el ROMÁNTICO Y OCULTO CEMENTERIO DE LOS Ingleses

Hay cementerios inmensos, monumentales por su arquitectura funeraria, que requieren visitas guiadas para no perderse. Otros resultan inquietantes por las historias y leyendas que albergan, y finalmente hay otros recoletos, románticos y cargados de historia. Este es el caso del Cementerio de los Ingleses, en el Barrio lisboeta de Estrela, cerca del Acueducto das Águas Libres Se encuentra un poco oculto trás una alta tapia, a un paso de la Basílica de Estrela y frente al Parque de Estrela creado con donativos de la realeza lusa e inspirado en estilo romántico inglés.

Un Cementerio nacido de un Conflicto Religioso

En este espacio de casi dos hectáreas se viene enterrando desde su fundación en el siglo XVIII a los protestantes ingleses, ya que entonces no se permitía dar sepultura a nadie en este país que no fuera católico. ¿El motivo? A pesar de ser un país de culto libre para los cristianos desde la Guerra de Restauración en 1640, la católica Portugal consideraba a los protestantes como herejes, por lo que sus difuntos tenían prohibido el acceso a los cementerios, obligando a sus familias a arrojar los cadáveres al mar o inhumarlos en jardines o huertos privados.

exuberante_vegetacion_tranquilo_cementerio
Desbordante vegetación en este tranquilo cementerio en el Barrio de Estrela

En 1654, con la firma del Tratado de Westminster entre Portugal e Inglaterra para fortalecer las buenas relaciones surgidas del incipiente comercio marítimo, se reconoció la obligación de Portugal de crear un cementerio para enterrar a sus muertos. En Portugal existía una destacada comunidad inglesa como hombres de negocio, comerciantes y aseguradoras atraídos por el mercadeo de esclavos, azúcar, especies, oro y plata del Brasil.

Debido a la oposición de la Inquisición, el cementerio no se puso en práctica hasta principios del siglo XVIII, en el que el cónsul Poyntz en Lisboa de S. M. Británica en 1717 pudo informar finalmente a Londres de que había localizado y arrendado un espacio adecuado cerca de la ciudad «para el entierro de nuestros muertos«, al que se le llamó “Cementerio de los Ingleses”.

romantico_cementerio_ingleses_lisboa
Camino principal con tumbas entre los setos

Ubicación del Cementerio Inglés

El lugar se encontraba junto a los terrenos de un monasterio benedictino levantado por los frailes de Tibães en 1596 y, bautizado con el nombre de Monasterio de Sao Bento da Saúde (hoy Asamblea de la República de Portugal) que cubrían íntegramente toda la Rua de S. Bento hasta la Calçada de Estrela. La ubicación era excelente, distaba convenientemente del casco urbano (entonces periferia) y era una zona elevada con aire puro.

Enterramientos a la Luz de la Luna

El “Cementerio Inglés» fue el primer cementerio de Lisboa, ya que hasta entonces los católicos solían enterrar a sus muertos en catacumbas, en los patios de las «misericórdias» (instituciones benéficas) y alrededor o dentro de las iglesias, sin que la ciudad dedicara un lugar ex profeso para su descanso final.

Los ingleses debieron sufrir aún las iras de un clero un tanto cerril e impositivo: Impusieron restricciones como que las tumbas quedaran ocultas tras un tupido perímetro de cipreses, se prohibió además que ni los ritos ni ceremonias fueran visibles a los ojos de los católicos y, por supuesto que los enterramientos se hicieran de noche.

Símbolos de la masonería

Unos años más tarde, la comunidad protestante holandesa residente en Lisboa adquirió con el mismo fin las tierras contiguas al Cementerio Inglés, uniéndose ambas parcelas para dar lugar a un único cementerio, rodeado por supuesto de un alto muro que lo defendía de miradas indiscretas

Con la ampliación se levantó en 1822 la Iglesia de San Jorge, Patrón de los ingleses, para celebrar adecuadamente los servicios religiosos y una pequeña capilla mortuoria, donde suelen guardarse las cenizas de los difuntos hasta que tiene lugar la ceremonia fúnebre.

iglesia_San_Jorge_Cementerio_ingles
Iglesia de San Jorge, la primera iglesia protestante construida en Portugal, para atender las necesidades espirituales de los británicos. Su fachada es neorománicade 1889

Como los límites de ambas propiedades nunca fueron bien definidos, con el transcurso del tiempo las dos parcelas acabaron por mezclarse. Hoy día encontramos no sólo tumbas de ciudadanos británicos y holandeses, sino también de americanos, canadienses, alemanes, suecos o noruegos. Como curiosidad, la tumba más antigua del lugar perteneció a Francis Laroche, un hugonote francés (movimiento calvinista que se extendió a Francia desde Ginebra).

templo_mortuorio_cementerio_ingles
Capilla mortuoria construida a imagen y semejanza de un templo dórico tetrástil

Famosos enterrados en el Cementerio Inglés

La tumba más visitada es la de Henry Fielding, autor de la novela picaresca «Tom Jones» escrita en 1749. Fielding llegó a Lisboa destino habitual de las élites que elegían la capital lusa para practicar el «turismo de salud» por su benigno clima, sensiblemente mas cálido que el resto del continente europeo. Desgraciadamente, disfrutó poco de este «health-resort», ya que aquejado de gota y tisis murió a los dos meses después de su llegada, en 1754.

En el momento de su muerte en 1749 no se le enterró en ninguna tumba especial; sino que hubo que esperar hasta 1830, para que gracias a la comunidad británica y por suscripción popular (el famoso «crowdfunding«)  se levantara la tumba que vemos en la actualidad.

romantica_sepultura_escritor_ingles
Tumba de Henry Fielding, conocido como «el padre de la novela inglesa»

Otro protestante famoso fue Christian August, (1744-1798), Príncipe de Waldeck y Pyrmont (una de las dinastías más antiguas de Alemania) general austriaco masón muerto en servicio en el ejército portugués. Su tumba fue una donación del príncipe regente de Portugal, el futuro rey Juan VI. Los obeliscos y las pirámides sobre su tumba, son referentes masónicos y juegan un papel fundamental en las creencias esotéricas que rodean a la muerte.

tumba_masonica_cementerio_ingles
Las tumbas masónicas adoptaban símbolos de la cultura egipcia para su cultura ritual

Después del Reino Unido, la masonería de Portugal tenía la estructura más antigua de Europa, con un número destacado de logias extranjeras, que junto con las fraternidades masónicas militares gozaban de gran predicamento en el país.

El Cementerio también alberga los restos de los caídos en acto de servicio en la I y II Guerra Mundial, aventureros, espías, artistas, empresarios, gente normal y corriente, en suma … cientos de historias enterradas que forman parte de la historia de Lisboa, y hoy tras sus altos muros yacen en este romántico y escondido cementerio en lo alto de Estrela.

tumba_dramatica
Destila dramatismo…

Riqueza Botánica excepcional entre Tumbas

En Lisboa por su clima templado, existe una gran facilidad para el cultivo de plantas mediterráneas y subtropicales; lo cual propició que en la segunda mitad del siglo XIX se plantaran muchos árboles y arbustos, algunos de los cuales han llegado hasta nuestros días.

Empezando por los cipreses, un clásico del lugar, longevo, con un verdor persistente, símbolo de la inmortalidad y vinculado al duelo; árboles del amor (Cercis siliquastrum) que con el inicio del mes de abril, estallan flores rosas con forma de corazón, palmeras de las islas Canarias (Phoenix canariensis), viejos y maduros olivos (Olea europea) y sobre todo unos venerables Dragos canarios (Dracaena draco).

Por el cementerio se entrecruzan pequeños senderos con algunos bancos entre tumbas de todas las épocas y de todo tipo de personas sin ostentaciones funerarias, donde la hiedra y el musgo tienen un papel importante, y donde todo convive en perfecta armonía con una vegetación a medio camino entre lo salvaje, lo aparentemente abandonado y arbustos colocados “al azar”.

No_flores_plastico_cementerio
El Cementerio Inglés sólo admite flor cortada en su interior

No existen simetrías ni parterres, ni flores artificiales compradas en un “Todo a Cien” ya que están prohibidas, ni suntuosos panteones. No es la costumbre. El jardín se caracteriza por la ruptura con el orden, dando como resultado una naturaleza aparentemente casual. Este “estudiado descuido” está sabiamente dirigido por dos jardineros que pululan por el lugar y que lo mantienen en perfecto estado de revista.

Habilita Espacio para otras Confesiones

Durante casi tres siglos el Cementerio Inglés ha dependido de las aportaciones del Gobierno Británico. Hoy la “Iglesia Anglicana de San Jorge (Lisboa) y San Pablo (Estoril)” forma parte de la Comunión Anglicana y de la Diócesis de Europa adscrita a la Iglesia de Inglaterra. Los gastos del Cementerio Inglés como las restauraciones, la limpieza o la jardinería se cubren con los costes de los servicios funerarios y las donaciones privadas.

En general son lapidas protestantes, aunque hay excepciones; ya que ahora es posible enterrar a católicos junto a su cónyuge protestante, o de otros credos. Además en los últimos años se ha abierto la mano y se acepta que los católicos practicantes del área metropolitana de Lisboa puedan ser enterrados aquí. Para ello, deben aportar en vida una carta de recomendación de su parroquia.

lapida_monoteista_cementerio_ingles
Lápida de un seguidor de Bahá’u’lláh, líder espiritual del bahaismo

El Cementerio de los “Inglesinhos”, como se le conoce cariñosamente, es un pequeño oasis amurallado y oculto en medio de la ajetreada Lisboa, que lo convierten en un lugar tranquilo y verde, por si quieres huir de los típicos lugares turísticos y conocer sitios con historia y poco frecuentados a la vez.

Dirección

Rua de São Jorge, 6 – Lisboa

Entrada

Libre, pero se sugiere un pequeño donativo para sufragar gastos en su mantenimiento

Cómo llegar

Tranvías: 25, 28
Autobuses: 713, 720, 738, 773, 774
Metro: Rato

Horario

Lunes a Viernes: 10.30-13.00 y Domingo: 11.00-13.00

Posts relacionados

Enamorados en el Cementerio de Prazeres (Lisboa)

Modernidad y Tradición en Campo de Ourique (LIsboa)

Localización

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.