Regreso a la Edad Media: Cós, Convento con Historia

Exterior_convento_Cos

Monasterios con Historia

Cuando visité por primera vez la zona de Alcobaça realizando la Ruta de los Monasterios en la región Centro de Portugal, quedé impresionada al poder contemplar los más bellos edificios religiosos de Portugal, expresión de ese catolicismo tan enraizado en todas sus expresiones artísticas que existe en la región. Ni que decir tiene que cuando paseé por el casco antiguo de ciudades como Alcobaça, Batalha o Tomar, me perdí entre sus calles imaginando historias de la época medieval, de los templarios, de los monjes cisterciense, de caballeros y damas en sus castillos.

Pero también, la hora de picar algo dulce se hizo una delicia, pues estuviera donde estuviera siempre había un dulce conventual distinto por probar, como el esponjoso «Pão de Ló» (bizcocho) como el que tienen en ALCOA, pastelería que lleva desde 1957 ofreciendo el mejor sabor para endulzar nuestros mejores momentos. Fue un viaje inolvidable.

  • dulce_premiado
    Las monjas utilizaban las claras de los huevos para planchar y crearon ricas recetas para aprovechar las yemas
  • pao_de_lo_alcobaca
    Pão de Ló, dulce conventual, un bizcocho ligero y súper esponjoso ©casanaaldeia

Descubriendo el Convento Medieval

Conocido por el Convento de Cós, la historia de lo que fue esta comunidad es dilatada. Sus orígenes se remontan según unos, hacia 1241 debido a una agrupación de mujeres devotas que ayudaban en las tareas de limpieza del cercano Monasterio medieval de Alcobaça, como el lavado de la ropa de los frailes y otros menesteres. Otros, dicen que fue en 1279 cuando D Fernando, Abad de Alcobaça, cumpliendo una cláusula testamentaria del rey Sancho I de Portugal, levantó este templo dirigido especialmente a todas aquellas viudas que quisieran llevar una vida piadosa

Quiera que fuera, esta comunidad de monjas bernardas, dependiente administrativa y económicamente de Alcobaça, con el tiempo se convirtió en uno de los conjuntos monásticos más importantes de la región y el más importante sin duda de la rama femenina de la Orden de Cister.

En los mejores momentos de su historia este cenobio llegó a albergar a una centena de mujeres, que habían optado por una vida en penitencia por vocación espontánea o impuesta para servir a alguna estrategia de intereses paternos y también como refugio de damas de la nobleza que se instalaban en calidad de «pensionistas» y que gozaban de total libertad para visitar a su familia o viajar a la Corte para ver al Rey. El Convento contaba con espacios anexos para instalación de invitados, personal de apoyo, bodega y granero.

Su ubicación cumplía todos los requisitos del Císter para fundar un nuevo monasterio: Agua potable abundante y permanente para uso doméstico y riego agrícola por su proximidad con el río Cós, estar en un lugar apartado y sus 4 hectáreas de tierras cultivables para autoabastecerse. 

Hoy, lo que antiguamente eran los graneros y bodegas son dependencias de artistas locales, y venta de cuadros y cestería artesanal portuguesa, donde destacan los famosos bolsos tradicionales que se realizan a partir de junco teñido.

Bolso_mimbre_portugues

Bolso de junco siguiendo la tradición portuguesa

La vida monástica se desarrolló sin interrupción hasta 1834, año en el que las monjas fueron exclaustradas, de acuerdo con el decreto de disolución de las órdenes religiosas, firmado por la reina liberal María II.

Convento de suntuoso interior  

De la primera edificación medieval no queda resto alguno, quedando solo en pie la iglesia, la sacristía y vestíbulo, fruto de trabajos realizados sobre todo en los siglos XVI y XVII que dan testimonio de la riqueza de lo que fue esta comunidad, junto con la zona de los dormitorios, tres pisos destrozados por la invasión napoleónica y los múltiples pillajes tras la desamortización eclesiástica. El exterior de un aspecto sobrio y austero contrasta con la ornamentación suntuosa de su interior.  

 

azulejo_figura_avulsa

Revestimiento de azulejo de figura avulsa en el coro. Esta denominación se debe a que la figura representada flota solitaria en el espacio del azulejo, complementada tan solo con un adorno que se repite en las cuatro esquinas de la pieza

La realeza y nobleza mantuvieron un interés especial en Cós, como demuestran los maestros que aquí trabajaron y las magníficas obras patrocinadas por ellos. Dotada de una única nave de 50 metros de longitud, las paredes laterales están revestidas de paneles de azulejos de alta calidad. Entre los aspectos más destacados se encuentran los techos artesonados de la nave, el coro y la sacristía revestidos con 80 casetones de madera policromada que muestran alusiones a los santos, a la Virgen María y otros símbolos alegóricos relacionados con el Císter. 

 

pintura_de _epoca

Detalle de la pintura polícroma de Pedro Peixoto, que también realizó encargos en Braga y en Peniche

Expresión del «horror vacui», un gran altar del siglo XVII donde una gran cantidad de adornos invade toda la superficie. Estamos en pleno barroco y este periodo en Portugal es notable. Sus cuatro columnas salomónicas son las encargadas de dar al retablo una disposición más escultural que arquitectonica, más dinámica y plástica que estática, que se prolongan al ático en forma de arquivoltas que acompañan hojas de vid y racimos de uvas trepando por sus fustes, combinadas con «puttis» y otros ornatos.

 

interior_nave_cos

Panorámica de la iglesia ©Bosc d’anjou

Finalmente, entre las pinturas, destacan las telas alusivas a la vida de San Bernardo y un cuadro de la sevillana Josefa de Óbidos, una monja que colgó los hábitos, una rareza en la época ¡para dedicarse a la pintura! En su obra están las huellas de Zurbarán.  En el exterior, realzando la entrada, se encuentran las estatuas de San Benito y San Bernardo. 

 

coro_iglesia_cos

Interior del coro desde donde cantaban los oficios divinos

 

Reja_separadora_coro

Reja que separa el coro de los feligreses

El coro está formado por un conjunto de sillería, en dos niveles.Tras una reja de madera en talla dorada y azul verdoso, se encuentran 106 sillas, magníficamente talladas y admiradas por los amantes del arte. En el lienzo del fondo del coro se encuentra una puerta de estilo manuelino, compuesta por dos esferas armilares (astrolabio esférico usado por los marineros lusos en su era de los descubrimientos), armas reales y una cruz de Cristo.

 
Rejas_iglesia

Detalle de las rejas en perfecto estado aún sin restaurar

 

puerta_manuelina_convento_cos

João de Castilho, arquitecto de origen cántabro, autor de esta puerta manuelina. Otras obras suyas son: los Jerónimos de Lisboa y el Convento de Cristo en Tomar; considerado el mayor arquitecto portugués del siglo XVI ©E Barrento

La sacristía está revestida por 10 paneles de azulejos azules y blancos que muestran escenas de la vida de Bernardo de Claraval, junto con un interesante lavatorio milagrosamente en pie. 

 

magnificos_artesonados

En el interior de la sacristía ©A Maianos

 

lavamanos_sacristia

Lavatorio de la sacristía. El revestimiento de la pared está en un plano, pero con el trampantojo que se crea al dibujarlo produce una ilusión óptica, dando la sensación de que el lavatorio está encajado en esa falsa hornacina

El convento, clasificado como Inmueble de Interés Público desde 1946 por la riqueza de sus elementos decorativos barrocos, forma parte de una ruta monástica junto con el Monasterio de Santa Maria de Alcobaça y el Monasterio de Santa María da Vitória en Batalha, finalizando en Tomar, con el paradigmático Convento de Cristo.

Termina la jornada haciendo shopping en Outlets

Esta zona reúne un número significativo de Outlets de menaje de cocina, vajillas y cristalerías, de estupendisimas marcas, a precios más económicos de lo habitual. Date una vuelta, no defrauda. (Dirección al final del post)

outlets_economicos

Las vajillas de gres soportan sin problema condiciones de temperatura extrema en hornos, microondas y congeladores

Y como alojamiento, un hotel campestre «muy fin de siècle»

Entre Alcobaça y Nazaré una antigua granja agrícola reformada es ahora un hotel campestre total, una maravilla de la simplicidad y el »rural-chic». El Hotel Quinta do Campo es el punto de partida ideal para explorar la región central de Portugal. Única de las diez Granjas Agrícolas levantadas por los Monjes del Císter en el siglo XIII durante la construcción del Monasterio de Alcobaça, que aún sigue en pie.

lanzas_batallas_napoleonicas_quinta_do_campo

La cercana región de Torres Vedras desempeñó un papel esencial en las líneas de defensa de Lisboa contra las tropas de Napoleón. Aquí descansaron las tropas francesas, y se dejaron sus lanzas camino de la batalla…

Reconstruida en el S. XIX, dispone de ocho habitaciones con salas de estar y biblioteca decorado con muebles de época, con chimenea y jardines, muy en el estilo «Downton Abbey». Para una estancia más íntima y autónoma, dispone de diversos apartamentos de una o dos habitaciones, o tipo estudio, con cocina completamente equipada. Es una opción excelente como punto de partida para explorar la región Central de Portugal. Las playas de Nazaré se encuentran a 5 km, el Monasterio de Alcobaça a 7 km  y el Monasterio de Batalha a 20 km. !Todo en un pañuelo!

 

acogedora_sala_estar

Sala de estar con mobiliario de época, muy «comfy»

 

inmensa_bilbiotea

En la biblioteca de Quinta do Campo dan ganas de leer y no salir !

Localización 

Horario del Convento:
de martes a sábado 09h30-12h30 | 14h00-18h00  –  domingo 14h00-18h00
Visitas guiadas gratuitas. Se recomienda entregar una propina al guía al finalizar la visita

Teléfono: (+351) 969 642 970

Otras direcciones

  • Hotel Quinta do Campo R. Carlos O`Neill 20, 2450-344 Nazaré. T 351 262 577 135
  • SPAL Ponte da Torre, Valado Dos Frades, Alcobaça. T 351 262 580 400
  • Alcoa Praça 25 de Abril 44, Alcobaça. T 351 262 597 474 (frente al Monasterio de Alcobaça)

Posts Relacionados

Conociendo un Poco Más el Mundo del Vidrio y la Porcelana

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.