Un Paseo por Lisboa que nadie te cuenta

Largo Trindade Coelho Lisboa

Un recorrido de toma de contacto para familiarizarse con algunos de los puntos más pintorescos de Lisboa, siempre es interesante. Este paseo que propongo lo puedes hacer a pie sin problema: Son 2.5 Km. que puedes realizar en 2 horas yendo tranquilo, haciendo fotos, viendo los edificios y curioseando los escaparates. Aunque lo puede realizar al revés, creo que es más interesante recorrerlo cuesta abajo…

Empezamos en la Plaza de Amoreiras (Jardín Marcelino de Mesquita)

Con la llegada del Marqués de Pombal a la corte de José I como primer ministro de  1750 a 1777,  implementó amplias políticas económicas para regular la actividad comercial en todo el país. Entre otras acciones aplicó el modelo francés de las Reales Fábricas. Estas manufacturas reales fueron instalaciones industriales creadas para fomentar la economía portuguesa desde la industria y las manufacturas propias, para frenar la salida de recursos del país.

Jarrón en loza vidriada, estilo chinoiserie. Tomás Brunetto, (1767-1771) Real Fábrica do Rato. Museo Nacional Grão Vasco

Jarrón en loza vidriada, estilo chinoiserie. Tomás Brunetto, (1767) Real Fábrica do Rato. Museo Nacional Grão Vasco

Pombal (un erudito de la Ilustración) en su afán de desarrollar las manufacturas nacionales creó en esta colina el Real Colegio de Manufacturas. Formaban parte: Una fábrica de seda, otra de peines, relojes, botones, barajas de cartas, loza y tejidos, entre otros. Este barrio de artesanos se dedicaba a la fabricación de objetos de lujo para el consumo, y tenían a la Casa Real, la Iglesia, la nobleza y la alta burguesía como sus principales clientes.

El nombre de este jardín -Marcelino de Mesquita- es un homenaje al dramaturgo, poeta y escritor del mismo nombre. Sin embargo, es más conocido por el Jardín de las Amoreiras. Diseñado e inaugurado en 1759 por el Marqués de Pombal evoca los 330 árboles (moreras) plantados para la cría de gusanos de seda. La plaza se rodeó de casas de estructura pombalina construidas para alojamiento de los empleados y aprendices que trabajaban en el hilado de la seda.

Desde el parque se entra a la Mãe d’Agua (el depósito Madre del Agua) y al arco final del Acueducto de las Aguas Libres, construido en el siglo XVIII. Aquí se controlaba el caudal de agua que partía hacia chafarizes (fuentes), fábricas, conventos y casas de nobles, razón que explica que se crearan industrias en la proximidad como las fábricas en Amoreiras y la de Loza en Rato.

El Arco das Amoreiras celebra la llegada del agua por el Acueducto das Águas Libres. Construido antes del terremoto por el húngaro Carlos Mardel (1746-1748)

El Arco das Amoreiras celebra la llegada del agua por el Acueducto das Águas Libres. Construido antes del terremoto por el húngaro Carlos Mardel (1746-1748)

Las callecitas traseras de esta poco concurrida plaza, nos alegran la retina con ejemplos de bonitos “hotelitos” de siglos pasados, que hoy son alojamientos con encanto o restaurantes y bares “fashion”.

"Casa Amora", hotelito con encanto escondido en Amoreiras, Lisboa

En «Casa Amora» te enamorará el silencio y el desayuno en su patio

 

Hasta la ubicación de Procopio frente a este patio del siglo XVIII con su fuente y su suelo adoquinado resulta encantador

«Procopio» situado frente a un patio del siglo XVIII con su fuente y su suelo adoquinado

«Procopio«, que presume de ser el cóctel wine bar más antiguo de Lisboa (1972), se encuentra escondido entre estas calles. Para pasar debes tocar una campanilla y entrarás en un amoroso local decorado a modo de “bistrot parisiense”. La música que suena va del jazz a los blues, pasando por la bossa nova. Te esperan cerca de 50 tipos de cócteles!

Pasamos por Rato adentrándonos en Príncipe Real

Siguiendo con el paseo llegamos al Largo de Rato donde tras el terremoto de 1755, se levantó en esta colina un asentamiento en el que malvivían más de 5000 personas, huyendo de los barrios próximos al Tajo que habían desaparecido. Pombal reconstruyó la ciudad y planificó urbanísticamente estos terrenos creando un nuevo barrio.

Llama la atención el bonito palacio de la plaza, sede del Partido Socialista Portugués, que en otros tiempos fue el palacete de los Marqueses de Viana, y antes un convento. Hoy solo funciona la iglesia que pertenecía al convento.

Si no lo conoces, escondido entre tiendas de barrio se encuentra “Casa de Chá Santa Isabel”. El local regentado por unas antiguas monjas Vicentinas está primorosamente decorado con colorido mobiliario en colores pasteles rosa y azul, cuadros naif y recuerdos religiosos aquí y allá. Las «Vicentinas» como se las conoce, tienen la virtud de ofrecer en un ambiente muy cosy el clásico té de las cinco y otras infusiones, acompañado por los clásicos scones ingleses y bolos caseros (bizcochos). A mediodía suelen servir algunos platos a precios simbólicos.

Joyero lupa para lectura en “What Else”. Su larga cadena permite llevarlo también como collar, barrio principe real, lisboa

Joyero lupa para lectura en “What Else”. Su larga cadena permite llevarlo también como collar

Nos adentramos en el Barrio del Príncipe Real por la Avda. de Rua Politécnica, su arteria principal. Junto con sus calles aledañas tienen una oferta de shopping muy amplia. Debes curiosear en sus pequeños brocantes, anticuarios como «Art Now» o en sus tiendas bien surtidas de moda, accesorios y piezas para la casa como “Maison Decor” y “What Else”.

Maison Decor. artículos de la casa y accesorios personales de plena actualidad, Barrio Principe Real, Lisboa

Maison Decor, artículos de la casa y accesorios de plena actualidad

 

ART Now tienda de antigüedades especializada en art decó y vintage en Lisboa

Art Now tienda de antigüedades especializada en art decó y vintage

Clasificado como bien de interés público, el palacete Palmela (hoy Fiscalía General del Estado) cuenta con salones en estuco y pan de oro, y salitas con increíbles trampantojos para crear ilusionismo espacial, conservando cuadros y esculturas de época, porcelanas, esmaltes de Limoges y un pabellón escultórico en el jardín. Puede ser visitado previa cita.

Su imponente puerta principal preludia el suntuoso interior que sorprenderá al visitante. Dos grandes esculturas, la cariátide de la izquierda representa a la «Fuerza Moral» y el atlante de la derecha simboliza el «trabajo» (Obra de Anatole Calmels)

Cruzamos la Plaza de São Mamede con su simpático alojamiento del mismo nombre, el «Antigo Colegio de Nobles«, institución preuniversitaria fundada en el siglo XVIII como formación inicial de los jóvenes nobles. Fue suprimido en 1837 con la implantación del régimen liberal, transformándose en Facultad de Ciencias de la Universidad de Lisboa. Merece una visita su Jardín Botánico diseñado para apoyar la enseñanza de la Botánica y Principios de Agricultura. Las plantas fueron recolectadas de cada lugar del mundo bajo administración portuguesa. Es tranquilo y silencioso a pesar de encontrarse en el centro de la ciudad, y en los días de calor un rincón refrescante gracias a sus pequeños estanques, sus especies tropicales y los grandes árboles de sombra, que producen microclimas especiales.

Frente a él y para disfrutar de una paradita, nada mejor que el emblemático “Cister”, que puede presumir de ser “una confitería de toda la vida” (1828). El escritor realista Eça de Queiroz, hombre de rutinas, desayunaba siempre aquí y realizaba el mismo recorrido: Deambulaba por Príncipe Real y paraba en el jardincillo de São Pedro de Alcântara para acabar por la Baixa. El jardín del Príncipe Real tiene una hermosa vegetación, donde destaca su viejo y enorme cedro, podado a modo de sombrilla gigante y que da una sombra excelente. Su quiosco tiene mucha demanda a última hora de la tarde.

Los sábados por la mañana se celebra un Mercadillo de Productos Biológicos y otro de Antigüedades, el último sábado del mes y el lunes siguiente. Diseñado en 1860 como barrio residencial, la plaza aún mantiene ese aire de opulencia.

Frutas, verduras y plantas aromáticas

Mercadillo de Velharias en Principe Real

Llama la atención “Embaixada” un antiguo palacete neo-árabe de 1877, el Ribeiro da Cunha, convertido en concept store. Cada espacio es un rincón mágico con sus techos de escayola, lámparas doradas de araña y ascensor de época. Un buen lugar donde encontrarlo todo, desde prendas de diseño, a artículos de moda y belleza, muebles vintage y caprichos, muchos caprichos… No querrás salir en horas.

Este palacio esconde algunas de las marcas más interesantes de Lisboa

En tu deambular por la R. Dom Pedro V, déjate caer en “El Pavilhão Chinês”, un mítico bar, casi un mini museo diría yo. Está decorado con piezas de arte y mobiliario de los siglos XVIII, XIX y XX. Su atmósfera romántica y decoración te traslada a épocas pasadas. Tienen un amplio catálogo de tés y cócteles. Es todo una institución. Y en cuanto a restaurantes, aquí se reúnen los restaurantes más in de la ciudad.

A Cevicheria de Kiko Martins, cocina peruana pero bajo un prisma portugués, Principe Real, Lisboa

«A Cevicheria de Kiko Martins», cocina peruana pero bajo un prisma portugués

Llegamos al Mirador de Sao Pedro de Alcantâra, un lugar tranquilo con una privilegiada terraza, desde donde podrás disfrutar del skyline al otro lado de la Baixa: El castillo de San Jorge rodeado de árboles en una colina y los barrios que la rodean: Alfama, São Vicente, Graça. De aquí sale el elevador de  Glória, si quieres llegar a la Praça de Restauradores sin descolocarte un pelo.

Monumento erigido en 1904 y que representa a Eduardo Coelho, fundador del periódico “Diário de Notícias”, que tiene a sus pies un niño con ejemplares del diario

No dejes de entrar en la Iglesia de São Roque, con sus opulentos mosaicos y piedras semipreciosas que adornan la Capilla de São João. Anexado, el Museo de Arte Sacra con la colección de objetos religiosos y tesoros de la vecina iglesia.

Para finalizar en el el Chiado

Bajando llegas finalmente a la Praça Luis de de Camões, conocida como Largo Camões con un monumento construido en honor al poeta. Bulliciosa, siempre abarrotada de artistas callejeros, grupo de turistas y concentraciones de todo tipo. Estás en Chiado, barrio bisagra entre la Baixa y Barrio Alto, pero sin duda uno de los barrios con más movimiento de Lisboa. Es un área de cafés tradicionales como el archiconocido «A Brasileira», café literario que frecuentaba Pessoa, y también donde están la mayoría de teatros de la ciudad: El Teatro Municipal de São Luiz, con una variada programación, el Teatro da Trindade y la Ópera en el Teatro São Carlos.

Largo Camões, punto de encuentro habitual

Largo Camões, punto de encuentro habitual

También es una de mejores zonas para ir de compras. Elegantes comercios de marcas internacionales, pasando por tiendas remodeladas en clave moderna pero manteniendo sus raíces tradicionales. Un entramado de empinadas cuestas donde se esconden mil y una tiendas (desde centenarias a multi espacios).

Productos de siempre como estos jabones comercializados entre 1920 y 1960, con un sutil aroma floral envueltos en etiquetas centenarias, y reeditados en exclusiva para “A Vida Portuguesa”

Productos de siempre como estos jabones comercializados entre 1920 y 1960, con un sutil aroma floral envueltos en etiquetas centenarias, y relanzados en exclusiva para “A Vida Portuguesa”

Tiendas interesantes son “A Vida Portuguesa” que te acerca las marcas portuguesas con solera y que es un resumen la esencia del país, y “Ceramica na Linha”, con una variada y preciosa oferta en loza (delicadas gaviotas para colgar de la pared, platos, jarras, fuentes o bols). Un sueño, y donde su principal reclamo es que compras al peso.

Ceramica na Linha, venda cerámica y vajilla utilitaria al peso en el Chiado, Lisboa

Ceramica na Linha, vende cerámica y vajilla utilitaria al peso

¡Disfruta de tu paseo!

Direcciones de interés

  • «Casa Amora»  Rua de João Penha, 13  – T. (+351) 211923234 reservas@casaamora.com
  • «Procopio»: Alto de São  Francisco, 21 – Horario: 18h00-02h00 / Sábado: a partir 21h00 / Domingo cerrado.
  • «Casa de Chá Santa Isabel»: Rua de São Bento, 700
  • «What Else»: Rua da Escola Politécnica, 219
  • «Maison Decor»: Rua Nova de São Mamede, 30
  • «ART Now»: Rua Nova de São Mamede, 28
  • Jardín Botánico: Rua da Escola Politécnica, 56/58 – Horario: Octubre a Marzo: 9h00-17h00 y Abril a Septiembre: 09h00-20h00  –  Precio: 3€
  • «Confeitaria Cister»:  Rua da Escola Politécnica, 101-107
  • «Pavilhão Chinês»: Rua Dom Pedro V, 89 – Horario: 18h00-02h00 / Domingo 21h00-022h00
  • «A Cevicheria de Kiko Martins»: Rua Dom Pedro V 129 –  Horario: 12h00-24h00
  • «A Vida Portuguesa»: Rua Anchieta, 11 – Horario: Lunes a Domingo: 10h00-20h00
  • «Ceramica na Linha»: Rua Capelo 16 – Lunes a sábado 10h00-20h00 / Domingo: 12h00-20h00

Localización

Aveiro, exponente del Modernismo Portugués

Aveiro es una ciudad de origen medieval creada por la condesa de Mumadona Dias en el remoto s. X (la misma que fundó el castillo de Guimaraes). Ya en el s. XV era una próspera localidad gracias a la producción de sal que vendía a Galicia y norte de Europa, el comercio naval y los bacalhoeiros que pescaban en el Mar del Norte. La ciudad fue ganando prestigio y creciendo por el número de instituciones religiosas, gremios y servicios que se instalaron en ella.

De siempre, la producción de sal ha jugado un papel importante en la economía de la región. Podrás ver de cerca el trabajo de los "marnotos", observar flamencos y ver salicornias (fauna y flora local)

En las salinas podrás ver de cerca el trabajo de los «marnotos» (trabajadores de las salinas), observar flamencos y ver salicornias (fauna y flora local)

Conocida como la Venecia Portuguesa, por sus curiosos barcos con proas levantadas llamados moliçeiros de vivos colores (que literalmente antaño servían para recoger el moliço (algas) de la ría, reemplazan aquí a los gondoleros.

Canal Central de Aveiro

Hoy aparte de transportar turistas compiten en fraternales carreras veraniegas. Su rico patrimonio arquitectónico de Modernismo (Arte Nova), hacen de Aveiro un lugar atractivo para visitar.

Pero ahí no acaba la cosa. Su ría es una laguna laberíntica, paraíso de pescadores, donde se juntan los ríos, las marismas con sus islotes y esteros, sus pinares y salinas, un hervidero de biodiversidad.

Músicos callejeros alegran las tardes

Músicos callejeros alegran las tardes. Parque Infante D. Pedro

Te recomiendo un paseo en barco para que puedas apreciar los márgenes de los cuatro canales de la Ría. El principal sin duda es el Canal Central embellecido por los palacetes y casas Arte Nova, donde llegarás al Rossio (centro neurálgico) con multitud de terrazas y pequeños restaurantes.

  • Mirando a la ría la magnífica casa do Major Pessoa, símbolo arquitectónico del Arte Nova
    Casa do Major Pessoa, símbolo arquitectónico del Arte Nova
  • Edificio Las Cuatro Estaciones. R. Manuel Firmino da Maia, n.º 47
    Edificio Las Cuatro Estaciones. R. Manuel Firmino da Maia, n.º 47 a 49
  • Panel con motivos florales debajo de la ventana. R. do Carmo, Aveiro
    Panel con motivos florales bajo la ventana. R. do Carmo
  • Edificio de la Cooperativa Agrícola. Paneles de azulejos de la empresa Fábrica Fonte Nova
    Edificio Cooperativa Agrícola. Paneles de azulejos de la Fábrica Fonte Nova
  • Casa dos Lirios, R. Antónia Rodrigues, Fabrica Fonte Nova
    Casa dos Lirios, R. Antónia Rodrigues, Fabrica Fonte Nova
  • Casa del arquitecto Silva Rocha. Fue responsable de varios diseños Arte Nova en Aveiro
    Casa del arquitecto Silva Rocha, responsable de varios diseños Arte Nova en Aveiro
  • Junta de Freguesia de Vera Cruz (R. Sá, 3)
    Junta de Freguesia de Vera Cruz. R. Sá, 3-5
  • R. Conselheiro Nunes da Silva, Fabrica de Outeiro
    R. Conselheiro Nunes da Silva, Fabrica de Outeiro

Aquí los cuartos domingos de mes se celebra el mercadillo de antigüedades & vintage que inunda las callejuelas del centro histórico.

Recurrir a los mercadillos es una opción perfecta para tener una decoración original al mezclar piezas modernas con otras antiguas

Recurrir a los mercadillos es una opción perfecta para tener una decoración original al mezclar piezas modernas con otras antiguas

Por entre sus calles descubrirás tiendas de productos de la Ría de Aveiro que pretenden promover la región en el plano económico, social y cultural, a través de sus recursos endógenos como la loza, la “Flor de Sal”, las conservas y muchas pastelerías que venden los famosos “Ovos Moles” (huevos blandos), unas yemas dulce con una envoltura de oblea con formas marinas de pez, molusco o barril, en sintonía con esta ciudad costera. 

La historia de los «Ovos Moles» se remonta al extinto Convento de Jesús en el s. XVI, al hacer entonces las monjas estos dulces con las yemas que sobraban de usar las claras para planchar la ropa.

  • Sal de las salinas próximas al Canal da Pirâmides
    Sal de las salinas próximas al Canal da Pirâmides
  • La historia de los "ovos moles" de Aveiro, se remonta al extinto Convento de Jesús en el s. XVI. Confeitaria Peixinho fundada en 1856, lleva vendiéndolos desde entonces (R. de Coimbra, 9)
    Confeitaria Peixinho fundada en 1856, lleva vendiéndolos desde entonces (R. de Coimbra, 9)
  • Conservas de Comur (Murtosa). Las encuentras por toda la ciudad
    Conservas de Comur (Murtosa). Las encuentras por toda la ciudad

Cerca de aquí, no debes obviar el simpático canal de S. Roque, antiguo barrio de pescadores (muchas de ellas rehabilitadas y modernas), donde aún se mantienen intactos los antiguos almacenes de sal –hoy restaurantes- y terrazas mirando al canal, que al caer la tarde son realmente inolvidables, el puente de Carcavelos y la capilla de S. Gonçalinho, de forma hexagonal, con fama de curar problemas óseos y resolver cuestiones conyugales.

Los locales son muy devotos de San Gonçalinho en el popular Bairro à Beira Mar

Son muy devotos de San Gonçalinho en el popular Bairro à Beira Mar

Ambiente agradable y distendido en el Canal de San Roque, con terrazas y restaurantes

Ambiente agradable y distendido en el Canal de San Roque, con terrazas y restaurantes

Al otro lado del canal y de la bulliciosa plaza José Estevao se encuentra la Iglesia de Misericordia (R de Coimbra 27) del s XVI con una imponente fachada azulejada, que enmarca un pórtico manierista. Su interior no es menos deslumbrante con paredes azulejadas, órgano y retablos de pan de oro.

El rey Felipe II financió la construcción de esta iglesia, estando Portugal bajo el manto de España

El rey Felipe II financió la construcción de la Iglesia Misericordia, estando Portugal bajo el manto de España

© José Luis Filipo Cabana

Plaza de José Estevao. El escritor Eça de Queiroz, frecuentaba su "palheiro" (casa de verano) en Costa Nova

Plaza de José Estevao. El escritor Eça de Queiros, frecuentaba su «palheiro» (casa de verano) en Costa Nova

En esa misma plaza el Ayuntamiento del s XVIII, con una gran estatua del político y orador parlamentario José Estevão. Gracias a su insistencia consiguió en 1861 desviar la línea ferroviaria entre Lisboa y Oporto hasta Aveiro. A un paso se encuentra el Convento de Jesús, un monasterio construido en el s XV, que hoy alberga el Museo de Aveiro.

Antiguo Monasterio de Jesús, hoy es el Museo de Aveiro

Museo de Aveiro

Es conocido por la riqueza de tallas doradas recogidas de comunidades religiosas disueltas durante la I República para evitar que el patrimonio se perdiese, y el muy imponente túmulo de la princesa Juana, hija de Afonso V que eligió este lugar para llevar su vida conventual donde murió en 1472. El edificio en sí es ya una joya y merece una visita: Destaca su presbiterio decorado en oro, los claustros y el refectorio recubiertos con azulejos de Coimbra. Su farmacia monacal auxiliaba a las monjas y a la población de la ciudad. Siempre estaba provista de alambiques, matraces y albarelos, junto con libros de fórmulas y plantas medicinales, llegando a estar más solicitada que las seglares ante la alta demanda de remedios y medicamentos.

Túmulo de la Princesa Santa Juana

Túmulo de la Princesa Santa Juana © Tipter

Las boticas conventuales con más demanda que las seglares estaban magníficamente equipadas ante la alta demanda de medicamentos. Estos recipientes cerámicos vidriados contenían numerosos remedios, ungüentos y una alta gama de plantas medicinales

Estos recipientes cerámicos vidriados contenían numerosos remedios y ungüentos para emplastos y farmacopea

Sin embargo, Aveiro modernizó su imagen a principios del siglo XX, cuando se asentó una burguesía colonial que venía de Brasil que se dedicó al comercio, y también fruto de la industria, que dejó un importante conjunto de estilo Modernista en viviendas y comercios.

El desarrollo económico de principios de siglo, trajo el tren a la ciudad de Aveiro. Y así, el centro histórico se conectó a la recién creada estación mediante la gran avenida Lourenço Peixinho, alejada de la zona de los canales. Se levantaron calles de forma planificada y ordenada y se construyeron bonitas residencias. En este nuevo terreno urbano (ensanche) verás a ambos lados -en mejor o peor estado de conservación- antiguas viviendas unifamiliares.

  • Residencia unifamiliar principios de siglo por Avda. Dr. Peixinho
    Residencia unifamiliar de principios de siglo
  • Antigua residencia de los fundadores de fábrica azulejos Aleluia, hoy sede del PCP (Partido Comunista). Avda. Doutor Lourenço Peixinho, 168
    Antigua residencia de los fundadores de fábrica azulejos Aleluia, hoy sede del PCP (Partido Comunista). Avda. Doutor Lourenço Peixinho, 168
  • Casa Ensanche Aveiro

Icono del Arte Nova es el Hotel As Americas (Rua Eng. Von Haffe, 20). Proyectado por José de Pinho, se construyó entre 1908-10. Su interior fue remodelado para servir de bar-comedor del hotel en 1997 y declarado Monumento de Interés Municipal.

Su estructuras ornamentada con paredes profusamente decoradas con guirnaldas y motivos florales, un uso artístico de elementos industriales como son el hierro y vidrio, un dintel cubierto de azulejos que recorre todo su perímetro, hace que te quedes maravillada ante semejante alarde de creatividad.

  • Fachada principal Hotel As Americas, Aveiro
    Fachada principal Hotel As Americas, Aveiro
  • Recurrente decoración en hierro forjado y cemento decorativo
    Recurrente decoración en hierro forjado y cemento decorativo
  • Fachada profusamente decorada con guirnaldas y motivos florales
    Fachada profusamente decorada con guirnaldas y motivos florales
  • Barandilla "pecho de paloma" de hierro forjado con motivos vegetales
    Barandilla "pecho de paloma" de hierro forjado con motivos vegetales
  • Coloridos y floreados azulejos
    Coloridos y floreados azulejos

Aveiro ha sido distinguida como Ciudad Museo del Modernismo en Portugal, lo que induce a conocerla a pie, sin prisas. Hay muchas referencias por la ciudad, que aconsejan recorrerla tranquilamente

Al final del paseo te aguarda una bonita sorpresa con la atractiva Estación de Tren, de estilo “Casa Portuguesa”, corriente que defiende la utilización de elementos de la arquitectura portuguesa de los s. XVII y XVIII, pero encuadrados siguiendo las técnicas modernas. Su fachada está cubierta de antiguos mosaicos de azulejos en policromía azul y blanco.

Estación de Tren, Aveiro

Estación de Tren, Aveiro

Sus motivos regionales tan clásicos en la arquitectura portuguesa, recuerdan en ese mismo estilo a las estaciones de São Bento en Oporto y la de Pinhão en el valle del Duero. Los paneles fueron creados por Licinio Pinto y Francisco Pereira y producidos en la fábrica aveirense Fonte Nova en 1916.

Mosaico de azulejo que retrata imágenes costumbristas como estas Varinas y Moliçeiros

Mosaico de azulejo que retrata imágenes costumbristas como estas Varinas y Moliçeiros

Hay bastantes lugares por descubrir alrededor de Aveiro, de la cual me declaro absoluta fan incondicional. De entrada Costa Nova con sus palheiros, imagen de marca de la Ría por el colorido y alegría que dan a sus playas, la espectacular reserva natural de las dunas de San Jacinto y por supuesto Ilhavo a 8 Km.

De palheiro (caseta de aperos) a casita de veraneo. Son muy solicitadas!

 

Tigelas (Bols) de Oficina da Formiga

Tigelas/Malgas (Bols) de Oficina da Formiga (cortesía de la marca)

Aquí podrás conocer de cerca el precioso trabajo artesanal en loza cerámica de Oficina da Formiga (Jorge & Milu, +351 234 195 592) no te arrepentirás, el Museo Marino donde se relata la historia marinera de la región a través de objetos marinos, utensilios y equipos de pesca, montarse en el Navío-Museo Santo André que hasta 1948 formaba parte de la flota portuguesa de bacalhoeiros, y sus gafanhas (fértiles tierras) que llegan hasta el mar.

Posts Relacionados:

Aveiro y su roteiro de Arte Nova

Las rampantes y coloridas proas de los Moliçeiros

Ilhavo (Aveiro): Más que una tierra de pescadores de bacalao

Esos «palheiros» a rayas de Costa Nova me privan 

Localización

Caldas da Rainha: Romance con la Cerámica Portuguesa (con Outlets incluidos)

Jarritas de Estúdio Caldas da Rainha

Después de un período de decadencia, durante el cual los platos de Duralex causaron furor, la loza de Portugal disfruta de un renacimiento popular en el país y comienza a hacerse un nombre en el extranjero.

Una de las capitales de la loza portuguesa es Caldas da Rainha (distrito de Leiria), una muy próspera ciudad agrícola y, junto con Aveiro una región rica en arcilla, en la que hay constancia de producción de piezas de barro desde el Neolítico.

Caldas da Rainha es conocida también por sus manantiales de aguas sulfurosas templadas de las cuales tomó su nombre, y que significa “las aguas termales de la reina”. Se cuenta que la reina Leonor de Avis, casada con el rey Juan II (cuyo hijo Alfonso se casó con Isabel de Aragón, primogénita de los RRCC), se enteró de la fama terapéutica de las aguas viendo a unos campesinos bañarse en ellas.

Para su uso construyó el Hospital Termal Rainha Doña Leonor en este lugar en 1485. El edificio original ha sido restaurado varias veces siendo su uso, al igual que en sus orígenes, gratuito para los más desfavorecidos socialmente. Aquí se tratan dolencias reumáticas y de las vías respiratorias.

 

En sus orígenes el hospital termal fue administrado por la propia reina Leonor

En sus orígenes el hospital termal fue administrado por la propia reina Leonor

Caldas da Rainha está a 100 Km al norte de Lisboa y próxima a la medieval Óbidos y la veraniega Foz de Arelho, y ganó renombre cuando el ceramista Rafael Bordallo Pinheiro fundó la Fábrica de Faianças en 1884, aprovechándose de las magnifica calidad de las arcillas locales. Su objetivo era dar a conocer la industria cerámica, y producir no solo piezas decorativas, sino vajillas y hasta azulejos con formas inspiradas en la flora y fauna que decoran fachadas de tiendas y casas.

El complejo termal y hotelero tuvo su época de esplendor a finales del siglo XIX, cuando se puso de moda “ir de baños” entre la realeza y las clases pudientes.

Ayer Antiguo Hotel Termal y mañana “Montebelo Bordallo Pinheiro Hotel” de 5 estrellas

De hecho, el hospital termal donde se alojaba el rey D. Carlos I y la familia real está siendo restaurado ahora por el grupo Visabeira, y en breve inaugurará su hotel de cinco estrellas “Montebelo Bordalo Pinheiro”.

Bordallo Pinheiro y todo el movimiento Art Nouveau estuvieron muy influenciados por la obra de Bernard Palissy, escultor y científico francés del siglo XVI conocido por sus fuentes de serpientes y conchas, adaptando las antiguas figuras rústicas a las tendencias del momento.

Espectacular servicio de té de José A. Cunha. Detalle de la boquilla y asas con forma de serpiente

Espectacular servicio de té de José A. Cunha. Detalle de la boquilla y asas con forma de serpiente

Bordallo, junto a sus discípulos y otros ceramistas crearon el movimiento “Escuela das Caldas da Rainha” estableciéndose en su momento álgido hasta veinticinco fábricas que producían piezas de cerámica de este estilo, como Manuel Cipriano Gomes «Mafra», José Alves Cunha, o sus hijos Rafael y Manuel Gustavo Pinheiro, de cuyas manos salían obras que sorprendían por su realismo y perfección, inspiradas en la naturaleza que les rodeaban: Conejos, hojas, repollos, espigas de trigo etc.., junto con el mundo de los insectos y los crustáceos.

Excelente representación en cerámica de las archiconocidas galletas María (bolachas). Fábrica de José Francisco de Sousa Filho (1860-1893)

Las archiconocidas galletas María («bolachas»). Fábrica de José Francisco de Sousa Filho (1860-1893)

Pero realmente fue la Fábrica de Faianças das Caldas da Rainha (FFCR) de Bordallo Pinheiro la que llevó el naturalismo a sus máximas cotas de notoriedad. Tras su fallecimiento, FFCR pasó a manos de sus hijos hasta que un grupo de trabajadores se hizo cargo de su gestión. Una crisis en 2008 hizo que fuera adquirida por el Grupo Visabeira (dueños de la marca Vista Alegre), quien ha asegurada la continuidad productiva e historia de la marca.

En el interior de la tienda de Rafael Bordallo Pinheiro, una auténtica cueva de Alí Baba ¡Es para perder la cabeza¡

En el interior de la tienda de Rafael Bordallo Pinheiro, una auténtica cueva de Alí Baba ¡Es para perder la cabeza¡

Aquí se encuentra la antigua fábrica, el museo que exhibe los moldes, herramientas y piezas originales, una tienda donde poder adquirir no solo sus modelos centenarios, sino también productos contemporáneos realizados por diseñadores de prestigio, como los de Joana Vasconcelos, donde la marca de la casa está presente. Y por supuesto un concurrido Outlet, todo el mundo suele llevarse la mítica loza bajo el brazo, ¡imposible resistirse!

Todo este complejo sirve para divulgar la originalidad y la imaginación de su creador que tenía a la naturaleza como musa inspiradora. Si vienes en grupo (mínimo 4 personas), sois bienvenidos previa cita a ver el proceso de fabricación de cerámica, (Rua Rafael Bordallo Pinheiro, nº 53 • 351 966 300 353).

Otras fábricas surgieron en las décadas siguientes, entre ellas SECLA orientadas a la loza de uso diario. Hoy está extinguida pero el Taller de Estúdio Caldas de Rainha está sacando preciosas reediciones de los años 50-60 (Largo. Dr. Barbosa, nº 8 • 351 262 093 083)

 

  • Artículos para la mesa a precios muy atractivos. Bordalo Pinheiro
    Artículos para la mesa a precios muy atractivos. Bordalo Pinheiro
  • "Estúdio Caldas da Rainha" especializados en la reedición de piezas vintage
    Estúdio Caldas da Rainha, especializados en la reedición de piezas vintage
  • estilo casual enfocado hacia mesas informales, casas de campo y playa. Mercado do Loiça
    Estilo casual enfocado hacia mesas informales, casas de campo y playa. Mercado do Loiça Outlet
  • El mundo marino no escapa a la fantasía de Bordallo Pinheiro
    El mundo marino no escapa a la fantasía de Bordalo Pinheiro
  • Jarritas de Estúdio Caldas da Rainha
    Jarras de Estúdio Caldas da Rainha
  • Jarras en atractivos colores. Bordalo Pinheiro
    Jarras en atractivos colores. Bordalo Pinheiro
  • Sinfonía de piezas, colores y diseños por "Estúdio Caldas da Rainha"
    Sinfonía de piezas, colores y diseños por Estúdio Caldas da Rainha
  • El mundo de las hortalizas de R. Bordallo Pinheiro ha saltado de los fogones del abuelo a decorar los hogares más "trendy"
    El mundo de las hortalizas de Bordalo Pinheiro decora los hogares más "trendy"

 

Cerca está el Museo de Cerámica instalado en la quinta del Vizconde de Sacavém (reconocida firma de loza fina creada en 1850 y competencia de Vista Alegre), que alberga una interesante colección donde están representados los principales autores y corrientes artísticas portuguesas, junto con los legendarios azulejos de cuerda seca sevillana y los de Delft.

Fachada exterior del palacete con paneles decorativos

Su jardín en perfecta sintonía con el palacetes de estilo romántico, con un “estudiado descuido” lo que le otorga un aspecto algo silvestre, con parterres, esculturas y pequeñas fuentes con piezas de cerámica. (Rua Doutor Ilídio Amado • Quinta Visconde de Sacavém • 351 262840280).

 

Otro elemento del jardín es este pabellón oriental

¿Qué me llevo de recuerdo?

Para comprar son las piezas de cerámica, los bordados, dulces y ginja si te gusta el alcohol. En «Chocolicor Doces & Licores Artesanais» encontrarás una amplia oferta del licor dulce de guinda que sigue la receta de los monjes cistercienses (R. Camões nº 63). Sin olvidar las Cavacas y Beijinhos, unos dulces crujientes, muy azucarados que recuerdan a las rosquillas de Santa Clara. «Pastelaria Baía Rei Das Cavacas», R. da Liberdade, 33, los tiene muy buenos.

Ahora que los productos de la huerta, el recorrer los mercados, han llegado a convertirse en un reclamo turístico, y que no hay cosa más entretenida que recorrer los puestos de productos frescos de temporada como de productos envasados, en tu paseo por la ciudad resulta imposible no perderse el tradicional mercado de carácter diario de la céntrica Plaça da República (conocida como Plaza de la Fruta) plagado de vivos colores y aromas.

Puesto de dulces en el Mercado

Este tradicional mercado, que actúa como una gran despensa de alimentos frescos, reúne puestos llenos de frutas, legumbres, frutos secos, dulces, etc. de la comarca. Aquí encuentras de lo mejorcito de la zona, como las mermeladas de calabaza o sus ricos quesos.

En cuanto a los objetos decorativos y cerámica, Caldas tiene mucho que ofrecer.En la peatonal Rua da Liberdade que te lleva a la Plaza da República esta “Loja do Ca**lhoGift Shop”, una pequeña tienda con bonitos objetos decorativos. ¡Pásate a verla, seguro que te enamoras de alguna de sus piezas! (R. da Liberdade, 19).

Vent de Jabones Artesanales

Puesto de jabones artesanales en el mercado

Si llegaste a ir al Outlet de la Fábrica de Bordalo Pinheiro y te supo a poco, el “Mercado da Loiça Stock Off” está especializado en menaje del hogar. Aquí podrás encontrar toda clase de artículos para la mesa y decoración, desde la loza más típica al diseño más contemporáneo, junto con piezas de Bordalo Pinheiro de temporadas anteriores, a precios muy, muy  manejables. (R. do Cap. Filipe de Sousa 82 • 351 262 288 258. Alternativamente en R. do Camoes, 1 (frente al parque) hay una bonita tienda de cerámica artística (no outlet).

Sardinas, símbolo popular portugués. Ca**lho Gift Shop

Cuando visitas Caldas, es fácil adivinar su histórica vinculación con el bordado. Su historia se remonta a finales del siglo XV y se cuenta que fue la Reina Leonor quien para matar sus ratos de ocio mientras administraba el Hospital, ella y sus damas de compañía se dedicaron a bordar. Los bordados guardaban ciertas analogías con los paños que iban llegando de la India, gracias a la ruta marítima iniciada por su marido el rey Juan II.

En su origen, los hilos de color del dorado al ocre se obtenían por decocciones de té y plantas silvestres. Hoy se utiliza perlé de algodón en tres tonos. Sus dibujos son sencillos, elegantes y sobrios – espirales, volutas, ángulos acentuados, corazones – sirven de punto de partida para estos bordados que son la historia viva de varias generaciones de mujeres. Encontrarás preciosidades en:

  • Tienda A Capelista das Termas Rua Rafael Bordalo Pinheiro, nº 21
  • Asociación de Bordadoras: Centro Empresarial do Oeste (Expoeste), Rua Infante Dom Henrique, s/n • 965836695

  • Cavacas y beijinhos. Son dulces crujientes y muy azucarados, que recuerdan de sabor a las rosquillas de Santa Clar
    Cavacas y beijinhos
  • Si tomas la ginginha fresca, el sabor es aún más intenso
    Si tomas la ginginha fresca, el sabor es aún más intenso
  • Trabajo de la Asociación de Bordadoras de Caldas da Rainha (Centro Empresarial do Oeste (Expoeste) , Rua Infante Dom Henrique, s/n )
    Trabajo de la Asociación de Bordadoras de Caldas da Rainha
  • Bordallo Pinheiro y sus golondrinas (andorinhas). Tradicionalmente se regalaban con motivo de una nueva etapa en la vida: un matrimonio, una nueva casa… simbolizando el cambio, la transición y el viaje. Hoy cubren fachadas, balcones e interiores, y son un icono absoluto de Portugal.
    Bordalo Pinheiro y sus golondrinas (andorinhas). Se regalaban con motivo de una nueva etapa en la vida: un matrimonio, una nueva casa… simbolizando el cambio, la transición y el viaje. En Loja do "Ca**lho Gift Shop” tienes muchas !
  • Individual de lino. Capelista das Termas (rua Rafael Bordalo Pinheiro, nº 21)
    Individual de lino. Capelista das Termas
  • Mermelada de calabaza

 

Caldas da Rainha desarrolló su faceta urbanística esencialmente entre 1905-1920, cuando el Arte Nova (Modernismo) se apoderó de todo, convirtiendo esta ciudad portuguesa junto con Aveiro en la urbe con más edificios de este estilo en el Centro de Portugal. Verás muchos, fácilmente identificables por el empleo que hacen de la cerámica vidriada y el azulejo, el uso del hierro colado en balcones, barandillas y cancelas, las ornamentadas puertas y ventanas y por la cantería decorativa. «GoCaldas» organiza interesantes visitas guiadas por la ciudad (T. 961 481 448, o en la misma Oficina de Turismo).

  • Edificio con revestimiento de azulejo rojo oscuro vidriado. Plaza República, 95
    Mantiene la tradición de tener en sus bajos la ferretería más antigua de Caldas. Plaza República, 95
  • Fachada revestida en azulejo vidriado turquesa con flores estilizadas. Plaza República, 14
    Fachada revestida en azulejo vidriado turquesa. Plaza República, 14
  • Caldas da Rainha atesora placas y azulejos colocados en casas y calles que nos indican que esta ciudad ha mantenido una estrecha relación con el “Arte Nova”
    Caldas da Rainha atesora placas de calle realizadas en cerámica vidriada
  • Pastelería Machado es uno de los locales más antiguos de la ciudad. Su fachada en azulejos es obra de Manuel Bordallo Pinheiro, hijo del genio. Sus "cavacas", "beijinhos" ·"trouxas de ovos" y "russos" enamoran a todos
    Pastelería Machado, uno de los locales más antiguos de la ciudad. Su fachada es obra de Manuel Bordalo, hijo del genio. Sus "cavacas", "beijinhos", "trouxas de ovos" y "russos" enamoran a todos
  • Fachada revestida en azulejo azul petróleo vidriado. Largo Dr. José Barbosa, 19
    Fachada revestida en azulejo azul petróleo vidriado. Largo Dr. José Barbosa, 19
  • Parque D. Carlos I rediseñado a finales del s. XIX para que pasearan los pacientes del hospital termal
    Parque D. Carlos I rediseñado en el s. XIX para que pasearan los pacientes del hospital termal
  • Montepio de seguros
  • Farmacia Freitas. R. Liberdade
    Farmacia Freitas. R. Liberdade
  • Imperturbable al paso del tiempo
    Cancela de época, imperturbable al paso del tiempo

 

Para terminar, como excursiones por la zona tienes la laguna salada de Óbidos, a 15 km. de Caldas, muy popular para navegar, pescar y practicar el tan de moda “birdwatching”. La cercana localidad de Foz de Arelho con una playa de 5 km. de extensión es un conocido lugar de veraneo entre los lisboetas. No son playas de “vuelta y vuelta”, sino de refrescantes baños y largos paseos.

 

Ilhavo (Aveiro): Más que una tierra de pescadores de bacalao

Cerca de la ría Aveiro se encuentra Ilhavo una pequeña población con tradición en el mundo del mar, la pesca del bacalao, la cerámica y la producción de pan.

De ella dependen varias parroquias (freguesias) en un terreno muy discontinuo: Gafanha de Encarnação, Gafanha de S. Salvador, Gafanha do Carmo y Gafanha de Nazarécon baja densidad de edificación, desarrolladas en el siglo XX, con una morfología muy lineal.

Mapa de Ilhavo y sus parroquias. Se encuentra a 10 km de la playa y a unos 7 minutos en coche de la ría de Aveiro

Tienen un esquema urbano tipo malla, y están conectadas por una maraña de carreteras y caminos y pequeños canales por su proximidad con el estuario del río Vouga, donde si no conoces el camino, puedes extraviarte a plena luz del día. Son tierras extremadamentes fértiles que producen sobre todo patatas, maíz y hortalizas. Resulta muy entrañable ver a las típicas abuelas (velhotas), con sus pequeños puestos en el borde de la carretera camino de la ría vendiendo los productos producidos en la huerta. 

Cruzando una laguna meridional de la ría desde Ilhavo llegas hasta las playas de Barra y de Costa Nova, que reciben el turismo que llega a Aveiro y alrededores.

Paisaje de la ría a la altura de Ilhavo. © Mendel Heit

El bacalao

Empezamos la visita en el Museo Marítimo de Ilhavo, que contiene elementos y objetos que hacen referencia a la historia de la pesca y la navegación tanto en alta mar como por la ría de Aveiro; mediante barcos (como la reproducción de un bacaladero y varios moliçeiros, colección de conchas, instrumentos náuticos, cartografía y como no, unas salas centradas en el bacalao, protagonista indiscutible de la historia marítima y económica de Ilhavo, que hasta cuenta con un importante acuario.

Reproducción de un bacaladero

La pesca del bacalao comenzó en el siglo XVI en las remotas y frías aguas de Terranova y aún sigue, aunque ahora procede sobre todo de las islas Feroe, Noruega e Islandia. En su momento esta expansión del consumo se debió a las normas religiosas de ayuno y abstinencia, y por la necesidad de completar una dieta pobre en proteínas de origen animal.

Ciertamente, no fueron los portugueses quienes descubrieron el bacalao sino los nórdicos; pero sí fueron ellos los primeros, junto con los vascos, en sacarle el máximo provecho, introduciendo la sal en el proceso de conservación, alargando así drásticamente el sabor y conservación del pescado.

Bacalao en lascas con huevos y pimientos

Su alto contenido de proteínas, bajos nivel de grasa, y completo aprovechamiento, junto con su fácil conservación, hacen que el bacalao haya sobrevivido a todas las modas y tendencias. Considerado el rey de la cocina portuguesa, con más maneras de prepararlo que días del año. Este sólido recurso le sirve al Ayuntamiento para organizar en Agosto el Festival del Bacalao, con degustaciones y showcooking al aire libre. Pero también hay otros muchos eventos como el que se hace en honor de los Bacaladeros, el del marisco, el de las ostras o el de la sardina.

Navío Santo André

Si te interesa saber cómo se realizaba la pesca de arrastre y, al mismo tiempo, ver cómo vivían los tripulantes a bordo, acércate al Barco-Museo Santo André, un antiguo bacaladero de 1948 que realizaba sus capturas en las frías aguas del Atlántico Norte.

 

Y ya para comer, recomiendo sin duda ir a la Casa de Comidas “O Cantinho” (R. Dr. Celestino Gomes, Tel +351 234 323 470) donde en un entorno de

Pataniscas de Bacalao

mantelitos de papel, una sencillez en su decoración y en un ambiente muy familiar, dejan todo el protagonismo a la calidad del producto. Puedes elegir sin miedo, porque todo está sabroso.

Los dueños cuelgan en Facebook por la mañana el menú del día, que comienza con la consabida sopa de verduras, para seguir con cuatro primeros y otros cuatro segundos donde elegir; como churrasco de carnes, bacalao asado a la brasa, «secreto de porco preto” y “lulas a lagareiro”.

Los postres están a la vista sobre una repisa, y desde luego merece la pena que dejes un hueco para probar el flan de la casa, que está absolutamente de escándalo.

!Una de chipirones del Cantinho!

Callejeando entre Calçadas, Travessas, Becos y Rúas

Un paseo por el casco antiguo de Ilhavo nos permite descubrir edificios antiguos entre un sinfín de calles estrechas, callejones y callejuelas, donde destacan elementos pintorescos y únicos.

La existencia de un centro algo desordenado, con anchuras variables y ángulos a veces imposibles, ha hecho que el Ayuntamiento ponga en pie un proyecto de recuperación de esta zona, para mejorar la movilidad peatonal, promocionar cultural y económicamente este espacio.

Y para los que les gusta el arte y patearse las ciudades mirando hacia arriba, Ilhavo no se escapó al Modernismo (Arte Nova), concentrándose una serie de viviendas francamente bonitas.

Se pueden encontrar las llamadas «Casas Brasileiras”, estupendas villas con floridos jardines, algunas introduciendo la “veranda” de aquellos que triunfaron en ultramar y utilizaban la arquitectura como signo de distinción.

«Vila Africana», joya modernista. Vivienda particularmente decorativa por sus formas orgánicas, arabescos y cornucopias

De hecho, entre 1890-1930, los propietarios de las fábricas de azulejo y cerámica del distrito de Aveiro eran descendientes de grandes comerciantes locales, que con capital extranjero, normalmente oriundos de Brasil, compraban o construían fábricas.

En el primer tercio del siglo XX, la ciudad vivió un periodo de crecimiento debido, a los efectos del colonialismo, y a la pesca del bacalao junto con los servicios y actividades relacionadas con el comercio marítimo. Dicha expansión económica y un gusto por “lo moderno”, favoreció la construcción de villas modernistas ocupadas por la burguesía urbana.

  • Los emigrantes que volvían de Brasil, construían casas "a la manera" de las antiguas colonias centroeuropeas
  • Vidrieras de colores en sus miradores
  • "Vila Cecilio". Con el Modernismo llega la inspiración naturalista a los balcones
  • Vila Papolia ©Maxim608

 

La cerámica

Siempre llama la atención en Portugal la utilización de la cerámica en las ciudades y en las casas como elemento de uso doméstico, llegando a ser el auténtico rey de la decoración. En el siglo XVIII fue el recubrimiento favorito tanto en exteriores como en interiores, bien en iglesias, palacios o casas, ya que:

  • daba “status”,
  • era un buen aislante térmico,
  • de coste relativamente bajo, producción cuasi industrial y poco mantenimiento o,
  • simplemente porque era y es rabiosamente bonito

El descubrimiento de arcillas y caolín, materias primas principales para la fabricación de piezas cerámicas, favoreció que en el siglo XIX el eje de Aveiro-Ilhavo-Vagos se convirtiera en un muy importante centro de producción; creándose talleres y fábricas como «Aleluia» en Aveiro o «Vista Alegre» en Ilhavo (que será motivo de otro post).

Los que por aquí llegaron e intervinieron en la producción de las piezas, como diseñadores, moldeadores o pintores nacionales y extranjeros como Víctor Chartier Rousseau y Duarte Magalhães para «Vista Alegre», dieron fama a la región, creando un puente de intercambio de ideas con Europa.

  • Azulejos en relieve de la Casa Aleluia
  • Fuente con detalle de la esfera armilar, símbolo portugués desde el reinado de Manuel I. Vista Alegre
  • Azulejos en relieve de época
  • Envase para guardar el té. Diseño de D. Magalhães. Vista Alegre
  • Diseño de V. Rousseau. Vista Alegre
  • Fachada de una casa. Azulejo todavía en perfecto estado
  • Panel Decorativo: El río Vouga a su paso por la cercana localidad de Eixo

 

Hoy Aveiro y alrededores sigue manteniendo una tradición muy arraigada a la producción de cerámica. Este año sin ir más lejos, se celebra la XIII Bienal Internacional de Cerámica con un aumento de cerca de un 50% en relación a la edición de 2015. Su antigüedad, supone ya una consolidación importante de la misma, con casi 196 obras de 125 artistas de varios países. En cuanto a Ilhavo, este “industrial atmosphere” se nota: La industria cerámica es otro sector que ha favorecido su desarrollo, especializándose en subsectores como vajilla y productos para el hogar, gres, ladrillos, tejas y sanitarios.

Al hilo de lo anterior, hemos llegado recomendados por unos amigos al taller de la “Oficina de Formiga”. Además de poder comprar todo lo que está expuesto, puedes tener la oportunidad de ver cómo se realizan todos los pasos de la elaboración artesanal de las piezas.

En plena labor creativa!

Sus señas de identidad son piezas delicadas pintadas a mano, utilizando diseños propios de la tierra portuguesa como los conocidisimos de Gaia y Sacavém, pero al que le han aplicado el tamiz de la modernidad; realizando también encargos personalizados como recuerdos de boda o aniversarios.

  • "Jarras con diseños populares, Oficina da Formiga, Ilhavo"
    Jarras con un diseño muy alegre y pintadas con vistosos colores
  • "Plato decorado, Oficina da Formiga, Ilhavo"
    Dulce, inocente y delicado
  • "Plato en loza de Oficina da Formiga, Ilhavo"
  • "Bols, "tigelas" en portugués. Ideal para desayunar o servir sopa, Oficina da Formiga, Ilhavo"
    Bowls, "tigelas" en portugués
  • En el s. XIX se ofrecía a los novios, deseándoles abundancia y felicidad en la vida conyugal. Es su producto estrella!
  • "Fuentes de pescado en loza de color turquesa, Oficina da Formiga, Ilhavo"
    Bandejas para servir pescado. Perfectas para servir en tu mesa y poner un toque alegre

 

La técnica de elaboración hace que no haya dos piezas iguales, por lo que incluso en series más o menos numerosas, cada pieza es única.

Jorge y Milu, una pareja encantadora, te reciben y explican todo lo anterior, con lo que la visita se convierte en una experiencia muy agradable y muy instructiva. Las piezas son muy bonitas y van desde servicios de mesa, a jarras, platos, cuencos, juegos de café, etc.

Ahora que parece que la cerámica ha vuelto y con fuerza, pasando de ser algo “viejuno” a ser tendencia en decoración de interiores, es cuando más recomiendo sin duda alguna una visita a este atelier. (R. da Coutada 77. La calle hace esquina con R. Vasco de Gama (N109) Tel +351 234 195 592). ¡No te lo puedes perder!

Mercadillo

La churrasqueira, una afición nacional

En mi búsqueda de mercadillos curiosos, descubro la Feria Generalista “dos 13”, a espaldas del imperio «Vista Alegre», donde el trece de cada mes se convierte en un espacio de encuentro para todos aquellos que quieran acercarse y comprar desde productos textiles, menaje del hogar, herramientas, frutas, plantas, comida y hasta animales de corral, haciendo que la visita se convierta en un entretenimiento muy agradable.

Los puestos con mucho tirón son los dedicados a la gastronomía, con pollos asados a la parrilla, costillar de cerdo, chorizos ahumados y patatas, que sobre un mantel de papel por encima y mobiliario de mesas largas e infinitas para compartir entre comensales que no se conocen de nada. El mercadillo se originó en 1693, cuando la villa de Ilhavo pidió permiso al rey D. Pedro II para establecer aquí una feria; la cual sirvió para fijar población, y generar riqueza y desarrollo para la zona con la venta de sal, pescado y productos agrícolas.

Improvisado chiringuito

Mantecosos y cremosos quesos

Bacalao en salazón que se puede adquirir entero, en trozos o desmigado

Su rico pan

La cercana aldea de Vale de Ilhavo es muy conocida en la región por el pan que aquí se elabora. La “Ruta de las Panaderías” se ha creado para reconocer el trabajo de los panaderos artesanos, perpetuar la tradición e incentivar la producción local.

Esponjosos panecillos "padas"

Esponjosos panecillos «padas» listos para su venta

En hornos de leña se hacen las “padas” (panecillos) a base de harina de trigo y de maíz y los “folares” (pan de cuaresma). Según me cuentan, antiguamente solían ser las mujeres de los pescadores quienes para asegurar el sustento de la familia durante la ausencia del marido, elaboraban el pan en sus casas, horneándolos en su propio horno. Hoy sigue siendo un negocio más de mujeres que de hombres, que va pasando de una generación a otra.

De maíz, padas, …. esperar tu comida es toda una tentación…

A Alzira Vasconcelos, que forma parte de esta segunda generación de mujeres desarrollando la artesanía del pan desde el horno de leña, le llegan pedidos de todos los rincones del país. Sus “folares”, un pan dulce que se consume en Pascua, son de los pocos que perpetuán el toque artesano.

Alzira Vasconcelos sigue realizando los “folares” con el mismo mimo y pasión de entonces

Quince panaderías quedan en pie cociendo el pan en horno de leña, vendiéndolo directamente entre la comunidad local o en pequeñas furgonetas de reparto por las “gafanhas” y localidades próximas, dejando la bolsa del pan colgada del picaporte de la puerta. Sus ingredientes: Agua, sal, levadura y harina, que todavía algunos van a buscarla a los molinos cercanos.

Para reavivar esta tradición casi en extinción, y porque el consumo de productos naturales es un mercado en auge, el Ayuntamiento quiere dar la oportunidad a jóvenes para arrancar sus propios negocios y que pongan en valor los panes artesanos de esta pequeña localidad, promoviendo con ello su difusión.

Un viaje por su historia reciente

Siguiendo con la historia reciente y las tradiciones, Casa Gafanhoa en Gafanha da Nazaré es un espacio etnológico que recoge la historia, usos y costumbres de la vida de una familia de colonos de esta zona a principios del siglo XX. Sobre la base de la arquitectura popular portuguesa la llamada “casa gandaresa”, se muestra cómo eran los muebles, los utensilios de uso cotidiano y la indumentaria del momento.

Casa Gafanhoa

De planta rectangular con elementos de casa urbana, estaba dispuesta alrededor de un patio central donde cada habitación tenía acceso independiente desde el patio, y que servía a su vez de apoyo agrícola y corral. La fachada principal, de gran simplicidad, sigue la pauta ventana-puerta-ventana. En tu visita por la región de Aveiro fíjate y verás cómo, en mejor o peor estado, aún quedan casas de este tipo por doquier. Para concertar una visita: 234 364 024.

 

Y desde aquí, una carretera nos acerca hasta la playa de Costa Nova de dunas y playas geniales. !Hasta muy pronto!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Sugerente Duero

Estamos en la región del Alto Douro Vinhateiro, el gran río que discurre entre colinas tapizadas de viñedos en terrazas, con quintas y bodegas con vistas de ensueño donde se producen los famosos vinos del Duero.

Viajar_a_Portuga

Vista panorámica desde el mirador de Casal de Loivos (Pinhão)

Curiosamente “Alto Douro  Vinhateiro” es la primera región con denominación de origen del mundo (1756), creada en el marco de un ambicioso programa de reformas impulsadas por el ilustrado Marqués de Pombal, con el fin de aumentar la producción nacional con respecto a la competencia extranjera, y dinamizar el desarrollo de la industria del vino.

Desde entonces y hasta ahora (salvo el periodo de la plaga de la filoxera en 1878), esta región se ha especializado en el sector de la viticultura logrando un reconocimiento mundial por la calidad de sus vinos.

Nuestro campamento base es Vila Real, capital de la región, con una situación privilegiada entre Braga, Viseu y Bragança, y rodeada por los ríos Cabril y Corgo.

Casa de Diogo Cão. De fachada de piedra, llama la atención la escalera exterior cubierta por un gran voladizo o arcada.

La plaza de Camilo Castelo Branco es el corazón urbano, y punto de partida para recorrer el casco histórico. Aquí, junto al Ayuntamiento, se encuentra la casa de Diogo Cão, navegante del s. XV, famoso por haber explorado la costa occidental africana para su rey Juan II El Navegante.

El paseo nos permite descubrir palacetes y casas blasonadas de la nobleza cortesana, así como multitud de pequeñas iglesias y capillas junto con su Catedral gótica.

Monumental fachada de la Iglesia de San Pablo ejecutada por el italiano Nasoni en pleno centro histórico de la ciudad

Casa de los Marqueses de Vila Real (1641). Aún conserva las almenas y las ventanas geminadas manuelinas. Hoy es la Oficina de Turismo.

Entre los siglos XVII al XIX el casco medieval se fue ampliando más allá de las murallas en su día levantadas por el rey D. Dinis. En la calle Camilo Castelo Branco (detrás del Ayuntamiento) está la casa donde vivió el héroe Carvalho Araujo

Casa modernista, testigo del desarrollo urbano de la ciudad de principios de siglo. Destaca por su armonía cromática, su tejadillo de vidrios emplomados y sus balcones de hierro colado

En todas las ciudades portuguesas te encontrarás un florido bulevar, con estatuas y bancos, lugares donde se respira la calma, se charla y se pasea

Para hacer una pausa regálate un café acompañado de un sabroso pastelito. Siéntate en la terraza de la centenaria “Pastelería Gomes” (1915) y ve la vida pasar. Con una decoración interior de la época de su fundación, está considerada como una la más famosa de Vila Real. Confeccionan  ricos dulces conventuales de la región, como los pasteles de Sta. Clara y los Pitos de Santa Lucia (António Azevedo 2). “Casa Lapao” otra confitería con  gran tradición y lugar de encuentro adecuado para largas charlas, famosa por sus Crestas de Gallo  (Misericórdia 64).

Crestas de Gallo y Pitos de Santa Luzia, dulces conventuales especialidad de Casa Lapao. (Cortesía de Casa Lapao)

En la explanada frente al Ayuntamiento, el segundo sábado de cada mes se instala un pequeño mercadillo de antigüedades. Sus variados puestos dan color a la plaza, y animan a la gente a la búsqueda de tesoros, “rarezas” y piezas originales a las que dar una segunda oportunidad.

Juego de café "very English" de uno de los puestos del Mercadillo de Antigüedades de Vila

Juego de café «very English»

Y de aquí al Mercado Municipal, donde todos los sábados se celebra el mercado de agricultores productores locales, que venden sus productos directamente al consumidor.

Productos locales y ecológicos directos del Productor al Consumidor

Para comer descubre igual que hice yo un pequeño restaurante “Oh Faxabor” (Rua Teixeira de Sousa, 17) en el casco antiguo. Es un restaurante joven, situado en una calle donde abunda la competencia, que destaca por su ambiente agradable, buen servicio y una carta que permite comer a buen precio con el menú del día, o eligiendo platos tradicionales como el bacalao en varias modalidades y la famosa “Posta Mirandesa”, un sabroso filete de 3 ó 4 cm de altura.

 

Viaja a Portugal. Restaurante Oh Faxabor. Arroz Caldoso de Marisco

Arroz caldoso de marisco, un sabroso plato portugués

A 4 Km se encuentra Casa de Mateus, uno de los mejores edificios del barroco en Portugal. Este palacio fue construido en el siglo XVIII por Nicolau Nasoni, por encargo de la familia Sousa Botelho, y ya en 1911 fue clasificado Monumento Nacional. La simetría de la fachada en forma de U le da el carácter escenográfico y monumental propio de la época, lo que, junto con su escalera doble, sus jardines, patios y estanques, hacen de esta casa palacio uno de los edificios civiles más bonitos que yo he visto nunca en  Portugal.

La visita guiada (imposible sacar fotos) nos muestra los interiores del edificio y la capilla, adentrándonos en el ambiente señorial de la época a través de bellas salas con artesonados y cerramientos de madera de castaño, ricos muebles de época, grandes cuadros, cerámica de Delft y vajillas. De entre todas sus estancias, destaca sin duda la biblioteca con volúmenes valiosos como un ejemplar ilustrado de una rara edición de 1817 de “As Luisiadas”, el poema épico escrito por Luis de Camões, el autor más importante del Renacimiento portugués, cuya tumba siempre encontrarás con una flor en el Monasterio de los Jerónimos en Belem.

  • Viaja a Portugal, Casa Mateus Palacio Barroco rodeado de magníficos jardines
    Palacio Barroco rodeado de magníficos jardines
  • Viaja a Portugal, Casa Mateus Jardín francés dispuesto en terrazas
    Jardín francés dispuesto en terrazas
  • Viaja a Portugal, Casa Mateus El estanque refleja la fachada principal del Palacio
    El estanque refleja la fachada principal del Palacio
  • Viaja a Portugal, Casa Mateus Fachada principal con el escudo de la familia, balaustradas, curvas  y pináculos
    Fachada principal con el escudo de la familia, balaustradas, curvas y pináculos
  • Viaja a Portugal, Casa Mateus Jardines con diseños geométricos
    Jardines con diseños geométricos
  • Viaja a Portugal, Casa Mateus Capilla de Casa
    Capilla de la Casa
  • Viaja a Portugal, Casa Mateus Los carruajes discurrían por debajo del edificio principal
    Los carruajes discurrían por debajo del edificio principal
  • Escogidos árboles decoran los jardines

 

Ya en el siglo XVIII fue una de las primeras casas portuguesas que contó con agua corriente. El agua, proveniente de una mina de una ladera contigua, era canalizado a lo largo de cientos de metros, se almacenaba en un depósito y luego fluía por gravedad hasta los grifos del palacio.

Sus jardines, con diseños geométricos y setos finamente recortados (sobre todo su curioso túnel de cedros de 35m. de largo y 8m. de altura que precisa de unas escaleras ad-hoc para mantener su forma), arriates, macizos de flores, un estanque, fuentes y surtidores, son toda una sinfonía de luz, olor y color que impresiona al visitante.

Desde 1970 es un Bien de Interés Cultural, y abre al público una parte de sus dependencias. De hecho, los descendientes  de la familia aún habitan un ala del palacio donde suelen hospedarse en verano, y en invierno residen en Cascais su vivienda habitual Como fundación que es, promueve actividades culturales con el fin de mantener el palacio y alrededores. Ocasionalmente se organizan eventos extraordinarios, como la reciente XXIX Cumbre Luso-Española, que se clausuró aquí el pasado 30 mayo de 2017, y que realmente ha sido un escenario perfecto para promocionar la región del Duero portugués.

En su tienda, pueden adquirirse productos de su finca y bodega como vino o aceite, publicaciones o pequeños souvenirs e incluso realizar una cata de vinos. Curiosamente el sobradamente conocido vino “Mateus Rosé” no es de ellos. Uno de los herederos vendió y cedió la imagen del palacio que adorna la etiqueta al grupo de vinos Sogrape.

A tan solo 6 Km. la siguiente parada es el Santuario romano de Panoias del s. III d.C, el único en la península ibérica, dedicado a las divinidades infernales de Serapis e Isis.

Santuario romano de Panoais clasificado en 1910 como Monumento Nacional

El recinto fue construido sobre tres grandes afloramientos graníticos, sobre los que se construyeron templos, escaleras de acceso y cavidades rectangulares de distintos tamaños para sus rituales, con inscripciones en latín y griego. Estas servían a los sacerdotes para quemar las entrañas de los animales que se sacrificaban, para verter la sangre y grasa y para asar la carne, respectivamente.

Según nos explicaron en el Centro de Interpretación este culto era originario de Perge de Panfilia, gran centro de culto en Asia Menor, y debió ser fundado por algún alto funcionario de gobierno provincial romano “expatriado” en la región explotando la cercana mina aurífera de Tresminas (Vila Pouca de Aguiar).

Nada como desplazarte al noreste para sumergirte en la zona montañosa de la sierra de Alvão, ideal para la práctica de actividades en contacto con la naturaleza como “Pena Aventura Park”, que con su tirolina Fantasticable de 1.500 metros de recorrido que alcanza 130 Km/hora, proporciona grandes descargas de adrenalina. Cerca está Ribeira de Pena, un territorio con un paisaje muy verde, de profundos valles y clima húmedo, cuya economía se basa en la producción del vino verde además del cultivo del maíz y del lino.

Clásico telar de madera (Cortesía de CACER – Coop. dos Artesãos Cervences, Ribeira da Pena)

Tejedora de la Cooperativa en pleno proceso creativo

Camino de Mesa e Individuales realizados por CACER – Cooperativa dos Artesãos Cervences, Ribeira da Pena

Camino de Mesa e Individuales realizados por CACER

Bonitos trabajos en hilo realizados por las tejedoras de CACER

En las aldeas de Cerva e Limões lo que comenzó como autoconsumo convirtiendo el lino en prendas, se convirtió posteriormente en tradición textil. Tras un periodo de estancamiento, hoy se está rescatando esta tradición textil artesanal, y al igual que entonces, abarca desde su cultivo hasta la elaboración del hilo, tejido y confección de las prendas. Las tejedoras tras sus grandes telares de madera devanan y entrelazan los hilos con sumo cuidado, produciendo objetos textiles artesanales, como colchas, mantelerias, toallas, cortinas o paños.

Viaja_a_Portugal_Muestra_Venta_Producto_Verde_Novo_Limoes_Desalinho_2017_Linho

Muestra y Venta de Piezas de Lino en «Desalinho 2017»: Una jornada de actividades relacionadas con el cultivo y la tejeduría en lino, que movilizó a tejedoras, agentes locales y público diverso. (Cortesía VERde Novo)

Tanto la administración local como la participación de otros agentes locales, están llevan a cabo iniciativas (como la creación del Centro de Interpretación-Museo del Lino, talleres de tejeduría, etc.) para reinventar la cultura del lino y promocionar la zona mediante la recuperación de tradiciones.

La cerámica de arcilla negra de Bisalhães (Mondrões) destaca por los procesos y técnicas ancestrales utilizadas en su fabricación y cocción, que datan desde finales del siglo XIX.

Bisalhães se encuentra a a 8 Km. de Vila Real (Cortesía Cámara de Comercio de Vila Real)

Mientras que los ceramistas se ocupaban del proceso de preparación de la arcilla y su cocción, la decoración, recaía en las esposas e hijas de los ceramistas. El admirado color negro se logra tapando el horno excavado en el suelo (soenga) con musgo y arena, para que no respire y el humo atrapado en las piezas, va penetrando por los poros, cubriendo las piezas de arcilla aun calientes, hasta que el barro adquiere ese color característico.

Las piezas de arcilla se introducen en un horno excavado en el suelo

Recientemente la UNESCO declaró medidas de protección urgente para esta actividad, por la falta de relevo generacional y por la competencia de productos industriales en serie.

Como artesanía local destacan también la cestería, muy solicitada en la época de vendimia, y los trabajos en latón. Antiguamente los objetos de latón tenían su utilidad alrededor del mundo del vino para elaborar el aguardiente o para cubrir la parte interior de los cestos para la vendimia. Hoy en día, se usan más como aceiteras, regaderas, embudos u otras piezas. En Vila Real queda Rui Santos, un maestro que da forma y moldea las planchas de latón.

Testimonio de viejas formas de vida

Saliendo de Vila Real en dirección sur y pasando por Lamego, llegamos a Peso da Régua, de donde parten los cruceros fluviales por el Duero, donde puedes probar los vinos de las diferentes bodegas en la “Casa do Douro”.

Existen cruceros fluviales de horas o de 2-4 días de duración en Peso da Régua para recorrer el Duero. Literalmente, se llenan.

Hemos viajado por la que dicen es una de las carreteras panorámicas más bellas de Portugal, siempre a ras de agua, la famosa N-222; pero hay otras como la N-323, que no se queda a la zaga; y que desde Sabrosa hasta que llega a Pinhão, es un transcurrir continuo de viñedos y quintas (donde es posible probar el vino), con miradores que te permiten parar y observar el impresionante escenario.

A lo largo de la margen del río Pinhão se pueden obtener barbos, truchas, percas y anguilas.

A lo largo de la margen del río Pinhão se pueden obtener barbos, truchas, percas y anguilas

Caseta del Jefe de Estación de Tren de Pinhão

Caseta del Jefe de Estación de Tren de Pinhão

Pinhão con su paisaje de socalcos (viñas dispuestas en un sistema de escalones de piedra), aloja bodegas donde se producen los mejores vinos de Oporto, como las conocidas bodegas Sandeman.

Hermosos paneles de azulejo de la estación de tren de Pinhão que representan el ciclo de producción del vino

Tiene una estación de tren muy particular. Construida en el siglo XIX, sus paredes están revestidas por 25 paneles de azulejos que representan el ciclo completo de producción del vino, desde la vendimia hasta su transporte en rabélos (barcos típicos de madera) hacia Vila Nova de Gaia.

está cubierta por 25 paneles de azulejos que representan el ciclo de producción del vino, desde

La vendimiadora, otra imagen clásica

Hasta la segunda mitad del siglo XX estuvo operativa como “Linha do Douro” y desempeñaba un papel importante transportando personas y materiales relacionados con la producción del vino. Hoy un pequeño tren realiza en el periodo de mayor afluencia turística (de Mayo a Octubre) un trayecto realmente bonito con vistas sobre el Duero y sus innumerables terrazas de viñedos que ascienden por sus acusadas pendientes. Puedes consultar el horario de trenes en este link actualizado de Combios de Portugal (CP)http://www.cp.pt/StaticFiles/Passageiros/horarios/horarios/PDF/r_ir_uc/porto_regua_pocinho.pdf

Y para comer por supuesto en “Rufete” (António Manuel Saraiva 7), un restaurante de comida típica portuguesa donde probamos un sabroso arroz de marisco acompañado de un magnífico vino blanco de Bodegas Carregosa.

Dejamos Pinhão, el mítico Hotel Vintage House atravesando el Puente de Gustave Eiffel, un enamorado de Portugal que vivió en Barcelos al tiempo que desarrollaba sus proyectos en este país. Este centenario puente finalizado en 1906, está formado por un tablero metálico con tres tramos con vanos de 68 metros.

 

El Hotel «Vintage House» en el corazón del Duero con sus idílicas palmeras, representativas del estereotipo paisajístico y que marcan el nacimiento del turismo moderno. Tiene un aspecto muy «Beverly Hills» pero es bonito.

Hotel Vintage House construido sobre una antigua finca del siglo XVIII, influencia de los ingleses en la internacionalización del Oporto. Su piscina al aire libre a 50m. del río con el puente Eiffel le hace un lugar único para descansar.

El hotel está construido sobre una antigua bodega del siglo XVIII, influencia de los ingleses en la internacionalización del Oporto. Su piscina al aire libre a 50m. del río y con el puente Eiffel al fondo le hace un lugar único para perderse.

Las mejores vistas panorámicas como recuerdo de este lugar, tal vez sean desde el mirador de Casal de Loivos. Desde aquí tendrás una visión en todo su esplendor.

De aquí hacia el sur, a un lugar de muchas burbujas.

De Mercadillos por el Distrito de Leiria

Fuente Jose.Madrid

El distrito de Leiria a unos 100km. al norte de Lisboa, conocida zona de atractivos turísticos, lo es también de mercadillos de antigüedades y segunda mano.

Los puestos, están normalmente atendidos por gente amable y tienen unos precios, que encuentro muy razonables.

Puesto de vajillas en mercadillo

Tienes una cita viniendo aquí, si te gusta cacharrear y mirar los puestos distribuidos por las calles donde unos venden antigüedades, cuadros, piezas de vajilla suelta, mantelerías, juguetes, hojalateria, artículos para el hogar,… y otros están especializados en el menudeo de la joyería, monedas y coleccionismo. Seguro que encuentras la oportunidad única que no puedes dejar escapar. Vintage o rústico, todo te atrapa.

mercadillo3

Estos mercadillos se encuentran  al aire libre en el centro urbano de las ciudades, en un horario que va desde el amanecer al anochecer (de 09h00 a 18h00).

  • Leiria: 2º sábado de cada mes (Centro Histórico Rossio)
  • Marinha Grande: 4º sábado de cada mes (Plaza Stephens)
  • Batalha: 2º domingo de cada mes (Plaza Mouzinho de Alburquerque)
  • Alcobaça: 3º y 5º (cuando hay) domingo de cada mes (Plaza Afonso Henriques)
  • Sao Martinho do Porto: 4º domingo de cada mes (Avda Marginal)

Prata Feira Velharias

Otro dia en Braga (Parte II)

Detalle de espejo Barroco Braga

Decía en mi último post que Braga no es todo lo conocida que merece, entre otras cosas creo que por la costumbre de viajar rápidamente, y tratar de ver en un día lo que merecería cuatro o cinco. Y es que Braga da para mucho más de un día, en una visita apresurada. Todo lo que ofrece la convierte en un destino ideal para un viaje de fin de semana largo.

Ya mencioné la concurrida rua Souto, que comienza en Porta Nova y acaba en la Plaza República. En este recorrido pasarás por el antiguo el Palacio Episcopal, hoy Rectoría de la Universidad de Minho, con un chafariz (fuente) en medio.

Rectorado Universidad de Minho Braga

El acceso a su sala capitular es libre. El Ayuntamiento, a la vuelta, tiene una muy bonita fachada barroca que mira al antiguo Palacio Arzobispal, hoy biblioteca y archivo de la ciudad. En aquellos tiempos donde la intervención y poder de la Iglesia era muy alto, la norma no escrita impedía que los edificios civiles tuvieran mayor empaque que los religiosos.

De frente nos tropezamos con la Casa das Bananas. un lugar muy concurrido sobre todo en Navidades. Su dueño, Manuel Rio, para atraer clientela, convirtió hace más de tres décadas este antiguo almacén de plátanos en un pequeño negocio donde se bebía vino moscatel de Setúbal. Lo que empezó siendo una tradición familiar y de amigos, es hoy una costumbre de los bracarenses de tomar una copa con un plátano en el «Bananeiro».


Explorando sus calles adyacentes descubrirás otros edificios interesantes, como el jardín de Sta. Bárbara junto al Palacio Arzobispal (siglo XIV), hoy Biblioteca y Archivo. Como curiosidad si miras detenidamente el edificio verás un toque discordante. En la primera mitad del siglo XX se efectuaron obras de restauración, dotando a los paños de la muralla de un ostensible toque medieval, con la incorporación de saeteras,

Palacio Arzobispal y Parque Sta. Barbara en Braga

Al lado, el excepcional emplazamiento del café Lusitana (Rua Dr. Justino Cruz, 127Folhado del café Lusitana (Rua Dr. Justino Cruz, 127) Braga). Su terraza es una de las más frecuentadas los días soleados, gracias a su singular localización con vistas. Si es por la mañana acompaña tu cafezinho con un pastelito; pero durante la tarde con el famoso “lanche” (merienda), haz como en Roma y pídete un café con unas torradas (pan tostado con mantequilla) o un folhado (aguja de hojaldre).

Tu paseo te llevará hasta la ajardinada Plaza de la República, considerada el corazón de la ciudad, y presidida por una enorme fuente y jardines. Aquí, en las arcadas de la rua do Castelo, se celebra los 4º y 5º sábados de cada mes un mercado de antigüedades y objetos de coleccionismo.

Mercadillo Antiguedades. Rua Castelo. Braga

Mercadillo Antiguedades. Rua Castelo. Braga

Mercadillo Antiguedades. Rua Castelo. Braga

Es una buena opción para hacerte con algún recuerdo original o “pechincha” (ganga). Entra en el café Vianna, un lugar con mucha historia, lugar de encuentro de los escritores Eça de Queiróz y Camilo Castelo Branco, y durante la Guerra Civil española, por ser lugar de encuentro de simpatizantes republicanos.

Vianna Cafe, Braga. Pza Republica

En esta plaza nacen dos grandes avenidas. Una es la Avenida da Liberdade, construida durante el gobierno del presidente Salazar, cuando se tomó la decisión de construir una avenida, entendida como una vía ancha, elegante y atractiva, de transición hacia una ciudad metrópoli (posiblemente a semejanza de la homónima lisboeta).

Teatro Circo y Edificio Zara. Avda Liberdade

Teatro Circo y Edificio Zara. Avda Liberdade

Se demolieron casas y se la dotó de zonas ajardinadas como la vemos hoy. Verás el Teatro Circo, para satisfacer la demanda de la clase acomodada de disponer de un espacio cultural, y otras bonitas fachadas de los años 30, como el edificio donde está el imperio Zara o la Farmacia Brito (Avda Liberdade 709 y 777 respectivamente)

Farmacia Brito en la Avenida Liberdade, una de las principales avenidas de la ciudad

Farmacia Brito en la Avenida Liberdade, una de las principales avenidas de la ciudad

Braga, tras Lisboa y Oporto, es la tercera ciudad más poblada de Portugal con más de 180.000 habitantes, y una de las ciudades económicamente más dinámicas del país. Posiblemente hayan contribuido a ello su excelente localización geográfica, la existencia de dos universidades, laboratorios, viveros tecnológicos y centros internacionales de investigación internacional, y el encontrarse en una región que pasa por ser una de las más eficientes del país.

Aquí se encuentra el Euro Cluster de Vila Nova de Famalicão, que es un gran centro industrial textil. Cuenta con fondos Feder y está especializado en la innovación continua del mundo del textil, ropa técnica y moda.

Boutique multimarca Antónia Lage (Rua D. Afonso Henriques, 110-112)

En el marco de su plan de expansión, grandes cadenas mundiales como Ikea y Primark han abierto aquí recientemente sus puertas. También hay potentes centros comerciales, y paseando por el centro urbano, he visto tiendas de conocidas marcas para nosotros como Purificación García, Bimba y Lola, Zara, Gant, Sephora, etc.., conviviendo con tiendas multimarcas de prestigio internacional (Valentino, Prada, MiuMiu, etc), multi espacios conceptuales y tiendas de artesanos de toda la vida. Todo un popurrí de tiendas en una ciudad que poco a poco, al igual que LIsboa y Oporto en su momento, está comenzando a vivir un interesante movimiento creativo, y en algunos casos “muy cool”.

Confección artesanal de alfombras

Confección artesanal de alfombras. R. Dom Frei Caetano Brandão.

La otra gran avenida es la Avenida Central, donde a mano izquierda verás el Museo Nogueira da Silva, con una colección de pintura, escultura y artes decorativas. Tiene un bonito jardín interior de estilo francés, con fuentes y paños de azulejos. A derecha pasarás por la Iglesia de los Congregados, la universidad de Minho hasta llegar a Casa Rolão, un palacete rococó que perteneció al francés Carlos Rolão que hizo su fortuna como fabricante y vendedor de seda.

En la planta baja se encuentra la librería Centésima Página, tan querida para la ciudad, donde no sólo conviven libros, sino que hay distintos ambientes para relajarse y tomar un café o disfrutar del jardín. Los dos pisos superiores los ocupa Braga ID Concept Store, que merece una parada aunque estuviera vacío.

Este multiespacio presenta el maridaje perfecto entre arte contemporáneo, moda y accesorios para la casa, todo ello “Made in Portugal“de muy alto nivel, y que espera marcar tendencia entre el público más moderno de Braga.

Piezas utilitarias de Oficina de Formiga, Aveiro

Piezas de Oficina de Formiga, Aveiro

Zapatillas de João Stattmiller.

Zapatillas de João Stattmiller. con un diseño único y exclusivo. Fuente: Bragacool

Ropa de diseño como Pé de Chumbo, Luís Buchinho, Greg’s Scarf, À Capucha, las divertidas zapatillas de João Stattmiller, junto con accesorios para la casa como Oficina de Formiga, de los cuales me declaro súper fan con sus platos de flores y figuras, capaces de alegrar cualquier mesa o rincón, Mónica Santos, Lagrima, las cuberterías de Cutipol y, pequeños objetos para llevar de recuerdo gracias al consejo de sus dueños.

Aún son visibles sus maravillosos frescos, estucos y puertas originales que poco a poco y con mucho mimo se están restaurando sin restar protagonismo a las piezas originales; organizan eventos muy variados y exposiciones temporales de artistas, joyeros o escultores.

 

Para comer descubre como hice yo a Retrokitchen, con decoración acogedora y trato familiar. La prioridad máxima de Rui y su equipo es ofrecer una carta reducida con materia prima de mucha calidad. Déjate sorprender por sus platos del día, y no dejes de probar el magnífico tinto de la casa “Repto” de Murça, Duero. Ah, conviene reservar ya que el espacio es pequeño (Rua do Anjo, nº 96).

No olvides visitar el Palacio aristocrático de los Biscainhos (XVII-XVIII), con bonito arte mobiliario y artes decorativas, magníficos jardines con fuentes y estatuas (inspirados en los franceses), cocheras y cocinas. Los jardines son de acceso gratuito en horario de museo.

A poco más de media hora de la ciudad, si quieres ver playas infinitas, conduce hasta Apulia, que forma parte del Parque Natural de la Costa Norte, una zona protegida con bonitas dunas. Para comer pescado muy fresco y de calidad debes ir a Adega do Agostinho, un lugar popular entre los locales de la zona, muy concurrido y siempre lleno (no reservan). Es magnífico su lenguado con una guarnición de grelos, patatas cocidas o el plato de costelinhas (chuletas de cerdo). Su excelente ubicación próxima a la playa, es ideal para dar un paseo después de comer. (R. do Funil 7, 4740-056 Apúlia, Tel. +351 253 981)

Pero también hay inspiración vanguardista combinada con diseño urbano del siglo XIX, y así lo vemos en el Chalet de las Tres Esquinas, próximo a las murallas romanas. Con su aspecto alpino, este anexo a un palacete fué encargado por un portugués que hizo las Américas en Brasil, influenciado por los centroeuropeos que allí vivían haciendo su segunda revolución industrial en importantes colonias como Joinville y Novo Petrópolis, donde vivió el escritor Stefan Zweig.

Esta restauración junto la apertura de restaurantes (Brac, Casa do Pasto) y otros negocios como VIntage Alternative Store, que fomenta el coleccionismo, especializado en “scandi” con precios asequibles, lo convierten en una nueva calle de moda en Braga, que ha impulsado la recuperación y dinamización de la zona. ¿Dónde? En R. Dom Frei Caetano Brandão.

Finalmente, si aún tienes tiempo deberías ir a la vecina Guimarães, (la cuna de Portugal), donde Alfonso Enríquez fue proclamado rey en 1139 y que hoy es una tranquila ciudad de provincias, con un castillo, edificios barrocos y un bonito centro histórico de traza medieval.

La Sorprendente Braga (Parte I)

Celosias Palacio Raio Braga

Braga es una ciudad repleta de tesoros arquitectónicos, conocida sobre todo por ser el mayor exponente del estilo barroco en Portugal. El estar asentada sobre una vasta formación granítica, evitó que sufriera las consecuencias del devastador terremoto de Lisboa (1755). Hoy, la vida gira alrededor de la Catedral (su broche arquitectónico), un rico casco antiguo y un bullicioso ensanche con potentísimo comercio; todo en un pañuelo, que puedes recorrer perfectamente a pie. Una auténtica sorpresa.

Catedral Braga

Tiene más de 2.000 años de historia, ocupada ya por los celtas en la Edad de Hierro (castros como Citania de Briteiros), y luego por los romanos fundando Bracara Augusta, sede administrativa del Imperio.

Con una importantísima Archidiócesis (la más antigua de Portugal desde el siglo XII), se la conoce como “la Roma Portuguesa”, no sólo por el alto número de edificios religiosos, sino también por ser el mayor centro de estudios religiosos del país, contando con dos importantes Universidades.

Llaman la atención los arcos de piedra construidos por encima de la torre. Según parece, se deben a un intento de «mejorar la arquitectura de la Catedral«, en la época del Salazar.

Torre Catedral de Braga

La  Catedral (románica, con trazas de gótico y barroco).con un órgano espectacular,  la Iglesia de Sta. Cruz y la del Hospital, entras otras, no dejan indiferentes en ninguno de sus detalles, y junto con el gran número de plazas, fuentes y zonas ajardinadas, hacen que nuestro paseo sea un continuo descubrimiento.

Iglesia de San Marcos o del Hospital. Braga.

Iglesia de San Marcos o del Hospital. Actualmente funciona una farmacia en el mismo lugar donde durante muchos tiempo estuvo funcionando la del Hospital.

En las afueras de Braga está el Santuario barroco de Bom Jesus do Monte. Construido en el siglo XVII, da una idea de la importante economía que tenía ya entonces. Atrae a penitentes que suben una inmensa escalinata que simula un viaje espiritual a las alturas, adornada con fuentes que representan los cinco sentidos.

unnamed (5)

unnamed (4)

bomjesus

unnamed (1)

Puedes subir los 670 escalones a pie, o bien en el funicular más antiguo de Europa (1882), que funciona por contrapesos de agua y que en 3 minutos te sube a la gran explanada donde se alza  la iglesia.

Funicular

Cerca también están el benedictino Monasterio de San Martín de Tibaes y la espectacular capilla visigótica de San Fructuoso de Montelios, destruida por los árabes y reconstruida en el siglo XI.

IMG_3355

La ciudad tiene innumerables rincones y puntos con identidad propia, como el Arco de Porta Nova, construido sobre restos de la muralla romana, y la peatonal rua Souto que es la principal calle comercial.

Porta Nova.

Es ideal para deambular y realizar compras. Por esta zona se concentran los bracarenses durante el día, en torno a cafés como «A Brasileira«, una reliquia en la ciudad, integrada en un bello edificio antiguo.

braga edificio a brasileira

A Brasileira

Desayuno en A Brasileira

Ricos cafés, pasteles y dulces, en un ambiente cosmopolita, con decoración modernista y mobiliario original. Es de esos lugares al que vas y siempre vuelves. (Largo do Barão de São Martinho 17).

A la vuelta de la esquina, no te pierdas la curiosisima Casa dos Crivos (Casa de las Celosías) donde toda la fachada es una celosía de madera, que permitía a los habitantes de la casa ver sin ser vistos. Refleja el dominante fervor religioso y de recogimiento que se estilaba en el s. XVII. Hoy es un espacio cultural público. (Rua São Marcos, 94).

Casa dos Crivos, rua Sao Marcos 94 Braga

Celosias Casa dos Crivos. Rua Sao Marcos, Braga

Para comer, está el valor seguro de «Restaurante Cozinha da Sé» al lado de la Catedral. Bordan el Bacalao a Broa (bacalao con maíz), los asados y el “Arroz de Tamboril” (arroz de rape). (R. Dom Frei Caetano Brandão, 95).

cozinha da se braga

En cuanto a construcciones civiles está el Palacio do Raio (1754) con su impactante rococó. Primero fue propiedad de un comerciante y caballero de la Orden del Temple, y luego de Miguel José Raio, que hizo su fortuna en Brasil y luego fundó aquí el Banco do MInho.

BRAGA PALACIO RAIO

Hoy pertenece a la Santa Casa da Misericordia, institución benéfica fundada en el siglo XV para dar apoyo a enfermos y discapacitados, y que tiene el monopolio del juego en Portugal. Dentro acoge una interesante muestra de arte sacro.

fachada Palacio Raio

Como excursiones por los alrededores, sin duda hay que visitar Guimarães y Viana do Castelo.

Hay mucho más que contar y que ver en Braga. Pero eso será objeto del próximo Post.

Escapada a Estremoz (Parte II)

En Estremoz todos los sábados, junto al mercadillo de productores, se organiza también uno de antigüedades y brocantes. Tiene una gran variedad de objetos: Muebles de la abuela a los que dar un nuevo aire, piezas sueltas de vajilla, cristalerías, cuberterías y bordados, de todo un poco, y sobre todo, muy vintage.

img_2557-002

cristal-estremoz

Son muy buscados los “bonecos”, piezas policromadas con una función simbólica y decorativa que siguen una técnica con orígenes en el siglo XVII, y que forman parte de los belenes portugueses de barro llamados “présepios”. Se escenifican distintos temas que van desde el mundo imaginario (S. Antonio, S. Juan Bautista), al mundo rural (matanza del cerdo), pasando por el mundo urbano (Casteñera) e incluso Carnaval (El amor es ciego, Primavera).

Desde el Ayuntamiento se ha elaborado un plan para salvaguardar esta tradición y darle visibilidad, con la idea de atraer artesanos a este sector, potenciar la economía local y extender actividades educativas a toda la zona, y con ello asegurar la sostenibilidad del destino.

bonecos

Las ceramistas hermanas Flores son el fruto de una firme vocación artística y, una apuesta por la continuidad del arte del “boneco”. Mantienen un proceso de elaboración totalmente artesanal, y su nombre ha logrado consolidar el estilo personal que identifica su obra. Su fuente de inspiración son las antiguas piezas del Museo Municipal Professor Joaquim Vermelho, pero también ofrecen un conjunto de creaciones propias, que son ya un clásico en su repertorio. Son muchos los turistas que se llevan una pieza como recuerdo para decorar sus casas en Navidad. Su tienda-taller está en: Largo da República, nº 16 A – Tel.: 268 323 350.

El Museo se encuentra frente a la Pousada Rainha Isabel en la parte alta de la ciudad, y ofrece al visitante una importante colección de bonecos antiguos y otras interesantes piezas etnográficas, como es la reproducción de una casa alentejana, restos arqueológicos de la época romana y azulejos, entre los que llaman la atención (o por lo menos a mi) los de cuerda seca sevillana del siglo XVI.

boneco2

Los sevillanos enseñaron a los portugueses esta técnica, que consistía en perfilar los dibujos del azulejo con una cuerda impregnada en grasa para delimitar las áreas, y evitar así que no se mezclaran los colores. Se diferencian del resto de técnicas porque puede apreciarse una especie de relieve entre un color y otro. En el Museo del Azulejo de Lisboa ubicado en un convento manuelino del siglo XVI, tienen ejemplares muy bien conservados. No dejes de visitar este secreto tan bien guardado la próxima vez que viajes a Lisboa. ¡Te sorprenderá!

 

 

Escapada a Estremoz (Parte I)

A unos 50 km. de la raya portuguesa, con una excelente ubicación en el centro de la región del Alentejo Central, se encuentra Estremoz, una ciudad del distrito de Évora, con una población de unas 7.000 personas, conocida por sus canteras de mármol y extensos viñedos.

a-vista-de-pajaro

Es una sencilla y sosegada ciudad de provincias, que tiene un atractivo centro histórico con tranquilas plazas, zonas ajardinadas, naranjos alineados y fuentes.

castillo2

parque

Son bonitas sus calles estrechas y empinadas coronadas con un castillo del siglo XIII, hoy convertido en Pousada, con una imponente Torre de Homenaje.

torre1

estremoz-parte-alta

La parte baja de la ciudad, con su Rossio (centro neurálgico) tiene un curioso entramado urbano, en el que hay incluso un sencillo aunque llamativo edificio de estilo modernista. Se trata del Café Aguias d’Ouro, que desde principios del siglo XX es un lugar de reunión y tertulias.

fachada-restaurante

Otros destacado monumento es el Convento de las Maltezas, un precioso convento del siglo XVI, con un claustro clasificado como patrimonio nacional, y que acoge también el Museo de la Ciencia y de la Tecnología en la planta superior.

mostezas

Los sábados todo gravita alrededor del mercado semanal en el Rossio. Desde bien temprano, los paisanos de las aldeas cercanas montan sus puestos con productos de la huerta. Desde pequeños animales de corral, pasando por olorosos quesos, chacinas, hierbas aromáticas y rebosantes puestos de frutas y verduras.

Alrededor del mercadillo existen atractivos comercios. No te pierdas alguno de ellos:

Pastelería Formosa: Pastelería muy bien surtida. Destacan sus “gadanhas”, pequeños pasteles hechos a base de almendra y huevos. El nombre le viene dado por la estatua del dios Saturno portando una guadaña que hay en una de sus múltiples fuentes. Saturno representa la abundancia y la guadaña la brevedad de la vida y el paso del tiempo, temas muy en boga durante el barroco. (Rossio, Marqués de Pombal 93).

formosa-pasteleria

Ultramarinos Mais uma Loja: Vende vinos de la comarca, entre ellos Herdade das Servas y Monte dos Cabaços, dos buenas referencias alentejanas de la zona. (Rossio, Marqués de Pombal, 73).

vinos

Panadería Aquí Há Pão: Una sencilla panadería que vende panes artesanales y otros dulces. Recomiendo el pan de maíz (broa). Te cortan el pan para que te lo puedas llevar cómodamente de vuelta a casa. No hay excusa! (Rossio, Marqués de Pombal, 81).

Supermercado Pingo Doce: De vuelta para España puedes parar en este supermercado y llevarte productos para llenar tu despensa y/o bodega. Los vinos aquí tienen unos precios muy manejables. Si los quesitos no los has comprado en el mercado el sábado, puedes llevártelos de aquí.  Destaco el «piri piri«, que es una salsa picante de chile que acompaña todos los platos, que se incorporó a través de sus colonias africanas. Esto y el cilantro, son los dos aderezos básicos y diría que esenciales de la cocina portuguesa.

img_3095-002

«Pingo Doce» está en la rua 20 de Janeiro 18. Al final del Rossio, si giras a la derecha (en la esquina hay un Banco Espirito Santo), pasas por un arco-antiguo acceso al pueblo que hace la vez de túnel. Si sigues de frente y recto, esta calle te lleva al supermercado.

Tienda Xenia: Aparte de ropa de caza de una conocida marca inglesa, venden los típicos capotes alentejanos de doble capa. (Rossio, Marqués de Pombal, 25) Tel 268 322 788.

En cuanto a Restaurantes:

Venda AzulPequeña casa de comidas, (casa de pasto) atiborrada de locales, lo cual siempre es una referencia. Todos los platos son muy, muy caseros. Recomiendo toda los platos de carne de cerdo ibérico: Lagarto, secreto y pluma a la plancha. Todos los platos vienen acompañados de una rebosante bandeja de ricas y tostadas patatas fritas. En cuanto al pescado, sugiero sin duda el bacalao con garbanzos y el choco frito que llega fresco del Algarve. Se pueden pedir medias raciones, lo cual siempre es un alivio. Su puding Molotov es de chuparse los dedos. Vinos: Herdade das Servas en tinto y Marqués de Borba en blanco. Bueno, bonito, barato, raciones inmensas, personal encantador. No se reserva al mediodía, pero si a la noche (Rua Victor Cordon, 39 – Tel. 351 961 941 394).

Alecrim: Recientemente inaugurado, pertenece a la misma propiedad que «Gadanha Mercearia«. Decoración tipo scandi. Sirven tapas y raciones de bacalao, quesos de la zona, ensaladas, etc Enorme carta de vinos (Rossio Marques De Pombal, 31-32. Tel 351 268 324 189).

Gadanha Mercearia: Su inspiración son los típicos platos alentejanos con un toque de originalidad y sofisticación. Prueba su sabrosa sopa de tomate y su plato de careta de cerdo ibérico. Tienen un tienda de ultramarinos gourmet (mercearia) con una extensa variedad de vinos de Estremoz, alentejanos y portugueses (Largo Dragões de Olivença 84 – Tel  351 268 333 262)

gadanha-mercearia

Alojamiento

Si decides instalar tu campamento base en Estremoz te recomiendo instalarte en el «Hotel O Gadanha» si vas en plan “low cost”. Es muy básico pero con un servicio sobresaliente y una limpieza inmaculada; ubicado en el centro del pueblo y a dos minutos andando del Rossio. Recuerda pedir habitación en el piso superior y con terraza. Tienen parking gratis a la puerta que debes reservar. (Largo General Graça nº 56 7100-112 Estremoz – Tel: 268 339 110).

Si por contra prefieres acomodarte a lo grande, disfruta de tu estancia en la «Pousada Rainha Santa Isabel»: Largo D. Dinis 7100 Estremoz. Tel 268 332 075. Aparcamiento sin problema. Todo soberbio: El edificio, las instalaciones y la vista.

Rutas turísticas por los alrededores-

Ruta del Vino: El Alentejo se divide en tres distritos (Beja, Évora y Portalegre) y cada uno tiene una ruta vinícola bien definida. Estamos en la ruta de Évora, y sólo en Estremoz hay muchas bodegas que visitar. João Portugal Ramos, Quinta do Carmo, Herdade Vinhos Dona Maria, Monte Seis Reis, son solo unos cuantos nombres. Hay muchos más…

Ruta del Mármol: Desde la época de los romanos, la extracción de mármol en Estremoz, Borba y Vila Viçosa es una de las actividades económicas más importantes de la región, y que además han abastecido a buena parte de los monumentos de la península ibérica. De Estremoz por ejemplo salió el mármol que decoró el templo de Diana en Évora, con el que construyó el Circo de Mérida, la Torre de Belem, el Monasterio de los Jerónimos en Lisboa o el espectacular Monasterio de Batalha, entre otros.

Hoy esta ruta es un novedoso recurso turístico, donde de la mano de un geólogo conocerás el proceso de evolución y transformación del mármol. Desde la extracción en canteras a cielo abierto donde bajas entre 40-90 m. o directamente en minas, hasta su preparación y elaboración. En la actualidad el mayor mercado para el mármol de esta zona es Arabia Saudí y los países del sureste asiático.

Por último, la siempre útil Oficina de Turismo, te facilita mapas, información y direcciones de interés (Rossio, Marqués de Pombal. Tel 268339227).

castillo1

Conociendo un Poco Más el Mundo del Vidrio y la Porcelana

Marinha Grande, en la zona central de Portugal, es el centro neurálgico de la fabricación de vidrio tallado portugués, debido a la abundancia de la materias primas necesarias para su fabricación como son la arena de la playa (sílice) y antiguamente la leña (energía), que se extraía del cercano Pinhal (pinar) de Leiria.(también conocido también como Pinhal do Rei), aunque hoy se utilizan otros combustibles. Leer más

En el Mercadillo de Sao Martinho do Porto

Sao Martinho do Porto es un pequeño pueblo vacacional de la llamada Costa de la Plata, a 13 km. Nazaré y 15 km. de Foz de Arelho. Tiene una bonita bahía en forma de concha muy cerrada, que filtra el gran oleaje propio de las playas abiertas del Atlántico, lo cual la hace muy conveniente para niños. La playa, como todas las que he visitado por esta región, tiene unos simpáticos toldos rayados, que puedes alquilar por unos 7€ el día completo.

SAO MARTINHO PORTO TIENDAS PLAYA

El pueblo en sí no no tiene mucho que ver, pero tiene el mercadillo de antigüedades más completo que he visto hasta la fecha por esta región, que se celebra los cuartos domingos del mes.
smportoplayaplaya
Desde bien temprano por la mañana el Paseo Marítimo llamado Avenida Marginal, se transforma en una largo y tumultuoso mercadillo de antigüedades, que sorprende a los visitantes. Los vendedores van ocupando el espacio con mesitas de apoyo o cubriendo el suelo con grandes telas sobre las que exhiben sus piezas.
smo3
De lo que más hay son piezas sueltas de vajilla de las celebres Sacavem o Vista Alegre, así como  de piezas cerámicas de Bordallo Pinheiro. Esta zona (eje de Caldas de Rainha hasta Aveiro), rica en suelos arcillosos caolinicos, cuenta con un gran numero de fabricas de cerámica, donde las arcillas debidamente transformadas por la acción del calor y de  las manos del artesano al horno o con moldes, se convierten en bonitas piezas.
smo4

Se respira vidilla, ruido, desorden, tumulto, mezcla de locales y veraneantes, exceso de objetos. Realmente un lugar muy recomendado para amantes de piezas con algo de historia, recuerdos de la abuela o cazadores de gangas.

smporto2
smo2
sm06
sm07

Después de recorrer exhaustivamente el paseo, un refrescante baño y una tonificante comida en la que sobresalieron unas almejas bulhao pato y unas sardinas asadas, que me devolvieron a la vida !

smporto5bulhaopato