, aterrizaron los hermanos Bordallo PInheiro con la idea de revitalizar la producción cerámica en la región. Abrieron la Fábrica de Louça, donde Rafael asumió la producción técnica y artística y su hermano Feliciano las finanzas y administración.

Vasija acampanada con uvas y parras

Vasija acampanada con parras y uvas

Artísticamente el movimiento Arts&Crafts, creado y dinamizado por William Morris, como reacción contra las producciones seriadas del primer desarrollo industrial, está en plena ebullición. Ello no solo influenció a Bordallo en la creación de algunas piezas, sino también en la filosofía de la fábrica. Su idea era dar a los objetos cotidianos una dimensión estética, más allá de la funcional para las que habían sido fabricados, donde la figura del artesano como “creador” cobraba fuerza.

Cosechó premios y renombre en el extranjero, como la medalla de oro y plata en la Exposición Universal de París (1889), donde además de los premios Bordallo se trajo de París el gusto por las manifestaciones modernistas que pudo contemplar allí.

Azulejos con formas de mariposas y espiga de trigo

Inspiración muy modernista con formas de mariposas y espigas. Los realizó tras su participación en la Exposición Universal de París en 1889. Se basan en el movimiento que aportan las curvas y la asimetría

Su obra se tiñó de elementos y morfología de influencia “Arte Nova”. Añadió mayor énfasis si cabe, ya que como estilo incorporaba el arte a la vida cotidiana, donde la cerámica, la forja, y el vidrio, alcanzaban cuotas máximas de protagonismo como elementos decorativos de las viviendas.

Magnifica producción de azulejos en relieve para revestir algún muro, con formas de maíz, racimos de uvas y flores

Paulatinamente se convirtió en un referente diseñando y produciendo un amplio abanico de piezas que destacaban por su alto nivel técnico, alcanzado principalmente a nivel de modelado y de esmaltado: Vajillas, objetos decorativos, mosaicos, figuritas, etc, siempre con ese toque tan característico suyo: Diseños muy naturalistas, sencillos y espontáneos, con un guiño constante a la flora y fauna.

Para la formación de sus artesanos creó, con subvención estatal, la Escuela de Diseño Industrial para la Cerámica y la Decoración, que contribuyó al renacimiento de los oficios artesanales tradicionales, y en concreto a la defensa de la industria cerámica. Los aprendices eran encaminados hacia las áreas en que demostraban mayor talento, y tras un periodo de formación integral de seis meses, pasaban a ser obreros de la fábrica. El porcentaje de inscritos aumentó exponencialmente hasta 1891, año de la crisis económica  y en el que la fábrica-escuela quebró.

Memorabilia del Grand Hotel Lisbonense de Caldas da Rainha. En el siglo XIX estuvo frecuentado por aristócratas, políticos y artistas. R. Bordallo Pinheiro diseñó sus vajillas. Fué el primer hotel en contar con agua caliente, salón de baile y garaje propio

Memorabilia del Grand Hotel Lisbonense de Caldas da Rainha. En el siglo XIX estuvo frecuentado por aristócratas, políticos y artistas. R. Bordallo Pinheiro diseñó sus vajillas. Fué el primer hotel en contar con agua caliente, salón de baile y garaje propio

A su muerte, su hijo Manuel Gustavo recogió el testigo y junto con un grupo de amigos y trabajadores se hicieron cargo de la empresa. En 2008 entró en una grave crisis y fue adquirida por el Grupo Visabeira, quien aseguró su continuidad productiva, reproduciendo sus piezas como antaño y logrando un puesto destacado en la escena cultural portuguesa. Su legado perdura hoy y lo hará siempre.

Perro Fó, de Manuel Gustavo Bordallo Pinheiro, de influencia oriental, que tuvo que luchar hasta conseguir su estilo propio

Perro Fó, de Manuel Gustavo Bordallo Pinheiro, de influencia oriental, que tuvo que luchar hasta conseguir su estilo propio

El Museo

A lo largo de las salas el visitante puede explorar la obra de Rafael Bordallo Pinheiro y de su hijo Manuel Gustavo, fiel discípulo de su padre. Con motivo de la celebración del centenario de la fábrica creada por el padre, se creó este espacio museológico en 1984, con objeto de dar a conocer la obra del polifacético artista. Los fondos lo componen piezas originales y copias realizadas sobre los moldes originales, objetos personales, dibujos, grabados, anotaciones y herramientas de trabajo.

Fachada principal de la vivienda

El edificio se encuentra anexado a la casa que fue de uno de uno de los hijos “muy estilo Bordallo” con una cubierta revestida con tejas vidriadas y mosaicos de color, unos hermosos paneles de azulejo e insectos gigantes en cerámica vidriada entre las plantas (como una abeja en busca de su néctar) elementos en el paisaje que aportan belleza a este lugar. Enfrente se encuentra  la fábrica y un poco más allá la tienda.

La Obra

Jarrón decorativo de bellos tonos irisados

Una fase de su obra, (quizás su periodo más fértil y original), lo cubre el naturalismo, su principal fuente de inspiración. Infinidad de platos salpicados con vegetales o fauna local, enormes jarrones con serpientes de agua retorcida, sopera cobijando criaturas de las formas más variadas piezas de vajillas de uso diario, donde no falta la inconfundible serie “Couves” (Repollos) –icono de la casa-, canastos de frutas, platos gigantes de gran riqueza estructural, de increíble rigor cromático y de un brillo luminoso e irisado.

Al tiempo que crea grupos escultóricos de grandes dimensiones (La Pasión de Cristo, Museo José Malhoa, Caldas da Rainha), recrea pequeñas figuras inspiradas en el folclore nacional, llenos de humor y sentido crítico. El más conocido Zé Povinho, que con sus virtudes y defectos representa al pueblo luso evocando situaciones de cariz político, social y religioso. También, María da Paciência, su resignada compañera, La Varina  (vendedora de pescado), el policía, el sacristán con el incensario en la mano, etc.

Zé Povinho es la caricatura sarcástica del pueblo portugués, y la creación más emblemática de Bordallo

Zé Povinho es la caricatura sarcástica del pueblo portugués, y la creación más emblemática de Bordallo

En este periodo “fin de siècle”, se producirá un impulso en la utilización de elementos cerámicos con fines industriales y decorativos,

Magníficos azulejos en relieve para revestimientos interiores y exteriores. Como pisapapeles quedan estupendos

Así, creó paneles, frisos y deslumbrantes azulejos vidriados que aplicó con gran éxito en grandes superficies como fachadas e interiores de residencias. Llaman la atención sus azulejos “en relieve” de nenúfares, saltamontes, ranas o mariposa formando patrones. Si paseas por Caldas da Rainha o Lisboa aún hoy puedes contemplarlos por tiendas o locales.

En la R. Almirante Cândido dos Reis, 34 (Seasons Fashion) destaca por los elementos decorativos vegetales y humanos. Los mosaicos son de factura Bordallo Pinheiro. Los medallones en piedra en ambas esquinas representan a la izquierda a Bernard Palissy, celebre ceramista frances y Bordallo Pinheiro a la derecha

En la R. Almirante Cândido dos Reis, 34 (Seasons Fashion). Los azulejos son de factura Bordallo Pinheiro.

El azulejo creado destaca por los elementos decorativos vegetales

También hay espacio para una pequeña reconstitución de un taller de cerámica de época donde se nos muestran los materiales, óxidos y otros utensilios empleados. De aquí nacieron y cobraron vida ranas, lagartos y reptiles.

Azulejo decorado con óxidos sobre cubierta

Azulejo decorado con óxidos sobre cubierta

Recorriendo la tienda

De antemano aviso a amantes de la loza artística y a los compradores compulsivos: Es una verdadera tentación, de aquí te lo llevarías todo.

Para perder el sentido

Para perder el sentido

En la planta baja se encuentra la tienda donde las piezas “a grosso modo” se encuentran catalogadas por gamas cromáticas (un caleidoscopio de colores con series que van del gris, al verde, al rojo, al turquesa, etc..). Sus platos en forma de coles o de lechugas, fuentes en forma de pez, tarrinas de paté en forma de calabazas o soperas con forma de fresa, irradian una combinación perfecta de tradición y modernidad.

La serie Fresas es un ejemplo perfecto de inconformismo creativo. Naturaleza, humor y alegría se dan la mano en la mesa

La serie Fresas es un ejemplo perfecto de inconformismo creativo. Naturaleza, humor y alegría se dan la mano en la mesa

En la parte superior, hay un Outlet con piezas de otras temporadas, pero igualmente bonitas, divertidas y atrevidas, solo que con grandes descuentos.

Distintas fuentes de hojas y flores

Distintas fuentes de hojas y flores

Dirección:

Rua Rafael Bordalo Pinheiro, nº 53 – Caldas da Rainha
Teléfono: 262839380
Web: www.bordallopinheiro.pt
E-mail: info@bordallopinheiro.pt

Aveiro y su Roteiro de Arte Nova

Aveiro es una ciudad de la costa oeste de Portugal situada a orillas de la ría de su nombre. Es conocida por sus canales que surcan los “Moliceiros”, por lo que es llamada la “Venecia Portuguesa”.

Museo de Arte Nova

Pero Aveiro y su región tienen también otros atractivos turísticos (patrimoniales y de naturaleza), dignos de conocer. Como soy una forofa de la arquitectura, sin duda alguna no puedo pasar por alto sus sorprendentes edificios modernistas.

El Arte Nova (Modernismo), surgió a principios del siglo XX en Portugal, como un estilo decorativo que recurre a la ornamentación en las fachadas con azulejos, escayolas, vidrios con motivos florales y orgánicos, forjas de líneas curvas y dinámicas. Ciertamente un estilo no apto para minimalistas.

Ejemplo de ello es su Museo de Arte Nova, impresionante y armonioso, con una decoración absolutamente homogénea que articula motivos florales y vegetales, tanto en los azulejos, como en la piedra de cantería y el hierro de forja utilizado.

Consciente de su valioso patrimonio, el Ayuntamiento de Aveiro organiza un circuito turístico que recorre las fachadas más significativas de este estilo. Este «Roteiro de Arte Nova» es muy interesante y tiene mucha demanda, así que no te lo pierdas en tu próxima visita a Aveiro. (Rua João Mendonça, 8 – Aveiro).

Escalera de caracol con formas vegetales

Escalera de caracol con formas vegetales

 

Estoy trabajando en un post sobre esta preciosa ciudad costera, y como anticipo comparto estas fotos.

Detalle del azulejo del muro. Museo de Arte Nova. Aveiro

 

Caldas da Rainha: Romance con la Cerámica Portuguesa (con Outlets incluidos)

Jarritas de Estúdio Caldas da Rainha

Después de un período de decadencia, durante el cual los platos de Duralex causaron furor, la loza de Portugal disfruta de un renacimiento popular en el país y comienza a hacerse un nombre en el extranjero.

Una de las capitales de la loza portuguesa es Caldas da Rainha (distrito de Leiria), una muy próspera ciudad agrícola y, junto con Aveiro una región rica en arcilla, en la que hay constancia de producción de piezas de barro desde el Neolítico.

Caldas da Rainha es conocida también por sus manantiales de aguas sulfurosas templadas de las cuales tomó su nombre, y que significa “las aguas termales de la reina”. Se cuenta que la reina Leonor de Avis, casada con el rey Juan II (cuyo hijo Alfonso se casó con Isabel de Aragón, primogénita de los RRCC), se enteró de la fama terapéutica de las aguas viendo a unos campesinos bañarse en ellas.

Para su uso construyó el Hospital Termal Rainha Doña Leonor en este lugar en 1485. El edificio original ha sido restaurado varias veces siendo su uso, al igual que en sus orígenes, gratuito para los más desfavorecidos socialmente. Aquí se tratan dolencias reumáticas y de las vías respiratorias.

 

En sus orígenes el hospital termal fue administrado por la propia reina Leonor

En sus orígenes el hospital termal fue administrado por la propia reina Leonor

Caldas da Rainha está a 100 Km al norte de Lisboa y próxima a la medieval Óbidos y la veraniega Foz de Arelho, y ganó renombre cuando el ceramista Rafael Bordallo Pinheiro fundó la Fábrica de Faianças en 1884, aprovechándose de las magnifica calidad de las arcillas locales. Su objetivo era dar a conocer la industria cerámica, y producir no solo piezas decorativas, sino vajillas y hasta azulejos con formas inspiradas en la flora y fauna que decoran fachadas de tiendas y casas.

El complejo termal y hotelero tuvo su época de esplendor a finales del siglo XIX, cuando se puso de moda “ir de baños” entre la realeza y las clases pudientes.

Ayer Antiguo Hotel Termal y mañana “Montebelo Bordallo Pinheiro Hotel” de 5 estrellas

De hecho, el hospital termal donde se alojaba el rey D. Carlos I y la familia real está siendo restaurado ahora por el grupo Visabeira, y en breve inaugurará su hotel de cinco estrellas “Montebelo Bordalo Pinheiro”.

Bordallo Pinheiro y todo el movimiento Art Nouveau estuvieron muy influenciados por la obra de Bernard Palissy, escultor y científico francés del siglo XVI conocido por sus fuentes de serpientes y conchas, adaptando las antiguas figuras rústicas a las tendencias del momento.

Espectacular servicio de té de José A. Cunha. Detalle de la boquilla y asas con forma de serpiente

Espectacular servicio de té de José A. Cunha. Detalle de la boquilla y asas con forma de serpiente

Bordallo, junto a sus discípulos y otros ceramistas crearon el movimiento “Escuela das Caldas da Rainha” estableciéndose en su momento álgido hasta veinticinco fábricas que producían piezas de cerámica de este estilo, como Manuel Cipriano Gomes «Mafra», José Alves Cunha, o sus hijos Rafael y Manuel Gustavo Pinheiro, de cuyas manos salían obras que sorprendían por su realismo y perfección, inspiradas en la naturaleza que les rodeaban: Conejos, hojas, repollos, espigas de trigo etc.., junto con el mundo de los insectos y los crustáceos.

Excelente representación en cerámica de las archiconocidas galletas María (bolachas). Fábrica de José Francisco de Sousa Filho (1860-1893)

Las archiconocidas galletas María («bolachas»). Fábrica de José Francisco de Sousa Filho (1860-1893)

Pero realmente fue la Fábrica de Faianças das Caldas da Rainha (FFCR) de Bordallo Pinheiro la que llevó el naturalismo a sus máximas cotas de notoriedad. Tras su fallecimiento, FFCR pasó a manos de sus hijos hasta que un grupo de trabajadores se hizo cargo de su gestión. Una crisis en 2008 hizo que fuera adquirida por el Grupo Visabeira (dueños de la marca Vista Alegre), quien ha asegurada la continuidad productiva e historia de la marca.

En el interior de la tienda de Rafael Bordallo Pinheiro, una auténtica cueva de Alí Baba ¡Es para perder la cabeza¡

En el interior de la tienda de Rafael Bordallo Pinheiro, una auténtica cueva de Alí Baba ¡Es para perder la cabeza¡

Aquí se encuentra la antigua fábrica, el museo que exhibe los moldes, herramientas y piezas originales, una tienda donde poder adquirir no solo sus modelos centenarios, sino también productos contemporáneos realizados por diseñadores de prestigio, como los de Joana Vasconcelos, donde la marca de la casa está presente. Y por supuesto un concurrido Outlet, todo el mundo suele llevarse la mítica loza bajo el brazo, ¡imposible resistirse!

Todo este complejo sirve para divulgar la originalidad y la imaginación de su creador que tenía a la naturaleza como musa inspiradora. Si vienes en grupo (mínimo 4 personas), sois bienvenidos previa cita a ver el proceso de fabricación de cerámica, (Rua Rafael Bordallo Pinheiro, nº 53 • 351 966 300 353).

Otras fábricas surgieron en las décadas siguientes, entre ellas SECLA orientadas a la loza de uso diario. Hoy está extinguida pero el Taller de Estúdio Caldas de Rainha está sacando preciosas reediciones de los años 50-60 (Largo. Dr. Barbosa, nº 8 • 351 262 093 083)

 

  • Artículos para la mesa a precios muy atractivos. Bordalo Pinheiro
    Artículos para la mesa a precios muy atractivos. Bordalo Pinheiro
  • "Estúdio Caldas da Rainha" especializados en la reedición de piezas vintage
    Estúdio Caldas da Rainha, especializados en la reedición de piezas vintage
  • estilo casual enfocado hacia mesas informales, casas de campo y playa. Mercado do Loiça
    Estilo casual enfocado hacia mesas informales, casas de campo y playa. Mercado do Loiça Outlet
  • El mundo marino no escapa a la fantasía de Bordallo Pinheiro
    El mundo marino no escapa a la fantasía de Bordalo Pinheiro
  • Jarritas de Estúdio Caldas da Rainha
    Jarras de Estúdio Caldas da Rainha
  • Jarras en atractivos colores. Bordalo Pinheiro
    Jarras en atractivos colores. Bordalo Pinheiro
  • Sinfonía de piezas, colores y diseños por "Estúdio Caldas da Rainha"
    Sinfonía de piezas, colores y diseños por Estúdio Caldas da Rainha
  • El mundo de las hortalizas de R. Bordallo Pinheiro ha saltado de los fogones del abuelo a decorar los hogares más "trendy"
    El mundo de las hortalizas de Bordalo Pinheiro decora los hogares más "trendy"

 

Cerca está el Museo de Cerámica instalado en la quinta del Vizconde de Sacavém (reconocida firma de loza fina creada en 1850 y competencia de Vista Alegre), que alberga una interesante colección donde están representados los principales autores y corrientes artísticas portuguesas, junto con los legendarios azulejos de cuerda seca sevillana y los de Delft.

Fachada exterior del palacete con paneles decorativos

Su jardín en perfecta sintonía con el palacetes de estilo romántico, con un “estudiado descuido” lo que le otorga un aspecto algo silvestre, con parterres, esculturas y pequeñas fuentes con piezas de cerámica. (Rua Doutor Ilídio Amado • Quinta Visconde de Sacavém • 351 262840280).

 

Otro elemento del jardín es este pabellón oriental

¿Qué me llevo de recuerdo?

Para comprar son las piezas de cerámica, los bordados, dulces y ginja si te gusta el alcohol. En «Chocolicor Doces & Licores Artesanais» encontrarás una amplia oferta del licor dulce de guinda que sigue la receta de los monjes cistercienses (R. Camões nº 63). Sin olvidar las Cavacas y Beijinhos, unos dulces crujientes, muy azucarados que recuerdan a las rosquillas de Santa Clara. «Pastelaria Baía Rei Das Cavacas», R. da Liberdade, 33, los tiene muy buenos.

Ahora que los productos de la huerta, el recorrer los mercados, han llegado a convertirse en un reclamo turístico, y que no hay cosa más entretenida que recorrer los puestos de productos frescos de temporada como de productos envasados, en tu paseo por la ciudad resulta imposible no perderse el tradicional mercado de carácter diario de la céntrica Plaça da República (conocida como Plaza de la Fruta) plagado de vivos colores y aromas.

Puesto de dulces en el Mercado

Este tradicional mercado, que actúa como una gran despensa de alimentos frescos, reúne puestos llenos de frutas, legumbres, frutos secos, dulces, etc. de la comarca. Aquí encuentras de lo mejorcito de la zona, como las mermeladas de calabaza o sus ricos quesos.

En cuanto a los objetos decorativos y cerámica, Caldas tiene mucho que ofrecer.En la peatonal Rua da Liberdade que te lleva a la Plaza da República esta “Loja do Ca**lhoGift Shop”, una pequeña tienda con bonitos objetos decorativos. ¡Pásate a verla, seguro que te enamoras de alguna de sus piezas! (R. da Liberdade, 19).

Vent de Jabones Artesanales

Puesto de jabones artesanales en el mercado

Si llegaste a ir al Outlet de la Fábrica de Bordalo Pinheiro y te supo a poco, el “Mercado da Loiça Stock Off” está especializado en menaje del hogar. Aquí podrás encontrar toda clase de artículos para la mesa y decoración, desde la loza más típica al diseño más contemporáneo, junto con piezas de Bordalo Pinheiro de temporadas anteriores, a precios muy, muy  manejables. (R. do Cap. Filipe de Sousa 82 • 351 262 288 258. Alternativamente en R. do Camoes, 1 (frente al parque) hay una bonita tienda de cerámica artística (no outlet).

Sardinas, símbolo popular portugués. Ca**lho Gift Shop

Cuando visitas Caldas, es fácil adivinar su histórica vinculación con el bordado. Su historia se remonta a finales del siglo XV y se cuenta que fue la Reina Leonor quien para matar sus ratos de ocio mientras administraba el Hospital, ella y sus damas de compañía se dedicaron a bordar. Los bordados guardaban ciertas analogías con los paños que iban llegando de la India, gracias a la ruta marítima iniciada por su marido el rey Juan II.

En su origen, los hilos de color del dorado al ocre se obtenían por decocciones de té y plantas silvestres. Hoy se utiliza perlé de algodón en tres tonos. Sus dibujos son sencillos, elegantes y sobrios – espirales, volutas, ángulos acentuados, corazones – sirven de punto de partida para estos bordados que son la historia viva de varias generaciones de mujeres. Encontrarás preciosidades en:

  • Tienda A Capelista das Termas Rua Rafael Bordalo Pinheiro, nº 21
  • Asociación de Bordadoras: Centro Empresarial do Oeste (Expoeste), Rua Infante Dom Henrique, s/n • 965836695

  • Cavacas y beijinhos. Son dulces crujientes y muy azucarados, que recuerdan de sabor a las rosquillas de Santa Clar
    Cavacas y beijinhos
  • Si tomas la ginginha fresca, el sabor es aún más intenso
    Si tomas la ginginha fresca, el sabor es aún más intenso
  • Trabajo de la Asociación de Bordadoras de Caldas da Rainha (Centro Empresarial do Oeste (Expoeste) , Rua Infante Dom Henrique, s/n )
    Trabajo de la Asociación de Bordadoras de Caldas da Rainha
  • Bordallo Pinheiro y sus golondrinas (andorinhas). Tradicionalmente se regalaban con motivo de una nueva etapa en la vida: un matrimonio, una nueva casa… simbolizando el cambio, la transición y el viaje. Hoy cubren fachadas, balcones e interiores, y son un icono absoluto de Portugal.
    Bordalo Pinheiro y sus golondrinas (andorinhas). Se regalaban con motivo de una nueva etapa en la vida: un matrimonio, una nueva casa… simbolizando el cambio, la transición y el viaje. En Loja do "Ca**lho Gift Shop” tienes muchas !
  • Individual de lino. Capelista das Termas (rua Rafael Bordalo Pinheiro, nº 21)
    Individual de lino. Capelista das Termas
  • Mermelada de calabaza

 

Caldas da Rainha desarrolló su faceta urbanística esencialmente entre 1905-1920, cuando el Arte Nova (Modernismo) se apoderó de todo, convirtiendo esta ciudad portuguesa junto con Aveiro en la urbe con más edificios de este estilo en el Centro de Portugal. Verás muchos, fácilmente identificables por el empleo que hacen de la cerámica vidriada y el azulejo, el uso del hierro colado en balcones, barandillas y cancelas, las ornamentadas puertas y ventanas y por la cantería decorativa. «GoCaldas» organiza interesantes visitas guiadas por la ciudad (T. 961 481 448, o en la misma Oficina de Turismo).

  • Edificio con revestimiento de azulejo rojo oscuro vidriado. Plaza República, 95
    Mantiene la tradición de tener en sus bajos la ferretería más antigua de Caldas. Plaza República, 95
  • Fachada revestida en azulejo vidriado turquesa con flores estilizadas. Plaza República, 14
    Fachada revestida en azulejo vidriado turquesa. Plaza República, 14
  • Caldas da Rainha atesora placas y azulejos colocados en casas y calles que nos indican que esta ciudad ha mantenido una estrecha relación con el “Arte Nova”
    Caldas da Rainha atesora placas de calle realizadas en cerámica vidriada
  • Pastelería Machado es uno de los locales más antiguos de la ciudad. Su fachada en azulejos es obra de Manuel Bordallo Pinheiro, hijo del genio. Sus "cavacas", "beijinhos" ·"trouxas de ovos" y "russos" enamoran a todos
    Pastelería Machado, uno de los locales más antiguos de la ciudad. Su fachada es obra de Manuel Bordalo, hijo del genio. Sus "cavacas", "beijinhos", "trouxas de ovos" y "russos" enamoran a todos
  • Fachada revestida en azulejo azul petróleo vidriado. Largo Dr. José Barbosa, 19
    Fachada revestida en azulejo azul petróleo vidriado. Largo Dr. José Barbosa, 19
  • Parque D. Carlos I rediseñado a finales del s. XIX para que pasearan los pacientes del hospital termal
    Parque D. Carlos I rediseñado en el s. XIX para que pasearan los pacientes del hospital termal
  • Montepio de seguros
  • Farmacia Freitas. R. Liberdade
    Farmacia Freitas. R. Liberdade
  • Imperturbable al paso del tiempo
    Cancela de época, imperturbable al paso del tiempo

 

Para terminar, como excursiones por la zona tienes la laguna salada de Óbidos, a 15 km. de Caldas, muy popular para navegar, pescar y practicar el tan de moda “birdwatching”. La cercana localidad de Foz de Arelho con una playa de 5 km. de extensión es un conocido lugar de veraneo entre los lisboetas. No son playas de “vuelta y vuelta”, sino de refrescantes baños y largos paseos.