De ruta por la Serra d’Ossa (Alentejo)

skyline_redondo_alentejo

El Alentejo, rico en patrimonio cultural y de naturaleza

La región del Alentejo, que ocupa casi la tercera parte del país luso, es tierra de dehesas (aquí llamadas «montados»), olivares y viñedos, con muchos pueblos amurallados que recuerdan su pasado carácter de frontera, otros olvidados, y que sobre todo ofrecen una tranquilidad fuera de lo normal.

En mi último viaje por estas tierras llegué a Aldeia da Serra, cerca de Redondo, en la Serra d’Ossa, para visitar entre otras cosas, el Anta de Candeeira, un monumento megalítico de los que abundan por la región.

portugal_lider_sector_corchero

Portugal es líder indiscutible en el sector corchero, exportando más de la mitad (63%) del corcho mundial. El 70% es producido en el Alentejo. (Fuente: El Economista 02/04/18)

El Alentejo es rico en muestras de monumentos megalíticos de entre cinco o seis mil años de antigüedad, entre campos de flores y retamas, sobre todo en el distrito de Évora y Portalegre, llegando incluso hasta Vila Nova de Foz Côa ya en la región de la Beira Alta.

iglesia_romerias_serra_oss

Igreja de Monte da Virgem en la Serra d’Ossa, pequeña iglesia del siglo XVI. El 15/08, festividad de la Asunción de la Virgen se celebra una procesión ©paulo albuquerque

La Serra d’Ossa, con unos escasos 650 m de altitud, es la principal elevación del Alentejo Central. Se encuentra a caballo entre Estremoz y Redondo, donde se levanta el convento de São Paulo famoso por la presencia continúa durante siglos de monjes ermitaños, hoy reconvertido en un hotel rural, del que daré cuenta en otro post. Desde la aparición de los primeros ermitaños (s XII u antes) por la sierra, la vida eremítica ha sido muy rica por la profusión de cruces en los campos, ermitas y capillas erigidas en el paisaje. Alcornoques, encinas y pinares se mezclan con los monumentos religiosos, haciendo que esta sierra sea una opción estupenda para los que disfrutan de paseos en medio de la naturaleza

atrio_convento_ossa

Atrio de entrada a la Iglesia del Convento de São Paulo, hoy hotel

Sin adentrarte mucho en el Monte verás el Anta 

Partiendo de la plaza de Aldeia da Serra en dirección sur, salir del pueblo, pasarás por delante de la entrada al hotel rural Herdade de Agua d’Alte; debes seguir unos 500 m y tomar una pista a mano izquierda, donde pasarás por delante de una bonita propiedad privada de época llamada «Monte Cabaço»; 100m más adelante verás (ojo que hay que ir pendiente) la cartela explicativa del anta. Aquí deberás aparcar el coche para llegar a pie por el camino al dolmen funerario que se encuentra entre los alcornocales.

extraccion_corcho_serra_ossa

El corcho se extrae cada 9-10 años en verano, como consecuencia del calor se separa más del árbol, y es más fácil desgajarlo

De libre acceso y absolutamente desprotegido de cualquier acto vandálico, el Anta da Candeeira tiene unas medidas de unos 2m altura x 3m ancho en forma de mesa. Cinco grandes piedras verticales u «ortostatos» sostienen una losa a modo de tejadillo dando como resultado una cámara pentagonal. Una de las lajas de piedra tiene una enigmática ventana circular en la parte superior que aquí denominan «buraco da ánima» (agujero del alma).

casa_megalitica

Monumento megalítico que representa una cámara poligonal

Se desconoce la fecha, pero por su cercanía al Convento de São Paulo se cree que unos monjes al igual que «Pablo de Tebas, monje del desierto egipcio» lo habitaron durante algún tiempo siguiendo el estricto estilo de ascetismo y oración eremita. Probablemente realizaron el agujero en la piedra para eliminar el humo del fuego interior, porque esa perfección en el corte sería bastante difícil hace cinco o seis milenios.

casa_piedra_alentejana

!Hola mundo!

El Alentejo tiene fama en Portugal por su cocina

Para comer es imposible fallar eligiendo «O Chana do Bernardino», referente 100% para probar platos locales; una región en la que el pan como antes, el aceite de oliva y las patatas son la base de sus platos, y donde las plantas silvestres como el tomillo, el romero y los «poejos» (menta poleo fresca) aportan un aroma intenso que dejan huella en el paladar.

fachada_restaurante_aldeia_da_serra

Fachada del restaurante «O Chana do Bernardino» en el centro del pueblo

sopa_de_cazón_portuguesa

La sopa de cazón es una receta obligada en la gastronomía alentejana. En tiempos de mayor carestía, se hacia el caldo sin pescado y se le daba el nombre de »sopa blanca»

La sopa de tomate o la «sopa de caçao» (cazón) que yo misma he acabado incorporando en mi casa, son unos platos imprescindibles de cuchara, junto con el porco à alentejana, una audaz combinación de carne de cerdo con almejas y patatas. Ubicado en el medio del pueblo, no tiene pérdida, conviene reservar.

farofias_mi_postre_favorito

Farofias mi postre favorito portugués. Es un dulce alentejano a partir de claras de huevo con crema inglesa y canela espolvoreada

Excursiones por la Serra d’Ossa

Los alrededores están salpicados de localidades a distancias muy manejables con interesantes sitios que visitar.

Redondo (a 10 km) importante municipio agrícola con una geografía de olivares y viñedos que han hecho que el enoturismo sea un elemento dinamizador de la región, haciendo de esta localidad y alrededores un lugar para conocer de cerca sus bodegas, enmarcadas dentro de la «Rota dos Vinhos do Alentejo».

porta_postigo_redondo

Porta do Postigo o del Reloj, una de las dos puertas de acceso al recinto amurallado, dentro del cual se encuentra el núcleo más antiguo del pueblo © R Mataloto

Destaca su castillo medieval levantado por D. Dinis que aún conserva restos de la muralla, la “Cerca Urbana do Redondo” clasificada como Monumento Nacional, junto con la Puerta de Postigo, la Porta da Ravessa (que da nombre a un vino local) y la Torre del Homenaje.

torre_homenaje_redondo

Torre de Homenaje, Redondo © R Mataloto

En el interior de las murallas, las casas mantienen la característica arquitectura alentejana, con chimeneas de grandes dimensiones, de muros encalados en un blanco nuclear con toques de ocre o azul simbolizando el color de la tierra y el intenso color del cielo. Caminando descubrirás rincones como la R Castelo con sus casas de bonitas fachadas o la R Miguel Bombarda con sus balcones de hierro forjado, unos sencillos, otros más ornamentales u clásicos.  

VIsta de Redondo

Skyline de Redondo © R Mataloto

Cupula_nervada_redondo

Interior de la Igreja da Misericórdia (Redondo) con bóveda polinervada. Los azulejos de temas bíblicos, son del entorno del «Ciclo de los Maestros» del s XVIII, grupo  de artistas que introdujo un gusto por exuberantes entornos decorativos © R Mataloto

Redondo es un destino perfecto para aquellos que quieran comprar artesanía como las sillas de mimbre pintadas en vivos colores y la cerámica con un toque muy «naïf» decorada con escenas de la vida rural donde predominan las flores y ramajes, el sol, gallos, alcornoques y pastores. Existe un Museo del Vino y otro del Barro para visitar.

Seguimos nuestra ruta hacia Estremoz

Estremoz (a 13 Km) perteneciente al distrito de Évora en dirección norte y repleta de historia con su magnífica Pousada, su mercadillo de los sábados (el más famoso de todo el Alentejo), y sus inmensas canteras que sirvieron para los capiteles del Templo Romano de Diana en Évora.

mercadillo_productores_estremoz

Mercadillo de Estremoz: Productos de la huerta, antigüedades, de todo un poco

El triángulo comprendido entre Estremoz-Borba-Vila Viçosa, es un enclave de producción de mármol portugués. Aquí se extrae y explota en tonalidades blanco, crema, grises y azulados, pero sin duda el rey es el «Rosa Portugués», muy demandado internacionalmente.

cantera_marmol_rosa

Canteras de mármol rosa portugués

Junto con el vino y el aceite, estos tres sectores constituyen los pilares económicos de la región. Existen visitas, enmarcadas en la Ruta del Mármol, sumamente interesantes.

Para finalizar en una antigua Residencia Real  

Merece desviarse hasta Vila Viçosa y visitar el Palacio Ducal (a 15 km), en otros tiempos residencia del Ducado de Braganza, casa a la que pertenecieron los reyes de Portugal desde la Restauración (1640) hasta que se convirtió en República. 

aposentos_reales_palacio_ducal

Aposentos Reina Doña Amelia, princesa francesa y última reina consorte de Portugal

Impresiona su fachada de estilo manierista de 110 metros de largo, por su sobriedad de líneas, su rigor geométrico y su revestimiento en mármol dorado. El interior es opulento, hay tapices flamencos y una gigantesca alfombra persa del siglo XVI, muebles portugueses de ricas maderas y numerosos retratos reales.

Ferroneries_azulejos_repetitivos

Azulejos inspirados en los textiles de dibujos, que se utilizaban para proteger del frío además de proporcionar suntuosidad

También se visitan los aposentos privados con artículos de tocador y ropas de los reyes congelados en el tiempo, junto con colecciones de porcelana china, la sala del tesoro, la armería y sus inmesos jardines.

Palacio_Ducal

Jardines reales

La colección de coches incluye el carruaje en el que dos miembros de la sociedad masónica Carbonaria dispararon de muerte al rey D Carlos, y al Príncipe Heredero Luis Felipe, cuando regresaban a Lisboa de su tradicional temporada en el palacio de Vila Viçosa. De este regicidio en la Plaza de Comercio (1908) sobrevivió el Príncipe Manuel y salió ilesa su madre, la reina Amelia.

Localización

Direcciones de interés

  • Hotel Convento de São Paulo. Aldeia da Serra, 7170-120, Redondo, T. 351 266 989 160
  • Restaurante O Chana do Bernardino. N381 77 Aldeia da Serra, T. 351 266 909 414
  • Olaria Pirraça. R. Conde Redondo, 85 – Redondo, T. 351 266 909 797
  • Olaria Xico Tarefa. R. Anastácio da Rosa 4, 7170-062 Redondo, T. 351 964 635 494