Hip, hip, hurra el Tranvía n.º 24 vuelve para quedarse (Lisboa)

Vista de Lisboa

Lisboa la de las siete colinas, que mantiene una red de veteranos  tranvías (“Carris”) que trepan por sus colinas o van por la orilla del Tajo, tiene una nueva línea de tranvía: El 24. Bueno, para ser exactos, el tranvía 24 vuelve para quedarse.

Realmente ya se inauguró en 1905, pero fue suspendido temporalmente de servicio en 1995 durante las obras del parking subterráneo en Campolide, y a continuación durante 1997 la construcción del Metro en Largo de Rato.

El tranvía 24 sigue una trayectoria circular en dos sentidos y une la Plaza Luis de Camões con Campolide. Su apertura hasta Cais do Sodré (zona de vida nocturna con bares, restaurantes y clubes de burlesque) está prevista para 2019.

Tanto el Ayuntamiento como Carris Eléctricos habían recibido infinidad de peticiones, sobre la necesidad de reactivar esta línea, ya que unía una zona mal comunicada como es Amoreiras y Campolide con el centro histórico.

Hasta ahora, el trayecto directo desde el centro de la ciudad (Baixa-Chiado) hasta Amoreiras (zona comercial y distrito financiero) sólo era posible en Autobús o andando a través de una empinadisima subida desde la Plaza de Marqués de Pombal (una auténtica rompepiernas).

El tranvía 24 a su paso por la R. de São Pedro de Alcântara, camino de la Plaza de Luís de Camões, auténtico cruce de líneas de los tranvías lisboetas

El tranvía 24 a su paso por la R. de São Pedro de Alcântara, camino de la Plaza de Luís de Camões, auténtico cruce de líneas de los tranvías lisboetas

Además la creciente popularidad del Barrio Alto y Príncipe Real por sus servicios durante el día, y de noche por ser el lugar perfecto para disfrutar de los lugares de diversión y restauración que ofrece, justificaba si cabe aún más la reapertura del Tranvía 24.

“A Carioca” centenaria tienda de cafés y tés. Su Té Gorreana de las Azores, es muy reputado

“A Carioca” centenaria tienda de cafés y tés. Su Té Gorreana de las Azores, es muy reputado

Sin duda alguna, potenciará el comercio en los barrios, y el boom turístico, ya que ahora se puede acceder de una forma fácil y rápida una zona de Lisboa que antes no estaba tan al alcance.

A bordo del pintoresco tranvía amarillo recorrerás un trayecto que comienza en la bulliciosa Plaza Luis de Camões donde entre sus calles todavía quedan tiendas centenarias y tradicionales.

Subiendo por la R. Nova Trindade los puntos de interés incluyen la Iglesia y Museo de São Roque de fachada austera pero de magnífico ornamentado interior, fruto de su mecenazgo real, el romántico Mirador de São Pedro de Alcântara en pleno Barrio Alto, conocido por su animada vida nocturna con bares de buen ambiente como el «O 36», y por supuesto el elevador de Glória.

Primorosas tiendas de antigüedades

Primorosas tiendas de antigüedades con apretadas vitrinas abundan por el Bº Príncipe Real

A continuación pasarás por el maravilloso barrio de Príncipe Real con sus tiendas de moda y antigüedades, palacetes, golosas coffee shops y el recién restaurado Jardim Botânico, cinco continentes en un solo lugar, que lo hacen un rincón refrescante donde descansar junto a sus estanques en los días de calor.

El señorial Palacio Ribeiro da Cunha, hoy es "Embaixada" un Concept Store que atrae a lisboetas y turistas

El señorial Palacio Ribeiro da Cunha, hoy es «Embaixada» un Concept Store que atrae a lisboetas y turistas del mundo entero

Avanzando por la R. Escola Politécnica llegas a Largo de Rato, espacio que tras el terremoto de 1755 el ilustrado Marqués de Pombal planificó urbanísticamente para promover la instalación de industrias (peines, loza y sedas). Si te bajas aquí para explorar la zona, ten cuidado y mira bien antes de cruzar. Por aquí pasan coches y autobuses en todas las direcciones.

Los portugueses son muy golosos, y se nota en la variedad de sus dulces como estos Merengues Coloreados

Los portugueses son muy golosos, y se nota en la variedad de sus dulces como estos merengues coloreados. La R. da Escola Politécnica está llena de apetitosas confiterías

“Largo” es un espacio amplio donde desembocan y nacen una serie de calles, avenidas y callecitas. A diferencia de una plaza que suele ser más o menos redonda o rectangular, el largo suele ser de forma algo irregular y alargada. El 24 pasa por delante del inmenso Palacio de los Marqueses de Viana, donde en el siglo XIX desfilaba la flor y nata de la sociedad lisboeta, y hoy es sede del Partido Socialista Portugués.

Ayer antiguo palacete y hoy sede del Partido Socialista. Poster de Mario Soares en el tramo de escalera

En la parada de Amoreiras como en un pañuelo, tienes el Museo Fundação Arpàd Szenes-Vieira da Silva en una plaza ajardinada, el Reservorio Mãe d’Água das Amoreiras con restos del Acueducto que en el siglo XVIII recogía y distribuía agua para la ciudad, y el Centro Comercial Amoreiras con un elevado número de atractivas tiendas, donde su hipermercado Jumbo Pão de Açúcar tiene una interesante sección de vinos.

Desde aquí y bordeando el Centro Comercial por la R. Carlos Alberto da Mota Pinto, llegas a Campo de Ourique un barrio muy auténtico con Mercado Gourmet.

Plaza Amoreiras con Jardín Marcelino Mesquita frente al Museo Arpad Szenes

Plaza Amoreiras con Jardín Marcelino Mesquita frente al Museo Arpad Szenes

El trayecto finaliza en Campolide, donde no debes dejar de ir a «Stop do Bairro», una formidable casa de comidas familiar que se llena a diario con parroquianos asiduos.

Deliciosos platos con estos Choquinhos a la Angolana con Piri Piri

Deliciosos Choquinhos a la Angolana con Piri Piri

Entre sus especialidades: Almejas Bulhão Pato (12,50€), arroz de tamboril o de gambas (12,50€), excelentemente guisados por la angolana Doña Rosa, que lleva aquí desde hace más de 30 años. Raciones abundantes, sencillo y manejable (ca 15€ p/p). (R. Marquês de Fronteira, 173 – No reserva)

Información de interés.-

  • El precio del billete a bordo solo ida 2.90€, pero es más interesante comprar un billete de transporte público ilimitado de 24h en cualquier estación de metro, que incluye metro y líneas de tranvía y autobús (ca. 7€)
  • El tranvía circula todos los días de 07.20 a 20.30 (laborables), de 08.00 a 19.40 sábados y de 11.00 a 18.30 domingos y festivos nacionales.

Resurrección de los bolsos de junco

Tanto en las pasarelas internacionales como en las conocidas tiendas online, he podido ver como muchas firmas este año han coincidido en hacer famosos los bolsos hechos a base de materiales naturales (mimbre, rafia, junco, ratán o bambú) convirtiéndolos en accesorios con mucho estilo.

Y así, al tradicional bolso portugués que tenía su origen en los entornos rurales que se utilizaba antiguamente para transportar alimentos, se le ha dado una segunda oportunidad, pasando de pieza “retro” a convertirlo en objeto de deseo.

BOLSO DE JUNCO LATERAL

Estas cestas de junco siguen un proceso 100% artesanal, por lo que cada bolso es único. Se realizan en un telar manual a partir de junco natural preparado y teñido en alegres y vivos colores.

En esta pequeña tienda en la R. Barão Viamonte, 24 (Leiria) donde te aguardan bolsos de junco y sombreros

En esta pequeña tienda en la R. Barão Viamonte, 24 (Leiria) te aguardan bolsos de junco y divertidos sombreros

Los encuentras por el centro y sur de Portugal (Alcobaça, Sierra de Mós, Leiria, Loulé). Al ser multicolores combinan con casi todo y encima pesan poco, por lo que se hacen en cierta manera  “imprescindibles”.

Todavía se usan para hacer la compra ©Inês Milagres

La próxima vez que vayas a Portugal búscalo por las cesterías como la que encontré en Leiria mientras paseaba por sus callejuelas, o en tiendas como A Vida Portuguesa (Lisboa, Porto), Coração Alecrim, (Porto) y Sardinha Fresh, (Loulé) y conviértelo en tu mejor complemento de cara al verano.

Rafael Bordallo Pinheiro, genio y figura hasta la sepultura

Detalle del mosaico con motivos vegetales, R. Bordallo Pinheiro

Hoy me encuentro en la Fábrica de Faianças Artísticas Bordallo Pinheiro en Caldas da Rainha, heredera de la Fábrica de Louça fundada por Rafael Bordallo Pinheiro en 1884. Es un centro de cerámica de referencia mundial, que desde su creación viene produciendo las piezas diseñadas por su fundador. He tenido la oportunidad de conocer su Museo, cuajado de piezas cerámicas utilitarias y decorativas, y de visitar a continuación su Tienda y Outlet.

Fábrica de Faianças Artísticas Bordallo Pinheiro. Uno de sus accesos es por el parque romantico D. Carlos I

Fábrica de Faianças Artísticas Bordallo Pinheiro, colindante con el parque romantico D. Carlos I

Bordallo Pinheiro: Todo un Carácter

Siguiendo la tradición familiar, su padre era pintor y escultor, su hermano Columbano también pintor, desde joven se interesó por las artes. De carácter espontáneo, impulsivo y algo disipado, la producción artística de este “enfant terrible” fue sin embargo abundante y de una creatividad innovadora, cubriendo “todos los palos”. Actor de teatro amateur, periodista, dibujante y acuarelista, con una obra muy amplia que abarcaba desde libros y publicaciones, ilustraciones –precursor del cómic portugués-, a las ácidas caricaturas con las que criticaba la política del país, viñetas con conciencia social y por supuesto, excepcional ceramista.

John Bull en su orinal, creado como respuesta al expansionismo británico contra el nacionalismo portugués, por el que se encomió a Portugal a retirar sus fuerzas militares de las colonias de Angola y Mozambique

John Bull en su orinal, como respuesta al expansionismo británico contra el nacionalismo portugués, por el que se encomió a Portugal a retirar sus fuerzas militares de las colonias de Angola y Mozambique

Generalmente el nombre de Bordallo se ha asociado más a su trabajo como periodista: articulista, opinión gráfica, director de periódicos, cronista político, pero lo que me interesa especialmente es su faceta artística.

Político caricaturizado como una figura que todo es "panza"

Político caricaturizado como una figura que todo es «panza»

Periodo alto de cotas artísticas

Caldas da Rainha a la sazón era una localidad termal concurrida por la realeza, aristocracia y una pujante burguesía, y que además había ganado reconocimiento como centro productor de cerámica por las arcillas que ahí se encontraban. No era raro por tanto que una veintena de pequeñas pero muy productivas fábricas se instalaran en esta localidad y produjeran piezas decorativas muy naturalistas, influenciadas en cierta medida por la obra de Bernard Palissy, con figuras de animales, vegetales o frutas (Museo de la Cerámica, Caldas da Rainha).

Jarrón donde se vé al artista y sus manos creadoras

Jarrón donde a modo de autorretrato se vé al artista y sus manos creadoras

Y en este entorno tan interesante social pero sobre todo creativo, aterrizaron los hermanos Bordallo PInheiro con la idea de revitalizar la producción cerámica en la región. Abrieron la Fábrica de Louça, donde Rafael asumió la producción técnica y artística y su hermano Feliciano las finanzas y administración.

Vasija acampanada con uvas y parras

Vasija acampanada con parras y uvas

Artísticamente el movimiento Arts&Crafts, creado y dinamizado por William Morris, como reacción contra las producciones seriadas del primer desarrollo industrial, está en plena ebullición. Ello no solo influenció a Bordallo en la creación de algunas piezas, sino también en la filosofía de la fábrica. Su idea era dar a los objetos cotidianos una dimensión estética, más allá de la funcional para las que habían sido fabricados, donde la figura del artesano como “creador” cobraba fuerza.

Cosechó premios y renombre en el extranjero, como la medalla de oro y plata en la Exposición Universal de París (1889), donde además de los premios Bordallo se trajo de París el gusto por las manifestaciones modernistas que pudo contemplar allí.

Azulejos con formas de mariposas y espiga de trigo

Inspiración muy modernista con formas de mariposas y espigas. Los realizó tras su participación en la Exposición Universal de París en 1889. Se basan en el movimiento que aportan las curvas y la asimetría

Su obra se tiñó de elementos y morfología de influencia “Arte Nova”. Añadió mayor énfasis si cabe, ya que como estilo incorporaba el arte a la vida cotidiana, donde la cerámica, la forja, y el vidrio, alcanzaban cuotas máximas de protagonismo como elementos decorativos de las viviendas.

Magnifica producción de azulejos en relieve para revestir algún muro, con formas de maíz, racimos de uvas y flores

Paulatinamente se convirtió en un referente diseñando y produciendo un amplio abanico de piezas que destacaban por su alto nivel técnico, alcanzado principalmente a nivel de modelado y de esmaltado: Vajillas, objetos decorativos, mosaicos, figuritas, etc, siempre con ese toque tan característico suyo: Diseños muy naturalistas, sencillos y espontáneos, con un guiño constante a la flora y fauna.

Para la formación de sus artesanos creó, con subvención estatal, la Escuela de Diseño Industrial para la Cerámica y la Decoración, que contribuyó al renacimiento de los oficios artesanales tradicionales, y en concreto a la defensa de la industria cerámica. Los aprendices eran encaminados hacia las áreas en que demostraban mayor talento, y tras un periodo de formación integral de seis meses, pasaban a ser obreros de la fábrica. El porcentaje de inscritos aumentó exponencialmente hasta 1891, año de la crisis económica  y en el que la fábrica-escuela quebró.

Memorabilia del Grand Hotel Lisbonense de Caldas da Rainha. En el siglo XIX estuvo frecuentado por aristócratas, políticos y artistas. R. Bordallo Pinheiro diseñó sus vajillas. Fué el primer hotel en contar con agua caliente, salón de baile y garaje propio

Memorabilia del Grand Hotel Lisbonense de Caldas da Rainha. En el siglo XIX estuvo frecuentado por aristócratas, políticos y artistas. R. Bordallo Pinheiro diseñó sus vajillas. Fué el primer hotel en contar con agua caliente, salón de baile y garaje propio

A su muerte, su hijo Manuel Gustavo recogió el testigo y junto con un grupo de amigos y trabajadores se hicieron cargo de la empresa. En 2008 entró en una grave crisis y fue adquirida por el Grupo Visabeira, quien aseguró su continuidad productiva, reproduciendo sus piezas como antaño y logrando un puesto destacado en la escena cultural portuguesa. Su legado perdura hoy y lo hará siempre.

Perro Fó, de Manuel Gustavo Bordallo Pinheiro, de influencia oriental, que tuvo que luchar hasta conseguir su estilo propio

Perro Fó, de Manuel Gustavo Bordallo Pinheiro, de influencia oriental, que tuvo que luchar hasta conseguir su estilo propio

El Museo

A lo largo de las salas el visitante puede explorar la obra de Rafael Bordallo Pinheiro y de su hijo Manuel Gustavo, fiel discípulo de su padre. Con motivo de la celebración del centenario de la fábrica creada por el padre, se creó este espacio museológico en 1984, con objeto de dar a conocer la obra del polifacético artista. Los fondos lo componen piezas originales y copias realizadas sobre los moldes originales, objetos personales, dibujos, grabados, anotaciones y herramientas de trabajo.

Fachada principal de la vivienda

El edificio se encuentra anexado a la casa que fue de uno de uno de los hijos “muy estilo Bordallo” con una cubierta revestida con tejas vidriadas y mosaicos de color, unos hermosos paneles de azulejo e insectos gigantes en cerámica vidriada entre las plantas (como una abeja en busca de su néctar) elementos en el paisaje que aportan belleza a este lugar. Enfrente se encuentra  la fábrica y un poco más allá la tienda.

La Obra

Jarrón decorativo de bellos tonos irisados

Una fase de su obra, (quizás su periodo más fértil y original), lo cubre el naturalismo, su principal fuente de inspiración. Infinidad de platos salpicados con vegetales o fauna local, enormes jarrones con serpientes de agua retorcida, sopera cobijando criaturas de las formas más variadas piezas de vajillas de uso diario, donde no falta la inconfundible serie “Couves” (Repollos) –icono de la casa-, canastos de frutas, platos gigantes de gran riqueza estructural, de increíble rigor cromático y de un brillo luminoso e irisado.

Al tiempo que crea grupos escultóricos de grandes dimensiones (La Pasión de Cristo, Museo José Malhoa, Caldas da Rainha), recrea pequeñas figuras inspiradas en el folclore nacional, llenos de humor y sentido crítico. El más conocido Zé Povinho, que con sus virtudes y defectos representa al pueblo luso evocando situaciones de cariz político, social y religioso. También, María da Paciência, su resignada compañera, La Varina  (vendedora de pescado), el policía, el sacristán con el incensario en la mano, etc.

Zé Povinho es la caricatura sarcástica del pueblo portugués, y la creación más emblemática de Bordallo

Zé Povinho es la caricatura sarcástica del pueblo portugués, y la creación más emblemática de Bordallo

En este periodo “fin de siècle”, se producirá un impulso en la utilización de elementos cerámicos con fines industriales y decorativos,

Magníficos azulejos en relieve para revestimientos interiores y exteriores. Como pisapapeles quedan estupendos

Así, creó paneles, frisos y deslumbrantes azulejos vidriados que aplicó con gran éxito en grandes superficies como fachadas e interiores de residencias. Llaman la atención sus azulejos “en relieve” de nenúfares, saltamontes, ranas o mariposa formando patrones. Si paseas por Caldas da Rainha o Lisboa aún hoy puedes contemplarlos por tiendas o locales.

En la R. Almirante Cândido dos Reis, 34 (Seasons Fashion) destaca por los elementos decorativos vegetales y humanos. Los mosaicos son de factura Bordallo Pinheiro. Los medallones en piedra en ambas esquinas representan a la izquierda a Bernard Palissy, celebre ceramista frances y Bordallo Pinheiro a la derecha

En la R. Almirante Cândido dos Reis, 34 (Seasons Fashion). Los azulejos son de factura Bordallo Pinheiro.

El azulejo creado destaca por los elementos decorativos vegetales

También hay espacio para una pequeña reconstitución de un taller de cerámica de época donde se nos muestran los materiales, óxidos y otros utensilios empleados. De aquí nacieron y cobraron vida ranas, lagartos y reptiles.

Azulejo decorado con óxidos sobre cubierta

Azulejo decorado con óxidos sobre cubierta

Recorriendo la tienda

De antemano aviso a amantes de la loza artística y a los compradores compulsivos: Es una verdadera tentación, de aquí te lo llevarías todo.

Para perder el sentido

Para perder el sentido

En la planta baja se encuentra la tienda donde las piezas “a grosso modo” se encuentran catalogadas por gamas cromáticas (un caleidoscopio de colores con series que van del gris, al verde, al rojo, al turquesa, etc..). Sus platos en forma de coles o de lechugas, fuentes en forma de pez, tarrinas de paté en forma de calabazas o soperas con forma de fresa, irradian una combinación perfecta de tradición y modernidad.

La serie Fresas es un ejemplo perfecto de inconformismo creativo. Naturaleza, humor y alegría se dan la mano en la mesa

La serie Fresas es un ejemplo perfecto de inconformismo creativo. Naturaleza, humor y alegría se dan la mano en la mesa

En la parte superior, hay un Outlet con piezas de otras temporadas, pero igualmente bonitas, divertidas y atrevidas, solo que con grandes descuentos.

Distintas fuentes de hojas y flores

Distintas fuentes de hojas y flores

Dirección:

Rua Rafael Bordalo Pinheiro, nº 53 – Caldas da Rainha
Teléfono: 262839380
Web: www.bordallopinheiro.pt
E-mail: info@bordallopinheiro.pt

Aveiro y su Roteiro de Arte Nova

Aveiro es una ciudad de la costa oeste de Portugal situada a orillas de la ría de su nombre. Es conocida por sus canales que surcan los “Moliceiros”, por lo que es llamada la “Venecia Portuguesa”.

Museo de Arte Nova

Pero Aveiro y su región tienen también otros atractivos turísticos (patrimoniales y de naturaleza), dignos de conocer. Como soy una forofa de la arquitectura, sin duda alguna no puedo pasar por alto sus sorprendentes edificios modernistas.

El Arte Nova (Modernismo), surgió a principios del siglo XX en Portugal, como un estilo decorativo que recurre a la ornamentación en las fachadas con azulejos, escayolas, vidrios con motivos florales y orgánicos, forjas de líneas curvas y dinámicas. Ciertamente un estilo no apto para minimalistas.

Ejemplo de ello es su Museo de Arte Nova, impresionante y armonioso, con una decoración absolutamente homogénea que articula motivos florales y vegetales, tanto en los azulejos, como en la piedra de cantería y el hierro de forja utilizado.

Consciente de su valioso patrimonio, el Ayuntamiento de Aveiro organiza un circuito turístico que recorre las fachadas más significativas de este estilo. Este «Roteiro de Arte Nova» es muy interesante y tiene mucha demanda, así que no te lo pierdas en tu próxima visita a Aveiro. (Rua João Mendonça, 8 – Aveiro).

Escalera de caracol con formas vegetales

Escalera de caracol con formas vegetales

Estoy trabajando en un post sobre esta preciosa ciudad costera, y como anticipo comparto estas fotos.

Detalle del azulejo del muro. Museo de Arte Nova. Aveiro