Probando la Tradicional Pasteleria Portuguesa

A los portugueses les gustan esencialmente dos cosas: El bacalao y los dulces (y la verdad no sé en qué orden). La pastelería portuguesa de origen conventual sorprende por su variedad y calidad. Es muy habitual verles merendar («lanchar») por las tardes en las cafeterías, un café acompañado de un dulce o unas tostadas («torradas»).

Tostadas para merendar con mantequilla

Tostadas con mantequilla

Es en la zona centro (área de Alcobaça, Tomar, Coimbra) donde puede que existan más tipos de dulces (debido probablemente al número de conventos y monasterios que hubo en el pasado), y donde sigue viva esta tradición, presente en cafeterías y pastelerías especializadas.

pastel con crema

De los dulces más conocidos son en primer lugar y por supuesto los mundialmente conocidos Pasteis de Natas, elaborados a base de hojaldre y nata, azúcar y yema de huevo, se sirven espolvoreados con azúcar glas y canela- Lo suyo es tomarse un par acompañado de un rico y humeante café Delta por supuesto.

pasteis-belem

El clásico Pasteis de Belem

La unidad suele costar desde 0.80€ a 1.20€ en cualquier pastelería lusa. Se cree que se inventaron en una pastelería en Belem próxima al Monasterio de los Jerónimos que guarda celosamente su formula patentada, donde siempre hay un rosario de gente haciendo cola, pero la que se lleva todos los premios es Pastelería Aloma cerca del mercado foodie de Campo de Ourique (Rua Francisco Metrass, 67), en el Aeropuerto de la ciudad  y en Junio de este año, abrió  un «corner» en las Galeries Lafayette de París (la mayor colonia de portugueses en el extranjera se encuentra en la capital francesa).

Aloma_Galeries_Lafayette (1)

El tranvia 28 te saluda lleno de dulces (Galeries Lafayette, París)

También están los bolos de arroz que son unos bollitos muy esponjosos con una textura parecida a la magdalena pero que lleva incorporado una cantidad mínima de harina de arroz en la masa, las clásicas queijadas de la repostería tradicional lusa, los milhojas o el esponjoso bizcocho pao de ló, que acompaña estupendamente con un vino de Oporto.

El Bolo Rei es el equivalente a nuestro roscón de reyes y se consume principalmente durante las fiestas navideñas. Es más compacto que nuestro roscón y lleva una inmensa variedad de frutos secos, frutas escarchadas y azúcar tostado. En vez de un regalito, lo acompañan de una «faba seca», por lo que si te toca te comprometes a pagar el del año siguiente. Se puede comprar por ración o la pieza entera. Contundente, pero extraordinario si eres laminero.

bolo rei un dulce tipico de navidad

El Bolo Rei, exquisito dulce navideño

dulces de chaves

Dulces típicos de Chaves

Un comentario

  • Enrique Sánchez Díaz

    He puesto el comentario sobre los dulces conventuales en el correspondiente a Lisboa.
    Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.